eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aprender a ganar: romper el bipartidismo

"Los machacados y humillados son los llamados a construir un nuevo país. Y la posibilidad de ganar las elecciones generales es real. Así nos percibe nuestro adversario", afirma el autor

26 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Conoce a tu adversario y conócete a ti mismo, y en cien enfrentamientos, nunca saldrás derrotado. Si no sabes cómo es y cómo piensa tu adversario, por mucho que te conozcas a ti mismo, tus oportunidades de ganar o perder son las mismas. Lo anterior hace referencia a una parte del famoso escrito de Sun Tzu. Aun manido y manoseado, es un texto que hoy todavía inspira a grandes estrategas. Aplicado tanto en la política como en la empresa. Esto es, en todas las versiones modernas de la guerra.

Sería un error pensar que el capitalismo europeo representado por la troika tiene un plan. Pero ni siquiera a medio plazo. Y la razón no es que Merkel no tenga tiempo de pensar. Las acciones y medidas tomadas por la troika se explican más como una respuesta a las necesidades de poner remiendos a un sistema económico que está pasando por serios apuros. Además de dar esa 'confianza' que piden los poderes económicos para mantener sus inversiones. Parches sin planes. Y gestos que permitan mantener el escueto guión: inversión a cambio de austeridad. No es nada personal, son negocios.

Pongámonos en el caso en el que un conductor debe enfrentarse a una desconocida carretera de montaña con curvas sinuosas y grandes precipicios. En el momento de afrontarlo podría plantearse muchas cosas, pero realmente todo lo que podría hacer sería poner medidas preventivas. Lo único que garantiza poder acometer de la mejor forma posible el paso por esa carretera y responder a los imprevistos es tener el control del volante.

En el caso del apurado conductor, como en cualquier situación de riesgo en la que no conoces los problemas que puedes encontrarte, la única posibilidad de éxito es hacerte con el control. No puedes elaborar un plan, porque no puede haber plan. Es bastante sencillo.

No pueden perder el control del volante. Estamos enfrentando la crisis de un sistema económico agotado. Y los conductores van tomando decisiones para ver si consiguen frenar la descomposición. Mientras sucede y somos tratados como víctimas-espectadores, esconden el drama de millones de ciudadanos detrás de un falso relato de recuperación económica. Conclusión rápida: los que están detrás de esto no se sacaron el carnet a la primera.

Tener el control, para la troika, es sinónimo de conservar el poder político mediante los dos obedientes partidos del régimen. A través de la Gran Coalición, que ya opera desde hace años, es posible seguir implementando sin oposición ninguna algunos 'ajustes para garantizar la estabilidad'. Políticas de ajuste que se resumen en empobrecer a las familias y sacar del circuito a miles de personas para darles la categoría de excluidos.

Y es que esta es la clave para entender lo que piensa nuestro adversario. A los banqueros del centro de Europa hace tiempo que España les quita el sueño. Podemos como fuerza política latente. Que late. Que puede desbordar las previsiones. Porque está muy viva. Los machacados y humillados son los llamados a construir un nuevo país. Y la posibilidad de ganar las elecciones generales es real. Así nos percibe nuestro adversario.

Un resultado electoral que frene a la Gran Coalición, la que ha perdido 8,4 millones de votos desde 2008, sería nuestra primera batalla ganada. Es ganar. El resultado necesario es romper el bipartidismo. Que no nos cueste aprender lo que tanto teme nuestro adversario. Hay que aprender a ganar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha