eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El reto de captar fondos independientes

A través de los captadores de socios recabamos alrededor del 20% de nuestros ingresos, que destinamos en su mayoría a proyectos en terreno

La responsabilidad de hacer un buen uso de los fondos nos lleva a fijar unos objetivos mínimos que garanticen la sostenibilidad de las campañas

- PUBLICIDAD -
Imagen de archivo: Astrid, matrona de MSF entra en una embarcación de la Guardia Civil española, con un bebé recién nacido en una embarcación en el Mediterráneo. | Foto: Marta Soszynska/MSF.

Imagen de archivo: Astrid, matrona de MSF entra en una embarcación de la Guardia Civil española, con un bebé recién nacido en una embarcación en el Mediterráneo. Marta Soszynska/MSF

La independencia financiera es parte fundamental de la identidad de Médicos Sin Fronteras (MSF) porque eso nos permite evaluar las necesidades de las poblaciones más vulnerables y decidir qué asistencia debemos proporcionarles, sin estar condicionados por los intereses políticos, económicos o religiosos de los países donantes de fondos u otros grandes financiadores. En este sentido, cabe destacar que, en junio de 2016, MSF anunció su renuncia a los fondos públicos de la UE y sus Estados miembros (incluyendo España), en protesta por su dañina política migratoria.

Actualmente, el 95% de nuestros ingresos son de origen privado, procedentes de las aportaciones de casi seis millones de socios y colaboradores particulares en todo el mundo, de los cuales 500.000 provienen de España. Estos donantes regulares son clave para garantizar la sostenibilidad de nuestros proyectos de asistencia humanitaria y su apoyo constante permite activarnos de forma rápida ante emergencias, sobre todo las menos mediáticas.

Entre las estrategias que implementamos para llegar a nuevos donantes, desde hace diez años se encuentran los trabajadores de diálogo directo en calle, también conocidos por el término anglófono Face to Face (F2F). Esta vía nos permite tener miles de conversaciones a diario con gente de distintas ciudades españolas, para dar a conocer nuestro trabajo y acercar a la sociedad la realidad de las poblaciones más vulnerables. A través de estos trabajadores recabamos alrededor del 20% de nuestros ingresos, que destinamos en su mayoría a proyectos en terreno: hospitales en el norte de Siria, campañas de vacunación en República Centroafricana y tratamiento del cólera en Yemen, entre otros muchos.

Un par de ejemplos concretos son Yemen y Nigeria. Entre marzo y junio de este año MSF-España ha podido tratar a más de 12.000 pacientes de cólera y diarrea aguda en el Hospital de Abs, al norte de Yemen, la gobernación que más desplazados acoge por causa del conflicto que asola el país. En Nigeria, ofrecemos atención médica en áreas de difícil acceso como Pulka, una pequeña ciudad nigeriana que ha visto doblar su población a causa del conflicto entre Boko Haram y las fuerzas armadas nigerianas en el noreste del país.

Gestión transparente y responsable

La independencia financiera también lleva consigo la responsabilidad de ser totalmente transparentes con nuestros socios y donantes sobre el uso de sus aportaciones. No tenemos ánimo de lucro; no generamos beneficios para nosotros mismos, y nuestras finanzas están sometidas a estrictas supervisiones internas y externas.

El 88% de las donaciones las destinamos a las operaciones médico humanitarias en los países donde trabajamos. El resto se asigna a gastos del departamento de captación de fondos y tareas de administración.

En este sentido, la responsabilidad de hacer un buen uso de los fondos nos lleva a fijar unos objetivos mínimos que garanticen la sostenibilidad de las campañas, con el fin de financiar los proyectos humanitarios en países en conflicto, emergencias o para responder a enfermedades olvidadas.

Condiciones laborales dignas

Sabemos que la labor de los trabajadores de diálogo directo en calle es dura. La dureza del trabajo es algo que compartimos todos los que trabajamos en esta organización humanitaria, cada uno en su nivel. Por eso, en lo que respecta al F2F, el objetivo de MSF siempre ha sido ofrecer las mejores condiciones posibles, porque tenemos todo el interés en tener con nosotros trabajadores comprometidos y dispuestos a participar en la consecución de los objetivos de la organización.
Ofrecemos a los trabajadores de F2F un contrato indefinido, con un salario bruto fijo de 938,16 euros mensuales por una jornada de 4 horas al día, dos días más de vacaciones con respecto a lo contemplado en el convenio, diez días laborales adicionales a la baja por maternidad estipulada y cheques guardería, entre otros. Además, MSF intenta garantizarles formación continua y construir con ellos una relación que va más allá de lo profesional, integrándolos en nuestra vida asociativa y asegurando su participación en la asamblea general de la organización que se celebra con carácter anual.

En cuanto a los objetivos a alcanzar, los contratos de los trabajadores de F2F incluyen una cláusula que permite garantizar a los socios y donantes que sus donaciones se emplean de manera responsable (6 socios de media por semana y una cuota media de 115 euros al año por socio). Somos transparentes en su implementación, explicándosela a los trabajadores desde el primer momento y antes de la firma del contrato.

También somos flexibles a la hora de analizar los resultados de cada trabajador a final de cada mes. Sólo hay unos casos específicos en los que se iniciaría un proceso de extinción de contrato: que en tres meses consecutivos no se alcancen los mínimos, que en los dos últimos el promedio sea de menos de cuatro socios semanales o que en un periodo de un año haya seis meses en los que se haya estado bajo el mínimo.

Además, el trámite de extinción de contrato no es automático y en MSF apostamos por otras vías para solucionar el problema: acompañamiento al trabajador para reforzar sus aptitudes y que alcance mejores resultados, seguimiento de su labor diaria y formación, entre otros. Si el trabajador muestra actitud y capacidades, en MSF lo incentivaremos para que logre sus objetivos, pues a nosotros nos interesa que estos equipos estén con nosotros el máximo de tiempo posible.

Diálogo para el entendimiento

No obstante, no nos han pasado desapercibidas las muestras de malestar por una pequeña parte de nuestros trabajadores de F2F con respecto a las condiciones de la cláusula de objetivos. Así que en nuestro proceso constante de revisión y mejora, hace tiempo que estamos en contacto con los delegados de personal para considerar ciertos ajustes a dicha cláusula. Y queremos hacerlo a través de un diálogo abierto con nuestros trabajadores. Porque como he mencionado, ellos son una parte importante en Médicos Sin Fronteras. Y es también gracias a los socios y al trabajo de estas personas en las calles de España, que podemos llegar a las crisis más olvidadas del mundo.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha