eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

A Snowden no le preocupa que Putin le entregue a Trump

El extrabajador de la CIA reconoce que sería de "locos ignorar" la posibilidad de que Trump negocie con Rusia su extradición

Cuenta también que no está preocupado por su seguridad e insiste, una vez más, en que hizo lo correcto

Hacia el final de la entrevista evitó hablar directamente de Donald Trump aunque reconoció que EEUU se adentra en un momento histórico muy oscuro

- PUBLICIDAD -
Edward Snowden, ex analista de la CIA, destapó el impresionante alcance de la vigilancia masiva a escala mundial © PHOTOS COURTESY OF RADiUS-TWC

Edward Snowden, ex analista de la CIA, destapó el impresionante alcance de la vigilancia masiva a escala mundial © PHOTOS COURTESY OF RADiUS-TWC

Edward Snowden asegura que no tiene miedo de que el presidente de Rusia Vladimir Putin le entregue a EEUU como un favor al nuevo presidente Donald Trump. El informante de la Agencia de Seguridad Nacional dijo que sería de "locos ignorar" la perspectiva de que Trump llegue a un acuerdo con Putin que lo empuje a su extradición y posterior juicio. Así lo aseguró este jueves durante una charla vía webchat desde Rusia (país en el que se ha refugiado desde que divulgó secretos de la Agencia de Seguridad Nacional en 2013).

"Si estuviera preocupado por la seguridad, si la seguridad y mi propio futuro fuese todo lo que me preocupa, todavía estaría en Hawai", añadió. Dijo durante la charla con el motor de búsqueda holandés centrado en la privacidad StartPage que estaba tranquilo y orgulloso de las decisiones que había tomado.

"Creo que hice lo correcto", asegura. "Aunque no puedo predecir qué va a pasar en el futuro, no sé lo que va a pasar mañana, puedo estar tranquilo con el modo en el que he vivido hasta hoy", asegura.

Trump, que ha elogiado a Putin y a Rusia provocando los ataques de su rival demócrata Hillary Clinton, que lo comparó con una "marioneta", insinuó en el pasado que Snowden debería estar muerto. El principal aliado de seguridad nacional de Trump, el general retirado y antiguo jefe de la Agencia de Inteligencia de la Defensa Michael Flynn, supervisó  un informe de la DIA sumamente especulativo. El documento sostenía que Snowden se hizo con un gran alijo de documentos, algo nunca visto, basado en que Snowden podía acceder como un administrador de sistemas externo.

"Snowden es un espía que ha causado gran daño en EEUU. En los viejos tiempos, cuando nuestro país era respetado y fuerte, hubiera sido ejecutado", tuiteó Trump en 2014.

Todo esto ha hecho que los seguidores de Snowden de todo el mundo se preocupen por la posibilidad de que se estén gestando los preliminares de una extradición. Pero Snowden se mostró sereno: "No me preocupa. Es posible. Sería de locos ignorar la idea de que este tipo, que se presenta como un gran negociador, esté tratando de llegar a un acuerdo".

"Ahora bien, el presidente de Rusia ha dicho anteriormente que la gente de Rusia me considera un defensor de los derechos humanos. Sin tener en cuenta la postura que tengamos hacia las políticas rusas, las cuales obviamente tienen muchos problemas, han dicho que Rusia no es un país que extradita a defensores de derechos humanos", añade.

"Pero digamos que esto no es verdad. Digamos que llegan a algún tipo de acuerdo, todo se tuerce y me expulsan. Si estuviera preocupado por la seguridad, si la seguridad y mi futuro fuera lo único que me preocupa, todavía estaría en Hawai", asegura. "Creo que hice lo correcto. Y aunque no se pude predecir el futuro, ni puedo predecir qué va a pasar mañana, puedo estar tranquilo con la manera en la que he vivido hasta hoy. No importa lo que pase, si mañana hay un ataque de dron, ellos ponen en marcha una operación o yo me resbalo y caigo por las escaleras, eso es algo que no cambiará".

No quiso hablar directamente de Trump

Snowden ha negado tajantemente colaborar de cualquier modo con ninguna agencia de inteligencia extranjera, incluso inconscientemente. No obstante, la administración Obama le ha acusado bajo la Ley de Espionaje, la cual le impediría defenderse ante un jurado.

Durante la charla, Snowden se centró en defender que la encriptación y otras medidas de seguridad cibernética se van a convertir en fundamentales para la arquitectura de Internet y para los equipos conectados. También defendió el continuo activismo político en torno a medidas de privacidad. Para muchos, Snowden eludió las preguntas sobre las últimas elecciones.

Sí que comentó "las declaraciones tan preocupantes que había hecho el nuevo presidente" pero expresó su optimismo asegurando que EEUU lo resistiría. "Es un momento oscuro para la historia de nuestra nación, pero no es el final de la historia. Y si trabajamos juntos podremos construir algo mejor. Podremos disfrutar de una mayor libertad y de una sociedad más liberal que nos beneficie a todos", dijo esquivando las preguntas.

"Mientras nos esforcemos por vivir de acuerdo a nuestros valores, no tenemos que preocuparnos de lo que pase mañana, porque hoy es suficiente", concluyó.

Traducido por Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha