eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Asad y Putin dan por iniciado el proceso político en Siria en medio de una grave crisis de la oposición

El presidente ruso se reúne con el presidente sirio por primera vez en dos años para iniciar el proceso político en el país

El equipo negociador de la oposición está en crisis y sufre graves divisiones internas que han generado dimisiones de alto nivel

- PUBLICIDAD -
El presidente sirio, Bashar al Asad, y el presidente ruso, Vladimir Putin, durante la reunión celebrada este lunes en Sochi.

El presidente sirio, Bashar al Asad, y el presidente ruso, Vladimir Putin, durante la reunión celebrada este lunes en Sochi. Presidencia de Rusia

Vladimir Putin recibió este lunes a Bashar al Asad para mantener una conversación en la que ambos acordaron que el foco del conflicto sirio está pasando de las operaciones militares a la búsqueda de una solución política.

El presidente ruso se reunió con su contraparte sirio antes de una reunión planeada esta semana en Sochi, complejo ruso en el Mar Negro, con Turquía e Irán –otras dos potencias muy presentes en el conflicto de Siria–.

En declaraciones publicadas por el Kremlin, Putin afirmó que tras su reunión con Asad se pondría en contacto con Donald Trump y otros líderes de Oriente Medio, incluido Qatar.

"Todavía tenemos un largo camino hasta lograr una completa victoria sobre los terroristas. Pero en lo que respecta a nuestro trabajo conjunto en la lucha contra el terrorismo en Siria, la operación militar está terminando", afirmó Putin. "Creo que ahora lo más importante, por supuesto, es pasar a las cuestiones políticas y percibo con satisfacción tu disposición a trabajar con todos aquellos que quieren paz y una solución [al conflicto]".

De acuerdo con el Kremlin, la reunión entre el presidente ruso y sirio se celebró este lunes en Sochi, donde Putin tiene una vivienda. Los detalles del encuentro no se hicieron públicos hasta el martes por la mañana.

Asad transmitió al líder ruso lo siguiente: "En esta fase, especialmente tras haber derrotado a los terroristas, nos interesa avanzar en el proceso político. Creemos que la situación que tenemos actualmente sobre el terreno y en el ámbito político nos permite ser optimistas respecto al proceso político. Contamos con el apoyo de Rusia para asegurar la no interferencia de agentes externos en este proceso".

Putin y Asad se reunieron por última vez el 20 de octubre de 2015 en Moscú, unas semanas después del lanzamiento de la operación militar rusa en Siria que cambió el curso del conflicto a favor de Asad. Probablemente, las reuniones de esta semana en Rusia se vean como un intento de marginar las conversaciones de paz promovidas por la ONU en Ginebra y consolidar la posición de Asad en el poder.

Crisis política en la oposición

Los detalles de la conversación de Putin con Asad llegan en un momento en que destacadas figuras de la oposición siria abandonan el Alto Comité de Negociaciones (HNC), el grupo multitudinario que ha representado a la oposición en las conversaciones de Ginebra desde 2015. Estos líderes se quejan de haber sido presionados para adoptar una posición de negociación que permitiría a Asad permanecer en el poder.

Putin y Asad durante la reunión del pasado 20 de noviembre.

También han rechazado la presión para permitir al Grupo de Moscú, un grupo de la oposición rival visto por buena parte del HNC como títere del régimen de Asad, formar parte de un equipo de negociación más amplio.

Los defensores de una oposición unificada más amplia sostienen que esto deja a Asad sin excusas para no empezar unas negociaciones serias. Se espera que las conversaciones de la oposición en Riad para establecer un equipo de negociación revisado empiecen este miércoles y duren dos días, con la presencia de los especialistas rusos sobre Siria.

Es probable que Arabia Saudí, un tradicional aliado de la oposición siria, se esté uniendo a las peticiones para que el nuevo equipo de negociación abandone su insistencia en que Asad se aparte de la transición política. Los progresos militares de Asad durante el año pasado, incluida la captura de Alepo gracias a la ayuda de la fuerza aérea rusa y las milicias iraníes, ha estrechado las opciones políticas de la oposición y de sus patrocinadores internacionales.

El presidente del HNC, Riyad Hijab, antiguo primer ministro de Asad que desertó tras su dimisión en 2011, y otros miembros del HNC han presentado su dimisión. "Me veo obligado a anunciar mi dimisión del HNC deseándole buena suerte y deseando paz y seguridad a mi querido país, Siria", declaró Hijab.

En las conversaciones de cuatro horas entre Asad y Putin, el Kremlin informó de que Asad accedió a la propuesta de celebrar una conferencia siria de diálogo nacional que probablemente se celebre en diciembre. Putin alabó la aparente disposición a cooperar con todas las partes en búsqueda de un acuerdo pacífico a la crisis siria.

"La derrota final e inevitable de los terroristas está cerca. Creo que ahora lo primero es pasar al proceso político y estoy contento de ver tu disposición a trabajar con cualquiera dispuesto a establecer la paz y a encontrar soluciones", señaló Putin.

Mientras tanto, el presidente iraní, Hasan Rouhaní, ha declarado este martes el fin de ISIS en un comunicado emitido en directo en la televisión estatal. Un destacado comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán, el general Qassem Suleimani, también ha declarado este martes el fin de ISIS en un mensaje enviado al líder supremo del país. El mensaje se ha publicado en Sepah News, el portal de noticias de esta fuerza iraní.

La Guardia Revolucionaria, la fuerza militar más poderosa de Irán que también controla un imperio económico de miles de millones de dólares, ha estado luchando en apoyo de Asad y del gobierno central en Bagdad durante varios años. Más de mil miembros de la Guardia, incluidos comandantes de alto nivel, han muerto en Siria e Irak.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha