eldiario.es

El punto de encuentro

El jueves por la noche en un restaurante de Buenos Aires, una parrilla tradicional de la calle Corrientes, un chica que había cenado y se había marchado un rato antes irrumpió nuevamente en el local con desesperación en busca de su billetera. Después de mirar minuciosamente alrededor de la mesa en la que había estado e ir a revisar en el aseo, se retiró resignada.

Los pocos que a esa hora cenábamos, casi medianoche, nos mirábamos cómplices, intercambiando la compasión de saber que algún carterista se la había sustraído. "Llevaba el bolso abierto", dijo el camarero. También informó que era danesa. Por qué no se lo advirtió, pensé, con respecto a lo primero. La segunda información solo atendía a resaltar la ingenuidad del neófito que circula confiado por la calle Corrientes, que no depara menos peligros o sorpresas que la Gran Vía de Madrid o las Ramblas de Barcelona en las que es fácil ver a las víctimas extranjeras a las que arrancan los bolsos de un tirón o sustraen carteras con un poco más de disimulo. También los nativos son público objetivo; nadie está a salvo.

Horas antes, por la tarde, en el Congreso de la Nación, tuvo lugar un encuentro que acaparó la atención de los medios argentinos. Por primera vez en años, las diferentes centrales obreras y los referentes de los principales gremios, después de años de división ante la adhesión o el rechazo al gobierno de los Kirchner –aunque casi todos los representantes de los trabajadores manifiestan su filiación a la familia peronista–, se presentaban ante los diputados unidos y cohesionados para presentar sus reclamos ante los despidos, la carga impositiva sobre los salarios y la pérdida de su valor ante la inflación que sigue un imparable ascenso.

Seguir leyendo »

Las perlas informativas de marzo

Lula y el gobierno de Brasil

Así informa con su estilo 'objetivo' y 'neutral' El País el 4 de marzo de la detención de Lula en Brasil (título y subtítulo). Y sin usar adjetivos: "El real reacciona al alza por la perspectiva de cambio de Gobierno. Los inversores consideran que la detención de Lula da Silva acelera el proceso de destitución de Rousseff".

Analista en moto acuática

Seguir leyendo »

A veces tomamos la delantera

Casi siempre parece que ser español es lamentarse de lo que otros hacen y nosotros no sabemos. Cada vez que queremos arreglar un problema surge alguien que nos habla de la escuela finesa, el mercado laboral danés, las pensiones a la austriaca... Todo lo que los demás hacen bien y nosotros, ridículos españoles, parece que sólo podemos aspirar a copiar de mala manera.

No es cierto. A veces, más bien muchas, tomamos la delantera. Andan estos días los franceses tomando sus calles para protestar por una reforma laboral que pretende arrebatarles lo que a nosotros ya nos quitaron. Han pensado que ya está bien de tener un gobierno socialista rendido al dictado alemán y sueñan en la Plaza de la República con reeditar el espíritu del 15 M. Ya ven si vamos por delante. Nosotros, que ya sufrimos la desilusión de ver al gobierno de Zapatero haciendo una primera genuflexión con su reforma laboral y cambiando la Constitución por imposición de los austericidas.

Un cambio de Constitución que a Hollande se le acaba de atragantar. Se puso estupendo tras los atendados de París y sobreactuó lanzándose a la guerra y al recorte de derechos. El cambio constitucional para quitar la nacionalidad a los condenados por terrorismo se lo ha tenido que guardar en el bolsillo, tal era la transgresión de principios democráticos esenciales que era preciso realizar. Hasta su ministra de Justicia lo vio y dimitió.

Seguir leyendo »

El tapón de corcho y la naturaleza

El Parque Natural de los Alcornocales, entre Cádiz y Málaga.

La pista de montaña que conduce desde Alcalá de los Gazules hasta Ubrique atraviesa uno de los espacios naturales más impresionantes del sur de Europa: el Parque Natural de los Alcornocales. Situado entre la Sierra de Cádiz y la malagueña Sierra de Grazalema, este espacio protegido tiene una extensión de más de 160.000 hectáreas de superficie forestal y acoge el mayor bosque de alcornoques de todo el planeta.

Mientras empiezo a escribir este apunte, bajo la sombra esmeralda de un inmenso alcornoque del camino, intento ordenar las emociones que estoy sintiendo al recorrer los senderos que se adentran en esta selva ibérica. Como el que sube al Alto del Picacho, vadeando arroyos y rodeando charcas llenas de vida, escuchando el reclamo de las grandes rapaces veleras o leyendo las huellas de ciervos y corzos en los márgenes del camino.

De prosperar la tendencia a usar tapones sintéticos la industria del corcho puede desaparecer y con ella nuestros alcornocales

Seguir leyendo »

Primero elecciones, luego 'gran coalición'

Salvo un cambio radical del escenario poco o nada probable, y en todo caso imposible de prever, habrá nuevas elecciones el 26 de junio. Los expertos de todos los colores son unánimes al respecto y el optimismo en sentido contrario que manifiestan algunos líderes sólo se explica en clave electoralista. Y se inscribe en el mismo tipo de retórica que las declaraciones de que van a ganar las elecciones que casi todos ellos hacen durante las campañas, aun sabiendo que los sondeos niegan tajantemente esa posibilidad. Conviene pues pensar ya en lo que puede ocurrir a partir del 27 de junio.

Más allá de que no haya que dar por sentado que, mucho que los sondeos digan que el panorama electoral que surgirá de los nuevos comicios se parecerá mucho al que se conoció la noche del 20-D, tal y como dicen los sondeos que se conocen, cabe pensar que la dinámica política que generará la repetición de las elecciones creará una situación nueva y muy distinta de la que se ha vivido en los tres últimos meses. En el contexto general y en el interior de los distintos partidos.

Si se repiten las elecciones en la mesa quedaría una solución: la de una coalición entre el PP y el PSOE, con o sin la participación de Ciudadanos

Seguir leyendo »

Si quiere ser millonario

Si quiere ser millonario, tenga una gran idea, luche por ella, con su visión, busque gente que le apoye y que le financie. El éxito premia a las buenas ideas y a la gente que cree en sí misma (luego, si no tiene éxito, es que no tiene grandes ideas ni cree en sí mismo, probatio diabolica). Eso es lo que le dirán a día de hoy si quiere ser millonario.

Resulta enternecedora la impostura con la que los bien nacidos de cuna, y con compañeros de pupitre como nuestra majestad Felipe VI, se presentan a sí mismos como grandes emprendedores. Me refiero al compi yogui, López Madrid, imputado en el caso de las tarjetas Black, dando charlas sobre emprendimiento. Siempre se queda uno con la duda de lo lejos que habrían llegado en la vida de haber nacido en el extrarradio de una gran ciudad, sin tan nobles amigos. No satisfechos con ser ricos, nos quieren hacer creer que se lo merecen.  

Podríamos pensar que estamos ante una anécdota, no ante un dato. Pero nuestro Ibex 35, la liga de oro de las grandes empresas, tiene mucho de franquista, si vemos todas las empresas que cotizan que en su momento fueron o monopolio o concesión de la Dictadura, algunas incluso con trabajo esclavo. A nivel internacional, la crisis nos ha mostrado la distancia entre el discurso heroico de los emprendedores y el capitalismo de amigotes que se esconde tras las grandes fortunas de muchos empresarios y directivos.

Seguir leyendo »

La culpa la tienes tú

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda / EFE

La culpa de que Cristóbal Montoro no sea capaz de predecir la diferencia entre lo que España gasta e ingresa es tuya. Tú, que desde que naces movilizas a médicos, comadronas, enfermeros, limpiadores, celadores y porteros. Mientras te deslizas a oscuras por el túnel de la vida, te esperan al otro lado una decena de funcionarios uniformados. Nos acabas de costar 4.000 euros.

Lo que acontece a partir de entonces es, en tu ignorancia egoísta, un reguero de gastos que acaban descuadrando las celdas excel y rojas de Montoro. Si pisas el suelo de tu casa es porque un día un funcionario trabajó en un plan de ordenación urbana que permitió construirla. Si puedes laminar el asfalto de todos con tus tacones privados es porque un día un poder público barrió y arregló las calles. Si puedes derramarte por los túneles de metro a las 7 de la mañana hasta salir centrifugado a tu puesto de trabajo es porque hay dinero público y un ministro de Hacienda que lo cuenta.

Si eres de los que fuma, bebe o tenemos la mala suerte de que tengas antecedentes genéticos turbios, serás un coladero de dinero público que acabará en el desagüe del déficit. Cuando tengas hijos, tendremos que pagarles su educación. Si tienes posibilidad los llevarás a la privada. Aún así, puede que haya un convenio público con el colegio y en ese caso, casi seguro que será de curas. De una u otra manera, acabaremos enseñando a tus vástagos a hacer raíces cuadradas a mano.

Seguir leyendo »

Un regalito en la mesa de negociación

Estuvo bien la comparecencia de ayer del ministro Montoro, pero eché de menos un poco de puesta en escena, a la altura del momento político. No sé, que antes de su intervención hubiese hecho el mismo paseíto frente al Congreso que se dieron Sánchez e Iglesias el día antes; y que luego se hiciera unas fotos delante del cuadro de Genovés ante el que Sánchez y Rivera firmaron su pacto. En plan: “hola, chicos, ¿queréis formar nuevo gobierno? Tengo algo para vosotros que os va a encantar.”

El día que por fin tome posesión un nuevo Consejo de Ministros, el presidente Rajoy hará entrega de la herencia que deja. Tras cuatro años de matraca con la “herencia recibida” de Zapatero, empezaremos a hablar de la herencia de Rajoy, con la que tendrá que convivir el próximo gobierno: deuda pública cercana al 100% del PIB, crecimiento débil, poca capacidad de ingreso en todas las administraciones, un mercado laboral precarizado y con el paro por encima del 20% para largo, un buen agujero en la Seguridad Social, la hucha de las pensiones llena de telarañas… “Ahí os dejo eso, buena suerte con el gobierno del cambio, eh”.

Pero por ahora, hasta que alguien esté en condiciones de hacerse cargo de la herencia, va como adelanto un regalito, para alegrar las reuniones de PSOE, Podemos y Ciudadanos. Un regalito sorpresa, el que ayer dejó sobre la mesa de negociación de pactos un Montoro al que solo le faltó su famosa risita mefistofélica de las grandes ocasiones.

Seguir leyendo »

Mezquinas

En el último dominical de El País, el escritor y miembro de la Real Academia Española (RAE), Javier Marías, publicó un artículo llamado ' La mezquindad que no falte'. En él, criticó la incapacidad que aqueja a los españoles de aplaudir actos que a él le parecen nobles y muy loables. Empezó ejemplificándolo con la donación de Bill Gates de parte de su fortuna, acción que el escritor considera que no fue suficientemente laureada. Más bien al contrario, injustamente criticada como "postureo". Lo cierto, es que no leí en su día ningún editorial o artículo criticando el hecho de que Bill Gates se desprendiera del 95% de su patrimonio, pero eso no significa que no los hubiera, así que no entraremos ahí.

El siguiente ejemplo de Marías de "mezquindad" española para con actos nobles es, cómo no, el varapalo que sí sé que se llevó Alejandro Sanz por su actuación en el famoso concierto donde paró una agresión machista a gritos. Ignora Marías en su artículo del dominical que a Alejandro Sanz se le reprochan muchas cosas en relación con ese tema, como la incoherencia que supone reprochar a otros actitudes machistas mientras él compone canciones con letras que hacen apología de la cultura de la violación. Quiero pensar que el sesgo de Marías al escribir dicha columna se debe a que realmente ignoraba esta otra parte de la polémica.

En cualquier caso, Marías no se limita a aplaudir el gesto del cantante y llamar mezquinos a los que no lo hicimos, sino que "explica" por qué tanto el gesto como una frase que se le reprochó a Sanz por ser machista ("No soporto que se maltrate a nadie, y menos a una mujer") no sólo no lo son sino que, además, están cargados de razón.

Seguir leyendo »

No muerdas la mano que te da de comer

Ana Botella (izquierda) primó a los medios partidarios del PP en la publicidad institucional.

En los últimos días hemos podido constatar el desproporcionado reparto de publicidad institucional que desplegó la anterior alcaldesa de Madrid, Ana Botella, beneficiando a los medios afines al PP. Una lluvia de dinero público –más de 21 millones en 3 años– empleada a la postre en exaltar su gestión. Y, tal vez, algo más. Con el eufemismo Publicidad Institucional se ha gestado en España un opaco engendro, fuera de control, que actúa como subvención de distintos medios informativos. Un maná discrecional que premia y castiga. Al que, por tanto, se le suponen ciertas contrapartidas. Y que puede tener efectos devastadores sobre el derecho a la información. Y, por tanto, sobre otros derechos ciudadanos.

La publicidad institucional es una cadena masiva que, partiendo de la administración central con todos sus ministerios, organismos y ramificaciones, se expande por autonomías, ayuntamientos y todo tipo de corporaciones locales y hasta internacionales. Si precisan explicarse, publicitar sus actuaciones, debe estar regulado y ser diáfano. En muchos casos sirve como medio de supervivencia de algunos periódicos. A menudo se convierte en loa al político que paga. Los hechos demuestran cómo se minimizan también decisiones políticas controvertidas.

Los datos –publicados por infolibre y eldiarioes- hablan claro. Medios minoritarios recibieron mucho más dinero de las arcas municipales de los madrileños que otros que, por su tirada o audiencia, tenían más repercusión. Curiosamente, durante el mandato de Botella y de su predecesor Alberto Ruiz Gallardón la deuda del consistorio aumentó un 780% según dice y se propone investigar el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena, a propuesta de Ahora Madrid y PSOE. En 12 años de PP, el endeudamiento pasó de 990 millones de euros a 7.733 millones en 2012.

Seguir leyendo »

sobre este blog

RSS

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -

Recibe nuestros boletines

Se produjo un error, inténtalo más tarde

Muchas gracias

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -