Opinión y blogs

eldiario.es

Te necesitamos para salvarte

22 Comentarios

Quienes nos dedicamos a promover el cuidado y la mejora del medio ambiente no lo hacemos pensando en nosotros: lo hacemos pensando en todos; incluido tú, por supuesto. No se trata de mejorar la calidad del aire que respiro, sino que respiramos. Ni la del agua que bebo, sino que bebemos.

No cuidamos de mi naturaleza, sino de nuestra naturaleza. No reciclamos para que a mí me vaya bien, sino para que nos vaya a todos mejor. No vemos en el deshielo del Ártico una inquietante señal del futuro que me espera, sino del que nos aguarda a todos si no reaccionamos pronto, incluidos quienes habitarán este maravilloso planeta cuando nosotros ya no estemos.

Si proponemos un modelo energético basado en el autoconsumo eléctrico, la generación distribuida y las fuentes renovables no es por interés propio, sino porque está demostrado que impulsar las energías limpias es la mejor manera de luchar contra el grave problema ambiental que hemos causado quemando combustibles fósiles, de luchar contra la pobreza energética y de vivir con el miedo a una nueva catástrofe nuclear como las de Chernóbil o Fukushima.

Seguir leyendo »

Nos la van a colar

49 Comentarios

El PP ha decidido solucionar un problema que no existe. La instrucción de los procesos penales por parte del juez. El PSOE está muy de acuerdo en apoyarle en ello. Podrán pactar y acordar un cambio que no soluciona nada que nos acucie, pero que a ambos partidos les debe parecer prioritario. Han comenzado ya los movimientos de formación de la opinión pública para hacernos aplaudir un cambio que no sólo no es necesario, ni mucho menos urgente, sino que puede ser peligroso y contraproducente para el funcionamiento del Estado de Derecho. Nos la van a colar y encima van a pretender que les aplaudamos el empeño.

No es un tema tan técnico como pretenden. Trata del control del poder y eso lo vamos a entender todos rápido. Fue Felipe González el que comenzó a pensar que los jueces en este país tenían “demasiado poder”. No es raro. Se arriesgaba a que le enviaran a prisión a unos cuantos cargos importantes. Lo resolvió reformando la manera en la que el juez podía adoptar la prisión preventiva e introdujo la obligatoriedad de la petición acusatoria, para meter al fiscal por medio. Sólo doy datos. El PP siempre estuvo en contra de entregar la instrucción a la Fiscalía, arrebatándosela a los jueces. No hace falta ser un lince para saber cómo y por qué se han caído ahora del caballo y se han reconvertido, después de ver el calvario judicial que han atravesado en los últimos años. Intentar controlar a los jueces, a través de nombramientos y otras zanahorias y palos, es complejo, indirecto y no totalmente satisfactorio. Las carnes de los populares lo saben, y los ciudadanos también. En cambio, hacer que la Infanta no sea acusada o que no se impulse la acción penal en temas como los Papeles de Bárcenas, Pujol y otros muchos, que arrancaron gracias a acusaciones populares, no resulta tan difícil. A las pruebas me remito.

Así que han decidido solucionarnos ese problema que nos inquieta tanto y que estriba en que los jueces instruyan con independencia, aunque sin medios, que esa también es otra forma de ponerle palos a la rueda.

Seguir leyendo »

Paciente Suicida Obrero Español

61 Comentarios

Pedro Sánchez en una imagen de archivo

El paciente termina el año en coma profundo. Los analistas que observan su evolución no hablan de situación irreversible, pero sus gestos de preocupación auguran un terrible desenlace. "No morirá, al menos inmediatamente, pero las secuelas serán enormes, permanentes e incapacitantes". El diagnóstico responde a lo ocurrido: aunque logres sobrevivir, nunca vuelves a ser el mismo después de haberte pegado un tiro en la cabeza; y eso es, exactamente, lo que ha hecho en este 2016 el Paciente Suicida Obrero Español.

A estas alturas resulta estéril debatir sobre quién es el máximo culpable del suceso. Unos dirán que fue Susana Díaz la que apretó el gatillo; otros seguirán señalando a Pedro Sánchez. Lo cierto es que todos los actores ayudaron, en mayor o menor medida, a que el PSOE empuñara la pistola, la situara a la altura de la sien y terminara accionando el percutor. Los barones, los susanistas, los sanchistas, los jarrones chinos que se resisten a permanecer en la vitrina, los jurásicos a los que tanto les gusta aparecer en los medios de comunicación de la extrema derecha… Todos, salvo los militantes, participaron activamente en este peculiar talent show de políticos retrasmitido en directo por televisión y que podría haber cautivado a la audiencia con el llamativo nombre de ‘OS’, ‘Operación Suicidio’.

Se diga lo que se diga, el principal error de Pedro Sánchez fue la fontanería. Ni él ni su equipo supieron hacer amigos dentro del partido. A la animadversión y el desprecio infinito de Susana Díaz o Eduardo Madina se fueron sumando algunos dirigentes y exdirigentes que se sintieron agraviados por el Secretario General. Zapatero nunca le perdonó que renegara de la modificación del artículo 135 de la Constitución; Ximo Puig, Javier Fernández, Emiliano García-Page o Javier Lambán siempre pensaron que no les daba el trato preferencial que supuestamente merecían, como presidentes regionales que eran. Son muchos, demasiados como para estar todos equivocados, los que definen como prepotente y autoritaria la actitud del número 2 de Sánchez, César Luena. El líder se fue creando enemigos sin compensar la balanza con nuevas alianzas. Con este panorama ya afrontó las primeras elecciones del 20 de diciembre de 2015. Es más que significativo el hecho de que el entorno de la presidenta andaluza dejara caer que la misma noche electoral, cuando se consumara el demoscópicamente anunciado sorpasso de Podemos, ella comenzaría su asalto al poder. Contra todo pronóstico, Sánchez ganó en votos y escaños a la formación de Pablo Iglesias dando paso al año del suicidio.

Seguir leyendo »

La economía no existe

La economía se consolida como disciplina a partir de una serie de supuestos de escasa relación con la realidad que pretende conocer. Autores como José Manuel Naredo o Karl Polanyi han tratado las convenientes causas y devastadoras consecuencias de partir de una dualidad (en realidad inexistente) entre economía y política. Cuando estudiamos cosmovisiones lejanas a la racionalidad occidental, como la comprensión del mundo de algunas comunidades indígenas ancestrales, descubrimos que partir de que economía y política son indisociables permite que los principios comunitarios y de reciprocidad primen sobre la búsqueda del provecho individual y la competencia o que el valor de uso prime sobre el valor de cambio, descubrimos que las cuestiones morales como las que plantean las jerarquías no desaparecen del análisis y gestión de la distribución material. De hecho, desde estas cosmovisiones, tampoco lo material es indisociable de lo espiritual y mucho menos el fin último de la organización social, política y económica, lo cual invita a cuestionar la promoción del crecimiento del PIB como fin supremo al que se debe subordinar absolutamente todo lo demás, como si más allá de la reproducción del capital no existiese la vida.

Lo extraño de los enfoques dominantes en economía es que la abstracción, más que resultar útil para poder comprender una realidad compleja y transformarla sirve precisamente para ocultar dicha realidad y mantener el statu quo. Desde una disciplina que sitúa en compartimentos estancos ser humano y naturaleza e individuo y comunidad al mismo tiempo que considera el todo la suma de sus partes, resulta difícil comprender los grandes retos -de la realidad compleja, interdependiente y globalizada- que precisamente pretende transformar. Porque, al deshacerse de cuestiones tan “triviales” como los límites de la regeneración de la naturaleza, la relevancia de los trabajos de cuidados o las reciprocidades y retroalimentaciones entre individuos y comunidad; la teoría de las ventajas comparativas, los modelos de equilibrio general o las teorías de elección racional resultan inútiles para resolver problemas, que en realidad son políticos, biológicos, sociales, históricos, psicológicos, institucionales y matemáticos.

Algunas teclas en el teclado de la economía, desencadenan una serie de consecuencias imprevisibles en otros campos y viceversa. Por ello, respetar los límites de lo “estrictamente económico” para transformar aquello que va más allá de lo económico, no dista mucho del error de describir la naturaleza humana observando únicamente su comportamiento dentro de los límites del mercado. Si partes de esta necesidad de interdisciplinariedad, de diálogo entre varias disciplinas, la economía se convierte en un gran pretexto para recrear nuestras tendencias más polímatas. No se trata de ser todólogos sino de analizar problemáticas concretas trascendiendo las referencias, herramientas y metodologías económicas. Quizás, desde una visión más holística logremos aportar al conocimiento y transformar la realidad, una pequeña parte de lo que lo hicieron los grandes pensadores de la antigua Grecia analizando el mundo desde una colosal multidisciplinariedad.

Seguir leyendo »

Top 10 de políticos machistas

229 Comentarios

Hemos confeccionado un top 10 de políticos machistas para finalizar este 2016. Ha sido muy fácil encontrar ejemplos, no tanto el decidir cuáles de todos ellos merecían estar en el ranking. Pero, sin duda, lo que más me ha costado es ordenarlos: si por misoginia, por incoherencia con el resto de su discurso o por orden cronológico. Finalmente, me he decidido por el daño potencial que su machismo puede hacer. 

Se marcó un Cantó este año y dijo que "la violencia machista no existe", además de tuitear que "no hay mujeres feas, hay copas de menos". Si ocupa el último puesto es sólo porque tuvo que dimitir y, de momento, poco va a decidir sobre la vida de nadie.

No contento con demostrar públicamente su ignorancia con respecto a las denuncias por violencia de género, insistió en enero de este año en su particular tarea llamando "puta" a Pilar Rahola.

Seguir leyendo »

El ajedrez blanco de Yoko Ono y el extremo centro

The Museum of Modern Art Archives, NY. Yoko Ono One Woman Show, 1960-1971

Madrid. Diciembre 2016. Un numeroso grupo de gente esperamos en la acera a que el semáforo se ponga en verde para cruzar la calle. Un hombre va acercándose a unos y otros ofreciendo paquetes de pañuelos:

-No tengo trabajo -dice con la mano extendida que exhibe la mercancía.

-No puedo ayudarle. Yo tampoco -le respondo lacónica, para mi propia sorpresa.

Seguir leyendo »

El sentido del terrorismo

Refugiados esperan en un centro en Sredisce ob Dravi (Eslovenia)

En el debate sobre terrorismo, la derecha ha sido exitosa al limitar el debate a dos ejes de oposiciones significativas: libertad vs. seguridad, y "nosotros civilizados" vs. "ellos bárbaros". Si a estas tensiones añadimos la venganza por motivos personales, tenemos resumidos casi todos los argumentos del cine y series de acción mainstream. Es decir, la industria cultural machaca con contundencia en que no escapemos a estos dilemas, o en todo caso, que el dolor personal legitima el recurso a la violencia.

Frente a estas estructuras de significado en las que nos movemos casi sin darnos cuenta, como no nos damos cuenta de que estamos rodeados de aire o hablamos en prosa, conviene colocar también algunos datos. Por un lado, con diferencia, la mayor parte de las víctimas del terrorismo islamista son musulmanes, por lo que cuesta entender que si es un choque de civilizaciones se dediquen más a matarse entre ellos. Pero tampoco está muy claro qué quiere decir "ellos", cuando, por ejemplo, la violencia entre chiíes y suníes se cobra muchas más víctimas que la violencia entre musulmanes y cristianos. Por otro lado, dado el gran número de musulmanes con los que convivimos, si tuviésemos un problema con gran parte de ellos, y no con una minoría infinitesimal, Occidente estaría ardiendo, no solo por atentados, también por "kale borroka" y otros problemas de orden público. No es el caso.

Lo peor de todo es el doble rasero con el que empleamos los derechos humanos. Por un lado, no podemos negociar con los bárbaros, porque no respetan dichos derechos. Por otro, nosotros no respetamos los derechos humanos de los millones de refugiados e inmigrantes que escapan precisamente de los bárbaros y la miseria. Aquí el argumento es el de la seguridad. Pronto estuvo Percival Manglano, el popular, en afirmar que como un terrorista es refugiado, millones de refugiados no tienen derechos. Con argumento tan fino podríamos ilegalizar al PP, dado que no es que tenga un corrupto, sino cientos.

Seguir leyendo »

Insumisión

Varios refugiados caminan en la ciudad fronteriza de Kousseri en Camerún

La desobediencia civil, la insumisión, el rechazo a cumplir las leyes que consideramos manifiestamente injustas ha sido, guste o no, a lo largo de la historia, el motor de muchos cambios para mejor. Solo hay que recordar las luchas por la abolición de la esclavitud; o por los derechos civiles de los negros en EE UU; o por el voto de las mujeres; o contra el apartheid en Sudáfrica; o contra el servicio militar obligatorio en España. Hay toda una tradición de movimientos que han logrado doblegar leyes evidentemente injustas.

Nos encontramos hoy ante un drama mundial relacionado con los límites a la movilidad de las personas. Las migraciones siempre han sido algo natural al ser humano. De nuestra movilidad por el planeta han nacido culturas, naciones, inteligencia y progreso. Es verdad que hubo guerras y fronteras, pero nunca fueron tan impermeables como ahora. En un mundo en el que la tecnología nos permite viajar en horas a cualquier lugar, las leyes, las vallas y la ideología reserva la movilidad solo a unos millones que tuvimos la suerte de nacer a este lado del muro.

Quizá el método empleado hace dos días por Mikel Zuloaga y Begoña Huarte para poner en evidencia la injusta situación de los refugiados sea discutible. No parece que meter en una autocaravana a ocho personas e intentar cruzar la frontera griega ilegalmente sea lo más atinado. Pero en todo caso prefiero saltar por encima de mis dudas -¡somos a veces tan exigentes con los que luchan y tan tibios con los que se conforman!- y, desde luego, apoyar el sentido último de su acción. Protestar contra la situación de indefensión que viven millones de personas ante la indiferencia cómplice de los que nos lamentamos mucho pero no hacemos nada para remediar la situación, parece cada día más imprescindible.

Seguir leyendo »

Salvar la vida de las personas es un prejuicio ideológico que hay que combatir

45 Comentarios

Imagen de la polución en Madrid el 29 de diciembre.

Las restricciones a la circulación de coches aprobadas por el Ayuntamiento de Madrid son "ideológicas", ha dicho Íñigo Henríquez de Luna, portavoz adjunto del PP en el Consistorio. Claro que sí. Y por eso es lógico que el PP se oponga a estas medidas. Su ideología es diferente.

Luego están los datos, que no son tan importantes. Cada año mueren de forma prematura unas 16.000 personas en España –unos 250.000 en Europa– por los efectos de la polución, según la Unión Europea. Ataca especialmente a niños, ancianos y los que tienen problemas respiratorios. La OMS recomienda que no se superen los 40 microgramos de NO2 gaseoso por metro cúbico de media anual, pero también recuerda que superar concentraciones superiores a 200 microgramos por metro cúbico durante un espacio corto de tiempo, como ahora en Madrid, tiene efectos negativos en la salud al provocar inflamación en las vías respiratorias.

Pero esos son los datos. En el PP saben que los datos –por no hablar de los expertos– no son tan importantes como la ideología. Y eso es algo que hay que proteger por encima de la salud de las personas. Del buenismo. Del intervencionismo del Estado. 

Seguir leyendo »

Cueces o enriqueces

23 Comentarios

Rodrigo Rato, en una imagen de archivo

Hay noticias para terminar el año que son una metáfora del tiempo que vivimos en España. Un poderoso icono de la corrupción, como Rato, ve que la Justicia archiva sus casos porque prescriben. Aumenta la precariedad y casi un 40% de los contratos firmados en 2016 duran menos de un mes. La izquierda se enfrasca en su división interna. Rajoy está de vacaciones.

Imaginen el estrés navideño del presidente, cuando abre los regalos que le están enviando esta Navidad los susanistas, los sanchistas, los pablistas o los errejonistas. Sus batallas sí que tienen la acción que le gusta a Mariano y no esas películas de vaqueros con las que a veces siestea. La ilusión navideña que le están proporcionando a Rajoy solo es comparable a la de Rato cuando descorcha el cava y se derrama como esos casos de corrupción que están quedando en nada.

Asistimos a otro episodio de las dos Españas. Una cuece, la otra enriquece. Como en el anuncio del caldo. Con el pollo que tienen montado, Podemos y el PSOE se están cociendo, con grave riesgo de quemarse. La energía que dedican a calentarse es un alivio para sus adversarios y un auténtico debilitamiento en sus tareas de oposición y control. Como diría el otro: "Si no hay gato, los ratones bailan".

Seguir leyendo »