eldiario.es

Menú

La ciudadanía del sur de Tenerife muestra su profundo rechazo a la violencia machista

Centenares de personas se concentran en el Centro Cívico de El Fraile para condenar el asesinato de una vecina de ese núcleo de Arona

- PUBLICIDAD -
Concentración celebrada este jueves en el barrio El Fraile, en Arona

Concentración celebrada este jueves en el barrio El Fraile, en Arona

La plaza del Centro Cívico de El Fraile (Arona) ha acogido esta tarde de jueves una concentración ciudadana en la que centenares de personas se han unido para mostrar su rechazo a toda forma de violencia de género, para condenar públicamente el asesinato de una vecina de ese núcleo de Arona y para manifestar su pésame y apoyo a la familia de la víctima, una mujer de 28 años residente en El Fraile.

Este acto institucional y cívico contó con el respaldo de diversas asociaciones de mujeres de la isla, de la Red de Municipios del Sur de Tenerife por la Igualdad de Género, de diversas administraciones públicas, de los representantes de los diferentes cultos presentes en el municipio, de colectivos ciudadanos y de entidades sociales y empresariales de la comarca.

El alcalde José Julián Mena leyó un manifiesto en nombre del pueblo de Arona (se recoge a continuación). Además, se celebró  un minuto de silencio en recuerdo de la víctima y los asistentes pudieron reflejar por escrito su pesar y sus condolencias a la familia.

Panel para firma y mensajes en el barrio en que se produjo el asesinato

Panel para firmas y mensajes colocado en el barrio en que se produjo el asesinato

Manifiesto de Arona contra la Violencia Machista

"Nos reunimos hoy aquí, en El Fraile, para mostrar nuestra más enérgica condena y repulsa al asesinato de una vecina de nuestro municipio, una tragedia que ha sumido a Arona en el más profundo pesar.

Mujeres y hombres, madres y padres, todos y todas, en definitiva, personas unidas y profundamente consternadas por el asesinato por violencia machista que tuvo lugar en nuestro municipio en el día de ayer.

Hablo en representación de la ciudadanía de este municipio, pero también como vecino de Arona y como hombre porque, como sociedad plural, multicultural, abierta, tolerante y solidaria, debemos ir todos y todas de la mano para derrotar toda forma de violencia y alcanzar una igualdad efectiva de derechos y libertades.

Hoy nos congregamos para manifestar públicamente nuestro más profundo rechazo a cualquier forma de violencia y, en especial, a la violencia de género.

Nuestro pensamiento está con los familiares de la víctima en este difícil trance, en el que somos conscientes de que no hay  palabras que puedan mitigar el dolor y el sufrimiento y donde nos comprometemos a ofrecerles los recursos que pueden serle de ayuda en estos duros momentos.

Sufrimos la pérdida de una vecina, con sus metas profesionales, sus ilusiones vitales. Ella no es un número. Como sociedad comprometida, debemos velar por los derechos de su familia y, especialmente de su hijo.

Por ello, pido respeto a la investigación judicial, porque lo más importante es que se haga justicia y que no colaboremos, inconscientemente, en estigmatizar a un menor. Por eso, en un ejercicio de responsabilidad, que hemos valorado con nuestros juristas y técnicos municipales, hemos decidido proteger su identidad.

No queremos saber los detalles del asesinato. No hay nada que justifique esta aberración. Se ha quitado una vida y queremos que se haga justicia, con respeto al Estado de derecho y con todas las garantías de una sociedad democrática.

Hasta hace poco tiempo, el maltrato hacia la mujer permanecía en el secreto de las familias y ha sido necesario un proceso de concienciación y sensibilización pública para hacer visible la magnitud y gravedad de este atentado machista.

La violencia de género no tiene fronteras y cualquier mujer, por el hecho de serlo, puede sufrirla, independientemente de sus circunstancias económicas, laborales, sociales o educativas particulares. Es universal, no entiende de edad, de condición social ni de nacionalidad y constituye un instrumento de dominación y control.

En definitiva, la violencia machista, en todas sus formas, atenta contra la dignidad, la integridad y la libertad de las mujeres, pero también es una agresión a los valores democráticos y a la sociedad en su conjunto.

Como institución pública, seguiremos trabajando  en la línea de la prevención e intervención en materia de violencia de género y políticas públicas de igualdad, aunando esfuerzos para poder combatir esta lacra social. Seguiremos implementando medidas e incrementaremos los esfuerzos que se están haciendo en la prevención, atención e intervención con mujeres víctimas de esta violencia y sus hijos e hijas.

Alcemos la voz contra los agresores, denunciemos cualquier manifestación o expresión de violencia y generemos actitudes de rechazo social hacia la violencia contra la mujer.

El pueblo de Arona agradece su presencia. Sin el apoyo de la ciudadanía y de todos los presentes hoy aquí, esta condena no sería posible. Una vez finalice el minuto de silencio, les invitamos a mostrar sus condolencias en el panel que se ha habilitado en la plaza.

A continuación y en homenaje a nuestra vecina y a todas las víctimas de la violencia de género, guardaremos un minuto de silencio".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha