eldiario.es

Armenia, genocidio permanente

Seguir leyendo »

No es corrupción: son los bonus de España SA

51 Comentarios

Rajoy abraza a Federico Trillo en un acto en Madrid en febrero de 2011. Foto: Chema Moya / Efe

No lo llames corrupción: llámalo retribución variable. Bonus. Incentivos. Primas. Durante décadas la democracia española ha funcionado como una empresa. Como una gran empresa. España SA. Otro día hablamos de quiénes son sus propietarios, hoy solo me fijaré en sus directivos.

Todo este goteo interminable de casos de sobresueldos, pagos en negro, tarjetas 'black', cuentas en Suiza, comisiones, partidas de formación desviadas, puertas giratorias, gastos de viajes, comidas y hoteles a todo tren… No, no es corrupción estructural. En realidad es un sistema de retribución variable, como el que tantas compañías usan para motivar a sus ejecutivos.

Así que no son corruptos. Son profesionales. Y como tales, recibían su salario pero también todo un catálogo de bonus, complementos, primas. Que ya sabemos que la política está muy mal pagada. Estoy seguro de que quienes hoy son imputados se sienten así: ellos se limitaron a seguir una práctica muy extendida, según la cual el paso por la política admitía ciertos beneficios bajo cuerda. Desde Urdangarin a Rodrigo Rato, pasando por los mil y un corruptos señalados en el último lustro, todos muestran la misma sorpresa cuando les pillan: “¡Pero si yo no he hecho nada malo!”. Y, en efecto, parece que solo se beneficiaron de un sistema de incentivos muy extendido.

Seguir leyendo »

¿Por qué se convoca la Marcha a la Base de Torrejón el 25 de abril? El papel de las bases militares en España

Helicóptero de combate Tigre en la base aérea de Torrejón (Madrid). / Efe

La Base Aérea de Torrejón dejó de ser utilizada por la fuerza aérea de los Estados Unidos hace bastantes años, cumpliendo desde entonces su papel como uno de las principales centros de operaciones de la defensa aérea nacional.

Sin embargo, en el último reparto de centros de mando e instalaciones de la OTAN de hace unos tres años, se la ha asignado para alojar uno de los dos únicos Centros de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC, en sus siglas en inglés) que se mantienen hoy en Europa. Quiere decir que, además de la defensa aérea nacional, desde estas instalaciones se controlarían todas las operaciones aéreas que la OTAN emprendiera en el sur de Europa, dentro del propio territorio europeo.

Para completar el panorama, en la cumbre de Cardiff de 2014 se declara a la OTAN como actor planetario con capacidad para intervenir en cualquier punto del globo. Como consecuencia, el CAOC de Torrejón adquiere una nueva dimensión, no ya centrada solo en la defensa aérea del territorio europeo, sino como nodo esencial en la conducción de las operaciones aéreas de cualquier intervención exterior, papel en el que puede rotar con el CAOC de Uedem (Alemania), sea desde las propias instalaciones, o con equipos desplegables. Y ello, aunque la operación no sea emprendida directamente por la OTAN, sino únicamente por algunos de sus socios, como ocurrió en el caso de Libia.

Seguir leyendo »

El proceso penal no basta para evitar que la trama eólica se repita

Esta semana el diario El País ha destapado una trama de presunta corrupción vinculada a la concesión de autorizaciones para la construcción de parques eólicos en Castilla y León.

Desgraciadamente no es el único –ni será el último– caso de pagos de "dudosa" justificación realizados por empresas que obtienen permisos para la construcción de instalaciones energéticas.

Eso sí, éste resulta especialmente llamativo por su configuración: son muy frecuentes los casos de pequeñas sociedades instrumentales creadas únicamente con el objeto de conseguir autorizaciones que, tras invertir unas pocas decenas de miles de euros en proyectos de ingeniería y trámites, son vendidas por varios millones de euros, típicamente a grandes empresas eléctricas que son las que finalmente construyen las instalaciones. De esta forma, aunque pudiera demostrarse que tan llamativa cantidad acabara en manos de algún funcionario público, resulta prácticamente imposible implicar a la eléctrica, dado que no tenía por qué conocer la forma en la que se obtuvieron los permisos y, además, la transacción resulta razonable, económicamente hablando, en la medida en la que éstos son muy escasos.

Seguir leyendo »

La rata plateada

Fotografía: Mrfoxtalbot

Exhibición 1.

Cuando la revista Vogue se trasladó hace unos meses a sus nuevas oficinas del One World Trade Center de Nueva York, todo el glamour de su lujoso ropero fue saqueado sin piedad por un batallón de ratas. La plaga afectaba a los pisos 25 y 26 del edificio, precisamente los que ocupaba la redacción capitaneada por la famosa Anna Wintour, quien entró en cólera y se negó a aparecer por allí hasta que el asunto se resolviera por completo. 

Nueva York es la ciudad con más ratas del mundo y hay quien hace de ello una marca de identidad, como lo fuera el entrecejo de Frida Kahlo o la joroba de Kierkeegard. Después de que un estudio alertara de la presencia de estos animales en establecimientos de hostelería de lujo, me entero de que en uno de esos exclusivos restaurantes de la 5ª Avenida se alza una escultura plateada de una rata gigante. 

Seguir leyendo »

"Me siento como Bárcenas al llegar al juzgado"

En términos generales, los escritores se dividen en dos esferas o clases: la de quienes conciben su tarea como una carrera y la de quienes la viven como una adicción. El encasillado en las primeras cuida de su promoción y visibilidad mediática, aspira a triunfar. El de las segundas, no. El cumplir consigo mismo le basta y si, como sucede a veces, la adicción le procura beneficios materiales, pasa de la categoría de adicto a la de camello o revendedor. Llamaré a los del primer apartado, literatos y a los del segundo, escritores a secas o más modestamente incurables aprendices de escribidor.

A comienzos de mi larga trayectoria, primero de literato, luego de aprendiz de escribidor, incurrí en la vanagloria de la búsqueda del éxito -atraer la luz de los focos, “ser noticia”, como dicen obscenamente los parásitos de la literatura- sin parar mientes en que, como vio muy bien Manuel Azaña, una cosa es la actualidad efímera y otra muy distinta la modernidad atemporal de las obras destinadas a perdurar pese al ostracismo que a menudo sufrieron cuando fueron escritas. La vejez de lo nuevo se reitera a lo largo del tiempo con su ilusión de frescura marchita. El dulce señuelo de la fama sería patético si no fuera simplemente absurdo. Ajena a toda manipulación y teatro de títeres, la verdadera obra de arte no tiene prisas: puede dormir durante décadas como La regenta o durante siglos como La lozana andaluza. Quienes adensaron el silencio en torno a nuestro primer escritor y lo condenaron al anonimato en el que vivía hasta la publicación del Quijote no podían imaginar siquiera que la fuerza genésica de su novela les sobreviviría y alcanzaría una dimensión sin fronteras ni épocas.

“Llevo en mí la conciencia de la derrota como un pendón de victoria”, escribe Fernando Pessoa, y coincido enteramente con él. Ser objeto de halagos por la institución literaria me lleva a dudar de mí mismo, ser persona non grata a ojos de ella me reconforta en mi conducta y labor. Desde la altura de la edad, siento la aceptación del reconocimiento como un golpe de espada en el agua, como una inútil celebración.

Seguir leyendo »

Esto entró en barrena

46 Comentarios

Si hace unos meses los poderes económicos y del estado estaban preocupados por el proceso de crisis de la política española, proceso soberanista catalán, erosión del bipartidismo y de la Corona, ahora ya no lo están. Por el contrario, han tomado el control de la situación y pasado a la ofensiva. El tablero se mueve, sí, pero lo controlan ellos.  La nueva fase se resume en lo de "que cambie todo para que nada cambie".

A eso responde que los poderes económicos, a través de los medios de comunicación, estén llevando en andas a "Ciudadanos" a los alrededores de La Moncloa. Los poderes contemplan todas las posibilidades para garantizar la continuidad de un sistema político que se ajusta a sus intereses. Una posibilidad  es la alianza PP y PSOE, pero puede no ser posible y entonces la pieza imprescindible para garantizar la continuidad, bien del brazo del PP o del PSOE, es "Ciudadanos". No vale la pena perder el tiempo en analizar lo que es ese partido, su fundador salió de las juventudes del PP y su partido fue el españolismo militante en tierra hostil, pero nuestros amos han decidido que sea otra cosa.

La batalla en Catalunya confían en tenerla ganada, PP y PSOE-PSC perdieron allí casi cualquier papel que tuviesen pero la aparición de "Podemos", que entró en el territorio que el independentismo creía poseer, debilita el proceso soberanista y "Ciudadanos" ocupa ya el territorio que perdió el PP allí. De ese modo, Catalunya ya no aparece separada y se mantiene integrada en el sistema de representación política estatal.

Seguir leyendo »

Don Nicanor y los directores de orquesta

Entre la versión de que la deliciosa crucifixion pública de Rato -está por ver que pague con cárcel lo que pueda haber hecho- es una cortina de humo, o más bien de heces, para ocultar los gürtelismos propios del partido gobernante, y aquella otra que insinúa que vuelan  puñales en Génova dirigidos a la espalda del presidente Rajoy, voy a creerme las dos. Que es como decir que no voy a creer ninguna, porque ya no me creo, ya no nos creemos nada.

Pero me produce un indescriptible gustillo imaginar a Don Nicanor percatándose súbitamente de que se le está escapando el tambor, y de que su tremendo y estulto reinado toca a un fin tan lamentable como lo ha sido su paso por el poder.

A tal tesitura de postración en la alegría nos ha reducido el tránsito por nuestras vidas de esa RePPera PPatatera que han sido los años de trasquilado y tentetieso del Gobierno popular y su séquito. La verdad es que si, en lugar de españoles, fuéramos corresponsales extranjeros o enviados especiales a los sucesos o hechos de los últimos años, la realidad nacional nos parecería de lo más interesante, e incluso excitante. Por seguir con los ripios, como compatriotas de esta banda sólo podemos encontrarla repugnante.

Seguir leyendo »

Llegamos, vimos y... los dejamos morir

Supervivientes del naufragio de un barco ante la isla griega de Rodas, este lunes

En septiembre de 2011 el presidente Nicolás Sarkozy y el primer ministro británico David Cameron realizaron una visita sorpresa a la capital de Libia, acompañados de Bernard Henri-Levi, filósofo y escritor francés, un hombre que había hecho mucho por impulsar la intervención militar de la OTAN en el país africano. La sola presencia de ambos mandatarios, recibidos con todos los honores, ayudaba a adivinar que Francia y Reino Unido querían gozar de ciertos privilegios a la hora del reparto del petróleo en el primer país africano en reservas de crudo, con 46.000 millones de barriles estimados por explotar, el doble que Estados Unidos.

Poco importaba que el país se estuviera rompiendo a trozos tras la intervención militar, que se hubiera convertido en un polvorín a causa de las armas que la OTAN había entregado a diferentes milicias, o que entre los nuevos amigos libios de Europa hubiera fundamentalistas o incluso personajes considerados terroristas en el pasado por EEUU y la UE.

Algunos de los que trabajamos en la región en aquella época vimos que entre las filas rebeldes libias había combatientes que antes habían sido ‘terroristas’ perseguidos por el Ejército estadounidense en Afganistán. Los antes demonizados eran ahora ensalzados como aliados y liberadores de Libia. “Lo que hicimos [en Libia] fue por razones humanitarias, no existía ningún plan oculto”, dijo Sarkozy en Tripoli, la capital del país.

Seguir leyendo »

La corrupción y la subjetividad

Dicen los grandes partidos que la corrupción no está institucionalizada, lo que pasa es que estamos rodeados de corruptos. La pregunta, por tanto, parece obvia: ¿cuántos corruptos hacen falta para considerar la corrupción institucionalizada? Y la respuesta es que no hay respuesta. Que eso, como tantas otras cosas de la vida, es subjetivo.

De ahí que no exista el Nobel de Ciencias Políticas; porque, a la hora de la verdad, de ciencia no tienen un carajo. No verá usted a nadie discutiendo en televisión si pi es la relación entre la longitud de una circunferencia y su diámetro o entre el radio y la superficie. En una ciencia como Dios manda, las cosas se plantean, se comprueban y, si se cumplen, fin del debate y a por otra cosa.

Eso, en política, es inconcebible. Dese una vuelta por las cadenas generalistas, y descubrirá que no hay consenso ni siquiera en los asuntos más básicos. Verá a uno diciendo que la Transición acabó en el 82 y a otro, que acabará, con suerte, en 2020. Uno, que la recuperación va viento en popa; otro, que no come desde el viernes. Uno, que España es corrupta; otro, que los corruptos son cuatro.

Seguir leyendo »

sobre este blog

RSS

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -