eldiario.es

Menú

Un puerto base, una ciudad imprescindible

- PUBLICIDAD -

El que ha tenido la oportunidad de embarcarse en un crucero o aquel que, al menos, se ha interesado por esta modalidad turística, sabe de sobra que hay determinados puertos de salida y de llegada de los circuitos; de modo que si un chicharrero, por ejemplo, quiere hacer un crucero por el Mediterráneo desde España, habrá de trasladarse a puertos como Barcelona o Málaga, desde donde parten muchos de ellos.

Mucha gente sabe también que al puerto de Santa Cruz llegan –cada vez más– cientos de barcos y miles de cruceristas anualmente. Embarcaciones y turistas que son una fuente de riqueza para la ciudad, puesto que muchos de ellos optan por quedarse en la ciudad, comprar en la ciudad, comer en la ciudad… gastar en la ciudad. Hasta el momento, la mayor parte de esta actividad es propia de un ‘puerto de escala’, con algunas excepciones en las que también sirve de ‘puerto base’, con lo que ello supone como punto de salida y llegada de cruceros.

Precisamente para cambiar ese estado de cosas, y para que Santa Cruz y su puerto se consoliden también como base de cruceros, se ha construido la nueva terminal; es decir, para que arranquen desde aquí muchos más cruceros hacia distintos destinos o circuitos.

Afianzar esa condición es fundamental para fortalecer nuestra presencia en este segmento turístico. ¿Por qué? Porque se incrementaría exponencialmente la cantidad de visitantes a nuestro puerto, que llegarían a la Isla en avión para embarcarse desde aquí y que, como ocurre con muchos otros lugares, podrían combinar una estancia previa o posterior al mismo crucero en las instalaciones hoteleras de la ciudad.

Lógicamente, ese puerto base habrá de resultar lo suficientemente funcional desde el punto de vista de sus instalaciones y, sobre todo, atractivo e interesante para el visitante. Y en ese punto nos encontramos las instituciones públicas y las entidades privadas con algo que decir en el sector turístico.

En breve entrará en servicio la nueva terminal de cruceros del puerto de Santa Cruz de Tenerife, lo que nos allana completamente el camino, puesto que sus dependencias reúnen las condiciones precisas para la facturación y embarque de pasajeros. Pero a partir de ese momento entre todos debemos construir una oferta de calidad para convertir al puerto, a Santa Cruz, en punto de salida de cruceros en nuestro entorno regional; un entorno regional amplio, que abarca el Atlántico Medio y que –por qué no– podría alcanzar también Cabo Verde o la costa continental africana, tal y como ha comentado estos días el presidente de Puertos del Estado, con quien coincido.

Una vez tengamos esos circuitos, debemos trabajar para que ese crucerista sea también un turista tradicional, es decir, para que antes o después del viaje en barco visite nuestra ciudad y se aloje en nuestros hoteles. Para ello debemos articular una oferta interesante que atrape no solo al crucerista en su escala sino también al que se dispone a embarcar o al que regresa de su circuito.

Sea como fuere, tenemos por delante una enorme oportunidad que, entre todos, debemos gestionar con inteligencia y audacia. Si lo hacemos así, y estoy convencido de que lo haremos, Santa Cruz se convertirá –sin vuelta atrás– en la capital turística de una isla turística.

José Manuel Bermúdez Esparza
Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha