eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Las tropas iraquíes avanzan en Faluya mientras 80.000 civiles huidos sufren escasez de alimentos

Decenas de miles de civiles han huido del Estado Islámico a campamentos de las afueras de la ciudad iraquí de Faluya, que está siendo recuperada por las fuerzas gubernamentales

- PUBLICIDAD -
El ejército iraquí libera el edificio de la administración local de Faluya

Policías iraquíes vigilan a varias personas que quedaron bajo custodia durante una operación militar en Faluya, el pasado 9 de junio. EFE

Las tropas iraquíes están avanzando en los distritos del oeste de la ciudad asediada de Faluya con la esperanza de expulsar a los militantes del Estado Islámico, cuyas defensas prácticamente se han derrumbado ante una campaña coordinada para recuperar la ciudad. Pero el Gobierno se enfrenta a un gran reto a la hora de atender a decenas de miles de refugiados que han huido del ISIS ante la retirada de sus militantes.

"El mayor esfuerzo ahora está en el eje occidental", ha explicado a la agencia Reuters el teniente general Abdul Wahab al Saidi. "Si caen en el eje occidental y nuestras fuerzas llegan al Golán (un distrito del noroeste), no se oirán más tiros en Faluya".

Las defensas del ISIS cayeron de repente a las cuatro semanas del inicio de la campaña para liberar la ciudad, que fue el primer gran núcleo urbano en caer en manos del grupo terrorista en enero de 2014 y se consideraba una fortaleza que se podría tardar meses en devolver al control del Gobierno. El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, declaró este viernes la victoria frente al ISIS, pero algunas zonas de la ciudad siguen bajo control del grupo.

El Gobierno también se enfrenta a un enorme reto en el abastecimiento de alimentos a más de 80.000 refugiados que han huido de Faluya a campamentos de las afueras de la ciudad y que tienen escasez de agua y comida. Karl Schembri, del Consejo Noruego de Refugiados, que organiza campamentos para los desplazados, explica que la situación se está deteriorando día a día y que los campos son "el infierno en la Tierra". Los civiles están viviendo con tres litros de agua al día bajo el calor abrasador del verano iraquí.

Naciones Unidas ha destinado 15 millones de dólares a ayuda de emergencia para socorrer a los que han huido. El responsable humanitario de la ONU, Stephen O'Brien, ha afirmado que las personas desplazadas necesitarán ayuda urgente "antes de que la situación se convierta en una catástrofe humanitaria".

El conflicto con el ISIS, que también controla buena parte de Siria, ha obligado a más de 3,4 millones de iraquíes a huir de sus hogares. Más del 40% de los desplazados proceden de la provincia de Anbar, según la ONU.

Traducción de Jaime Sevilla Lorenzo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha