eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

De la falda culpable a La Manada bruta

52 Comentarios

Manifestación feminista en Madrid en 1977

Vuelta a empezar. Una y otra vez. La lucha de las mujeres por nuestros derechos en España, de las mujeres como tales, brinca hacia atrás al menor descuido. El juicio en Pamplona a 5 sujetos, apodados a sí mismos “La manada”,  acusados de la violación grupal a una chica de 18 años durante los Sanfermines de 2015, parece la continuación de una larga historia. Con algunos agravantes. Ahora el caso se retransmite en directo por todas las pantallas y, convertido en circo, se abre a la opinión de los espectadores. En culpabilizar a la víctima no hay diferencia, es un clásico.

Es tan largo el camino que una se resiste a volver a hurgar en las carpetas archivadas y, sobre todo, en los recuerdos que empujan vivos como recién nacidos en cada nueva agresión. Sí, esto viene de muy lejos, y cuesta encontrar un punto de hasta dónde se remonta. Quizás a aquellas mujeres que empezaban a respirar en derechos y oportunidades, cuando el tajo fatal del franquismo les cortó las alas para atarlas al hombre, a la casa, y a un destino subordinado. Nuestras madres, vuestras abuelas, hasta bisabuelas hay ya. Por cierto a muchas las castraron para siempre, hasta en los genes educacionales que reproducen, otras siempre dejaron encendida la llama de la libertad.

  En una gran elipsis nos vamos hasta la famosa Transición. Todo lo hicimos prácticamente solas. Las gradas del Parlamento estaban llenas de hombres casi en exclusiva. Como todos los centros de poder, todos. Hubo que protestar, plantarse, luchar, insistir, trabajar. Cada una como pudo. Que la mujer adúltera no siguiera siendo penada con cárcel se consiguió gracias al empecinamiento de una abogada de Zaragoza: Gloria Labarta. La doctora Elena Arnedo, entonces esposa de Miguel Boyer, fue decisiva en la aprobación de los anticonceptivos que estaban prohibidos. Tantas y tantas, desde cualquier lugar y cometido, un trabajo de muchas en realidad. Algún hombre lo citó. Antonio Fraguas, Forges, recalcó en un reportaje esa lucha solitaria de las mujeres españolas, lo injusto del desinterés masculino. Y todo lo esencial fue llegando.

Seguir leyendo »

Independientes contra independentistas: El PSC se abre en busca de voto huérfano

Miquel Iceta.

Qué grande es el espacio que se abre en la zona no polarizada del electorado en Catalunya. Miquel Iceta lo sabe porque, entre otras cosas, es el líder más experimentado de todo el arco político catalán. El dirigente socialista sabe moverse en la adversidad mejor que nadie. Está bien aconsejado y no está solo. Un situación muy diferente de la de Inés Arrimadas, más neófita, más solitaria y peor aconsejada. En el Partido Popular, su cabeza visible, García Albiol, está ahí para arder en la hoguera a la que su partido le lanzó ya en la pasada contienda electoral. Els Comuns se han equivocado demasiadas veces en los últimos meses y sus quiebros de cintura no ayudan a la concreción de un electorado que se consolide. Ada Colau es posible que haya perdido su tren directo a Madrid, si los resultados certifican el despiste y la torpeza con la que ha actuado en los últimos tiempos. La situación se presenta tan polarizada entre los que están a un lado y a otro del eje Independencia vs. Constitución que los espacios se acotan muy claramente para partidos en cada uno de los extremos. Lo que se ensancha es la zona central electoral, una bolsa de votantes lo suficientemente heterogénea como para ser zona de pesca para partidos nacionalistas, españolistas, de derechas o de izquierdas.

En esa zona de centro hay mucho voto moderado, voto decepcionado, voto huérfano, voto silenciado, voto olvidado y voto joven. En esas aguas nadan los electores en busca de proyecto político de futuro. Catalunya no es distinto al resto de realidades electorales. Se impone el voto reactivo a situaciones negativas, es decir, el voto a la contra, el voto que se moviliza por la existencia de un enemigo fuerte, de una situación adversa o que genera miedo. En Catalunya hay miedo a la debacle económica, a la inestabilidad, lo cual juega en contra del bloque independentista; pero, por el contrario, hay ilusión por la victoria en esta carrera en que el Estado español parece que va por delante: el enemigo fuerte que moviliza. Ese enemigo es más el Partido Popular que España. Por momentos, parece que busca la independencia del PP y no tanto de España. La épica es de los partidarios de la independencia. Otra cosa es que los de aquí no vemos esa épica, sino una situación cercana al ridículo y al esperpento, la diferencia es que eso no moviliza a los “unionistas”, más bien todo lo contrario.

¿A dónde irá ese voto silenciado y huérfano? Mucho se irá ¿a la abstención?. La gente sale a votar si cree que puede haber un cambio, si su gesto ayuda a modificar las cosas. Tendemos a pensar y a suscribir que “lo importante es participar” y eso no es así. Nadie quiere hacerlo, de entrada. Cuando los ciudadanos participan en decisiones sobre lo público lo hacen con la intención finalista de cambiar las cosas, de incidir en las decisiones políticas. Si no vislumbra posibilidad de cambio, la gente no sale a votar. Ese es el fantasma que se agita en esta elecciones, el de que se reproduzca la situación electoral que ya había. Pero lejos de dar miedo, al electorado le desmotiva, le da pereza. La mejor opción para el bloque no independentista es agitar el miedo o elevar la ilusión. Sin eso crecerá la abstención.

Seguir leyendo »

Elecciones demasiado pronto

44 Comentarios

Mariano Rajoy

Me temo que lo lamentaremos durante mucho tiempo. Si Mariano Rajoy hubiese optado por un 155 duro, con desembarco de todo tipo de trompetas y caballerías, el objetivo de parar esa locura quizás hubiese justificado celebrar cuanto antes unas elecciones autonómicas para intentar frenar las espirales de desarraigo popular que hubiesen empezado a crecer transversalmente en Catalunya. Pero la situación es distinta. Se acumulan los indicios y datos que subrayan que ante el Rajoy sorprendentemente moderado que supo atajar en seco la rebeldía del Parlament y ocupar con altas dosis de normalidad el vacío de poder de la Generalitat, fue un grave error estratégico fijar la consulta con prisas para el 21-D.

Cuatro o cinco meses más tarde, un poco más distanciados de la conmoción de octubre y con la situación interna algo más estabilizada, Catalunya podría efectuar una campaña electoral más racional y aclaratoria que lo que la frenética situación actual permite. Vista con perspectiva, lo que se consideró inicialmente como una gran jugada maestra de Rajoy cada vez parece más una improvisación muy mal medida, quizás impulsada por la tentación de hacer algo impactante para el mercado político interior y exterior después de tanto tiempo de abulia de la Moncloa. O, dicho de otra manera: fue una nueva muestra de esa abulia. De la incapacidad marianista de trabajar en serio y analizar todos los elementos de futuro que estaban en juego antes de decidir. Como sucedió con su ofensiva partidista contra aceptar la austeridad cuando Zapatero tomó tardíamente medidas para contrarrestar la crisis económica, o cuando de forma irresponsable predicó anticatalanismo mientras se intentaba modernizar el Estatut, ahora Rajoy tal vez volvió a pensar que un impulso genial podía sustituir la compleja tarea de buscar una solución racional a la crisis de la Generalitat con posibilidades de éxito a diez o quince años vista.

Hacer las elecciones tan pronto es un error. Cuando se sustancian las circunstancias que rodean esta inminente cita electoral cuesta encontrarle ventajas respecto a situarlas en un momento con los ánimos más fríos. Para, por ejemplo, cuando el independentismo ya no pueda disimular las consecuencias concretas del desastre económico que ha provocado. Para cuando -si fuese verdad que el PP está dispuesto a efectuar algunos retoques en el marco territorial- España tenga la posibilidad de ser algo más atractiva para los catalanes no independentistas que ahora están decepcionados de ella.

Seguir leyendo »

¿Susana Sánchez?

54 Comentarios

Susana Díaz con Pedro Sánchez

El periodo de gracia para Pedro Sánchez ha terminado y el primer análisis de la gestión del renacido secretario general del PSOE arroja más sombras que luces, más dudas que certezas. El líder socialista recuperó el poder envolviéndose en la bandera del ‘no’ a Rajoy, frente a la supuesta complacencia con los populares de su rival, Susana Díaz. Fue eso y no otra cosa lo que empujó a miles y miles de militantes a plantar cara al poderoso “aparato” para auparle, nuevamente, al despacho noble de la calle Ferraz. Hoy, casi seis meses después de su triunfo en las primarias, es lícito cuestionarse si la estrategia socialista en estos críticos momentos habría sido diferente si en lugar de ser liderada por el joven político madrileño, la hubiera dirigido la presidenta andaluza. 

Sánchez parece haber capitaneado la crisis catalana más preocupado de las encuestas y de las presiones de los jurásicos de su partido que de dar sentido al lema que exhibe en sus mítines: “Somos la izquierda”. La suya no era una posición sencilla, obviamente. El PSOE no podía ni debía alinearse con los partidos independentistas que habían incumplido la Constitución, el Estatut y hasta el propio reglamento de su Parlament. Ahora bien, de ahí a echarse en manos de Rajoy había todo un mundo de posibilidades. De hecho, el secretario general dio síntomas, inicialmente, de marcar distancias con el PP, al condenar la actuación policial del 1 de octubre. Sin embargo, a Sánchez muy pronto le temblaron las piernas. Solo así se puede entender que retirara, sin dar explicación alguna, la iniciativa parlamentaria que había presentado para reprobar a la vicepresidenta del Gobierno, como principal responsable de la violenta represión contra los ciudadanos que intentaron votar en el referéndum. Fue su primera gran cesión a los sectores más conservadores de su partido que, en algunos casos como el del expresidente Felipe González, estaban adelantando por la derecha, con sus declaraciones incendiarias, al mismísimo Rajoy. 

El líder socialista se dejó llevar y llevar hasta caer en las garras del presidente del Gobierno. Fue así como pactó con él apoyar la aplicación del artículo 155 a cambio de que el PP aceptara abrir un debate para reformar la Constitución. Los socialistas negaron haber firmado un cheque en blanco y vendieron, a bombo y platillo, este acuerdo con el que pretendían demostrar su capacidad para influir en las políticas inmovilistas que tanto gustan al actual inquilino de la Moncloa. Este miércoles, sin embargo, en la primera reunión de la comisión parlamentaria en que debería abrirse el melón constitucional, los populares ya han dicho que no piensan hacerlo; que de lo dicho, nada de nada; que, como mucho, se retocará la financiación autonómica. Veinticuatro horas después Pablo Casado seguía por la misma línea: aunque decía que su partido no se cerraba a la reforma constitucional, aseguraba que Rajoy y Sánchez solo acordaron "ver cómo funciona”. 

Seguir leyendo »

Unos te machacan y la Justicia te remata

165 Comentarios

Contaba ayer Rosa Maria Artal en su cuenta de Twitter cómo fue cubrir el juicio de una violación múltiple:

Yo también hice un reportaje de Informe Semanal con casos como el de #laManada Absolvieron a cinco tíos que violaron a una chica en el Parque Güel de Barcelona porque... no se resistió. Ella, en la entrevista, me decía que cómo podía resistirse a 5 tíos. Fuerte, eh? resistirse.

Seguir leyendo »

La imagen en movimiento

Serie de fotografías tomadas por EadWeard Muybridge, 1878

En 1878 el fotógrafo Eadweard Muybridge realizó la conocida serie de fotografías de un caballo al galope para resolver una apuesta. La cuestión que estaba en juego era si en algún momento de la carrera el animal tenía las cuatro patas en el aire o siempre mantenía alguna en contacto con el suelo. Hoy las veinticuatro imágenes que tomó con una mínima separación de tiempo y espacio conforman "El caballo en movimiento", que se conoce como una de las primeras películas del mundo. Sin embargo esa concepción cinematográfica del conjunto de capturas es posterior a Muybridge, serían los hermanos Lumiere, diez años después, quienes ostentaran el título de inventores del cine.

Cuando el otro día alguien recordó esta circunstancia no pude evitar llevarla al terreno político, en el que me parece que prestamos atención alternativamente a varias fotografías/noticias pero pocas veces las unimos todas para obtener una visión de conjunto en movimiento. Por ejemplo algunas instantáneas de estos últimos días:

Foto 1. La catedral y la Giralda de Sevilla. Ambos inmuebles fueron inmatriculados por la Iglesia católica en 2010 por treinta euros. Gracias a su explotación turística obtienen más de nueve millones de euros al año. Se mantienen con dinero público, pero los beneficios que reportan van únicamente a la iglesia.

Seguir leyendo »

La guerra de los bots

29 Comentarios

Teclado de un ordenador

El Gobierno y sus colaterales han abrazado la causa de los temibles bots rusos y venezolanos empeñados en emporcar las redes para hacer un servicio a los nacionalistas catalanes. Es una noticia que como poco me escama. No dan datos. Acuden a la UE a denunciar la injerencia de redes de intoxicación rusas en el asunto catalán, pero no son capaces de acotar los momentos, los mensajes y, sobre todo, su influencia real en la creación de opinión pública.

Es una noticia que, insisto, me escama.

Uno rasca y lee y gana. Encuentras informaciones de otros países que confirma que medios de capital ruso como RT o Sputnik han introducido mensajes sobre la cuestión catalana que incluso han llegado a hablar de una conspiración de Bruselas para apoyar los independentismos y ganar así más poder para el centro neurálgico de Europa. Ese y otros discursos parecidos para mí descabellados. No recuerdo haber visto que tales ideas hayan entrado de forma firme en el debate público español. Conozco y sé que credibilidad hay que darles a los medios financiados por según quién.

Seguir leyendo »

España pochada

29 Comentarios

Ignacio González y Mariano Rajoy en la sede de la Comunidad de Madrid

“Mariano Rajoy Brey es un hijo de puta con complejos, que quiere superar a Franco en la presidencia del Gobierno”. Dicho así, por Ignacio González, da mucho miedo. Sentarse a ver pasar los cadáveres en esta guerra sucia y oír cómo se describen entre ellos es de todo menos como ha declarado Rajoy a la prensa alemana: “Hubo corrupción en mi partido, pero son cosas del siglo pasado”.

Da miedo, más que nada, porque gobiernan España. Para ser del siglo pasado, sorprende que, en un solo día, procesen al partido del Gobierno y a su tesorera, indaguen en el Parlamento por el apunte “M. Rajoy” en una contabilidad corrupta, el juez de Púnica señale movimientos contables opacos en tiempos de Esperanza Aguirre, sepamos que ese mismo gobierno autonómico hacía extraños pagos a la empresa de escrutinios electorales Indra, conozcamos más detalles del pago de mordidas al PP o salgan a la luz nuevas escuchas del caso Lezo con conversaciones un tanto mafiosillas…

Hay una tendencia instalada. Se dirige hace tiempo contra los periodistas que “solo contamos cosas malas”. En palabras de Rajoy, es el “martilleo constante”. Claro que, no hace falta tirar de martillo, cuando semejante oleada de noticias corruptas proporciona clavos suficientes para hacer de la corrupción una cruz. Es aún más un calvario para la ciudadanía que todavía se molesta si le roban la cartera. Para el periodismo, mirar hacia otro lado sería incluso cómplice.

Seguir leyendo »

21D: La hora de la verdad

Los principales partidos secesionistas catalanes irán separados a las elecciones

Los resultados de las distintas elecciones y los que arrojan los estudios de opinión ponen de manifiesto la más que notable complejidad de la sociedad catalana. En las dos últimas legislaturas, la Xª y la XIª, el Parlamento ha estado integrado por seis grupos parlamentarios con relevancia para la toma de decisiones, sobre todo para las más relevantes.

Se trata, sin duda, de la comunidad autónoma con mayor complejidad de todas las que integran el Estado.  No hay ninguna otra en la que ocurra algo parecido. En casi todas, el sistema de partidos que se había configurado a partir de las elecciones que acabaron siendo constituyentes del 15 de junio de 1977, entró en crisis como consecuencia del impacto de la crisis económica a partir de 2008, como ha ocurrido en la casi totalidad de los demás países europeos y dicha crisis se tradujo en una expresión más compleja del cuerpo electoral que conllevaba la incorporación de nuevos partidos al arco parlamentario con presencia significativa (Ciudadanos, Podemos).

En Catalunya la crisis general europea y española se vio acentuada por la confluencia con ella de una “crisis de la Constitución territorial”, como consecuencia del naufragio de la operación de reforma del Estatuto de Autonomía ante el Tribunal Constitucional. La combinación de la crisis del “Estado Social”, europea y española,  con la crisis “territorial” específicamente catalana, hizo que el estallido del sistema de partidos tuviera una intensidad muy superior y que el número de partidos políticamente relevantes aumentara más que en ningún otro sitio.

Seguir leyendo »

Un maltratador, dé o no golpes, no puede ser un buen padre

158 Comentarios

Un hombre que tacha a su mujer de loca cuando ésta se queja de la sobrecarga de trabajo que tiene. Un hombre que se mofa de su mujer, que la humilla con la excusa del “humor”. Un hombre que le grita a ella porque al jefe no puede alzarle la voz. Un hombre que hace luz de gas a su novia y la acusa de inventarse cosas que sabe perfectamente que han pasado, o cosas que recuerda perfectamente haber dicho. Un hombre que usa la economía para ejercer control y poder sobre su pareja. Un hombre que pone pegas a que su compañera emprenda actividades, ya sean lúdicas, laborales o educativas, por miedo a que conozca a otro. Un hombre que prefiere a la mujer en casa. Un hombre que ejerce violencia de cualquier tipo no puede ser buen padre. Un sujeto así no puede, jamás, dar un ejemplo sano a las criaturas que conviven con él bajo el mismo techo.

Un hombre que amenaza, que agrede, que insulta a su pareja, aunque no sea en presencia de las hijas o de los hijos, es un hombre violento y agresivo que demostrará su misoginia cada día frente a ellos. Porque la misoginia no es como una mentira, que puedes esconder cuando quieras, la misoginia está presente en tu forma de expresarte, en cómo hablas de las mujeres, en los comentarios que haces mirando la televisión, en la forma que tienes de tratar al resto de mujeres. Por fuerza, un hombre que ejerce violencia psicológica sobre su pareja, no sólo no criará a nadie de manera sana, sino que diferenciará a los hijos de las hijas, porque para él no son lo mismo.

Un maltratador, aunque jamás dé un golpe, jamás podrá inculcar valores positivos en los niños, los educará en el odio hacia las mujeres, porque ese odio convive en él, y también los instará sin darse ni cuenta para que se odien a sí mismo si no son lo suficientemente masculinos. Un maltratador tampoco podrá formar en igualdad a sus hijas, a las que tratará con condescendencia, a las que reprimirá si son demasiado libres, poco sumisas, o si no son suficientemente femeninas. Un agresor machista, dé o no golpes, jamás será un buen padre; será un lastre en las vidas de las criaturas y el ejemplo que les dará los marcarán de por vida. Formará a personas que acabarán pensando o bien que la madre es un ser débil que merece el castigo que recibe, o bien viviendo en la constante tensión de convivir con un hombre que se “enfada” de forma imprevisible, que puede explotar en cualquier momento. Y el malestar y la caída de la madre calará en ellos de forma inevitable. Lo que vivimos de forma repetitiva siendo pequeñas se torna normalidad, porque no tenemos más ejemplo que ése. La violencia simbólica no es otra cosa que normalizar el horror a base de vivirlo a menudo.

Seguir leyendo »