eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú
tal

tal

Usuario desde Abril 2014

Nº de comentarios Reacciones
2
  • Interferencias

    Notas para una política no estadocéntrica

    #18 Objecciones 2 En definitiva, el texto rezuma individualismo y no tiene en cuenta el poder de las instituciones. Las instituciones no son un agregado de voluntades individuales, sino una estructura de poder que establece determinaciones cohercitivas en los individuos, para bien o para mal. Por ejemplo: la Constitución vigente no sería como dice la propagande institucional "la ley que nos hemos dado entre todos", sino el marco legal existente, legitimado en la práctica por el poder político y su aparato cohercitivo, independientemente de su génesis más o menos democrática. Las élites económicas ya controlan el mercado, no les regalemos también el control del Estado por considerarlo una herramienta anticuada o indigna de nuestra supuestamente superior moral posmoderna, porque esto no supone más que la asunción de la derrota. El Estado debe estar al servicio del pueblo y velar por los intereses comunes. Si dejamos de lado la cuestión de la toma del poder sólo se puede aspirar a la "salvación individual", a la conciencia de estar "actuando bien" dentro de los límites impuestos. Ya va siendo hora de actuar políticamente "por encima de nuestras posibilidades" y provocar una crisis sistémica.

      • Votar a favor 2
      • Votar en contra 0
  • Interferencias

    Notas para una política no estadocéntrica

    #17 Objecciones al artículo 1 (de 2) - La política hegemónica que se llama ahora confusamente neoliberalismo no es la lógica del mercado libre como elemento estructurador del resto de ámbitos de la vida, ese es sólo un aspecto superficial o ideológico de su actividad. Lo que hay detrás es el orden de siempre, es el Estado al servicio de las élites económicas, cuyos intereses se ponen por encima del resto de las capas sociales. El Estado aplicará políticas más o menos liberales en función de los intereses de las élites, unos intereses que cambian según las circunstancias, y por tanto no actuará siempre en el sentido de una mayor liberalización. En un momento dado a las élites puede interesarles el proteccionismo en algunos sectores, o una nacionalización (Bankia). El mercado libre no existe, es una mera abstracción ideal de determinadas tendencias, en pugna con otras que van el el sentido contrario. - Separa la acción de la opinión como si fueran dos ámbitos independientes. Sin cambio en la conciencia no hay cambio en la manera de actuar, la ideología hegemónica impone sus prácticas y viceversa. - Propone la acción civil al margen de la toma del poder político como forma de lucha contra la hegemonía. En realidad lo que se está haciendo es proponer una adaptación por parte de la población al sistema, encauzando sus luchas en los carriles establecidos y menos traumáticos para el orden. Lo que se propone la claudicación. Por ejemplo: la PAH, mediante los cauces establecidos sólo pueden atender casos individuales, pero no pueden cambiar las leyes que posibilitan la existencia de estos casos, por lo que su lucha se ve reducida a un trabajo de paliación de la injusticia y no de eliminación de sus causas.

      • Votar a favor 1
      • Votar en contra 0