eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

La mafia siciliana se muda a Alemania para esquivar la crisis económica

Un investigación policial conjunta de las fuerzas policiales alemanas e italianas constata que la mafia tiene cada vez más presencia en el norte de Alemania

Con raíces sicilianas, estas bandas trafican con drogas y blanquean a través de tragaperras en bares y comercios que obligan a instalar en locales alemanes

- PUBLICIDAD -
La denuncia de 36 empresarios italianos conduce a la detención de 22 capos mafiosos

En los últimos años, la policía ha empezado a hacer lentos progresos en la detección de redes mafiosas en la región de Renania EFE

Los clanes de la mafia siciliana están empezando a asentarse en el norte de Alemania en busca de oportunidades de negocio. Esta ha sido su respuesta a las malas condiciones económicas del sur de Europa y a las duras medidas elaboradas por el Gobierno italiano contra el crimen organizado.

Detalles obtenidos por the Guardian sobre una operación antidroga a gran escala en el suroeste de Alemania revelan hasta qué punto los clanes de la mafia parecen haber migrado a algunas de las regiones más ricas de la capital económica europea después de toparse con problemas financieros en Italia.

Hasta 19 personas fueron arrestadas bajo sospechas de ser narcotraficantes y se incautaron bienes por un valor de 4 millones de euros en la ciudad de Villingen-Schwenningen el pasado 21 de junio. La operación fue una incursión conjunta de una rama de la policía italiana especializada en finanzas de Palermo y del departamento de investigación criminal de Alemania.

Al parecer, la banda operaba principalmente en Rottweil y Stuttgart en el Estado de Baden-Württemberg, zona fronteriza con Francia y Suiza, y cuya tasa de pobreza es la más baja de los 16 estados alemanes.

Según las autoridades italianas, los mafiosos detenidos transportaron ilegalmente toneladas de marihuana y cocaína desde Albania hasta Alemania, y blanqueaban los beneficios a través de máquinas tragaperras que obligaban a instalar a los dueños de bares y tiendas locales. La policía italiana también sospecha que los beneficios del tráfico de drogas se usaban después para comprar armas en los Balcanes.

En 2016, un equipo integrado por 300 efectivos comenzó a usar escuchas telefónicas y cámaras ocultas para rastrear los movimientos de los sospechosos. Una de las escuchas a las que ha tenido acceso the Guardian registra un tiroteo desde un vehículo en movimiento en mayo de 2016, en el cual miembros de una banda parecen destrozar la ventana de un bar para intimidar a un propietario que se había negado a instalar las máquinas tragaperras de la mafia.

Los investigadores aseguran que los traficantes de drogas que operan en Alemania lo hacen al servicio de la familia Mondino, una banda siciliana afincada en Palermo en el barrio de Passo di Riganò.

El hombre a cargo de las operaciones de contrabando de drogas y blanqueo de capitales parece ser un empresario italiano nacido en Alemania que es dueño de dos restaurantes en Baden-Württemberg. Según la unidad italiana de delitos fiscales en Palermo, el sospechoso tiene fuertes vínculos con varios capos sicilianos.

Se cree que la banda mafiosa más poderosa de Sicilia, la Cosa Nostra, también se ha empezado a expandir hacia Alemania. De acuerdo a las cifras del Ministerio de Interior italiano, 4.000 mafiosos ha sido arrestados en Sicilia desde 1990.

Sin la construcción, necesitaban nuevos ingresos

El mercado de la construcción de Sicilia, uno de los negocios más importantes de la mafia en la región, ha sido duramente golpeado por la crisis económica. Según ANCE, la asociación de empresarios de la construcción italiana, los beneficios en la industria han caído un 90% desde 2007.

Incapaces de pagar por protección, se dice que los comerciantes y empresarios sicilianos están informando a la policía, cada vez más, de las actividades de la Cosa Nostra.

“La mafia italiana, incluida la poderosa 'Ndrangheta en Calabria, ha invertido dinero y parte de sus bienes en Alemania en los últimos años. Como otras empresas legales en Europa, han encontrado otras oportunidades de negocio muy rentables allí”, comenta Giuseppe Campobasso, que dirige la unidad antidrogas de la policía financiera italiana en Sicilia y que lideró la operación en Alemania desde el lado italiano.

“Los italianos han emigrado a Inglaterra, EEUU y otras partes del mundo en busca de oportunidades. Desafortunadamente, también hemos exportado un montón de criminales. Los mafiosos se están enfrentando ahora a una dura crisis en Sicilia. Algunos de ellos han hecho sus maletas en dirección a Villingen o Stuttgart. Y se han encontrado con un buen trabajo, un trabajo criminal y muy rentable”.

Petra Reski, una periodista que ha escrito un libro sobre el crecimiento de la influencia de la mafia en Alemania, cuenta que el país es el que más mafiosos alberga de Europa después de Italia. “Están buscando oportunidades seguras en las que invertir que les permitan blanquear dinero, por lo que inevitablemente se sienten atraídos por las zonas más ricas de Europa, y en particular en áreas donde ya hay personas y negocios con conexiones con Italia”.

Baden-Württemberg es el hogar de una gran comunidad italiana que llegó como parte de un programa de trabajadores invitados que convocó el país en los años 50, 60 y 70.

En los últimos años, la policía ha empezado a hacer lentos progresos en la detección de redes mafiosas en la región de Renania, así como en el Estado de Turingia. En marzo de este año, las autoridades italianas arrestaron a un supuesto miembro de la 'Ndrangheta de Calabria, ahora considerado el grupo mafioso más poderoso, al que se le conecta con la masacre del año 2007 en Duisburg en la que murieron seis personas.

En enero de 2013, 17 personas de Alemania y Sicilia fueron arrestadas en un bar de Colonia bajo la sospecha de estar implicadas en un plan para evadir impuestos vinculado a la mafia.

Además, una investigación de 2015 reveló que la 'Ndrangheta había empezado a utilizar la ciudad de Éfurt como un centro de operaciones de blanqueo de dinero por un valor de 100 millones de euros, que abarcaba a 20 empresas y 30 restaurantes en Alemania con presencia en ciudades como Leipzig, Dresde, Baden-Baden, Kassel, Múnich y Münster.

Traducido por Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha