eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La esperanza en lo político

A lo largo de los últimos años la política ha estado subordinada a imperativos económicos. La economía y no la política económica es la que rige los designios de los pueblos. Ante este hecho la política ha sido reducida a una posición marginal y ha cundido la apatía y la desafección afectiva entre la ciudadanía. Sin embargo, a partir del 15-M se produjo una recuperación del sentido colectivo surgido espontáneamente a partir de relaciones sociales personales y afectivas. Esta fecha sirvió de rito iniciático a partir del cual empezaron a edificarse una serie de movimientos nuevos en forma de mareas ciudadanas. Lo que se ha dado en llamar nueva política.

Entonces, nos volvimos a entusiasmar con la política y además a hacerlo desde un espíritu alejado de la concepción liberal de la misma en la que la ciudadanía se definía principalmente por sus derechos individuales sin mucho interés por lo colectivo. Por el contario, la política representativa empieza a ser cuestionada y se vive como un límite que imposibilita la democracia participativa.

La democracia no se puede restringir a las elecciones y la acción legislativa, sino que tiene que ser más amplia y diseñar actuaciones que permitan dar respuesta a las necesidades de la mayoría de la población. Los poderes públicos deben estar al servicio de la ciudadanía y no viceversa.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Ciudadanos vs PSOE: propuestas de empleo

El PSOE acaba de presentar sus propuestas electorales en materia de empleo. El objetivo de esta nota es analizar estas propuestas y contrastarlas con las de Ciudadanos. Haremos lo propio con el Partido Popular cuando presente las suyas. Ha llegado el momento hablar de políticas concretas y contrastar propuestas que mejoren los problemas reales de la gente.

Empecemos por el diagnóstico. El mercado laboral es quizás el principal problema de nuestro país, y nos enfrenta a tres grandes retos: paro estructural, precariedad y paro de larga duración. España ha sido el único país de la OCDE que ha superado por tres veces el 20% de paro y también el que ha tenido la tasa de paro de promedio más alta. Los altísimos niveles de desempleo no han variado con el color de los gobiernos. En los 83 trimestres de gobierno del PSOE desde 1982, el paro medio ha sido del 17,8%. En los 47 trimestres de gobierno del Partido Popular, el paro medio ha sido del 17,7%.

Lo mismo ha sucedido con el promedio de la tasa de temporalidad. Desde el año 1987: 29,6% PSOE y 29,9% PP. La alta temporalidad está asociada a una altísima rotación entre empleo y desempleo que genera unos niveles dramáticos de precariedad y pobreza laboral. El resultado es que cerca de 7 millones de personas no llegan al salario mínimo anual a pesar de trabajar, porque se pasan el año entrando y saliendo del mercado laboral. Es decir, uno de cada tres trabajadores en España vive literalmente en la pobreza.

Seguir leyendo »

Por mí y por todas mis compañeras

El pasado jueves, el Grupo parlamentario de Podemos presentó en la Asamblea de Madrid una Proposición no de ley sobre violencia machista. La iniciativa está siendo presentada por Podemos en todos los parlamentos autonómicos. Lo hacemos porque entendemos que la lucha contra esta lacra tiene que ser una prioridad política y que hay medidas muy concretas que podemos tomar ya. No parecen pensar asi el resto de partidos. En Asturias, por ejemplo, el PSOE votó en contra de nuestra propuesta desde el Gobierno. Y en Madrid el PP hizo lo propio.  

En España, la gestión de la crisis ha golpeado brutalmente a las mujeres. Los recortes en los servicios públicos llevados a cabo por el PP en sanidad, dependencia o educación llevan a muchas mujeres a cuidar de las familias en las casas y, lo que es más grave, a depender económicamente de sus parejas. La  brecha salarial ha crecido en los últimos años, lo que implica que las mujeres han perdido su mayor escudo de protección contra la violencia: su independencia económica.

Hay un dato que revela que las políticas actuales en esta materia están fallando: dos de cada tres mujeres asesinadas en este año no habían interpuesto denuncia y la mayoría de esas mujeres convivían con su agresor cuando fueron asesinadas. Desde el año 2010, al compás de la crisis, se ha dado un descenso en el número de denuncias. Por eso no se trata de decirles a las mujeres que denuncien, y de cargar toda la responsabilidad sobre ellas: se trata de poner las condiciones para que puedan hacerlo.

Seguir leyendo »

¿Para qué la democracia?

La democracia representativa que conocemos es cada vez menos funcional para los intereses del gran capital internacional. Observamos cómo se multiplican las acciones destinadas a estrechar el cerco y reducir el margen de maniobra de los representados. Y es curioso, cada vez más se tiene la sensación de que quienes se planteaban superar este modelo de ejercicio de la soberanía popular son o deberán ser quienes luchen por evitar su destrucción a manos de aquellos que decían ser sus más celosos defensores.

No hace falta ser muy estricto en los datos concretos: cada instancia de representación y decisión del Estado tiene sus vías de elusión de las exigencias democráticas. Basta con recordar de forma genérica cosas tan simples como las siguientes:

La conocida - y aceptada, en definitiva - intromisión del poder ejecutivo en los otros poderes del Estado, imponiendo la configuración del Tribunal Constitucional, moldeando a su antojo el CGPJ y el Tribunal Supremo, sometiendo por tanto al poder judicial, y también al legislativo, a la tiranía de la mayoría absoluta.

Seguir leyendo »

Cuestiones de vida y muerte

Si bien el artículo 15 de nuestra Constitución reconoce expresamente que “todos tienen derecho a la vida”, lo que hay que entender es que el mismo, en realidad, lo que protege y garantiza es el derecho a la vida “digna” de todos, de lo que cabría derivar la facultad del legislador de reconocer un derecho a la propia muerte en condiciones de dignidad. Me explico.

Como es natural, la vida constituye un presupuesto imprescindible para poder hablar de derechos. Por eso, en nuestro ordenamiento jurídico el “derecho a la vida” se presenta como una suerte de derecho fundamental primario a partir del cual podemos construir (o reconocer) los demás derechos fundamentales (libertad de expresión, derecho a la intimidad, derecho a la educación, etc.). Por otro lado, nuestra Constitución también reconoce en el artículo 10.1 CE que “la dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social”.

Aunque sobre lo que sea la dignidad humana ha habido innumerables discusiones y una sobresaliente falta de acuerdo entre los filósofos, los médicos, y, en último término, los propios juristas, dada la indeterminación de una cláusula como esa y su dependencia del contexto histórico y cultural en que se cuestione, lo cierto es que en nuestro concreto contexto histórico, cultural y constitucional, de aquel precepto parece derivarse una conclusión clara: Que todos los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución están dotando de contenido a la “dignidad de la persona”. O, dicho de otro modo, una persona vive en condiciones de dignidad cuando tiene, en primer lugar, reconocido y garantizado su derecho a la vida (es decir, a continuar viviendo), pero también su derecho a expresarse libremente, al honor y a la intimidad personal, a profesar o no una ideología, etc. En definitiva, todos los derechos reconocidos en la Constitución están orientados a conseguir, de una u otra manera, que la vida de una persona sea digna.

Seguir leyendo »

¿Por qué no se aborda la reforma del sistema de medios?

El espectro radioeléctrico es patrimonio de la humanidad. Sí. Esas ondas invisibles a través de las cuales accedemos a internet con nuestro 'smarthphone' o recibimos las señales de radio y televisión son un bien público que es gestionado por la Administración conforme a tres criterios básicos: informar, educar y servir a las personas. En definitiva, cumplir un servicio público. Este espacio, limitado, es administrado por el Estado bajo criterios de pluralidad, diversidad y libertad de expresión. Al menos, sobre el papel.

La nueva adjudicación de licencias de la TDT y el informe interno de Industria revelado en exclusiva por eldiario.es, dibuja una situación 'orwelliana'. El panorama es desolador: compraventa de licencias, sin obligación de ofrecer servicio público de informativos, prohibición de las comunitarias, fomento de la situación de duopolio mediático…

Tener una televisión no es rentable, en términos lucrativos, por sí sola. Sólo hay una forma de que lo sea: tener una posición de oligopolio en el audiovisual. Un duopolio (Atresmedia y Mediaset) que controla más del 85% de inversión publicitaria y multitud de canales.

Seguir leyendo »

Cuidado con el catedrático

A menudo en la vida, cuando avanzamos en algo surgen otros desafíos. La vida es lo que tiene. La considerable mejora de los textos sobre ciencia y medicina que hoy publican medios y blogs es atractiva para quienes creemos –o queremos creer– que el nivel periodístico, científico y ético de esos textos es importante para la calidad de nuestra democracia y de nuestra calidad de vida.

Veo cuatro desafíos relacionados. Primero: debemos y podemos clarificar el papel de divulgador o de investigador científico que en cada noticia tiene el supuesto experto que la valora. Es infrecuente que un buen bloguero sea un investigador de primer nivel, y viceversa. Un buen divulgador poseerá conocimientos sobre el tema que trata, pero prácticamente nunca será autor de los estudios científicos que divulga. Me parece esencial que la divulgación no se confunda, como a veces ocurre, con el auténtico trabajo de investigación científica, tan distinto del periodístico por su creatividad en la formulación y puesta a prueba de las hipótesis, complejidad metodológica, largos tempos de ejecución, competitividad, o exigencia de las mejores revistas científicas. Cierto: un profesional honesto y con experiencia práctica, catedrático o no (faltaría), puede ser un espléndido comentador de un hallazgo científico. Por ejemplo, un buen médico internista puede tener independencia, ecuanimidad y perspectiva clínica.

Lo cual está relacionado con la segunda cuestión: la claridad con la que medios y blogs nos presentan las credenciales científicas del experto. No es digno de una sociedad con un buen nivel educativo y mediático que cualquier docente universitario se presente como una autoridad científica. El sistema científico internacional es sumamente exigente –con las limitaciones de toda actividad humana. Unos se han ganado un respeto con sus logros científicos y otros no. Rara vez el número de “seguidores” tiene que ver con la investigación científica propia. ¿Cómo se sabe quiénes tienen buen nivel científico? Contestando a preguntas como: ¿es el supuesto investigador autor de un número internacionalmente aceptado de publicaciones científicas en el tema que comenta? ¿se ha formado en instituciones académicas de prestigio? ¿trabaja habitualmente con grupos de primer nivel? ¿es invitado regularmente a impartir docencia y a presentar los hallazgos de sus trabajos en instituciones y reuniones científicas prestigiosas e independientes?

Seguir leyendo »

Conocimiento, crecimiento y cohesión: un programa para ganar el futuro

La próxima legislatura España nos enfrentamos al reto de crear empleo de calidad, impulsar un cambio del patrón de crecimiento y reducir la enorme desigualdad existente en nuestro país.

La economía española está superando la mayor recesión de su reciente historia democrática, en gran medida gracias a un contexto externo favorable que comienza a nublarse por las turbulencias en los mercados internacionales. Superar la recesión no significa que el crecimiento sea sostenible, ni inclusivo, ni vigoroso en el futuro. Para que sea así necesitamos una nueva estrategia de política económica, un proyecto de país de largo aliento que conteste a las preguntas claves para el futuro de España ¿de qué quiere vivir España?, ¿Qué sectores van a generar empleo y crecimiento en el futuro?

De cara a las próximas elecciones generales, el Partido Socialista ha presentado un gran programa modernizador y reformista que persigue impulsar aquellas transformaciones económicas que elevan la productividad, respetan el medioambiente, generan cohesión social y eliminen privilegios. Un programa que nos vincula directamente con los mejores modelos de la socialdemocracia moderna.

Seguir leyendo »

Organizar la esperanza en común: carta abierta a la ciudadanía

No, que nadie se agobie. No se trata de una nueva plataforma de confluencia ni de una propuesta de nombre nuevo para el espacio aglutinador definitivo que reúna a las distintas “fuerzas del cambio”. Este texto no es más que un llamamiento ciudadano, una carta abierta a todas las personas que todavía mantenemos la esperanza en un resultado realmente transformador el próximo 20 de diciembre. Mantener la esperanza, en un tiempo en el que las emociones están jugando un papel tan relevante en la escena política, no es poca cosa.

Sin embargo, como apunto en el título de estas palabras, no se trata únicamente de mantener la esperanza, sino de organizarla. Esto de organizar la esperanza es uno de los aprendizajes grandes que me traje de Latinoamérica cuando tuve la oportunidad de acompañar a la Resistencia pacífica hondureña frente al golpe de Estado de 2009. Organizar la esperanza era formarse, dar herramientas de empoderamiento al pueblo, quitar las máscaras de discursos hegemónicos mantenidos durante siglos por la oligarquía dominante… Organizar la esperanza era un poco lo que pudimos vivir durante las pasadas elecciones municipales cuando desde un primer momento se trataba de transformar asambleariamente la indignación en acción y esta en ilusión transformadora.

A nadie se le escapa que Manuela Carmena ganó las elecciones cuando, tras haber provisto al pueblo de herramientas de primarias, programas participativos y unidad popular, se despertó la esperanza del “sí, se puede”. Fue cuando los artistas, los poetas y los músicos comunicaron espontáneamente que el cambio era posible cuando nos lo empezamos a creer y nuestros muros se inundaron de una Manuela elevada a alcaldesa del pueblo días antes de las elecciones.

Seguir leyendo »

Desigualdad económica entre mujeres y hombres: ¿qué nos propondrán los partidos?

Según los últimos datos de la AEAT, en 2013 el monto total de los salarios percibidos por los hombres fue un 54% mayor que el de los salarios percibidos por las mujeres; el de las pensiones un 48% mayor; y el de las prestaciones por desempleo un 42% mayor.

Aunque ya casi todos los partidos y gobiernos reconocen que la situación es intolerable, por mucho tiempo se alegaba que esa desigualdad se iría disipando conforme las mujeres se siguieran incorporando al empleo y aumentando su nivel de formación. Hoy está ampliamente demostrada la falsedad de esta hipótesis: las mujeres son ya el 46% de la población activa y, desde hace tiempo, tienen mayor nivel de formación que los hombres. Sin embargo, la brecha salarial no disminuye y la diferencia entre las pensiones es cada día mayor.

¿Qué hacer? En cuanto a las pensiones, la Secretaria de Empleo del PSOE responde en una reciente entrevista: "estamos pensando en que haya una especie de bonos de cotización para las personas que tienen hijos. Que cada vez que una persona tiene un hijo tenga un bono de cotización, por ejemplo, 24 meses de cotización extra por cada hijo".

Seguir leyendo »