eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Este es el folleto propagandístico por el que Estados Unidos tuvo que pedir perdón a los afganos

Los folletos lanzados desde el aire contienen un león persiguiendo a un perro —considerado impuro en el islam— sobre el que se lee un pasaje del Corán fundamental para todos los musulmanes

“Recupera tu libertad de los perros terroristas y coopera con las fuerzas de la coalición para que puedan identificar y eliminar a tu enemigo”, rezaba el folleto

No es el primer incidente con el lanzamiento de propaganda; en agosto aviones no identificados lanzaron folletos a favor de los talibanes. Y en 2009 una caja de panfletos no se abrió en el aire y acabó matando a una joven afgana

- PUBLICIDAD -
“Recupera tu libertad de los perros terroristas y coopera con las fuerzas de la coalición para que puedan identificar y eliminar a tu enemigo”, rezaba el folleto

“Recupera tu libertad de los perros terroristas y coopera con las fuerzas de la coalición para que puedan identificar y eliminar a tu enemigo”, rezaba el folleto.

El Ejército de EEUU en Afganistán ha pedido disculpas por distribuir folletos de propaganda, en los que aparece un pasaje del Corán sobre una imagen de un perro, que han podido ofender a los musulmanes. En un comunicado este miércoles, antes de que saltase a la luz pública el lanzamiento de folletos, el Ejército estadounidense afirmó que el incidente había sido un error.

En los folletos aparece un león persiguiendo a un perro sobre el que hay impreso un pasaje coránico que aparece en las banderas de los insurgentes talibanes. Aun así, el pasaje utilizado es también la declaración de fe básica para todo musulmán y asociar uno de los textos más sagrados del islam con un perro, considerado impuro en esta religión, podría considerarse un ataque.

“Pido disculpas sinceras. Respetamos profundamente al islam y a nuestros socios musulmanes en todo el mundo”, afirmó el general James Linder. “Este error no tiene excusas. Estoy revisando nuestros procesos para determinar la causa de este incidente y para que la parte responsable rinda cuentas. Además, haré los cambios apropiados para que esto no vuelva a ocurrir”, añadió.

“Recupera tu libertad de los perros terroristas y coopera con las fuerzas de la coalición para que puedan identificar y eliminar a tu enemigo”, reza el polémico folleto. Unas horas después de la disculpa estadounidense, no hubo indicios de protestas públicas.

Este lanzamiento de panfletos es el último de una serie de ofensas percibidas por los afganos de parte de las fuerzas de la coalición durante el conflicto. Estos incidentes han dañado la buena voluntad y amenazan con revertir progresos tan duramente conseguidos.

En 2012, soldados estadounidenses quemaron por error una pila de coranes en la quema de una colección de libros y textos dañados de la biblioteca del aeródromo de Bagram. La quema provocó protestas en todo el país, durante las cuales murieron varias personas.

Ese mismo año, una grabación de marines estadounidenses orinando sobre los cadáveres de combatientes talibanes motivó una investigación oficial con acusaciones penales sobre los responsables.

Durante años, soldados extranjeros han entrado en los hogares afganos sin invitación como parte de sus registros, han soltado a los perros contra los aldeanos y han registrado los cuartos reservados a mujeres, violando claramente costumbres arraigadas y ofendiendo a los afganos.

El lanzamiento de folletos de propaganda es una parte fundamental de las operaciones militares psicológicas y ha sido ampliamente utilizado por las fuerzas de la coalición en Afganistán. En agosto, aviones no identificados lanzaron folletos sobre la provincia de Ghazni felicitando a todos los combatientes talibanes por una de las fiestas islámicas. El mensaje contenía una imagen del último líder talibán, Mullah Mansour, que murió en 2016, probablemente sugiriendo que seguía vivo y que el actual líder, Haibatullah Akhundzada, es ilegítimo.

En ocasiones este método ha tenido resultados perjudiciales. En 2009 una caja de folletos lanzada desde un avión de las fuerzas aéreas británicas no se abrió en el aire y acabó matando a una joven afgana en Helmand.

El gobernador de Parwan, Mohammad Asim, ha condenado la imagen del perro como “intolerable”, pero ha asegurado que tanto él como otros líderes han intentado mediar. El gobernador ha señalado que Parwan, hogar del antiguo aeródromo de Bagram, ha sido tradicionalmente muy antitalibán, pero que insultar al islam enfada a la gente.

“Los americanos han cometido un gran error. La juventud y los eruditos religiosos están enfadados. Estaban a punto de reaccionar e intentamos pararlos, porque si protestan, el enemigo lo utilizará contra nosotros”, explicó. “Las fuerzas de la coalición no conocen muy bien nuestra cultura, por eso cometen estos errores”.

Ghulam Bahauddin, presidente de la junta provincial, afirmó que se había reunido con los estadounidenses y que había recibido una disculpa, pero añadió: “La gente quiere que se arreste y se juzgue al responsable”.

La semana pasada, lo que parece ser un bombardeo aéreo equivocado mató al menos a 11 civiles en Logar, al este de Kabul, incluidos menores. Estados Unidos afirmó que estaba investigando el ataque.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha