Opinión y blogs

eldiario.es

Reencuentro emocional

‘Llaves…’

(En el ocaso, una luz tenue y azulada acaricia la fachada del edificio. En el interior, una luz agresiva y cálida impregna todo el pasillo. Nada es igual y todo parece ser lo mismo, contrastes entre lo natural y lo artificial).

Garaje, ascensor, llaves, puerta. Llego a casa con el mismo hábito procesal de cada ocasión. En la cabeza preocupaciones y cavilaciones, imposible escapar de este ritmo vital de los compromisos adquiridos, de las expectativas, de lo que es y lo que debe ser.

Tras completar ciertas rutinas, dispongo todo para abordar las tareas encomendadas. Hago un recorrido por el mundo virtual y vuelvo a preocuparme por el último informe PISA. La educación en Canarias tiene serios problemas que piden soluciones inmediatas, hay datos que lo confirman, estamos a la cola, las pruebas no han sido satisfactorias, el alumnado no está a la altura. Y algo habrá que hacer, pienso en lo que busco la respuesta y complicidad en algunos compañeros de profesión, maestros que continúan en el aula a diario, cara a cara con la situación.

Seguir leyendo »

(In)competencia y (sub)desarrollo

En el ámbito interno de la economía, los niveles salariales están íntimamente relacionados con la demanda de bienes y servicios y se configuran como un derecho no más allá de la prestación de una serie de servicios a cambio del reconocimiento profesional de las personas.

En el ámbito externo, una sobrevaloración del factor trabajo haría perder competitividad frente al resto, si mantenemos el nivel de innovación en una estructura sin progreso. Ahora bien, un descenso abrupto de estos origina un empobrecimiento paulatino, con la consiguiente ruptura de la cohesión económica y social de una región.

En Canarias, en particular, ha sucedido algo de todo eso. Los condicionamientos estructurales hacen que nuestra estructura competitiva se haga acreedora de un sistema de compensación adecuado (tipo REF, por ejemplo) que permita la continuidad continental de forma artificial. De esta forma, la vulnerabilidad y la dependencia, en forma de valor del impacto tanto de los crecimientos como de las crisis, nos lo hacen recordar ciclo a ciclo. Por otro lado, se ha intentado ser competitivo vía costes salariales (precio por hora), generando polarización según grado y nivel de ocupación laboral. Este hecho sería el adecuado si solo sucediese en tu empresa, pero, cuando sucede en todas, termina por empobrecer la demanda interna de la región. Además, el efecto perverso de esa metodología es que siempre existirá una región (incluso cercana) que rebajará aún más los costes, generando una deflación salarial que solo conduce a la quiebra social y, posteriormente, a la económica.

Seguir leyendo »

Racismo institucionalizado

Atención a un inmigrante llegado en cayuco a Gran Canaria

Nos consideramos buenas personas, vivimos en el primer mundo, donde tenemos sistemas democráticos, e incluso como buenos occidentales damos lecciones al resto de lo que está bien y está mal. Pero estigmatizamos, discriminamos y excluimos por el color de la piel, el sexo o la orientación sexual. Así somos en el primer mundo, papel couché.

Igual que hubo un tiempo donde existió el apartheid o los zoos con humanos, en la actualidad convivimos con el racismo institucional mediante los llamados centros de internamiento para extranjeros (CIE). Lo que el Estado denomina centros no son más que cárceles para personas que no tienen papeles y que provienen de otros países. Encerrar a extranjeros por no contar con los papeles adecuados de residencia no solo es una situación injusta sino que, además, vulnera muchos de los principios fundamentales. Pero, lejos de parecernos repugnante y vergonzoso que encierren a personas sin motivo aparente y que se financie con dinero público, nos da igual.

Seguir leyendo »

Lo ridículamente correcto

Hay ciertas acciones que solo se pueden llevar a cabo mediante las palabras. Por ejemplo, pedir perdón, comprometerse o establecer alianzas requieren su uso. También para decir mentiras, conocidas en el mundillo de los lingüistas como los “parásitos del lenguaje”. Así, los embusteros devalúan las palabras, carcomen su sentido. Sobre todo cuando un texto, perfectamente estructurado y grandilocuente, resulta ser un acto de mezquindad y falsedad. Tan asombroso es un idioma en cualquiera de sus manifestaciones.

Los medios de comunicación de masas son, digamos por tradición, expertos en la perversión del habla, como la sistemática manipulación lingüística de la propaganda. Esta arma solo busca un fin: la difusión de un mensaje que influya en los receptores. De ahí el poder que tienen las palabras: son capaces de condicionar el pensamiento colectivo. Por ello, es necesaria una selección precisa, correcta y libre de la llamada “cosmética lingüística”, definición del académico Manuel Casado Velarde.

Esta última hace referencia, y continúo con las investigaciones de Casado, a cómo el lenguaje políticamente correcto procura sustituir vocablos aceptados por una comunidad por otras denominaciones de nuevo cuño que no consiguen sus cometido sino solo son “una enfermiza ocultación de la realidad a través del eufemismo”. La falta de precisión léxica, en su opinión y que comparto, no solo incomunica, sino también nos lleva a una irrefutable verdad: “El uso neutro es una utopía”. Como cuando un ministro de economía soltó, sin despeinarse, que la economía española arrojaría cifras de “crecimiento negativo”. Ajá. Era demasiado peligroso decir que se entraría en una recesión. Quizá algunos políticos caigan tan mal porque sueltan improperios y no falsa cortesía; no estamos acostumbrados a que nos abofeteen con dosis de claridad. Lástima que Trump sí tenga maestría en hacer creer que él sí se atreve a gritar en sus apariciones públicas con objetividad, aunque sea más ficticio que su bronceado.

Seguir leyendo »

Preparados para otra fechoría ociosa

… para rematar la entonces pergeñada -junio de 2014- privatización parcial de AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea, monopolio estatal adscrito al Ministerio de Fomento desde su creación, 1990)

Sigue un copia y pega extraído del artículo Se puede jugar con AENA, pero no con Canarias, publicado en este mismo foro (29/junio/2014) y donde se analizaba la trampa preparatoria para la privatización total y definitiva. Vaticinio que solo necesitaba algo de tiempo, que, al parecer, ya se ha cumplido: “La falacia de que con el 51% se mantendría el control y la consideración de servicio público es inasumible, por correlación con otros procesos de privatización que han dejado indefenso al Estado español por desprenderse de los más importantes pilares del sector estratégico, malbaratados a favor de multinacionales extranjeras o de prójimos cercanos. Privatizados consejos de administración convertidos en echaderos para políticos retirados que previamente gestaron el expolio patriótico de eléctricas, petroleras, gasificadoras, comunicaciones, energía, transporte aéreo... Y todo para despilfarrar el líquido obtenido en un gasto público abusivo e inmoral. No se trata de solicitar la autogestión aeroportuaria para Canarias, sino de exigir con firmeza el cumplimiento de la Ley Orgánica 4/1996, que contempla nuestro Estatuto de Autonomía, y su artículo 33 (específico para Canarias): “A la Comunidad Autónoma le corresponde la competencia…”, en cuyo punto 13 define, sin opción a interpretaciones manipuladas: “Puertos y aeropuertos con calificación de interés general, cuando el Estado no se reserve su gestión directa”. Semánticamente, no existe un solo punto de apoyo que justifique el pretendido control sobre el 49% privatizado”.

Seguir leyendo »

Emergencia artística

El pasado domingo intentamos engañar al miedo y nos comportamos como si no supiéramos qué día de la semana era. Entendimos que había muchas maneras de sentir que ha pasado el tiempo, pero nos decantamos por deambular a pesar de la lluvia y desayunar a la hora de la comida. Mi mar y yo estábamos ahogadas por un fin de semana que parecía más bien el fin del mundo y no supimos ponerle remedio de otro modo. Después de pegar mil post-its en la pared de pensar con las palabras que ella era, nos abandonamos a una tarde de inevitable des-inspiración.

Fue entonces cuando pensé en cómo sería convertirse en un muro de hierro implacable ante las adversidades. Cómo sería responder a la guerra con cañones cargados de papel y después dejar el campo de batalla ardiendo en el vacío para que nadie se acercara a la contienda.

En vez de eso, lo que suelo hacer es guardar las secuelas del combate en un almacén de nubes y me lluevo cada noche aún a sabiendas de que nada cambia si sigo en el mismo sitio. Recojo los restos de lo que quise ser el día anterior y me asomo a la ventana para ver si el frío me devuelve las ganas o si seguiré impasible ante la tormenta.

Seguir leyendo »

La ciudad soñada por todos

Este viernes celebramos en el Ayuntamiento el primer Debate sobre el Estado del Municipio del presente mandato, después de que el año pasado se pospusiese por la cita electoral. Quiero aprovechar esta oportunidad para compartir con todos los vecinos algunas reflexiones sobre el presente y el futuro del municipio. Y sobre todo, para agradecer el esfuerzo que los chicharreros vienen haciendo, porque, con su sacrificio y tenacidad, están dando la vuelta a un pasado lleno de dificultades. Esa actitud nos anima a seguir trabajando con ilusión y determinación para construir la ciudad que todos soñamos.

Una ciudad más habitable y con mayores y mejores oportunidades para todos, desde el centro a la periferia, desde Añaza a Anaga. Una ciudad capaz de seguir creando empleo, tanto en sus sectores tradicionales de actividad, como en los nichos de negocio de los nuevos tiempos; una ciudad más cohesionada social y territorialmente, y una ciudad abierta al principal sector de actividad de Canarias, el turismo.

La coyuntura económica es hoy mejor que ayer, pero aún queda mucho trabajo que realizar, sobre todo en materia de creación de empleo. Hay familias que lo siguen pasando mal y nuestro mayor esfuerzo como administración pública seguirá siendo atender sus necesidades más acuciantes. La protección social es un pilar de la acción de gobierno y, mientras haya vecinos en riesgo de exclusión social, perseveraremos en esa tarea.

Seguir leyendo »

Opio y democracia

Muchas veces me dejo llevar y obtengo como castigo el hecho de sentirme incapaz de escapar de esta habitual, anodina y cansina partida de ping-pong, de este juego maligno que es el diálogo de besugos que se activa desde primera hora de la mañana, llueva, truene o escampe, y se prolonga hasta la mismísima madrugada servido como intercambio encadenado de mensajes falsos, tramposos, impuestos y a veces hasta repugnantes.

Esta fórmula hoy tan extendida de lo que representa la democracia en el escalafón de los representantes de los ciudadanos me aburre, me agota y hasta me llega a envenenar del todo, pues resulta, y esto claro que queda pendiente de comprobación empírica, que es el método más eficaz de aparentar que se hace algo, que se sabe algo, que se aporta algo, que se avanza en algo..., y luego total que pamplinas (que nada de nada, que no salimos de esta mierda ni con misiles en la espalda).

Seguir leyendo »

La araña mística

Mi mente no se calla ni debajo del agua. Es más, parece que el chorro de la ducha activa algún misterioso mecanismo de hiperactividad neuroquímica, porque todo intento de no pensar mientras me entrego a la caída del agua sobre mi cabeza desemboca en estrepitoso fracaso. Claro que los fracasos son oportunidades disfrazadas y a mí… me encanta desenmascarar misterios.

Aquella noche, la culpable de mi fallido intento por no pensar fue una diminuta araña patilarga que hacía lo imposible por subir por el mojado y resbaladizo azulejo de la pared. A primera vista, me pareció una especie de pelusilla pero enfoqué de nuevo mis miopes ojos y la vi mejor: la pelusilla daba dos pataditas hacia arriba y resbalaba. Al imaginarme la posibilidad de que aquel artrópodo arácnido fallara en su escalada y cayera a mis pies, un escalofrío me recorrió la espalda y una furia visceral se apoderó de mí, pero cuando iba a aplastarla sin piedad algo me hizo parar y pensar. La metacognición se activó en mi lóbulo frontal y observé la situación objetivamente: era yo… contra una pelusa viviente. Por lo tanto, las razones de mi miedo eran, además de infundadas, sencillamente ridículas.

Pero ¿por qué me daba miedo aquel diminuto ser que luchaba por alcanzar el siguiente azulejo sin caer al vacío? ¿Cuántas veces hemos tratado de aplastar aquello que nos produce un miedo irracional, sin detenernos a reflexionar sobre la causa de ese temor? ¿Hasta qué punto los miedos inconscientes nos hacen cometer estupideces?

Seguir leyendo »

¡Triste!

'Frog'

“¡Triste, que eres un triste!”. Fue lo que me dieron ganas de gritarle al señor del Seat Ibiza que estaba a mi izquierda. ¿Es que no se da cuenta de que por mucho que jure en arameo mientras toca la pita del coche no va a conseguir nada? Pero señor, ¡que el semáforo está en rojo! Y es que lo miraba y no daba crédito a su enfado, ahí pegado al parabrisas, con la cabeza ladeada mirando el machanguito verde del semáforo del peatón. ¿Pensará que si lo intimida se cambiará antes? ¡Pues hoy no funciona, don!


Ante la desesperación, el enfado aumenta, por lo que decide que debe actuar. Es entonces cuando pone primera y acelera, acercándose tímidamente al semáforo, como si esos centímetros de más arañaran la pole position. Lo miro y continúa gritando. ¿Tendrá un mal día?

Seguir leyendo »