eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Bin Laden escribió en su diario que visitar la casa de Shakespeare fomentó su desprecio a Occidente

La CIA ha hecho públicos 470.000 documentos obtenidos tras el asalto a la casa de Bin Laden en 2011, entre los que se encuentra su diario

“Íbamos todos los domingos a visitar la casa de Shakespeare. No me impresionó, y me di cuenta de que era una sociedad diferente a la nuestra y con una moral débil”

Los documentos reflejan la visión de Bin Laden sobre la Primavera Árabe y arroja algo de luz sobre la relación de la organización terrorista con Irán

- PUBLICIDAD -
El libro sobre el asesinato de Bin Laden, "best seller" antes de salir a la venta

Un hombre pasa junto a un cartel del fundador de la organización terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden.

Un viaje de verano a Reino Unido y las visitas al lugar de nacimiento de Shakespeare convencieron a un Osama Bin Laden adolescente de que Occidente era una sociedad en “decadencia”.  Así lo escribió en su diario personal el líder fallecido de Al Qaeda y arquitecto de los atentados del 11-S poco antes de que las fuerzas especiales estadounidenses le matasen en 2011.

El diario está entre los 470.000 documentos obtenidos de la casa donde murió Bin Laden y que han sido  sacados a la luz este miércoles por la CIA. La agencia ha afirmado que ha hecho público el tesoro “por la transparencia y para reforzar el conocimiento público de Al Qaeda y Bin Laden”.

Aunque existían informaciones que apuntaban a que Bin Laden había viajado a Occidente, esta es la primera confirmación. Bin Laden describe en el soso cuaderno escolar cómo viajó por primera vez a “Occidente” para un “tratamiento” sin especificar, cuando estaba en “sexto curso” y tenía 13 años.

Al año siguiente, el adolescente, hijo rico de un multimillonario saudí magnate de la construcción, pasó 10 semanas en Reino Unido “estudiando”. Bin Laden no da más detalles, pero algunas informaciones apuntan a que asistió a un curso de inglés en la Universidad de Oxford.

En el diario, Bin Laden describe brevemente su visita a la casa de William Shakespeare en Stratford-upon-Avon, pero sostiene que la cultura y sociedad británicas no le “impresionaron” durante su estancia en Reino Unido.

“Me dio la impresión de que era un pueblo moralmente flojo y mi edad no me permitió formarme una imagen completa de la vida allí”, escribió. “Íbamos todos los domingos a visitar la casa de Shakespeare. No me impresionó, y me di cuenta de que era una sociedad diferente a la nuestra y con una moral débil”.

El diario se compró en una conocida librería de Pakistán a unas horas en coche de Abbottabad, lugar de una importante base militar y donde Bin Laden pasó cinco años con su familia antes de morir.

Parece que el diario está escrito en parte por el hijo de Bin Laden, Khalid –que también murió en el asalto de los Navy Seals–, y a veces adopta la forma de pregunta y respuesta entre padre e hijo.

En ocasiones, el diario es apocalíptico y describe los sueños y visiones de los dos hombres, incluido un escenario en el que los países musulmanes se unen tras las revoluciones y se establece la paz con Occidente, un preludio del fin de los tiempos en algunas ramas de la teología islámica.

En otros momentos, Bin Laden se muestra más práctico, discutiendo recomendaciones para los mensajes de Al Qaeda tras las revoluciones de 2011 en el mundo árabe y así capitalizar los sentimientos islamistas en auge y aprovecharse de la ola de agitación.

La mención de los sentimientos de Bin Laden hacia Occidente tras su estancia en Reino Unido interesará a los expertos. La mayoría de las informaciones sobre su vida sostienen que se radicalizó siendo estudiante y después, cuando desde aproximadamente 1981 se involucró como organizador voluntario de los combatientes árabes extranjeros que participaban en la guerra contra los soviéticos en Afganistán.

El Gobierno de EEUU ha publicado centenares de documentos en los últimos años, pero esta ha sido la mayor. La web estadounidense the Long War Journal recibió parte de este material de antemano y ha informado de que los documentos dan nuevos detalles sobre la relación de Al Qaeda con Irán.

Un documento de 19 páginas contiene la evaluación de un destacado miembro del grupo sobre la relación de la organización con Irán. El documento describe una oferta de Irán de dar a un grupo de “hermanos saudíes […] dinero, armas y entrenamiento en los campos de Hezbolá en Líbano a cambio de atacar intereses estadounidenses en Arabia Saudí y en el Golfo”.

No se sabe si se aceptó la oferta –ni si quiera si se llegó a hacer– y la inclusión de este documento levantará sospechas de que uno de los motivos para sacarlo a la luz es publicar material que dé una mala imagen pública de Irán. Mike Pompeo, el director de la CIA nombrado por Trump, tiene la reputación de tener una posición extremadamente dura sobre Irán.

Se sabe desde hace algún tiempo que varios miembros de Al Qaeda y sus familias fueron retenidos en Irán tras huir de ahí en 2011. Sin embargo, la relación entre los detenidos y sus captores fue tensa y no han salido todavía a la luz pruebas sólidas de cooperación activa en operaciones de terrorismo.

Entre el material publicado por la CIA hay algunos documentos que sugieren que la estancia de Bin Laden en Reino Unido podría haber tenido una mayor influencia de la que muchos han admitido.

En uno de los ordenadores había un vídeo de la comedia Mr Bean (Rowan Atkinson) doblado al pastún, el lenguaje local en la parte occidental de Pakistán y el este de Afganistán; episodios de la serie de animación Wallace y Gromit ; y el vídeo viral   'Charlie bit my finger'  (Charlie me ha mordido el dedo). También había más de 30 vídeos sobre ganchillo.

Entre los miles de documentos hay un vídeo de la boda de Hamza Bin Laden, hijo de Osama, que también está inmerso en la lucha yihadista.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha