eldiario.es

Si regalas un animal, mejor de peluche

"Ya sé qué le vamos a regalar a tu sobrino: como es tan amante de los animales le podemos comprar un perro como el de mi amiga Conchi, más mono…"

Así puede empezar una pesadilla a tres bandas: para el perro, para el niño y para la amiga de Conchi. El año pasado fueron rescatados más de 100.000 perros abandonados por sus dueños. El 40% fueron regalados. Respecto al número total de abandonos resulta imposible dar una cifra exacta, pero podrían superar el cuarto de millón anual.

El abandono de animales es una de las peores manchas en nuestro expediente como seres humanos. Antes de caer en la tentación de convertir a un perro, un gato o cualquier otro animal en un regalo navideño, es necesario tener en cuenta los consejos de las fundaciones y organizaciones que velan por sus derechos y que se resumen en un mensaje que nos recuerdan cada Navidad: un perro no es un juguete.

Seguir leyendo »

La indefensión aprendida de la clase trabajadora

Un sistema que beneficia a tan pocos y perjudica a tantos solo puede reproducirse de dos formas, una violenta y otra más discreta. Nos centraremos en la más discreta, es decir, aquella que hace creer que el sistema es bueno o bien aquella que hace creer que no existe una alternativa mejor.

Durante algún tiempo, y excepcionalmente estos últimos cinco años, el maltrato a la clase trabajadora de este país ha sido de juzgado de guardia. Dos reformas laborales, en 2010 y 2012, que han recortado derechos a los trabajadores y trabajadoras, facilitado y abaratado el despido, debilitado la negociación colectiva y reforzado el poder del empresario para modificar, unilateralmente, las condiciones pactadas en el contrato. En conclusión, precariedad y abaratamiento del factor trabajo. En muchas familias la única fuente de renta procede de la venta en el mercado de sus servicios como trabajadores. Está apareciendo una subclase dentro de la clase trabajadora, que sería la compuesta por aquellas personas que, a pesar de trabajar, se considera que están en riesgo de pobreza, un 21.3% (2014) en España. Las personas que se encuentren desocupadas además son excluidas de la sociedad, en tanto que no participan en el proceso productivo y, por ende, tampoco pueden participar en la fase de consumo. Un 29.2% (2014) de la población en nuestro país se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social.

A la situación anterior le añadimos el desmantelamiento incesante del jamás desarrollado Estado de Bienestar debido, en gran medida, a la pérdida de autonomía fiscal de los países. Además, las medidas impuestas para reducir el déficit público se han centrado en la reducción del gasto, sobretodo en las autonomías, proveedoras de Sanidad y Educación, y municipios, principales suministradores de la ayuda social. El salario indirecto de los trabajadores también se ha visto menguado.

Seguir leyendo »

La licencia de la época

“Pese a cuanto la licencia de la época permite y enseña a todos, no he metido la mano ni en los bienes ni en la bolsa de francés alguno, y no he vivido sino de la mía, en la guerra como en la paz, y no me he servido del trabajo de nadie sin salario.”

La cita pertenece a alguien que ocupó un cargo público hace casi 500 años, el escritor y pensador francés Michel de Montaigne. Sus reflexiones resultan tan contemporáneas que parece mentira que hayan sido concebidas en el siglo XVI. La preocupación por llegar a los otros a través del conocimiento de su propio yo y el empeño en mantenerse fiel a sí mismo le convierte en una interesante figura desde la cual explorar la sociedad contemporánea. Así lo propone el ensayo de Miguel Roig, El marketing existencial, que encabeza cada capítulo con pensamientos de este autor que tienen una actualidad asombrosa.

Esa “licencia de la época” a la que hace referencia la cita que abre este texto era la que permitía a los cargos públicos sacar un beneficio privado, o sea enriquecerse a costa del bien común. Por desgracia esto también suena tremendamente actual. Por si no teníamos bastante, aun en los últimos días antes de las elecciones no dejan de conocerse casos de enriquecimiento no sé si ilícito, pero sí desde luego no ético. Los negocios del embajador del PP en la India y el segundo candidato de las listas del PP por Segovia es uno más de los casos que se van destapando.

Seguir leyendo »

Del vértigo de la crisis, a la emoción del cambio

Quince años que han sido puro vértigo. Del "España va bien" de Aznar, al "Zapatero no nos falles" pasando por el "ha sido ETA" del 11-M llegamos a toda velocidad a la negación de la debacle económica que aún padecemos. La crisis destapó la corrupción y la poca credibilidad que conservaba el sistema saltó por los aires y abrió una brecha por la que un 15-M de 2011, al grito de "le llaman democracia y no lo es" se llenaron las plazas.

La política tradicional y los grandes medios olvidaron pronto lo sucedido (les incomodaba). Mariano Rajoy y el PP ganaron por mayoría absoluta las elecciones y muchos pensaron que no había pasado nada, que los indignados regresarían al redil del bipartidismo. que todo iba a seguir igual. Pero la situación económica lejos de mejorar, fue a peor: arreciaron los desahucios, se disparó el paro, crecieron los escándalos políticos, financieros e institucionales ("Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir", dijo el Rey) y el gobierno del PP se dedicó con ahínco a recortar derechos y libertades.

Cada emoción de cambio es importante. Cada ciudadano tiene un enorme poder en sus manos

Seguir leyendo »

Mi gran noche electoral (contiene spoilers)

Como no podía aguantarme las ganas de saber qué pasará el 20D, he viajado al futuro. Nada, un saltito en el tiempo de un par de días, hasta la noche del domingo, para ver cómo pinta. Y aquí estoy, de vuelta al presente, para contarles lo que he visto.

Pero como suele decirse al hablar de pelis y series, aquí debe figurar un gran luminoso que diga:

OJO, CONTIENE SPOILERS

Seguir leyendo »

No me diga usted que no lo sabe

A pocas horas ya de que abran las urnas, todos los sondeos oficiales y oficiosos dan como ganador de las legislativas españolas a Mariano Rajoy de nuevo, líder del Partido Popular. Perderá escaños pero el PP será el partido más votado, de acuerdo con las encuestas. Se da la gran paradoja nuevamente de que en un momento de enorme efervescencia e interés político en la sociedad, va a ganar, si se confirma, un partido de la derecha más rancia y, sobre todo, más turbia. Porque lo ocurrido en esta legislatura se sale del ámbito de la ideología, podríamos estar hablando del budismo del partido Nuevo Kōmeitō japonés y los hechos acontecidos seguirían siendo igual de escandalosos. 

No me diga usted, votante del PP, que no lo sabe en el fondo. Le convencieron –porque usted quiso creerlo- de que Zapatero, al frente del PSOE, fue quien personalmente se acercó a Nueva York, a la sede de Lehman Brothers –con su siglo y medio de historia a cuestas- y se puso a picar sus cimientos hasta que lo hundió. Luego sopló desde allí y se fue a pique todo el sistema financiero internacional. Tras esa prodigiosa hazaña, remató dejando vacías las arcas del Estado y de postre la hucha de las pensiones. Usted sabe que su partido y cuantos medios y personas trabajan cristianamente por difundir su mensaje igual exageran un poco cuando le inducen a convencerse de estas historias pero usted cree que no hay nadie mejor que el PP. Y para mantener su hegemonía vale todo.

No me diga que se ha tragado que la corrupción en el PP solo atañe a unas pocas –unos cientos- de manzanas podridas que han engañado la buena voluntad de la mayoría de los conservadores y en particular de ese ser tan honrado y trabajador que es Mariano Rajoy. 

Seguir leyendo »

Los votos, los indecisos y el 20D como primera parada de un largo viaje

La Puerta del Sol y el movimiento 15M. Mayo de 2011

Vaya año. O vaya cuatro años. Somos muchos los que estos días hacemos repaso: las revueltas árabes, el 15M, Occupy Wall Street, las mareas, las marchas “de norte a sur, de este a oeste”, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, el cambio en la política con nuevos discursos y con el auge de fuerzas del cambio.

Aún recuerdo lo que fue Egipto en 2011, la plaza Tahrir repleta de gente, las ciudades industriales levantadas contra el dictador, los manifestantes pidiendo “pan, libertad, justicia social”. Regresé de El Cairo en mayo de aquél año y poco después volvía a estar en una plaza, esta vez en la Puerta del Sol, presenciando y participando de un movimiento que nos habría parecido imposible tan solo meses antes. Allí, en Sol, en las comisiones, en los debates, en las charlas nocturnas, se tejieron nuevas redes sociales que han continuado hasta hoy.

Ha pasado mucho en este tiempo. Se hizo evidente que podíamos cambiar cosas porque la estafa era insostenible, pero hubo diferencias a la hora de analizar el cómo. Este domingo llegamos a una de las metas del trayecto, para votar, pero después quedan muchos otros retos.

Seguir leyendo »

Alberto Garzón, el comunista que cita 'La vida de Brian'

Circula un chiste en Euskadi que dice que en España se han creado tantos partidos de izquierdas que el único nombre que le quedaba libre a la izquierda era el de Herri Batasuna. Efectivamente, Unidad Popular es la traducción literal de Herri Batasuna, la histórica marca de la izquierda abertzale, y para evitar confusiones –aunque a veces las confusiones dan votos en vez de restarlos– la candidatura de Alberto Garzón ha esquivado a HB y ha optado en Euskadi por un Orain Batera que significa Ahora Juntos.

Y juntos ahora están los que están pero no todos los que son, en una nueva variante de cómo la izquierda en España no consigue ponerse de acuerdo mientras la derecha acude como una sola voz a las elecciones... Oh wait, al PP le ha salido Ciudadanos: sirva de consuelo para la izquierda entonces. Intentando hacer de la necesidad virtud el propio Alberto Garzón ha jugado con esa idea de la soledad durante la campaña con  un vídeo que arranca con un derrotista "estamos solos en la pelea por querer ser otro país" y da un giro a un balsámico "puede parecer que nos hemos quedado solos pero no lo estamos".

Alberto Garzón, que ahora llena mítines y tiene que salir a la calle a repetirlos a la gente que se ha quedado fuera, es un político acostumbrado a la soledad desde sus inicios en el activismo social en Málaga en aquellos sedantes años de la burbuja inmobiliaria. Había ocasiones en las que apenas conseguían juntarse varias decenas de personas en conferencias o concentraciones que avisaban sobre lo que estaba por llegar. Esa misma soledad que provocaba eco en el Congreso cuando Garzón –y no solo Garzón– intervenía en la tribuna frente a una veintena diputados, mientras los otros 330 practicaban activamente el absentismo laboral, uno de los hábitos políticos más enraizados de la democracia española. A Garzón ya le habían avisado del panorama desolador del Congreso y no se lo tomó mal. Un día, para estar con más gente, salió fuera a rodear el Congreso y la policía lo sacó a empujones de un bar en el que se había refugiado. Alguien gritó "es un diputado" y se salvó de algo peor.

Seguir leyendo »

El tercio de Génova

"No hay nada más relajante que un martini seco, lo leí en una revista para mujeres. Yo se lo prepararé, aunque me temo que esos vasos no sirven. Para un martini seco lo mejor es un vaso en forma de cono. Como éste. Primero, los cubitos de hielo. Deben ser de primera calidad, fríos y duros, a veinte o treinta grados bajo cero. A continuación ponemos la ginebra, así. Agitamos para enfriar y servimos".

El discreto encanto de la burguesía , Luis Buñuel 1972.

Seguir leyendo »

No es tiempo de cobardes

Hay países en que hay mucha gente violenta y hay otros, como España, en el que a la gente se le va la fuerza por la boca. Hay días en que conviene añadir a esa frase la palabra afortunadamente. Este miércoles, hemos sido testigos de una agresión brutal y cobarde, con especial énfasis en la segunda palabra, al presidente del Gobierno. Un joven menor de edad ha propinado un puñetazo en la cara a Rajoy cuando hablaba con la gente en Pontevedra. Al principio, se habló de una bofetada, censurable por humillante pero escasamente dramática, pero las imágenes no dejaban lugar a dudas. Se trataba de la típica agresión callejera que siempre se ceba en los débiles y, aunque parezca mentira al tratarse del político más poderoso del país, era perfectamente lógico definirla de este modo. Cualquiera está en una posición de debilidad si alguien le ataca a traición. 

Al estar metidos en plena campaña electoral y a pocos días de las elecciones, es imposible separar el incidente del momento político que vivimos. Será utilizado, manoseado y manipulado por unos cuantos. Aquellos que intenten sacar rédito político en cualquier sentido de un acto aislado deben ser despreciados, o quizá compadecidos porque su forma de defender sus ideas no resiste el más mínimo análisis. La comparación con los buitres es apropiada, con la salvedad de que en el caso de los buitres forma parte de su naturaleza. Están hechos para esa función, lo que no se puede decir de los ciudadanos libres.

No está en la naturaleza de la democracia solventar las diferencias políticas a puñetazos. Ni en citarse en la calle como borrachos. El domingo es el momento en el que los ciudadanos tienen la oportunidad de hablar en los términos más enfáticos, después de tanta cháchara de políticos y periodistas durante cuatro años, y todo aquel que intente tapar esa manifestación con el ruido del odio sólo se merece el calificativo de reaccionario. 

Seguir leyendo »

sobre este blog

RSS

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
Descarga el capítulo de la entrevista a Ada Colau en Voces del Cambio
- PUBLICIDAD -

Recibe nuestros boletines

Se produjo un error, inténtalo más tarde

Muchas gracias

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -