eldiario.es

Menú

El PSOE ha muerto

- PUBLICIDAD -

Así como la entrevista de Ana Pastor a Borrell marcó el ritmo la semana pasada, esta semana le corresponde a la entrevista de Jordi Évole a Pedro Sánchez en Salvados. La situación que atraviesa el partido socialista es insostenible y probablemente tardará mucho en recuperar la confianza de sus votantes, si no desaparece antes. Lo decían sus propios militantes en el programa de Évole. Muchos están a un paso de romper el carnet e irse por la puerta de atrás.

Sánchez no hizo nada más que confesar en público lo que la mayoría sabe: el PSOE está secuestrado por Felipe González y Susana Díaz. El partido que durante muchos años ha sido la principal oposición al Partido Popular hoy se entrega a su enemigo sin contemplaciones, sin líneas rojas. A los barones se les olvida que los españoles han empezado a recuperar la memoria, y que no olvidarán cómo el partido renunció a sus principios por miedo a enfrentarse a unas terceras elecciones y a perder el poder.

Si tuviésemos que definir el PSOE, habría que eliminar los términos socialista y obrero porque ha dejado de ser un partido de izquierdas para convertirse en un apéndice más de los poderes fácticos de este país

No lo digo yo, lo dijo Pedro Sánchez en Salvados: “Empresarios trabajaron para que formara un gobierno conservador”, refiriéndose a César Alierta, expresidente de Telefónica, y Juan Luis Cebrián, presidente del grupo Prisa. Esto se debe a que los políticos españoles sufren ataques de sinceridad cuando salen por la puerta. Una vez fuera de la cúpula se convierten en Miguel Ángel Revilla.

El partido ha ignorado la opinión de aquello que llaman las bases. Sin embargo, la jugada de los barones puede ser contraproducente ya que puede mitificar la figura de Pedro Sánchez, que ha dejado de ser Pedro el guapo para convertirse en la representación de las bases. Se decía de Sánchez que era una persona conservadora frente a su principal opositor, Eduardo Madina, y resultó ser el más progresista dentro del PSOE. Tiene gracia.

El pacto regional

Si el epitafio del PSOE a escala nacional está escrito desde hace tiempo, a escala regional podemos decir que el socialismo está fusionado con eso que Patricia Hernández (PSOE) llama la derecha. El otro día escuche a una militante del PSOE plantear: “Si eres capaz de decirme una diferencia entre Coalición Canaria cuando gobierna con el PP o cuando lo hace con el PSOE, te felicito”. Me vino a la cabeza la imagen de Patricia Hernández en el Parlamento diciendo aquello de “Coalición Canaria y el Partido Popular son lo mismo”.

Esta semana Fernando Clavijo (CC) y Patricia Hernández (PSOE) ya han dicho por decimonovena vez en la legislatura que no van a romper el pacto. Podéis dormir tranquilos. Me apuesto lo que sea a que ha sido un shock para los votantes del PSOE descubrir que su partido se inclina una vez más hacia los poderes fácticos canarios, un sorpresón en toda regla. El PSOE en Canarias está tan cómodo en su silla que se ha atrevido a aprobar junto a CC la famosa Ley del Suelo. Se mimetizan con la derecha de forma cuasi-perfecta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha