eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú
galvin

galvin

Usuario desde Octubre 2015

Nº de comentarios Reacciones
120
  • De retrones y hombres

    Cortar por lo sano

    #14 "La libertad suele representarse como la ausencia de elementos sociales restrictivos. Esta promesa puede manifestarse en varias formas: la liberación de las tareas fatigosas y repetitivas es una de sus formas típicas. Décadas de tecnocultura nos han enseñado, sin embargo, que cuanto mayor es el nivel tecnológico, mayor es la carga de trabajo. Mayor eficiencia tan solo significa mayores beneficios y un aumento de velocidad para el capital, mientras que las promesas implícitas de beneficios a escala individual parecen no realizarse nunca. En conjunto, se genera una definición práctica de ‘progreso’ que lo denota únicamente como expansión del capital, pero que se presenta además como una forma de promoción del bien común. Este conjunto de tautologías retóricas ha funcionado bien durante más de un siglo, dando lugar a numerosas innovaciones tanto mecánicas como eléctricas, analógicas o digitales, y contando con un consistente apoyo público". Critical Art Ensemble, “La retórica promisoria de la biotecnología en la esfera pública” (del libro “Invasión Molecular”) http://critical-art.net/books/molecular/

  • De retrones y hombres

    Cortar por lo sano

    #13 "Aunque las promesas ligadas a la tecnología son muchas y se presentan bajo diversas combinaciones, estas tienden a expresarse en cuatro categorías principales: democracia, libertad, eficiencia y progreso. La democracia aparece como la condición gracias a la cual cada uno podrá disfrutar de las nuevas tecnologías, incrementando así la propia influencia en el ámbito de lo social. Por ejemplo, una de las promesas es que las nuevas tecnologías de transporte (la más antigua de las revoluciones tecnológicas, resultado del interés del capital por los trenes) darán lugar a una especie de estado cosmopolita en el que nadie estará limitado por distancias espaciales. Obviamente la mejora no es real, sino relativa. La tecnología no hace más que reproducir la estructura de clases, poniendo de manifiesto quién puede viajar más lejos, más rápido, con más frecuencia y más confortablemente. Si bien una persona menos privilegiada puede viajar hacia metas más lejanas que en el pasado, la diferencia relativa entre qué pueden hacer o qué se puede esperar que hagan los miembros de las diversas clases permanece prácticamente invariable (incluso puede que aumente)". Critical Art Ensemble, “La retórica promisoria de la biotecnología en la esfera pública” (del libro “Invasión Molecular”).

  • De retrones y hombres

    Cortar por lo sano

    #12 "Para justificar la naturaleza selectiva de esta variedad de servicios, impresionar y entusiasmar a las diversas clases que controlan y distribuyen el capital destinado a la investigación y al desarrollo, y mantener su imagen de institución benévola dispensadora de maravillas para todos, la ciencia ha construido, sobre principios políticos ilustrados, una retórica de la promesa para mostrarse a sí misma como espectáculo de la seducción y del entretenimiento. Este sistema retórico es absolutamente evidente cuando el saber se presenta a la opinión pública adoptando la forma de una nueva tecnología aplicada. Desde la construcción de ferrocarriles hasta la creación de Internet nos hemos visto inundados por un aluvión de promesas utópicas acerca de los nuevos avances tecnológicos. Y al igual que las demás generaciones desde mediados del siglo XIX, los críticos de la tecnología han tratado de pinchar la burbuja con sus argumentos (aunque generalmente con escaso éxito). Gran parte de esta retórica, por los motivos arriba mencionados, no procede de los científicos: estos últimos, de por sí, no son los responsables. Las promesas siguen inflándose de la mano del marketing, de los medios de comunicación capitalistas y de una gran variedad de ideólogos del capital". Critical Art Ensemble, “La retórica promisoria de la biotecnología en la esfera pública” (del libro “Invasión Molecular”).

  • De retrones y hombres

    Cortar por lo sano

    #11 "En su papel de principal productora de conocimiento para el capital, la ciencia se encuentra en una posición subordinada de semirresponsabilidad. La sabiduría popular nos engaña: la ciencia como institución no es la Iglesia de Inocencio III. No es en absoluto un lugar de poder; su autoridad reside únicamente en la producción de un conocimiento particular. Es cierto que esta es una posición privilegiada, pero posee unos límites bien definidos. Debe dar cuentas de sí misma y, a la vez, debe hacerlo de la forma exigida por el capital, demostrando que su producción de conocimiento es rentable (especialmente en forma de aplicaciones concretas, de ahí el matrimonio entre ciencia y tecnología). Si fracasara en este intento, no podría ocupar por mucho tiempo su rol de gran mediadora de la naturaleza. Con todo, la ciencia, a lo largo del pasado siglo, ha logrado con éxito impresionar a su amo y no muestra signos de flaqueza. Quiere y sabe cómo servir exclusivamente a los intereses del capital, no solo generando un conocimiento que pueda aplicarse para producir beneficios, sino también no generando conocimiento o aplicación alguna que puedan dañar el mantenimiento o la expansión del sistema (así por ejemplo, la ciencia ha evitado crear coches que no necesiten combustibles fósiles)." Critical Art Ensemble, “La retórica promisoria de la biotecnología en la esfera pública” (del libro “Invasión Molecular”).

  • De retrones y hombres

    Cortar por lo sano

    #10 "La ciencia nunca se ha sentido cómoda en su rol de nueva religión, y con razón. Después de todo, la analogía no es sólida en la medida en que ciencia y religión comparten muy pocas narraciones fundacionales. La retórica de la ciencia, a menudo, se ha distanciado de forma llamativa de la de la teología. Para representarse a sí misma ante el público (es decir, ante aquellos que no son científicos), la ciencia ha desarrollado un lenguaje propio, cuyas raíces se hunden en el discurso laico de la Ilustración. En las relaciones entre ciencia y público encontramos, sin embargo, una segunda pista acerca de por qué la ciencia se percibe a menudo como la nueva religión. La ciencia es una mediadora fundamental en las relaciones entre el público y la naturaleza, del mismo modo en que la Iglesia católica, en la Edad Media, mediaba en la relación entre su público y Dios". Critical Art Ensemble, “La retórica promisoria de la biotecnología en la esfera pública” (del libro “Invasión Molecular”)

  • De retrones y hombres

    Cortar por lo sano

    #9 "En las culturas occidentales, la sabiduría popular nos dice desde hace mucho tiempo que la ciencia es nuestra nueva religión. Este tropo se viene repitiendo con regularidad desde la creación del nihilista Bazarof por parte de Turgéniev y del anuncio nietzscheano de la muerte de Dios. Al igual que muchas propuestas derivadas de la percepción popular, hay algo de verdad en ello. La ciencia representa la institución de la autoridad en la producción del saber, y en esta particular función social tiende a reemplazar al cristianismo en Occidente. Al desempeñar este papel, la ciencia se ha convertido, lenta pero inexorablemente, en un agente clave de la creación mítica dentro de la sociedad, definiendo la estructura y la dinámica del cosmos, así como los orígenes y el desarrollo de la vida. En otras palabras: definiendo la naturaleza en sí. Del mismo modo que la religión estableció en el pasado el papel del hombre en el cosmos, la ciencia describe la economía politica actual como parte de la naturaleza y de acuerdo con sus leyes e imperativos. La teoría de la evolución es sin lugar a dudas un ejemplo de cómo la ciencia responde a las necesidades ideológicas del capital". Critical Art Ensemble, “La retórica promisoria de la biotecnología en la esfera pública” (del libro “Invasión Molecular”).

  • De retrones y hombres

    Cortar por lo sano

    #8 "El desarrollo explosivo de las redes informáticas no equivale, por sí mismo, a una revolución de la inteligencia. Sin la afectividad, la efectividad de los computadores sería una vía seca, muerta, incluso peligrosa, un desafío más de la modernidad. La inteligencia es la capacidad de leer a la vez entre las líneas del libro de la Naturaleza y entre las líneas del libro del ser interior. Sin los puentes entre los seres y las cosas, los avances tecnocientíficos sólo servirían para agrandar una complejidad cada vez más incomprensible. ¿Qué puede ser un diálogo entre dos seres, sin un puente y sin un lenguaje común? Dos discursos paralelos engendran malentendidos infinitos. ¿Qué puede ser un diálogo social en ausencia de un puente entre compañeros sociales? Un mercado de engaños que no hace otra cosa que agravar la fractura social". Basarab Nicolescu, “La Transdisciplinariedad – Manifiesto”

      • Votar a favor 1
      • Votar en contra 0
  • De retrones y hombres

    Cortar por lo sano

    #7 "El crecimiento contemporáneo de los saberes no tiene precedente en la historia humana. Hemos explorado escalas inimaginables en otra época: de lo infinitamente pequeño a lo infinitamente grande, de lo infinitamente breve a lo infinitamente largo. La suma de los acontecimientos en el Universo y los sistemas naturales, acumulados durante el siglo XX excede, de lejos, todo lo que se ha podido conocer en todos los demás siglos reunidos. ¿Cómo es posible que cuanto más conocemos de qué estamos hechos, menos comprendemos quiénes somos? ¿Cómo es posible que la proliferación acelerada de las disciplinas vuelva cada vez más ilusoria la unidad del conocimiento? ¿Cómo es posible que cuanto más conocemos el universo exterior, más insignificante –incluso absurdo- se vuelve el sentido de nuestra vida y de nuestra muerte? ¿Será que la atrofia del ser interior es el precio que tenemos que pagar por el conocimiento científico? La felicidad individual y social que el cientifismo nos prometía se aleja indefinidamente como en un espejismo". Basarab Nicolescu, “La Transdisciplinariedad – Manifiesto”

      • Votar a favor 1
      • Votar en contra 0
  • Tecnología

    Cuando se puede hablar con los muertos

    #5 Del libro "SUM. Cuarenta historias desde la otra vida”, de David Eagleman: "Todo esto empezó como una animada revolución contra el silencio de la tumba. Sin embargo, el problema para los vivos es nuestra creciente dificultad para determinar quién está vivo y quién no. Los ordenadores operan de día y de noche enviando los actos sociales de los muertos: saludos, condolencias, invitaciones, coqueteos, excusas, charlas sin importancia, bromas personales, códigos, en definitiva, existentes entre personas que se conocen bien. Ahora queda claro hacia dónde va esta sociedad. La mayoría de las personas están muertas, y nosotros somos algunas de las pocas que quedan. Cuando también nosotros muramos y se pongan en funcionamiento nuestros conmutadores, no quedará nada más que una sofisticada red de transacciones y nadie que las lea: una sociedad de correos electrónicos moviéndose a toda velocidad a través de silenciosos satélites que orbitan alrededor de un planeta igualmente silencioso".

  • Tecnología

    Cuando se puede hablar con los muertos

    #4 Del libro "SUM. Cuarenta historias desde la otra vida”, de David Eagleman: "Por medio de algoritmos de autorrespuesta que analizaban de manera ingeniosa los mensajes entrantes, un conmutador podía generar excusas para rechazar invitaciones, felicitar a las personas por algún acontecimiento agradable y afirmar que tenías muchas ganas de volver a ver a alguien. Hoy, construir un conmutador de la muerte para fingir que no estás muerto se ha convertido en una forma de arte. Se programan para enviar algún fax que otro, hacer transferencias bancarias o comprar online la última novela que ha salido al mercado. Los más sofisticados rememoran aventuras compartidas, intercambian bromas y recuerdos de alguna feliz escapada, fanfarronean sobre pasadas hazañas y reúnen años de experiencia. En este sentido, los conmutadores de la muerte se han convertido en verdaderas bromas sobre la mortalidad. Los humanos han descubierto que no pueden detener a la Muerte, pero, al menos, pueden escupirle en la bebida".

  • Política

    El Congreso inicia el trámite para acelerar los desahucios en las casas ocupadas a particulares o administraciones

    #8 1. Queda patente tu voluntad de sesgar ideológicamente el lenguaje, y criminalizar la "ocupación", utilizando un término mediáticamente criminalizado al que alguno le debe atribuir propiedades legales, como es "okupación". Es decir, la ocupación de los "okupas", y no de los que ocupan. Luego todos los que ocupan son "okupas". Lo efectivo de tu tendencioso uso del lenguaje reside en el hecho de que para los "ocupas" (ocupantes, los que ocupan) no tenemos imagen mediática, son una abstracción no juzgable moralmente, y no permiten conducir la respuesta ideológica. Para los "okupas" si tenemos imagen: la pintan recurrentemente los "medios", los muestran como criminales. Podemos juzgarlos moralmente, son útiles para consolidar la ideología entorno a la propiedad privada. 2. Mencionas aleatoriamente a un colectivo racializado, en la actualidad e historicamente, para ensuciar (por asociación) la imagen del mismo. Lo haces según sigue: Okupación»Criminalidad»Violencia»Incivismo»Gitanos Rumanos. 3. Apostillas tu patético comentario con una absoluta incongruencia como la de la expresión "alto componente delictivo", de la que se deducen dos cosas: A) El resto de ocupaciones (las que son por necesidad, las que no ejecutan "okupas") tienen un bajo componente delictivo, luego las consideras por extensión delitos. B) Que en ese supuesto delictivo, el "alto componente" se refiere a la gravedad del delito. Es decir, que el delito es muy delito y mucho delito. No se me ocurre otra forma en la que un componente esté alto y no en número. Ten precaución porqué hay un alto componente de probabilidad de que la próxima vez que condenses tal cantidad de mamarrachadas en un comentario tan pauperrimo tu teclado implosione generando un agujero negro que succione todas tus (pre)ocupaciones, y acabes en otra dimensión (una sin propiedad privada) en la que por fin puedas (des)ocupar tu tiempo en otros quehaceres menos ridículos.

      • Votar a favor 10
      • Votar en contra 4
  • Comer

    Comemos pocas proteínas: en defensa de la pechuga de pollo

    #28 Este artículo es pura basura. No puedo seguir siendo socio de un medio que da cobertura a esta propaganda cárnica.

      • Votar a favor 2
      • Votar en contra 3
  • Comer

    Comemos pocas proteínas: en defensa de la pechuga de pollo

    #29 No se donde has escuchado esas tonterías, pero si te informas bien verás que la proteina vegetal es mas saludable que la animal.

      • Votar a favor 2
      • Votar en contra 3
  • Comer

    Comemos pocas proteínas: en defensa de la pechuga de pollo

    #30 decir que para consumir mas proteínas comas pollos a día de hoy es una afirmación que no puede corresponder a ningún experto en nutrición, artículo sesgado e interesado que no se corresponde a la realidad.

      • Votar a favor 3
      • Votar en contra 3
  • Política

    El Congreso inicia el trámite para acelerar los desahucios en las casas ocupadas a particulares o administraciones

    #4 Lo de las okupaciones es de vergüenza, no se lo que hay que hacer o no hacer, pero hay que eliminar la demagogia y el oportunismo político para resolver este tema quien no ha sufrido una okupacion propia, o cerca no sabe lo que es esto, inseguridad, alteración de la convivencia, incivismo, etc,etc , y por supuesto no me refiero a las okupaciones por necesidad habitacional, si no a las okupaciones mafiosas, de gitanos rumanos o no , de bandas organizadas, en definitiva de okupaciones con un alto componente delictivo . Ya esta bien.

      • Votar a favor 12
      • Votar en contra 7
  • Comer

    Comemos pocas proteínas: en defensa de la pechuga de pollo

    #19 El articulo es correcto y de hecho, cada dia me gusta mas este chico escribiendo, porque esta muy actualizado en la "ciencia pura" de la nutrición. Recomiendo a los lectores que trabajeis la capacidad de comprensión lectora porque al parecer en algunos es casi nula y mientras sigais mezclando etica con biologia vamos mal. Nunca la proteina vegetal va a poder compararse con la animal. N-U-N-C-A La palabra clave es biodisponibilidad, la proteina animal es muchisimo mas biodisponible (aprovechable por el cuerpo) que la vegetal ( no me podeis comparar la calidad de la proteina de huevos 0 con la mejor proteína vegetal ) Recuerden esto, el cuerpo necesita que se lo nutra, no que se le de de comer y en cuanto a proteína, no hay densidad nutricional como la proveniente de animales.

      • Votar a favor 4
      • Votar en contra 2