eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mujeres, ciencia y ciudad

Chien-shiung Wu, en una imagen de archivo

Hace dos años, las Naciones Unidas decidieron instaurar el 11 de febrero como Día de las Mujeres y Niñas en la Ciencia. Con ello, se consagraba una conmemoración, pero también una denuncia y un llamado de atención. El año pasado, ni una sola mujer fue galardonada con un premio Nobel en Ciencia. Tampoco el anterior. Desde su primera entrega en 1901, solo el 3% de los casi 600 premios Nobel científicos han recaído sobre mujeres. En Física, los hombres han sido distinguidos en 205 ocasiones y las mujeres solo en 2. En Medicina, se han premiado 202 hombres y 12 mujeres. En Química, 174 hombres y 4 mujeres.

Estas cifras no se justifican por la falta de aportaciones de las mujeres a la ciencia. Mujeres científicas ha habido muchas. Y muy buenas. Comenzando por Hipatia, brillante matemática, astrónoma y filósofa en la Alejandría del siglo IV. Muchas de estas mujeres fueron invisibilizadas, discriminadas y silenciadas por el pensamiento de su época (la propia Hipatia fue asesinada por fanáticos religiosos). Pero su contribución al progreso científico y social ha sido decisiva.

Solo el peso del patriarcado en las sociedades actuales explica que la física austríaca Lisa Meiner (1878-1968) no recibiera el Nobel por el descubrimiento de la fusión nuclear. O que la también física Chien-Shiung Wu (1912-1997) no obtuviera el reconocimiento debido por su refutación de la Ley de Conservación de la Paridad. Y lo mismo podría decirse de Esther Ledesberg (1922-2006), quien contribuyó de manera decisiva a la genética microbiana. O de Dorothy Thomas (1922-2015), impulsora de la técnica para el trasplante de médula ósea.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

La brecha que rompe España

Retrato de Virginia Woolf en su madurez. (DP).

“Una mujer debe tener dinero y una habitación propia para poder escribir novelas”. Una habitación propia, Virginia Woolf.

 

Las mujeres encontramos numerosas trabas y dificultades en el mercado laboral para poder conseguir dinero y nuestra habitación propia. Y si la tenemos, es alquilada, más pequeña y de mucho menos valor que la de los hombres. La sociedad patriarcal y machista en la que vivimos diseña numerosas estrategias para relegarnos a tres situaciones de vulnerabilidad en el ámbito del empleo: La primera, la de responsabilizarnos de los cuidados, un espacio que mientras no sea el Estado quien lo asuma, seguirá recayendo mayoritariamente sobre las espaldas de las mujeres y, por supuesto, en detrimento de nuestras oportunidades profesionales. 

Seguir leyendo »

El voto a los dieciséis no es una utopía

Seguramente mi abuelo jamás imaginó que mi madre podría votar con dieciocho años. Es razonable que a mi padre aún le cuesta imaginar a sus nietas votando a los dieciséis. Pero, por suerte, tendemos a ello.  Austria ya lo hace y cada vez más países están reduciendo la edad para participar en comicios. Se está dando claramente un movimiento en este sentido. Desde espacios de muy diversa índole se reclama el derecho a voto a los dieciséis. Igual vemos la propuesta en las  conclusiones de Foro de Davos como en el Congreso de los Diputados por ERC o Podemos. Hay una preocupación transversal a distintos partidos e ideologías sobre qué debe ser la ciudadanía y cómo evitar que la juventud sea excluida del conjunto de la sociedad: en 2015, más de la mitad de la juventud española se sentía como " ciudadanía de segunda".

A los dieciséis años ya tenemos reconocidos ciertos derechos y responsabilidades. Se nos considera capaces para emanciparnos, trabajar, casarnos, conducir, responder penalmente a nuestros actos, tener relaciones sexuales…  En cambio, se sigue dando la incoherencia de negarnos la posibilidad de decidir con nuestro voto las políticas que nos afectan.

Los datos demográficos no nos dan mucha esperanza a la juventud. Dado el envejecimiento de la población, la proporción de personas jóvenes en la sociedad se está reduciendo y, por tanto, cada vez estamos menos representadas en el electorado. Actualmente la juventud es el colectivo que más sufre la pobreza. El 37,5% de desempleo en menores de veinticinco, la imposibilidad de marcharnos de casa de nuestros padres o la precariedad en la que vivimos nos demuestran que las políticas juveniles son las grandes olvidadas. Reducir la edad del voto a los dieciséis años propiciará un mayor equilibrio electoral entre los más jóvenes y los más mayores. Y, por ende, una mayor representación de nuestras necesidades.

Seguir leyendo »

Monkey Business

Un empleado de Volkswagen en una fábrica alemana

 Las revelaciones sobre el ensayo que VW, Daimler y BMW habían encargado en el que se obligaba a simios y a humanos sanos a respirar los gases tóxicos emitidos por sus vehículos diésel en un degenerado intento de demostrar que sus coches eran limpios es algo abominable. Los métodos muestran impactantes similitudes con las tácticas de la industria tabacalera que financió investigaciones para refutar que los cigarrillos eran perjudiciales con el objetivo explícito de socavar las pruebas de la Organización Mundial de la Salud. Se observa una difuminación de las normas morales entre los fabricantes de coches alemanes que contrasta profundamente con la lustrosa reputación de marca que las empresas gastan una fortuna en mantener.

Estos descubrimientos proporcionan información sobre las formas en que la industria del automóvil pretende desautorizar las preocupaciones ambientales y de salud, financiando institutos teóricamente independientes como el ahora desaparecido Grupo Europeo de Investigación sobre el Medio Ambiente y la Salud en el Sector de los Transportes (conocido en Alemania como EUGT). El EUGT fue financiado totalmente por los fabricantes automovilísticos alemanes y el autoproveedor Bosch y fue responsable de la puesta en marcha de los detestables experimentos. Estas tácticas han sido comunes en los Estados Unidos y ampliamente utilizadas por los negacionistas del cambio climático, pero ahora se ven cada vez más implementadas en Europa. Por ejemplo,  ForFreeChoice ha comenzado recientemente una campaña contra la prohibición del aceite de palma, y ha aparecido en los debates sobre las normativas de CO2 de automóviles argumentando en contra de las restricciones y tratando de minar a los grupos de consumidores legítimos.

El uso indebido de "investigaciones" por parte de la industria del automóvil para suministrar munición a su ejército de cabilderos es endémico. Un  estudio propuso gastar 520 mil millones de euros en el re-asfaltado de las carreteras de Europa para reducir las emisiones en lugar de mejorar los coches. Otro  informe financiado por la industria establecía que la mejora de la eficiencia de las furgonetas aumentaría el coste en hasta 8.800 euros; mientras que un estudio independiente realizado para la Comisión estimo el mismo en 620 euros. En su momento, la industria  también argumentó que: "El objetivo de 130 gramos de CO2/km por vehículo, propuesto por la Comisión, no es factible". Sin embargo, este objetivo se alcanzó hace varios años y no tuvo impacto alguno sobre los precios de los automóviles.

Seguir leyendo »

Derechos y libertades compartidas

56 Comentarios

“¿A nadie del mundo de la cultura le chirría que haya unos tíos en la cárcel, en prisión preventiva, sin juicio ni nada?”, se preguntaba el lunes el periodista y director de La Ventana, en la Ser, Carles Francino, tras la gala de los Goya. Todo mi agradecimiento a esta voz sincera en medio de un aparente muro de silencio. Tristemente, cuestionar nuestra prisión preventiva parece un acto de valentía.

Tras denunciar ante la Comisión de Detenciones Arbitrarias de la ONU nuestro caso, el abogado Ben Emmerson destacó que nuestra detención y encarcelamiento es un agravio a los derechos humanos, queda al margen de los estándares internacionales, viola nuestro derecho a la libertad de asociación y expresión, a la opinión política y participación. Además, se nos está discriminando por apoyar el derecho a la autodeterminación.

En su exposición ante la prensa, Emmerson fue claro: “este caso no pide a la ONU que arbitre sobre la independencia de Catalunya, sino que la ONU afiance la doctrina de que los gobiernos no pueden reprimir la disidencia política mediante la detención arbitraria de los adversarios ". “Imaginad -añadió el abogado británico- que el Reino Unido encarcelara a los dirigentes del Partido Nacionalista Escocés por promover la independencia. Pues esta es la situación en España”, concluyó. No faltarán voces que digan que Emmerson se limita a cumplir con las obligaciones contraídas con el cliente. El dinero quizás lo compre todo, pero el sentido común dice que el señor Emmerson no tiene motivo alguno para echar por la borda 25 años de experiencia litigando en tribunales internacionales.

Seguir leyendo »

Todas necesitamos a esa abuela

Protesta de Las Kellys en el Hotel HL Paradise Isla de Playa Blanca

Hace unas semanas tuve la suerte de participar en una asamblea de mujeres en Elche junto a Irene Montero. Pude escuchar en primera persona testimonios increíbles a cerca de condiciones laborales de extrema precariedad. Allí estaban las “Kellys”, las camareras de piso de los hoteles, mujeres valientes que han decidido organizarse para denunciar los atropellos que sufren en sus trabajos, o las aparadoras de zapatos, mujeres luchadoras que han levantado a muchas familias dejándose la piel y las manos durante años ahogadas en la economía sumergida, y sumergida estaba su historia también hasta ahora.

Pero también tuvimos la oportunidad de escuchar a una mujer, precaria por nacimiento como lo somos todas las mujeres en una sociedad patriarcal, que tuvo que enfrentarse a un desahucio junto a sus hijos. Su experiencia fue la que hizo que me saltara un “clic” en la cabeza y ahora os explicaré por qué. Ella estaba sola hasta que llegó la PAH, eso es lo que dijo. A parte de toda la ayuda que le prestaron, lo que ella más valoraba era que ese sentimiento de soledad, de desamparo, había desaparecido por fin. Y fue entonces cuando una mujer mayor que estaba sentada en ese círculo alzó la voz y dijo: “Mira si te ha dado cosas la PAH, que te ha dado hasta una abuela”. Ese momento se convirtió de inmediato en mi memoria en un resorte de esperanza y de revolución. “Yo también quiero que seas mi abuela”, recuerdo que pensé.

En ese espacio seguro en el que se convirtió aquella sala del auditorio, escuchamos la voz de trabajadoras de residencias de personas mayores, pero realmente no fue su voz la que oímos, si no la de esas personas mayores convertidas en números a manos de nuevas empresas privadas que se estaban abriendo camino en el mercado a la venta de la tercera edad. También las cuidadoras, las profesionales y las no profesionales, estaban presentes hablando de nuestra también precaria Ley de Atención a las personas en situación de dependencia. Todas sentimos esa atmósfera especial, algo pasó en ese lugar. Bueno, podría hablar exclusivamente de ese momento y de esas mujeres durante todo el artículo pero no puedo; mil palabras no son suficientes para describir todas esas sensaciones. Continúo.

Seguir leyendo »

Los riesgos de la brecha de género en el entorno tecnológico

Fotograma de la película 'Figuras ocultas', sobre la vida de tres mujeres que colaboraron con la NASA en los años sesenta

Los nuevos escenarios económicos y sociales derivados de la llamada “revolución digital” exigen a los ciudadanos una mayor participación en la sociedad de la información y las comunicaciones, una mejor utilización de las herramientas tecnológicas y un necesario progreso en las competencias y habilidades digitales.

Según diferentes estudios, la UE necesitará, en la próxima década, del orden de 900.000 empleados para el sector de la Informática y las Telecomunicaciones. Sin embargo, y a pesar del positivo incentivo que puede suponer dicha predicción, solo el 8% de las alumnas europeas de 15 años asegura tener intenciones de embarcarse en una de estas carreras.

Los últimos datos y estadísticas oficiales en nuestro país demuestran que las mujeres están infrarrepresentadas en los estudios ligados a las ciencias exactas y a la tecnología, conocidos por el término inglés STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics), tanto en los niveles de formación profesional superior como en los grados universitarios.

Seguir leyendo »

Enfrentar lo intolerable

El caso levantado por The Times sobre  el comportamiento de algunos trabajadores de Oxfam Gran Bretaña en Haití en 2011 nos remueve. Es intolerable. En cualquier caso y en cualquier organización. Pero más aún en Oxfam, donde tenemos la equidad de género y los derechos de las mujeres como parte esencial de nuestra identidad y de nuestra causa.

Lo primero que siento con este caso y otros, en los que se acosa o se vulnera la dignidad de las mujeres, es indignación, así como una profunda solidaridad con quienes sufren estos hechos.

Lamentablemente, las organizaciones humanitarias como Oxfam no estamos exentas de comportamientos deleznables por parte de algunas personas de nuestros equipos. Además de 30.000 personas voluntarias, en Oxfam contamos con 10.000 trabajadores en todo el mundo. La mayoría están presentes en las crisis humanitarias extremas, salvando vidas en situaciones críticas con entrega, compromiso y profesionalidad. Dicho esto, encontramos casos puntuales de conductas inaceptables e incluso delictivas. Hemos detectado algunos casos de acoso sexual, así como de fraude. Son pocos, pero basta con uno para que debamos actuar con la máxima contundencia.

Seguir leyendo »

El arroz dorado ataca de nuevo (o cómo matar moscas a cañonazos)

27 Comentarios

Arroz de Sevilla

Tras la aprobación de la comercialización del arroz dorado para consumo humano en Australia y Nueva Zelanda vuelven los ataques contra la comunidad ecologista por la oposición contra los agrotransgénicos, tildándola de oscurantista y acientífica a pesar de la solidez de sus razonamientos. Hace una semana leíamos un artículo en este sentido en las páginas de este diario.

Los argumentos más sólidos contra la utilidad misma del arroz dorado, ese tótem sagrado de los partidarios de los agrotransgénicos (dado el carácter altruista de su desarrollo), se resumen en dos grandes puntos. El primero es que sigue siendo una tecnología inmadura; hasta hace dos años no se consiguió una variedad agronómica que tenga posibilidades de resultar aceptable. Con las técnicas que se han utilizado para la inserción del transgén se corre el riesgo de afectar a genes que nada tienen que ver con la vitamina A, algo que ya ha ocurrido en variedades de arroz dorado en las que se había afectado sin querer al metabolismo hormonal y ralentizado el crecimiento; también se tuvieron muchas dificultades para mantener los niveles de vitamina A en el arroz cocinado o para incorporar la modificación genética a variedades locales.

El segundo es un argumento en torno a otra disciplina científica: la cooperación al desarrollo (planeamiento y desarrollo, según la terminología del Journal Citation Reports). Esta disciplina, aunque desconocida por la mayoría de los investigadores en agrotransgénicos, tiene su amplia literatura académica y décadas de implantación. El argumento es, en resumen: ¿para qué inventar el arroz dorado, si existen las zanahorias?

Seguir leyendo »

Niños “pobres” o niños “normales”

Carlos Izquierdo en una imagen de archivo

Con esta comparación abrió un turno de palabra en el Pleno de la Asamblea de Madrid el Consejero de Políticas sociales y Familia del Partido Popular, Carlos Izquierdo, hace tres semanas. Al día siguiente pedimos su reprobación, que será efectiva hoy. Podría pensarse que es exagerada una acción así por un exceso verbal, y sería cierto si no fuera por su desempeño en los dos últimos años.

En este tiempo ha conseguido estar en los medios recurrentemente por su mala gestión. Porque ha sido incapaz de esconder la degradación que sufren las residencias de mayores desde hace años -los familiares se han cansado y se han organizado-. Porque  no ha sido capaz de tapar que los menores no acompañados duermen en las calles desatendidos por la falta de recursos en los centros de acogida. Porque se ha sabido que en el año 2017 en Madrid el número de mujeres asesinadas por violencia machista se incrementó un 400% pero fue incapaz de gastar el 30% de del presupuesto que disponía para prevenirlo; sin embargo, se hicieron recortes en la Red de Centros que tenían que acoger a las víctimas, precarizando las condiciones laborales de las trabajadoras que los atienden. Incompresible aplicar austeridad en un problema de este calado, especialmente teniendo fondos para abordarlo.

La última portada se la ha llevado por ser incapaz de gestionar la subvención del IRPF de las ONGs madrileñas, dejando a muchas sin ayudas. Han sido de cierres de proyectos, personas que se han quedado sin cuidar, despidos. Tal ha sido el malestar que ha tenido que cambiar la decisión y ampliar la resolución. Y se podría seguir con el aumento de la lista de espera para las ayudas a la dependencia, el endurecimiento de las condiciones para acceder a la Renta Mínima de Inserción, tener bloqueadas las ayudas contra la pobreza energética,…

Seguir leyendo »