eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Adrià contra El Prado: la embajada de Eurovegas visita a los candidatos

- PUBLICIDAD -

Los responsables de Las Vegas Sands no pueden quejarse del nivel de la recepción ofrecida por las autoridades madrileñas y catalanas que aspiran a quedarse con la inversión de Eurovegas. Alfombra roja, comida con invitados de la élite empresarial y fuertes medidas de seguridad. Ayer en Barcelona estuvieron con Artur Mas, tres consellers y el alcalde Trias. Hoy en Madrid se ha visto con Esperanza Aguirre y miembros de su Gobierno y esta noche cenarán con la alcaldesa Botella.

En el menú de la comida cortesía de Aguirre a los norteamericanos les han servido gazpacho, merluza y volcán de chocolate. No está mal como almuerzo ligero en un día de desplazamientos y trabajo, pero la verdad es que en esa faceta los barceloneses les han ganado por la mano. Contaban con una estrella invitada.

Fueron Ferran Adrià, Carles Gaig y Nando Jubany los que prepararon la cena barcelonesa. Según el canal de noticias de TV3, Adrià, muy conocido en EEUU, está dispuesto a montar un "centro de investigación culinaria" en Eurovegas. Si el cocinero está en todas las salsas (portadas), no podía faltar en esta.

La cena se celebró "en un significado domicilio particular de la zona alta de la ciudad" (esa es la fina descripción hecha por La Vanguardia). Por TV3, sabemos que el organizador fue Carles Vilarrubí, vicepresidente de Rothschild en España. Asistieron Juan María Nin, de La Caixa, Javier Godó, del Grupo Godó, Marc Puig, de Puig Beauty & Fashion Grup, y el presidente del Barça, Sandro Rosell, entre otros.

En cuanto a plantel de invitados, algo parecido ha ocurrido en Madrid. A la comida con Aguirre se ha invitado a directivos de Inditex, Iberia, Indra, FCC, OHL, Sacyr y Banco Santander. A falta de cocina deconstruida, la gente de Adelson sí tiene hoy la oportunidad de visitar el Museo de El Prado. Alguien confía en que eso impresione a los norteamericanos o mejor que les haga pensar que los que vengan de fuera a gastar su dinero en el blackjack o las tragaperras tendrán tiempo o interés para quedarse absortos delante de un Goya.

 

Esta parece ser el arma secreta de Aguirre. La presidenta madrileña alega que en el país en el que ningún presidente del Gobierno sabe inglés y cuyos ciudadanos tienen una notoria dificultad con los idiomas extranjeros resulta que hay una zona en el centro donde abundan los políglotas. "Los madrileños  hablan inglés y están preparados para atender a los turistas", ha dicho Aguirre. Sostiene que los futuros empleados del complejo turístico y de casinos (que obviamente nadie sabe quiénes serán) habrán estudiado en un colegio bilingüe (no se sabe cuáles). Está claro que la presidenta madrileña ve el futuro.

El proyecto ha despertado una fuerte oposición en ambas ciudades entre grupos que rechazan su impacto medioambiental y urbanístico y que sea el símbolo de un modelo económico basado en la especulación. También afirman que atraerá a las mafias de la prostitución y el crimen y que fomentará la adicción al juego.

El consejero de Hacienda de Madrid, habitual en combates dialécticos en Twitter, llama "cruzada moral" a estas críticas.

En cualquier caso, el resultado del duelo no se conocerá hasta septiembre. Y ni aun así, se sabrá si el proyecto terminará plasmándose en la realidad. Dependerá de la crisis de la eurozona y de la capacidad de la compañía del millonario ultraconservador Sheldon Adelson de obtener financiación de los bancos internacionales.

Otras opiniones en Twitter:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha