eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Carme Chacón: un nuevo día brillará

Carme Chacón, recién nombrada ministra por Rodríguez Zapatero, acudía por vez primera en esa condición al Congreso de los Diputados. Al volver a su coche oficial, se encontraría en él con una rosa de Ecuador y una nota de felicitación sin firma. No mucho después ella supo que ese gesto provenía de un diputado del Congreso pero no de su grupo, sino del PP. Era yo.

Estuve 11 años y medio en esa Cámara. Cada uno tiene sus propias vivencias y percepciones, sus fobias y sus filias, pero en ese largo, excesivo tiempo (aunque los últimos cuatro eran de exilio interior), mi testimonio es que Carme Chacón fue la mejor persona que me encontré en el Congreso. Y con quien me sentí humanamente más próximo.

Ella en tiempos post-universitarios, había ido alguna ocasión de observadora internacional a Bosnia y eso le generó atracción por mi intensa actividad sobre ello que yo desempeñaba en la OSCE. Era mi camino huyendo de la miseria de lo que cada vez pensaba que era la política y el maltrato (ya desde mi oposición a la guerra de Irak) de la dirección de mi grupo.

Seguir leyendo »

En la era de la posverdad posfranquista

40 Comentarios

Valle de los Caídos. Foto: EFE

Los Presupuestos Generales del Estado no destinan desde 2013 un solo euro a la Ley de Memoria Histórica. Durante décadas, y especialmente en aquellos 90 en los que parecía que todas éramos ricas y famosas, el franquismo y sus cómplices posfranquistas vendieron con bastante éxito la moto del olvido, del cerrar heridas, del no remover los rencores del pasado, del dejar en paz a los muertos. Insistieron con empeño en que ese era el punto de partida necesario para construir una verdadera democracia, basada en la reconciliación y el consenso.

Era una falacia que les convenía. Porque en el saco de esa reconciliación cabían los huesos de todos los muertos, lo que en última instancia suponía equiparar a uno y otro bando de la guerra civil. Y no, no es posible tal equiparación: los franquistas llegaron al poder tras una guerra provocada por su sublevación militar contra un Gobierno legitimado por las urnas, los franquistas tomaron el poder por la fuerza y la violencia de las armas. Y una vez en el poder, se vengaron de los vencidos; depuraron a las personas progresistas de todos los ámbitos de la sociedad; encarcelaron y torturaron a los disidentes; obligaron a intelectuales, artistas, profesores, obreros al desarraigo del exilio; reprimieron a cuantos osaron alzar su voz contra los abusos del régimen; robaron sus niños a las presas políticas republicanas; atemorizaron, silenciaron, clericalizaron todos los estamentos de la vida; destruyeron un sistema educativo que había comenzado su reforma inspirándose en la pedagogía renovadora del krausismo, superada incluso en España por la Institución Libre de Enseñanza; pisotearon los recién conseguidos derechos de las mujeres, condenándolas de nuevo al papel de vírgenes o de madres; vulneraron todos los derechos y liberades sociales, políticas y culturales.

Al menos hasta los años 50 hubo en España más de 100 campos de concentración, donde se calcula que fueron asesinados alrededor de 50.000 “rojos”. El franquismo había fusilado casi a diario y fusiló hasta el final de sus días: el 27 de septiembre de 1975 fueron ejecutadas cinco personas por las que pidió clemencia hasta el papa Pablo VI. Los pelotones estaban compuestos por diez guardias civiles o policías, de quienes cabe destacar que eran voluntarios. El párroco de Hoyo de Manzanares, donde fusilaron a tres, contó después lo siguiente: “Además de los policías y guardias civiles que participaron en los piquetes, había otros que llegaron en autobuses para jalear las ejecuciones. Muchos estaban borrachos. Cuando fui a dar la extremaunción a uno de los fusilados, aún respiraba. Se acercó el teniente que mandaba el pelotón y le dio el tiro de gracia, sin darme tiempo a separarme del cuerpo caído. La sangre me salpicó”.

Seguir leyendo »

Morirse a escondidas

José Antonio Arrabal

Si la eutanasia o el suicidio asistido estuviera regulado en España y fuera legal, paradójicamente José Antonio seguiría vivo. José Antonio se mató por si no podía matarse luego, cuando el ELA estuviera más avanzado. A cámara, rompiendo la etiqueta de cobarde que aquellos que hojean más la biblia que la constitución han colgado sobre los suicidas. Les reconforta negar al otro y sus razones por miedo siquiera a imaginarlas.

Su suicidio en directo, que publicó El País, es un acto de libertad personal y también de activismo: si un médico hubiera podido estar con él, si un médico hubiera podido suministrarle un medicamento cuando él hubiera querido, se habría ahorrado la soledad, la clandestinidad, su familia podría haberle acompañado. Hubiera podido estar seguro de que no iba a sufrir. Eso es mejor que comprarse un jarabe veterinario por Internet o vete a saber qué potingue y morir solo en casa para que un juez no pueda imputar a tu mujer, a tus hijos o a los periodistas que acudieron a tu domicilio.

Sin querer ofender a los sanos, es hora de aclarar que hay enfermos que quieren morirse, y morirse duele: se llama agonía al final de la vida. No tenemos por qué pasar por ella, como no tenemos que sufrir un cáncer en casa estoicamente sin buscar remedio. Solo si lo elegimos.

Seguir leyendo »

En nombre de los sirios

42 Comentarios

El dictador Bashar al-Asad y sus amigos rusos gasean sin piedad a la población civil siria en nombre de los sirios. Donald Trump empieza a amortizar su incremento en el gasto militar bombardeando una base siria en nombre de los sirios, previo aviso a los rusos para que se aparten antes de que caigan esos 59 tomahawks que al parecer le han dado un perfil tan presidencial ante los ojos de medio mundo, siempre encantado de ver una película con héroe y final feliz. Los cínicos gobiernos europeos aplauden aliviados un ataque que les ahorra intervenir a ellos y también lo celebran en nombre de los mismos sirios a quienes tenemos encerrados al otro lado un Mediterráneo convertido en foso, valla y tumba a la vez. El día que todos dejemos de hacer cosas en nombre de los sirios y se les permita decidir su propio destino seguramente sea el día que cambie su suerte.

Hasta entonces, seguirán cayendo asesinados y masacrados en su propio nombre y por su propio bien a manos del ejército y los gases del dictador, las milicias armadas por Turquía, Irán o Arabia Saudí, Hezbollah, el ISIS, la aviación rusa, la aviación norteamericana o la indiferencia europea. Mientras se sigan acribillando y exterminando dentro de sus propias fronteras, los sirios serán una excusa y una coartada; y Siria será un banco de pruebas para los juegos de poder y geoestrategia de las dictaduras vecinas y las grandes potencias, además de un sustancioso negocio militar y armamentístico donde todos ganan y la cuenta siempre la pagan los mismos.

Quién necesita una estrategia o un plan cuando puedes tuitear todos los días y colgar tus videocomunicados en You Tube. A Donald Trump le ha venido bien recuperar por unas horas el papel de gendarme mundial que tanto gusta en el Partido Republicano de siempre, y de paso hacer un poco de teatro en sus  promiscuas relaciones con Rusia. A Vladimir Putin tampoco le va mal fantasear un poco con ese papel de emperador viril y poderoso que por esta vez -y por ser tú, Donald- lo va a dejar pasar. A la UE siempre le ha resultado muy conveniente dejar que Estados Unidos haga el trabajo sucio y aplaudir cuanto haga falta sus intervenciones. Israel, Arabia Saudí, Irán o Turquía tienen más munición para armar sus intereses y Bashar al-Asad tiene más papeletas para ganar el puesto de nuestro hijo de puta en la zona.

Seguir leyendo »

Presupuestos contra natura

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

La conservación de la naturaleza sigue siendo una cuestión menor para este Gobierno, como lo demuestra el nuevo recorte a las políticas medioambientales en los Presupuestos Generales del Estado. Siempre me he preguntado por qué los políticos conservadores son tan poco conservacionistas. Por qué muestran tanta afición por determinadas actividades extractivas vinculadas al medio natural y tan poco interés por las destinadas a su conservación y custodia, como por ejemplo el mantenimiento de los Parques Nacionales.

Nuestra red de Parques Nacionales es una de las principales del mundo y la segunda más antigua tras la de Estados Unidos. Se inauguró en 1916 con la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, hoy en día integrado en el Parque Nacional Picos de Europa; y actualmente está formada por 15 espacios protegidos que ocupan en su conjunto 384.000 hectáreas que se extienden por 19 provincias y 12 comunidades autónomas, lo que equivale a un 0,7% del territorio estatal.

Teide, Sierra Nevada, Cabrera, Doñana, Ordesa, Cabañeros, Timanfaya, Aigüestortes, Monfragüe… los espacios naturales que gozan de la máxima figura de protección a nivel estatal forman un variado mosaico de ecosistemas en el que se recogen las esencias de nuestra biodiversidad. Desde marismas a campos de lava, desde cumbres nevadas a paisajes submarinos, bosques, desiertos, tablas, cañones fluviales: el propósito de la red es abarcar el catálogo de espacios más representativos de nuestra naturaleza para que el Estado se implique en su conservación y garantice su legado a las generaciones futuras.

Seguir leyendo »

Un chiste malo

41 Comentarios

¿Dónde está la mosca? ¿Aquí o aquí? En este tiempo trilero que vivimos, asistimos a querellas, juicios y condenas por contar chistes, mientras los grandes corruptos y los causantes de la crisis se nos ríen a la cara. La opinión pública ya no se escandaliza por Gürtel, Pujol o el caso Bankia, sino que anda debatiendo sobre tuits y comentarios de Facebook que hablan de Carrero, del Valle de los Caídos y demás lacras franquistas. Ojo al parche, nunca mejor dicho, porque la campaña de criminalizar el humor también tapa problemas mayores.

Mediáticamente, los grandes protagonistas judiciales de la semana ya no son Rato, Beltrán Gutiérrez o Pedro Antonio Sánchez, sino Cassandra, El Gran Wyoming y Dani Mateo. Es la pescadilla que se muerde la cola, porque el interés que despiertan los “peligrosos” contadores de chistes está desplazando el maloliente atractivo de las corrupciones patrias. Para alivio de los corruptos y de quienes les apoyan, claro, que no tienen precisamente mucha intención de ventilar la casa. Si acaso, pasarle un paño. Y la alerta roja del chiste izquierdoso y canalla corre un tupido velo y levanta una cortina de humo al grito de fuego a discreción.

Por eso, ya no nos preguntamos dónde estará pasando estas nuevas vacaciones Rodrigo Rato, después de haber esquilmado las arcas públicas, las de Bankia, Hacienda y lo que le echaran. Por eso no pienso pasar por alto, por mucho que Aznar nos advierta del apocalipsis, que Rato y otros como él siguen en la calle mientras seguimos conociendo parte de la información de todo lo que nos han robado. Por mucho que sus casos se retrasen, prescriban o aquí no lleguen las condenas más que para los contadores de chistes.

Seguir leyendo »

Una banda desarmada

25 Comentarios

La banda armada ya es una banda desarmada. No existe el concepto jurídico de banda desarmada que ya no delinque. Es evidente que las circunstancias han cambiado y no tiene sentido pretender que no lo han hecho y menos asegurar que esto no sucederá hasta que se cumplan una serie de requisitos que el Estado de Derecho no exige a nadie.

Más allá de los muertos y la sangre y el terror y la división de una sociedad, el terrorismo de ETA nos ha infligido otros daños. No es el menor de ellos la creación de toda una estructura legal excepcional para combatirlo. En España se ha plantado cara al terrorismo con las leyes -la mayoría de las veces- pero es necesario recordar que con leyes especiales y con restricciones de derechos y libertades excepcionales y diferentes. En otras ocasiones, bochornosas y dolorosas, se ha hecho saltándose el Estado todas esas barreras de la legalidad para comportarse como un delincuente tan terrible como ellos. El terrorismo de Estado fue un episodio terrorífico del que sí parece haber muchos dispuestos a pasar página.

No es baladí recordar que de alguna manera nuestras instituciones jurídico-políticas dieron por bueno que en la lucha contra ETA el fin justificaba los medios, y que muchos de esos medios pasaron por armar una legalidad ad hoc que resultara práctica y efectiva para defender a la sociedad de un ataque que pretendía subvertir nuestros propios principios de convivencia. Se creó un tribunal especial, se adaptaron las leyes para permitir periodos de detención e incomunicación especiales, se admitieron cuestiones que se salvaron constitucionalmente con mucha voluntad -como las escuchas a los presos cuando comunicaban con sus abogados- y se saltó sobre el reglamento penitenciario para distribuir a los presos de forma dispersa y alejada de su lugar de origen.

Seguir leyendo »

Perdonen la expresión

Pegatina con el epitafio del protagonista de Matadero 5. Foto tomada por Jason White, 2007 cc

El pasado fin de semana, en el discurso de clausura del XIV Congreso Regional del PP valenciano, Mariano Rajoy sorprendió con estas palabras: "Ya podemos hacer cosas que no podíamos cuando estábamos, y perdonen la expresión, en la indigencia". Llamó la atención la palabra elegida. Podría haber utilizado otros sinónimos: estrechez, penuria, incluso pobreza. Pero optó por la más extrema. Alguien pobre puede ir tirando, un indigente malvive con una mano delante y otra detrás. Tanto es así que tuvo que preceder el término con un "perdonen la expresión" (algo también insólito, dicho sea de paso, porque es como decirle a alguien "tiene usted un cáncer, con perdón").

Desde luego el hecho no es fortuito ni es la primera vez que se emplea una palabra conmovedora para crear emoción y enturbiar el pensamiento racional. Pura Retórica. Cuando se cuenta un cuento se endurece la caída del protagonista para que brille más el final feliz. Con una sola frase, el presidente del Gobierno nos contó toda una historia. Y sí. Es el tipo de historia más simple y la que más gusta a la gente.

Con su habitual sentido del humor e inteligencia, el escritor estadounidense Kurt Vonnegut ideó un brillante sistema para dar cuenta de las distintas curvas emocionales que podían adoptar las historias. En su artículo 'Ahí va una lección de escritura creativa', recogido en el libro Un hombre sin patria, pueden verse sus conocidos diagramas. Éstos se conforman por un eje vertical que va de la buena suerte, en la parte superior, a la peor de las suertes, en la inferior, y un eje horizontal que indica el comienzo y el final en el tiempo. En la historia más simple, la del "hombre en el hoyo", un protagonista situado en un punto intermedio de la buena suerte cae en desgracia y al final remonta. "Hemos salido de la indigencia".

Seguir leyendo »

Jóvenes franceses con Le Pen, sin reflejo en el espejo alemán

Marine Le Pen, rodeada de simpatizantes.

Francia y Alemania son países vecinos cuyas relaciones son esenciales –mas no suficientes– para mantener y recomponer la Unión Europea. Sin embargo, sus juventudes parecen tirar por distintos caminos. En Francia, más jóvenes entre 18 y 24 años –incluso entre los de 25 a 34– optan en las encuestas por Le Pen que por otros candidatos. De hecho, es entre los más jóvenes entre los que el Frente Nacional tiene más apoyos. En Alemania, la opción preferida de estos grupos de edad es la de los socialdemócratas (SPD), seguidos de los democristianos (CDU), de La Izquierda (Die Linke) y de los Verdes. La derecha xenófoba y antieuropea de la Alianza por Alemania (AfD) queda marcadamente por detrás.

La principal razón de esta discrepancia demoscópica renana hay que encontrarla en la frustración de la juventud francesa por sus tasas de paro: en torno al 25%, cinco puntos más que antes de la crisis y diez más que la media comunitaria. Es un mercado de trabajo dual que protege a los que ya tenían trabajos fijos, y desprotege a los que entran por primera vez en él. (¿Suena?). Algo que el candidato social-liberal, Emmanuel Macron quiere transformar en un sistema más a la nórdica en el que el peso de la protección frente al despido recaiga sobre el Estado y no sobre las empresas.

En Francia hay una crisis de expectativas en la juventud, con, también, una componente de identidad cultural. En Alemania la situación es otra: la tasa de paro juvenil es de 6,5%, aunque interviene también la cuestión de la creciente precariedad y sueldos más bajos para esta franja de la población. Pero las ayudas sociales que reciben los jóvenes alemanes son significativas. Y el modelo alemán de la Formación Profesional funciona. En la reciente elección en la región del el Sarre los socialdemócratas y los democristianos –ganaron claramente estos últimos– estuvieron empatados entre los menores de 30 años, aunque por debajo del 30%, mientras la AfD se quedaba en torno a un 6%.

Seguir leyendo »

¿Quiénes son los responsables?

42 Comentarios

Imagen sobrecogedora consecuencia del ataque con armas químicas en Siria

La imagen es de las que perturban el sueño. Y abundan similares. Quizás por eso las ha aprovechado Donald Trump para lanzar más de medio centenar de misiles contra una base militar del gobierno sirio, a quien culpa de haber desatado un ataque con gases químicos contra la población. Ni se ha molestado en esperar autorización de la ONU. Apenas dos meses y medio después de su llegada a la presidencia de los Estados Unidos, Trump emprende la tarea prevista de "hacer grande América otra vez", unilateralmente, por las bravas, autoproclamándose gendarme del mundo.

Putin, desde Rusia, denuncia "agresión contra un miembro de la ONU". Bashar Al Assad al mando, no es precisamente un gobernante modélico. Rige en Siria, en presidencia hereditaria, habiendo llevado a una cruenta guerra y miles de desplazados las protestas de aquella primavera árabe de 2011 que, literalmente, machacó. Luego llegó la degeneración. La comunidad internacional, en conjunto y por partes, le apoya y le ataca, según intereses. Añadamos los coros de las primeras filas, las retransmisiones. Hemos entrado ya, por supuesto, en la guerra de opiniones que disuaden la reflexión. Lo que se puede afirmar es que hoy no estamos más seguros, ni se ha parado conflicto alguno, sino todo lo contrario. Que esas atrocidades han de acabar, pero no lo harán a bombazos.

La imagen es abrumadora. El cuerpecillo inerte y desmayado de la niña. El hombre –muy probablemente su padre- que expresa dolor, rabia y desolación a partes iguales. Los sanitarios, derrota. Intensa y larga. Hemos visto ya esas miradas y esos rostros. En los campos de refugiados, de quienes huyen de Siria sin ir más lejos. Niños vivos que consuelan a sus progenitores. Niños que lloran o que ya no lloran siquiera. Bebés, sin vida, arrojados en las playas. A Aylan –cuya intolerable muerte iba a cambiarlo todo-  le ha salido tanta competencia por el favor de los medios y de la audiencia que ya nada conmueve más allá de unos días o unas horas.

Seguir leyendo »