eldiario.es

Menú

Es

- PUBLICIDAD -
a

Buenas tardes, me presento
ante esta gran pantalla,
desde el principio vencido y
como siempre, sin coraza.
Semanas, meses y años…
en bucle, los fotogramas
transcurren. La vida pasa
por el plano de tu mirada.
Échame la culpa de todo,
hazlo si te trae calma,
esta vez yo sé que puedo
andar con la cabeza alta.
Cúlpame y cárgame, sí.
Dame las gracias por nada.

Y nos dijimos adiós
con un “no puedo aguantar”,
un mensaje horrible que
nunca debiste enviar
y mi enorme frustración
de no haber hecho más.
No supimos comprendernos
y a la hora de luchar
levantaste tu gran muro
y a mí… me tocó volar.

Aun así mis ojos sueñan
con los párpados abiertos.
Es la única manera.
Si los cierro, viene el Tiempo y
me recuerda que te fuiste,
que nunca llegaste -miento-,
que siempre te exiliarás
en mi palacio de invierno
y allí permanecerás,
con tu fuego hecho hielo
para que una voz muy triste
siga contando sus cuentos.

Las chorradas que nadie lee…
aunque ahora sin miedo
y sin importarme nada
nacen y toman aliento.
Puedes estar bien contenta.
¡Por una vez que vencemos…!
Quizá sea simplemente
que quiera que leas esto.
Yo no te pienso mentir,
eso no era lo nuestro.
También lo era hablar
y mira lo que hemos hecho.

Lo que NOS hemos hecho…

De palomas mensajeras
el firmante no se fía,
cansado de aguantar
siempre tras una sonrisa.
No existe el derecho
a romper esa rutina,
a desatar los infiernos
que pueblan el alma mía.
-Mira adelante, ya pasó,
basta de lágrimas frías.
No volverá nunca más.
-No volverá la Vida.

Pero una voz conocida
a lo lejos ya me llama.
La sigo a donde puedo
una vez a la semana.
No importa lo que me cuenta
si me habla su alegría.
Mis oídos son mi barca
y cada jueves: travesía.

Ella nunca comprenderá
que su raíz me atraviesa,
que quiero cuidarme
de sí misma con ella.
Que su rostro es mi recuerdo,
que su llama es mi fuerza,
que dejé plantada la ilusión
al hacer la maleta
y su nombre me persigue,
para que nunca se pierdan
los cuentos que siempre inspira
la musa de mis poemas.

Mas “si esto es un error,
que sea, al menos, contigo”:
la primera de esas cosas
que jamás podré olvidar
pues su magia es mi camino.
Su simétrico suspiro,
el mejor titular
y su rima como firma
guía el perfecto final:
ese en el que el tiempo muere
o le vuelvo a encontrar.
Porque, como pueden leer,
ella siempre Será,
Es…

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha