eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¡Señor, sí, señor!

Mariano Rajoy habla por teléfono, en una imagen de archivo.

Quizá será mejor que nunca sepamos la verdad del contenido y el tono de la conversación que el presidente Mariano Rajoy tuvo el otro día con el presidente Donald Trump. Así nos ahorraremos duplicar el bochorno ya sufrido por el sincero entreguismo del líder del PP a las políticas del nuevo señor del universo. Por la "franqueza" con la que abordaron los asuntos. Por el ridículo ofrecimiento de interlocución. Por, en fin, no haber sido ni tan siquiera capaz de aprovechar el tiempo previsto de la conversación. Al entregado Rajoy –señor, sí señor– le sobraron cinco minutos y colgó tan contento.

Pero lo más llamativo de la breve charleta fue sin duda la generosa disposición de don Mariano a prestar sus dotes de diálogo para ayudar a resolver los problemillas que Donald pueda tener en América Latina o el norte de África. Bien conocidas son las mañas de nuestro presidente. Las utilizó nada más llegar a La Moncloa a bordo de su mayoría absoluta poniendo patas arriba el pacto sobre la televisión pública, intentando dinamitar la ley del aborto y aprobando la ley mordaza para reducir hasta el silencio a los discrepantes. Todo eso sellado con el fructífero diálogo establecido por Rajoy con Cataluña desde sus años de vicepresidente con Aznar y que tan buenos resultados estamos disfrutando ahora.

Y es que vivimos en un país de pactos, interlocutores y diálogos constructivos. Por eso nos podemos ofrecer al mundo como ejemplo. Tenemos una legión de figuras de la tolerancia para exportar. Desde los barones del PSOE, que no son capaces de decirse las verdades cara a cara, pero no paran de darse patadas y ponerse la zancadilla por debajo de la mesa, hasta los líderes de Podemos, que han saltado de los días amor y besos a un intercambio chusco de reproches y descalificaciones públicas.

Seguir leyendo »

Prepárate para odiar a los estibadores

126 Comentarios

Hacía ya tiempo que no teníamos un colectivo de trabajadores al que odiar con todas nuestras fuerzas y poder gritarles "¡privilegiados!". Hemos odiado a funcionarios (¡parásitos!), mineros (¡subvencionados!), profesores (¡vagos, todo el día de vacaciones!), y por supuesto a los más odiables de entre los odiosos: los controladores aéreos, que tan buenos ratitos de odio nos dieron un verano.

Pero estamos de enhorabuena, porque en los próximos días nos van a echar un nuevo hueso: los estibadores de puerto. No sabíamos nada de ellos hasta ahora, solo que son los que cargan y descargan barcos; pero resulta que también son unos privilegiados. Ahora el Gobierno prepara un decreto para liberalizar la actividad, y los trabajadores están dispuestos a ir a la huelga para defender sus derechos. Perdón, quiero decir que "los privilegiados están dispuestos a chantajearnos para defender sus privilegios".

La secuencia es la habitual, la hemos visto muchas veces:

Seguir leyendo »

Salir a la calle por nosotras y por todas

399 Comentarios

El otro día escuché en Carne Cruda una copla de la Segunda República llamada La diputada.

Amalia Molina arranca con un "¡Llegó la hora del feminismo!" que marca el tema del resto de la canción. La letra y la forma de cantarla eran tan disruptivas que me puse a buscar más información para comprobar que verdaderamente aquello databa de los años 30: "¡Viva el divorcio y vivan mis manos, que aún no han cosío ni un calcetín!". 

Seguir leyendo »

Un día cualquiera

53 Comentarios

Mariano Rajoy e Ignacio Diego, en un acto de campaña en Santander. | PP CANTABRIA

Un día cualquiera en España sabes que un ministro de Economía y Hacienda defraudaba casi 7 millones de euros al fisco. Lo hacía al mismo tiempo que "trabajaba" en el Gobierno, el FMI, Caja Madrid, Bankia, Telefónica, el Santander, La Caixa o la patronal de los seguros. Piensas que, en otro país, semejantes empleos los abarcaría una cabeza brillante. Aquí no. Aquí lo hacía un caradura que sigue en libertad.

Para quien mantenga aún intacta la capacidad de indignarse, y puesto que parece que cada vez más gente está acostumbrada a las noticias del trinque y les da igual, es especialmente sangrante que en las causas de Rato por ahora solo haya archivos y prescripciones. Imaginamos que la autoridad competente se dará prisa, puesto que la policía antifraude señala que quedan siete años por prescribir, en los que las cuotas defraudadas se acercan a los cinco millones y medio de euros.

Un día cualquiera en España, se incorpora al Consejo de Estado un exministro que desplazaba a las tropas en chatarras volantes. Allí llega procedente de seguir llevándose nuestro parné como embajador en Londres. Antes, como titular de Defensa, donde mintió vilmente a la nación y a los familiares de 62 muertos. Ahora, le pagaremos unos 6.000 euros al mes. ¿Y qué consejos puede dar? Da vergüenza que sea miembro del "supremo órgano consultivo del Estado".

Seguir leyendo »

El PSOE y sus derechos sociales a la baja

Mariano Rajoy y Javier Fernández.

En la última encuesta del CIS, en la que se mostraron algunos signos alentadores para el Partido Socialista (a pesar de la crisis de credibilidad que padece tras el golpe letal del 1 de octubre), se mostró también que el líder de su gestora, Javier Fernández, era más valorado por la derecha que por sus propios votantes porque, como es lógico, los votantes de la derecha no apreciaban grandes distancias ideológicas entre el PSOE y el Partido Popular. Consciente de tal proximidad, el PSOE ha presentado en el Congreso un alud increíble de iniciativas que ha sacado a gran velocidad de sus cajones, y se ha propuesto firmemente marcarle la agenda a Unidos Podemos/Confluencias, sobre todo en el terreno que han considerado tradicionalmente podemita.

El PSOE ha gesticulado e hiperventilado en su afán de marcar distancias con el Partido Popular que, demasiadas veces, se ha dedicado a pasarle la mano por el lomo, y quiere recuperar a su electorado demostrando, con los hechos, que ha merecido la pena regalarle el gobierno a Rajoy, y que fulminarse a Pedro Sánchez en 24 horas, obligándole incluso a abandonar su escaño, era el precio que había que pagar por hacer ahora una oposición operativa y "responsable".

Sin embargo, las propuestas del PSOE suelen ser una versión descafeinada de las que prepara Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea (el Grupo Confederal), por más que su buena relación con el Gobierno haya colocado a los socialistas en mejores condiciones de salida.

Seguir leyendo »

Un fútbol apolítico de neonazis y machistas

85 Comentarios

Cartel de apoyo al Ejercito Popular de Ucrania con Roman Zozulya como protagonista.

¿Se puede ser una estrella del fútbol mundial siendo neonazi y presumiendo de ello públicamente? Esta es la única pregunta, en el fondo, que planea sobre el accidentado fichaje del jugador ucraniano Roman Zozulya por parte del Rayo Vallecano. La mayoría de las respuestas a esta simple cuestión han sido síes hipócritas, camuflados de supuesta neutralidad: "Hay que separar fútbol y política", "fútbol es fútbol", "lo que importa es su comportamiento en el terreno de juego", etc.

El único que se mostró verdaderamente sincero en su contestación fue un periodista de El País. Rafa Cabeleira afirmó la pasada semana que al aficionado al fútbol, el hecho de que un jugador sea neonazi le debe importar tan poco como que sea "el chico negro, el joven gay o la niña que no quiere ser princesa". Lo malo no es solo que un profesional de la comunicación realice esta comparación y su medio, ese que en su día fue referencia del progresismo de este país, le permita publicarlo; lo verdaderamente grave es que Cabeleira estaba poniendo voz a lo que piensan muchos de esos opinadores y dirigentes de nuestro fútbol que tan a menudo nos exigen separar el deporte de la política.

Si por algo está siendo relevante esta polémica es porque ha vuelto a hacer aflorar la caspa y el machismo que siguen impregnando nuestro balompié. Basta escuchar lo que se dice en algunos programas de radio y televisión para confirmar que en ese mundo paralelo que es el fútbol aún hay algunos, demasiados, que tienen un pie en la época en que la copa era del "Generalísimo" y el modelo de dirigente era Don franquista Bernabéu.

Seguir leyendo »

Garrotazos en Podemos

73 Comentarios

En esta lucha a garrotazos es posible que se haya perdido la fecha exacta de cuándo empezó todo, pero es seguro que las partes en contienda conservan y riegan cada día la memoria de los agravios, de los actos y palabras vividos como traiciones y deslealtades. Entregados con ahínco a la construcción concienzuda del enemigo interior, han hecho acopio los contendientes de una suma de heridas que se acumulan por estratos, que parecen paleolíticos, aunque sean recientes.

Es posible que después de los resultados de las elecciones generales de diciembre de 2015, percibidos como una frustración, se pusiera en marcha la maquinaria que ha llevado a la exacerbación de la lucha banderiza actual.

Iglesias se negó a facilitar un gobierno de izquierdas y después de aquella rueda de prensa que aún duele, en la que se atribuyó la vicepresidencia y repartió hasta el Ministerio de Marina, hizo sus cuentas particulares. Si Podemos va con IU, la suma dispara los apoyos y no es que superemos al PSOE, es que podemos quedar primeros. La suma restó y a partir de ahí las discrepancias entre Iglesias y Errejón salieron del armario, se aceleraron.

Seguir leyendo »

La propina

Parque de Chamberí, Madrid, con vista al Campo de Golf tras la tela metálica

Un enrejado metálico sustentado por torres separa la zona pública y la privada del Parque de Chamberí en Madrid. Llegarse hasta esa tela entretejida que detiene el paso, permite visualizar una historia que en el fondo es la eterna relación entre los señoritos y el pueblo llano. Eterna, en España sobre todo. Una trama de desequilibrios que se repite. Por su gestación, ni siquiera por los usuarios. No falta ni un ingrediente.

Quiso el guión que fuese por entonces hasta marquesa consorte la protagonista principal. Esperanza Aguirre, convertida en presidenta de la Comunidad de Madrid gracias al "Tamazayo" en 2004, inaugura en 2007 por primera vez –hubo más– el que dice ser un complejo deportivo y de ocio en lugar privilegiado de la capital. Ha modificado el plan de Alberto Ruíz-Gallardón –que también puso una primera piedra– para construir un parque de 120.000 metros cuadrados sobre el tercer depósito del Canal de Isabel II, ubicado en un barrio, Chamberí, con 150.000 vecinos. Aguirre le va a comer un buen pedazo para destinarlo a un Campo de Golf privado. Y, claro, entre que las pelotas se salen y cualquier persona puede entrar sin pagar, le levantan el vallado. En aquella inauguración, entre gritos a favor y en contra, Aguirre se dio unos pases de fútbol con Florentino Pérez, a la sazón presidente de la empresa constructora y un par de futbolistas famosos.

El parque alrededor de la tela metálica

El parque alrededor de la tela metálica

Seguir leyendo »

El líder caudillo

78 Comentarios

Pablo Iglesias, Albert Rivera y Pedro Sánchez, en una imagen de archivo.

El líder caudillo se impone como modelo en la política española. Albert Rivera amenazó a sus críticos con renunciar y luego con echarlos por traidores mientras los señalaba como topos socialistas. Pablo Iglesias avisa que o lo que él diga o que se va. Íñigo Errejón se presenta, pero haciendo fotocall con el líder para rehuir el combate. Ahora Pedro Sánchez también avisa que, si pierde, se marcha a su casa. O se está a muerte con el líder o el caudillo se va.

El líder caudillo no negocia, no se compromete, no transige, no llega a acuerdos porque siempre le asisten la verdad y la razón, y ni una ni otra son negociables. Hay que comprarle el paquete completo: o conmigo o contra mí, o lo tomas o lo dejas. Sin matices, sin complejidad; su visión es única y no tiene tiempo para andar explicando sus poderosas razones a todos los humildes mortales que no alcanzan ni a intuir aquello que él ve con diáfana claridad. Si Aníbal hubiera sometido a debate usar elefantes, los Alpes estarían aún sin cruzar. Para esto quemó sus naves Hernán Cortés, para poder avanzar hacia delante sin perder el tiempo en estériles debates.

En este modelo no sólo se vota o se elige al líder. Se le jura lealtad incondicional, amor eterno y compromiso hasta el fin. Lo que él diga, cuando él diga y como él diga. Todo lo demás  es sospechoso y amenaza traición. El líder no se equivoca jamás y nunca hace algo mal. Si hubiere algún error, la responsabilidad siempre recaerá sobre la camarilla que le aísla, que le engaña, que conspira y no le cuenta la verdad, porque el líder caudillo nunca yerra y siempre tiene razón; y si se equivoca o no tiene razón, la culpa no puede ser suya.

Seguir leyendo »

Emociones democráticas y democracia guerrera: la semana de la independencia y de Podemos

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias.

Aun a riesgo de parecer reiterativa, les recuerdo que el proceso independentista es un plan de comunicación basado en lo emocional para agregar voluntades e intenciones. No es otra cosa. No parece probable que los "directores espirituales" de este movimiento consideren a estas alturas que la independencia de Catalunya es la solución eficaz a los problemas de la ciudadanía catalana. El procés ya es otra cosa. Quizás siempre fue otra cosa.

Muy pocos procesos de movilización han tenido tanto apoyo y han durado tanto en su entusiasmo político, seguramente por la sostenibilidad que le han ido aportando las decisiones políticas, como la mejor escenificación de los avatares que parecía correr la nació a causa de un supuesto enemigo externo fuerte y poderoso.

Y los símbolos de cada 11 de septiembre, diada tras diada, llenos de emocionalidad y sentimientos: indignación, miedo, ilusión, esperanza, comunión; casi una borrachera de emociones alimentadas por los símbolos (banderas ondeando al viento, palabras coreadas en común como en una sola voz, mesías y mártires de la causa). Hoy hemos visto la palabra DEMOCRACIA en el lado de "las víctimas", en plena calle a tamaño gigante, con el Arco de Triunfo al fondo, jalonada por cientos de banderas para acompañar al mesías caído que inicia su martirio. En este escenario, todo pasa por la épica grandilocuente que llena de emociones, a falta de razones. No es que las razones sean inválidas, es que simplemente, no son importantes.

Seguir leyendo »