eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

EEUU niega la entrada a un investigador iraní contra el cáncer con visado

Mohsen Dehnavi iba a investigar unos meses en el Hospital Infantil de Boston, pero fue detenido a su llegada en el aeropuerto y deportado a Irán junto a su esposa y sus tres hijos

Aduanas asegura que su deportación no tiene nada que ver con el veto migratorio, sino con información descubierta tras investigarle

- PUBLICIDAD -
Pasajeros en el Aeropuerto de Fuerteventura

el Hospital Infantil de Boston declaró que Dehnavi tiene un visado tipo J-1, que se le otorga a investigadores muy cualificados, profesores o visitantes de intercambio.

Un investigador iraní contra el cáncer que viajaba a Estados Unidos con un visado válido ha sido detenido en el aeropuerto internacional de Boston y devuelto a su país junto con su esposa y tres hijos, tan solo dos semanas después de que  volviera a entrar en vigor el veto migratorio de Donald Trump.

Mohsen Dehnavi viajaba a Estados Unidos para trabajar como investigador visitante en el Hospital Infantil de Boston, que está afiliado a la Facultad de Medicina de Harvard. Pero a su llegada este martes no le permitieron la entrada en el país. Tras unas horas retenidos, Dehnavi, su esposa y sus tres hijos fueron metidos en un vuelo de vuelta a Irán.

Hoy, un investigador posdoctoral de Harvard iraní llegó al aeropuerto Logan de Boston junto a su familia. Tras diez horas en el aeropuerto, los agentes me aseguran que no les dejarán entrar en el país y que les tienen que enviar de regreso a Irán”, escribió en Facebook un amigo de Dehnavi, Mohammad Rashidian.

La página web de noticias médicas Stat news, vinculada al Boston Globe, citó a Rashidian afirmando que Dehnavi y su familia están “muy preocupados”. “Realmente no entiendo cuál es el problema,” afirmó.

En un comunicado por correo electrónico, el Hospital Infantil de Boston declaró que Dehnavi tiene un visado tipo J-1, que se le otorga a investigadores muy cualificados, profesores o visitantes de intercambio.

El doctor Dehnavi es un investigador visitante con un visado J-1 que viene a Boston junto a su esposa y tres hijos”, afirmaba el comunicado, que fue enviado antes de su deportación. “Él y su familia están detenidos en el aeropuerto internacional de Boston y parece que hoy mismo los enviarán de vuelta a Irán”.

En este momento, el Hospital Infantil de Boston tiene muy poca información respecto a las circunstancias de la detención. El hospital espera que esta situación se resuelva rápidamente y que el Dr. Dehnavi y su familia sean liberados y puedan entrar en Estados Unidos. El hospital está comprometido a brindar todo su apoyo al Dr. Dehnavi y su familia”, aseguró el centro médico.

Trita Parsi, presidente del Consejo Nacional Iraní-Estadounidense (NIAC, por sus siglas en inglés), cuya organización se opone firmemente al veto migratorio, expresó su consternación por la detención de Dehnavi. Parsi difundió en Twitter una imagen de la visa del investigador, que muestra que fue emitida en mayo y que es válida hasta agosto.

El visado aclara que Dehnavi pasó por todo el proceso administrativo de autorización realizado por las agencias de seguridad. “Autorización recibida el 12 de abril de 2017”, afirma el visado.

El pasado junio, el Tribunal Supremo de Estados Unidos desbloqueó importantes elementos de las medidas cautelares impuestas por tribunales inferiores contra la orden ejecutiva de Donald Trump que prohibía la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana.

Los ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Siria y Yemen tienen prohibida la entrada a Estados Unidos, a menos que prueben una “relación fiable” con una persona o entidad en Estados Unidos.

A pesar de los fallos de varios tribunales, claramente el espíritu del veto contra los musulmanes ha sobrevivido”, afirma Parsi a the Guardian. “La emisión de visados a ciudadanos iraníes se ha reducido en un 52%, comparado con el año pasado como resultado del veto que ha puesto en práctica el gobierno de Trump, a pesar de los fallos de los tribunales. La realidad indica que, a menos que actúe el Congreso, este veto seguirá discriminando y separando familias a la vez que no contribuye en nada a la seguridad de Estados Unidos”, añade.

La agencia de Aduanas y Protección Fronteriza ha informado en un comunicado que la detención y deportación de Dehnavi y su familia no están relacionadas con el veto migratorio. "Esta persona no fue admitida en EEUU en base a información descubierta durante la inspección de aduanas por razones que no están relacionadas con la orden ejecutiva", ha asegurado.

La mayoría de los iraníes víctimas del veto de Trump son estudiantes muy cualificados o investigadores. Varios científicos iraníes, incluso algunos que estaban estudiando en Harvard, se vieron afectados cuando el veto original entró en vigor, antes de las medidas cautelares de los tribunales.

Elmira Jalilian y Saghi Saghazedhi, que trabajan en el Laboratorio de Ingeniería de Tejidos de Harvard, fueron dos de las científicas iraníes que protestaron contra el veto. “Nunca nos ha sido fácil a los iraníes conseguir un visado”,  declaró Saghazadeh a Public Radio International en febrero. “Parece que esta es una forma directa de decirnos: ‘Marchaos de nuestro país’”.

Samira Asgari, científica del laboratorio de la Facultad de Medicina de Harvard, es ciudadano iraní y fue una de las personas que  presentó una demanda judicial contra el gobierno de Trump por el veto original.

Traducido por Lucía Balducci

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha