eldiario.es

Menú

"Los aroneros han pagado de su bolsillo más de cinco millones por sentencias judiciales de mandatos anteriores"

José Julián Mena, alcalde socialista de Arona, repasa en esta entrevista el pasado cercano y el hoy del municipio sureño, y además expone su proyecto político para afianzar el futuro en esta turística y rica localidad de Tenerife 

"De los principales asuntos pendientes, uno es ver construido el Hospital del Sur, uno digno de ese nombre y no la tomadura de pelo que llevamos años viviendo"

"Como alcalde del municipio donde está el hospital, no entiendo que el consejero Baltar no se haya dignado a llamarme para decirme cómo van los trámites"

"El Gobierno canario, por intereses que a este alcalde se le escapan, ha obviado [la rehabilitación] de Costa del Silencio y se ha dedicado a elaborar [planes] para Las Américas y Los Cristianos, legalizando algunos disparates"

"Arona y Adeje tenemos necesidades comunes que las estrategias del Cabildo o del Gobierno de Canarias no saben afrontar"

"Tengo intención de plantear a la asamblea local que deseo repetir candidatura. Pero eso toca más adelante. Ahora estoy centrado en el trabajo municipal"

- PUBLICIDAD -
Retrato de José Julián Mena, alcalde socialista de Arona

Retrato de José Julián Mena, alcalde socialista de Arona

José Julián Mena Pérez es en la actualidad el alcalde socialista del municipio de Arona, en el sur de Tenerife. En ese consistorio, gobierna con el apoyo de Ciudadanos por Arona, pues su partido se quedó a un concejal de la mayoría absoluta. Mena está convencido de que tal pacto político, firmado por dos fuerzas "progresistas", es para los cuatro años de mandato, hasta 2019. Este alcalde representa la transición de CC al PSOE en ese Ayuntamiento sureño, tras no pocos casos de corrupción local ya condenados y que han afectado sobre todo a cargos públicos de CC. También a alguno del PP.

Arona se ha convertido, junto a Adeje, en uno de los municipios más ricos de Tenerife y Canarias, sobre todo por la consolidación en su litoral de las actividades turísticas. Ello no implica, como reconoce Mena, que todo esté resuelto, sino que hay problemas comunes a los de toda Canarias: en sanidad pública, paro, pobreza, infraestructura... De todo esto y del coste que ha tenido la corrupción en el municipio, habla el regidor local del PSOE en esta entrevista.

Tras varios mandatos con CC al frente del municipio, de manera especial con el hoy condenado por corrupción José Alberto González Reverón, el PSOE regresa con fuerza al Gobierno local, tras la elecciones de 2015, gracias a que obtiene 12 concejales, a solo uno de la mayoría absoluta. ¿Este respaldo ciudadano tan potente solo es atribuible a los errores de CC o también hay que añadir algo del haber de los socialistas?

En realidad, desde el primer día como alcalde nos propusimos como grupo de gobierno no mirar hacia atrás. El día que entramos a gobernar vimos que no teníamos tiempo de hablar de la mala herencia recibida porque había que afrontar muchas, muchísimas, cuestiones pendientes que tenía Arona. No nos eligieron por el castigo a otros, sino para poner en marcha un proyecto. Y ese proyecto marcha bien, con iniciativas ya en marcha, como #AronaAvanza, que contempla más de siete millones de euros en inversiones solo este año, algo que no se había hecho nunca. 

¿Habrá estabilidad total en su mandato? ¿El PSOE tiene este asunto controlado con el apoyo de Ciudadanos por Arona? ¿Está tranquilo y trabaja con seguridad en este aspecto?

Tenemos un pacto para cuatro años. No nace del reparto de poder, sino de la coincidencia de que el municipio necesita estabilidad para centrarse en los problemas pendientes y en los proyectos que tenemos por delante. De tal manera que quien necesita estabilidad no es el PSOE, sino Arona. Creo que a ambas formaciones nos importan nuestras vecinas y vecinos. Además, ambas somos fuerzas de carácter progresista, por lo que existe una mayor coincidencia en los planteamientos políticos y los objetivos a alcanzar.

¿Cómo califica o qué le parece el trabajo que hasta hoy ha desarrollado la oposición para contribuir a la resolución de los principales problemas del municipio? Me refiero sobre todo a CC y PP. ¿Cómo los ve y qué echa de menos?

En un sistema democrático es muy importante la labor de gobierno, pero también la de oposición. A mí me ha tocado durante una etapa ejercer esa labor, por lo que voy a ser siempre respetuoso con ella, ya que me parece fundamental el control a la acción del gobierno y la labor propositiva desde otros grupos políticos. No me toca a mí poner nota a la labor que realizan los grupos de la oposición, sino que será la ciudadanía con su voto en 2019 la que valore todas esas funciones, la de gobierno y la de oposición, y cómo estas se hayan ejercido.

¿Ha sido difícil empezar esta nueva etapa tras tanto problema judicial relacionado con la corrupción de políticos antes en la Corporación local? ¿Cómo ha notado esa presión, de qué manera ha influido en los inicios y cuál es la coyuntura actual?

Como le comentaba antes, tratamos de no estar mirando hacia atrás todo el tiempo. ¿El coste? Pues, entre otras cosas, las aroneras y aroneros han pagado de su bolsillo, hasta hoy, más de cinco millones de euros en sentencias judiciales de aquella época. Hay otros procedimientos judiciales pendientes y esperemos al resultado. Pero, insisto, trato de gobernar mirando al frente y poniendo las luces largas, no mirando por el retrovisor. Arona avanza y se trata de eso.

¿Le llegó el desespero de los empleados públicos por tanto conflicto político y legal?

Claro. Uno de los colectivos más castigados fue el de los empleados públicos. Entiendo las difíciles situaciones que han vivido y me consta que incluso ello ha supuesto un sufrimiento personal para algunos. Parte de mi trabajo es restablecer la confianza y el sosiego para que puedan llevar a cabo su trabajo en condiciones normales, apegados a la ley y al interés público. Su trabajo es fundamental y es el que mueve la locomotora.

¿Qué experiencias ha conocido en la casa en este año y medio de alcalde que no le hayan dejado dormir o que al menos le hayan parecido sorprendentes?

Sin duda, el derrumbe del edificio de Los Cristianos es un hecho que te marca como persona, no solo como alcalde. La muerte de siete personas no es fácil de olvidar. En un primer momento, tienes la obligación de mantener la cabeza fría, de tomar decisiones como alcalde que eres. Mi obligación era estar al pie del cañón. Lo más duro, aquellas situaciones que no puedes olvidar como ser humano, vienen después. No me quito de la cabeza a los hijos que quedaron sin padres y a los padres y madres que perdieron a sus hijos. Vidas segadas en un instante. Es terrible.

¿Qué problemas básicos tiene hoy Arona y cómo pretende solucionarlos, a través de qué vías en manos del Ayuntamiento?

Arona tiene muchos asuntos pendientes. Uno de los principales, ver construido de una vez el Hospital del Sur, un hospital digno de ese nombre y no la tomadura de pelo que llevamos años viviendo. No depende de nuestras competencias, pero no vamos a dejar de denunciar la dejadez que las instituciones supramunicipales han tenido con esa obra. Además, hay una fuerte situación de desempleo y de carencias básicas sociales. Hemos reforzado las áreas pendientes de dichas acciones. Así, tenemos una Tenencia de Alcaldía solo para la promoción económica, cuyo principal objetivo es la creación de empleo. Además, Asuntos Sociales ha venido reforzando sus competencias y creando servicios nuevos. La principal preocupación son las personas, las aroneras y aroneros y su situación personal.

Otros desafíos son el estado de las carreteras y calles o de las infrastructuras deportivas, por ejemplo, y ahí estamos actuando directamente. Estamos a punto de adjudicar, en las próximas semanas, la segunda fase del plan de asfaltado, que rehabilitará 44 vías; está en obras el pabellón deportivo del Valle de San Lorenzo; hemos cambiado el césped de los campos de fútbol y renovado los parques infantiles; estamos terminando el Mercado del Agricultor, el Centro para Emprendedores… Arona está en marcha.

El turismo es casi toda la riqueza de Arona, pero eso no ha sido suficiente para un óptimo reparto de la renta ni para erradicar algunas bolsas de pobreza. ¿Está de acuerdo...?

Sí. El turismo es casi toda la riqueza de Arona, pero no es toda la riqueza del municipio. Las zonas de costa, el litoral, han concentrado el desarrollo de la industria turística, pero Arona no es solo el litoral, sino también las medianías. Hay que cuidar las medianías y lograr que la riqueza que se genera en la costa llegue a todos los núcleos. Estoy empeñado en eso, en valorar las tradiciones, la agricultura, el comercio en las medianías... Para que todas las aroneras y aroneros se beneficien de lo que genera el turismo.

¿Qué otras actividades productivas tienen relevancia en Arona y cuáles cree que se pueden potenciar en adelante por eso de la necesaria diversificación económica?

Si queremos que la riqueza, de verdad, llegue a todos los rincones, tenemos que valorar las medianías y ahí el turismo es un gran aliado. Estamos trabajando para que la agricultura, las tradiciones, el patrimonio histórico o cultural y el comercio de las medianías sean también referencias para los turistas que lleguen al municipio.

Arona se ha empeñado en los últimos tiempos en definir un modelo propio o quizá diferente como destino turístico que hoy es de éxito y ahora ha optado por el turismo sostenible. ¿Cómo va este proceso de implantación, cuándo será visible del todo, qué hitos esperan al municipio en relación con esta iniciativa y qué ventajas aportará al municipio?

Sin duda... Cuando hablamos de turismo sostenible nos referimos a la sostenibilidad medioambiental también, pero no es solo eso. También es la sostenibilidad económica y social; o sea, que todo el municipio se beneficie de la riqueza que generamos. De ahí las citas que valoran nuestro folclore, la gastronomía, nuestras costumbres, nuestra agricultura… Para ello creamos convocatorias como el Día de las Tradiciones, marcas como Arona Natural o hemos organizado, por ejemplo, la Conferencia Internacional de Turismo Sostenible, en la que vamos de la mano de la Organización Mundial del Turismo (OMT) o el Instituto de Turismo Responsable.

En la actualidad, el desarrollo turístico es casi exclusivo de la costa, donde conviven espacios modernos y otros obsoletos. Ya sabe a lo que me refiero. ¿Cómo se cambiará esta disfunción y qué va a ocurrir con los planes municipales de modernización (PMM) que atañen a Arona, en estos momentos bloqueados por falta de consenso?

Pues siempre he dicho que no vamos a permitir que en Arona se haga cualquier cosa. Los planes de modernización y de mejora son instrumentos urbanísticos que se introducen en la ley para facilitar que el Gobierno autonómico, de la mano del ayuntamiento de turno y en coordinación con este, pueda aprobar instrumentos que rehabiliten espacios turísticos obsoletos. Partiendo de esta filosofía, el primer PMM que tendría que haber planteado el Gobierno de Canarias para Arona era el de Costa del Silencio, ya que es una zona muy obsoleta y pide a gritos una rehabilitación. Sin embargo, el Gobierno canario, por intereses que a este alcalde se le escapan, ha obviado totalmente esa realidad y se ha dedicado a elaborar instrumentos para Las Américas y Los Cristianos, legalizando en algunos casos actuaciones que se han llevado en el tiempo y consideramos disparates.

Además, los documentos aprobados por el Gobierno adolecen de graves defectos en la evaluación ambiental y no responden a los auténticos retos de esos núcleos. No estamos en contra de los PMM, pero exigimos coordinación con el Ayuntamiento y sensatez en su elaboración, para que sean instrumentos de mejora y no de amnistía urbanística.

José Julián Mena, en su despacho oficial del Ayuntamiento de Arona

José Julián Mena, en su despacho oficial del Ayuntamiento de Arona

Arona es hoy en día un destino de sol y playa. ¿En qué mix lo quieren convertir en un futuro no muy lejano?

Arona tiene que seguir apostando por el tradicional turismo de sol y playa, que es compatible con valorar su riqueza natural y cultural y con atraer a un perfil de visitante más joven, que viaja solo y que gasta más en el destino. No podemos desatender a nadie. En uno de los meses más flojos en materia de visitantes, como es el de junio, vamos a poner en marcha este año un nuevo evento internacional, el Arona Culture Pride, que pretendemos atraiga un nuevo tipo de turista con alto poder adquisitivo y que así nos resitúe en el panorama internacional. También tenemos la Conferencia Internacional de Turismo Sostenible, para potenciar la sostenibilidad.

Se le ha visto muy cabreado con el cachondeo del Hospital del Sur. ¿Todo sigue igual o han cambiado algo las cosas? ¿Lo hará mejor Baltar que Morera? ¿CC ha perdido interés por ese proyecto tras su hecatombe en el Ayuntamiento?

Durante muchos años, los gobiernos autonómicos de turno nos han estado tomando el pelo a los vecinos de Arona y del sur con el hospital. A las vecinas y vecinos les da igual quién tenga las competencias porque sus necesidades no esperan por los políticos. Morera tenía una voluntad clara de sacar adelante el proyecto. El actual consejero ha retomado unas obras que vamos a ver cómo se desarrollan, por dónde van y cuánto tardan en volver a paralizarse. Pero lo que no entiendo como alcalde del municipio en el que se encuentra el hospital es que el consejero de Sanidad no se haya dignado ni una vez a llamarme para ponerme al tanto de cómo van los trámites y cuáles son las fechas que se manejan. En este sentido, hay una gran diferencia entre ambos consejeros, ya que el señor Morera era totalmente transparente en esta materia.

En Arona hay paro, como en toda la isla; también mucho trabajador extranjero y barrios con focos de marginalidad. ¿Qué planes realiza su equipo para mejorar las condiciones para hallar empleo, para integrar lo mejor posible a los inmigrantes y así potenciar la diversidad y la interculturalidad, y para erradicar o atender la pobreza más extrema entre la población?

Que la gente que vive en el municipio tenga trabajo es nuestra prioridad. Tenemos una tasa de paro por debajo de la media de Canarias, pero sigue siendo muy alta. Hemos puesto en marcha programas como la Agencia de Colocación o la subvención de transporte para la búsqueda activa de empleo, pero nuestro trabajo fundamental es facilitar las condiciones para lograr inversiones en el municipio. En esta línea trabajamos. Como señalé anteriormente, se ha creado una Tenencia de Alcaldía para la promoción económica, con el principal objetivo de trabajar en la creación de empleo.

¿Está satisfecho con la oferta educativa pública actual o hay deficiencias? Y no hablo de la enseñanza de los idiomas.

Hay deficiencias claras. Todavía tenemos aulas en módulos prefabricados, en pleno siglo XXI. Y no debemos olvidar que la formación de nuestra gente y el conocimiento de idiomas son herramientas esenciales si queremos ser competitivos y reducir los niveles de desempleo.

¿Cómo son las relaciones con los otros municipios cercanos del sur, casi todos del PSOE, y qué proyectos tienen en común?

En muchas cosas vamos de la mano porque han hecho cosas muy buenas. Por ejemplo, en la estrategia turística hemos ido de igual a igual Arona y Adeje. Y eso no es por ser del PSOE, sino porque tenemos necesidades comunes que las estrategias del Cabildo o del Gobierno de Canarias no saben afrontar y creemos que destinos tan importantes como los nuestros necesitan de una atención especial.

¿Se sienten marginados en algunas cuestiones respecto al área metropolitana o en relación con el norte otrora rico?

Marginados es un término fuerte. Digamos que no hay conciencia en las instituciones políticas del norte de que el motor económico de la isla ha pasado al sur, de que tenemos una población superior a los 300.000 habitantes y de que necesitamos tener los mismos servicios que la otra área metropolitana, la del norte. No queremos más que nadie. Queremos que nuestras vecinas y vecinos sean iguales y tengan los mismos servicios y recursos a su alcance.

¿Qué inversiones públicas hoy son vitales en la comarca y cuándo le han dicho que se harán: el Cabildo, el Gobierno de Canarias o el Ejecutivo central?

Sin duda, el Hospital del Sur, y también es absolutamente prioritaria la inversión en carreteras, el tercer carril de la TF-1 y los enlaces a esta autopista, por no hablar de la terminal del aeropuerto del Sur, que se encuentra completamente colapsada.

¿Cómo le gusta el puerto de Los Cristianos, del Estado o de la Comunidad Autónoma? ¿Entiende la potente inversión proyectada en Fonsalía, en Guía de Isora?

El puerto de los Cristianos es, sin duda, un puerto de interés general y, por lo tanto, debe ser de titularidad estatal. Para nosotros es una infraestructura de referencia, tanto en lo que se refiere al transporte de mercancías y pasajeros como a la llegada de cruceros y para el sector pesquero. Respecto al puerto de Fonsalía [proyecto de la Comunidad Autónoma], no estoy en contra de que existan otras infraestructuras en la isla que mejoren las comunicaciones. Creo que no hay que tener mentalidad pueblerina en lo que se refiere a este sector estratégico.

Aparte de dar un paseo por la costa, de coger el barco para La Gomera o de tomar el sol..., ¿qué otras cosas puede hacer un tinerfeño en su municipio?

Tenemos muchas riquezas y atractivos variados. Si suben al casco de Arona, encontrarán un bello pueblo canario, con el atractivo natural de los almácigos y la arquitectura tradicional canaria, y se podrá visitar la Casa de la Bodega. En la zona del Valle, Cabo Blanco y La Camella, hay una fuerte actividad comercial y se puede ir de compras. Se encuentran los más variados productos. Tenemos, además, nuestras cimas. Desde La Centinela se divisa el sur entero; en Guaza hay un entorno natural en muchos casos aún virgen. Si van a El Palmar, pueden adentrarse en el mágico espacio natural de Rasca, donde se sitúan muchas leyendas aborígenes.

En Las Galletas se puede comer un pescadito, de los mejores de la isla. Puedo seguir enumerando los múltiples atractivos de mi municipio, pero sería inacabable el relato.  Solo debo señalar, por último, una visita obligada: el avistamiento de cetáceos, porque somos uno de los mejores lugares del mundo para ello y muchos canarios no lo saben.

En la actualidad, ha habido un impulso a la cultura y al ocio. ¿Se va a seguir en esta línea? ¿Cuáles son los proyectos estrella que han concebido para ya?

Estamos empeñados en convertir a Arona en un punto de referencia en la isla en el ámbito cultural. Además de las variadas iniciativas que hemos puesto en marcha recientemente, hemos iniciado la andadura de la Universidad de Invierno, en estrecha colaboración con la Universidad de La Laguna. A esto se unen las jornadas organizadas con la Sociedad Genealógica de Canarias y Aronías, un evento organizado para profundizar en la formación cinematográfica. Son muchas iniciativas las que se están llevando a cabo.

¿Cómo ha vivido los problemas internos en su partido: aquí, en Tenerife; en Canarias, y en la organización federal? ¿Hay soluciones?

El PSOE es un partido político que ha vivido a caballo entre tres siglos, desde el XIX hasta el actual XXI, con una profunda cultura política y democrática. Ha sobrevivido a dos dictaduras y una guerra civil. Ha sufrido dos importantes escisiones, una en los años 20 del siglo pasado, que dio lugar al Partido Comunista, y otra en los setenta, entre lo que fue conocido como el PSOE auténtico y el renovado. A todos esos cataclismos políticos ha sobrevivido el PSOE, y eso es así porque sigue siendo un instrumento útil para la sociedad. Es ahí, en los problemas contemporáneos y en las soluciones, donde podemos aportar a estos, desde la socialdemocracia, donde se encuentran las soluciones a la actual situación de nuestro partido. Tenemos que centrarnos en nuestra función como instrumento para mejorar la vida de los ciudadanos y olvidarnos de nuestras querellas internas.

Hace poco le preguntaron en prensa por si era más de ella o de él, por esto de las primarias, y no dijo ni mu. Me pega que usted es más andaluz. ¿Me equivoco?

Yo he dicho que respeto a los tres compañeros que han dado el paso de presentar su candidatura a las primarias. Y lo que pido es eso: respeto, equilibrio y un proceso que no dañe al PSOE, sino del cual salgamos fortalecidos. Según desarrollen sus proyectos y programas, daré mi voto a quien considere que atiende mejor lo que le dije antes: el interés del conjunto del país. Por cierto, más que andaluz, soy canario, profundamente canario.

Los aroneros ya habrán notado el cambio de partido en el Gobierno local. ¿En qué servicios o cuestiones de manera más notable?

Principalmente en la seguridad jurídica y en la transparencia, que antes brillaban por su ausencia. Además, hemos incrementado de manera notable las inversiones y, en general, la atención a las infraestructuras. En materia de servicios sociales y de creación de empleo, estamos haciendo también un esfuerzo importante. Y destaco muchísimo la promoción turística. Hemos dado un salto de calidad importante, ya que tenemos al frente del área a una persona conocedora del sector y que está haciendo un magnífico trabajo.

¿Ha mejorado la atención ordinaria al residente y al empresario?

Hemos puesto en marcha un proyecto pionero que estará residenciado en el núcleo de Las Galletas y será conocido como el Centro del Emprendedor. Las obras están muy avanzadas. En él estarán ubicados servicios municipales de atención a quien quiera montar una empresa, iniciar un negocio o realizar una inversión en nuestro municipio, para facilitarle al máximo esa labor, pero también queremos que estén servicios novedosos. Por ejemplo, el de la Universidad de La Laguna en materia de formación e innovación. También ámbitos y espacios de colaboración entre los emprendedores del municipio. Va a ser un centro de referencia.

¿Va a repetir como candidato, que pronto se llega al ecuador del mandato?

Tengo intención de plantear a la asamblea de los socialistas aroneros repetir candidatura, sí. Pero eso toca más adelante. Ahora estoy centrado en el trabajo municipal.

¿Le está mereciendo la pena todo este esfuerzo?

Por mis vecinos, por este pueblo de Arona en el que nací. Por el futuro. Sí, sin duda. Sí.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha