eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

La Fuerza Aérea de EEUU comete errores sistemáticos al informar sobre antecedentes penales

Una investigación acaba de revelar errores por parte del cuerpo estadounidense al informar al sistema nacional de comprobación de antecedentes sobre condenas y condenados

Un fallo de este tipo permitió que el atacante del mes pasado en Texas comprase armamento cuando la ley se lo hubiera prohibido si el sistema de comprobación hubiese funcionado

Una ley federal prohíbe vender armas a personas condenadas por delitos violentos

- PUBLICIDAD -
La cultura de las armas de EE.UU ha generado una falta de temor hacia su uso por parte de los menores

Cada año, se producen más de 11.000 homicidios por armas de fuego en EEUU

Una investigación sobre errores por parte de la Fuerza Aérea estadounidense a la hora de informar sobre antecedentes penales al sistema nacional de comprobación de antecedentes ya ha hallado "varias docenas" de casos que deberían haber sido presentados, pero no lo fueron.

La investigación llega después de un tiroteo en masa en una iglesia baptista en Sutherland Spring, Texas, en el que murieron 26 personas. El día después del asesinato, la Fuerza Aérea estadounidense dijo que el atacante debía haber tenido prohibido ser propietario de ningún arma puesto que en 2012 cumplió condena por abusar de su mujer y de su hijastro.

La Fuerza Aérea ha fracasado a la hora de presentar el historial de violencia machista de Devin Kelley al sistema nacional de verificación de antecedentes, permitiendo así que Kelley comprase una serie de armas, a pesar de sus antecedentes por violencia, explicó un portavoz del ejército del aire.

Casi un mes después del arranque de las investigaciones sobre estos errores, la Fuerza Aérea ha anunciado que "el error en el caso de Kelley no era un caso aislado y que equívocos similares se han producido en otras ubicaciones".

Este martes, la portavoz de las fuerzas aéreas Ann Stefanek dijo: "Aunque las políticas y los procesos que se requieren están en vigor, faltan medidas que tienen que ver con entrenamiento y cumplimiento".

EEUU, que reconoce la tenencia de armas como un derecho constitucional, permite a los ciudadanos comprar armas de comerciantes autorizados después de una comprobación rápida con la que se aseguran de que los compradores no están en la base de datos nacional de estadounidenses que no pueden ser propietarios legales de armas.

Durante años, los errores a la hora de informar sobre los registros mentales o criminales que vetan la tenencia de armas al sistema de verificación nacional han sido un problema sistemático.  Al menos tres atacantes con un perfil de atacante masivo se han hecho con armas legalmente por culpa de un fallo a la hora de informar o localizar los antecedentes.

Analizando 60.000 casos

Todavía no se sabe la magnitud de los errores por parte de la Fuerza Aérea a la hora de vetar la compra de armas a personas que han sido procesadas por violencia machista. El ejército del aire "está examinando 60.000 casos entre los que se incluyen delitos graves a lo largo de un periodo de 15 años para asegurar su cumplimiento", ha dicho el portavoz Mark Graff.

Sin embargo, no aclaró si las "varias docenas" de registros que no llegaron a notificarse se encontraron después de revisar solo unos cientos de casos, o muchos miles. La investigación sigue "en curso" y "se completará en los próximos meses".

El Departamento de Defensa también está investigando si los antecedentes de otras ramas militares han sido presentados de una manera apropiada.

Mientras que las agencias federales ya están obligadas por ley a presentar antecedentes penales para el sistema nacional de verificación para la tenencia de armas, un grupo de legisladores de ambos partidos ha introducido una nueva legislación general para asegurarse de que el ejército del país cumple la ley, incluyendo la introducción de nuevos requisitos para la difusión pública sobre la presentación de registros, y multas para aquellas autoridades cuyas agencias no cumplan con la ley.

"Los errores son tan enormes y también los peligros para la sociedad, que creo que claramente se necesitan medidas enérgicas", dijo Lindsay Nichols, la directora de políticas federales en el Giffords Law Center to Prevent Gun Violence cuando se presentó la  nueva legislación a principios de mes.

"Si la Fuerza Aérea falla a la hora de informar sobre alguien, y en lugar de terminar con 26 personas muertas en una iglesia hubiera terminado con la muerte de una persona en las calles de Chicago, probablemente no se hubiera desencadenado el mismo debate nacional", asegura. "No estoy segura si quiera de que nos hubiéramos enterado".

Cada año, se producen más de 11.000 homicidios por armas de fuego en EEUU, según las estimaciones oficiales de Centers for Disease Control and Prevention (CDC).

Traducido por Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha