eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Facebook, Twitter, Google y Microsoft se alían contra contenidos extremistas

Las compañías tecnológicas planean crear una base de datos de huellas digitales única que pueda identificar imágenes y vídeos que promuevan el terrorismo

- PUBLICIDAD -
Miembros de ISIS en uno de sus vídeos propagandísticos

Miembros de ISIS en uno de sus vídeos propagandísticos

Google, Facebook, Twitter y Microsoft han prometido trabajar juntos para identificar y eliminar contenido extremista de sus plataformas a través de una iniciativa de intercambio de información.

Las compañías van a crear una base de datos compartida de huellas digitales únicas –conocidas como "hashes"– para imágenes y vídeos que promuevan el terrorismo. Esto podría incluir vídeos para reclutar terroristas así como imágenes y memes que contengan violencia terrorista. Cuando una compañía identifique y elimine una pieza con tal contenido, las otras podrán utilizar el "hash" para identificar y eliminar la misma pieza de sus propios canales.

"Esperamos que esta colaboración nos lleve a una mayor eficiencia a medida que continuamos reforzando nuestras políticas para ayudar a contener el urgente problema global de contenidos terroristas en Internet", han dicho las compañías a través de un comunicado.

Debido a que las empresas tienen diferentes políticas en torno a lo que constituye o no contenido terrorista, van a empezar por compartir huellas digitales de "las imágenes y vídeos más extremos y atroces" ya que son las que con más probabilidad violan las políticas de contenido "de cada una de nuestras compañías".

Los detalles técnicos concretos aún tienen que definirse, dice Facebook, aunque el enfoque será parecido al que se utiliza para abordar las imágenes de abuso sexual a menores. Esas mismas compañías utilizan la  tecnología PhotoDNA del National Center for Missing and Exploited Children, desarrollada por Microsoft, para identificar imágenes de abuso sexual infantil. Sin embargo, con esta tecnología las fuerzas de seguridad centralizan la clasificación de las imágenes y las empresas tecnológicas están legalmente obligadas a eliminar dicho contenido.

A principios de este año, el informático Hany Farid que ayudó a desarrollar PhotoDNA, propuso un programa similar para el contenido extremista. Se asoció con el Counter Extremism Project para desarrollar un sistema que pudiera marcar de manera proactiva fotos, vídeos y audios en el momento en el que se publican.

"Estamos contentos de ver este desarrollo. Está pendiente desde hace mucho tiempo", cuenta en the Guardian explicando que ha estado en conversaciones con Facebook y Microsoft desde enero. A pesar de que da la bienvenida al anuncio, sigue siendo prudente particularmente por la falta de un organismo imparcial para monitorizar la base de datos: "Tiene que haber una transparencia completa sobre cómo entra el material en esta base de datos y hace falta que haya expertos en contenidos radicales que se aseguren de que está actualizada. Si no, estás dependiendo únicamente de que lo haga cada empresa por separado".

El poder de PhotoDNA radica en una única base de datos central. "Si se elimina de un sitio, se elimina de todos. Esto es increiblemente poderoso. Es menos potente si lo quitas de Facebook pero no de Twitter y Youtube", continua explicando. "Lo que queremos es erradicar el megáfono social que las redes sociales otorgan a grupos como ISIS. Esto no se hace escribiendo un comunicado de prensa".

Las empresas tecnológias han estado sometidas a mucha presión por parte de los gobiernos de todo el mundo por culpa de la propagación de propaganda extremista en Internet a través de los canales de grupos como ISIS.

En enero, autoridades de la Casa Blanca se reunieron con representantes de Apple, Facebook, Twitter y Microsoft para explorar vías para abordar el terrorismo. "Nos interesa explorar todas las opciones con vosotros para saber cómo tratar la amenaza creciente del terrorismo y otros actores maliciosos utilizando tecnología, incluida tecnología encriptada", decía un documento informativo publicado antes de la cumbre secreta.

"Hay tecnologías que pueden hacer más difícil a los terroristas utilizar Internet para movilizar, promover y operar", apuntan. Facebook dijo que la última iniciativa no era resultado directo de la reunión que se llevó a cabo en enero. Pero dijo que todas las compañías coincidieron en que en sus plataformas no hay lugar para contenido que promueve o respalda al terrorismo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha