eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Conectamos con Venezuela

La reacción del PP fue ir contra el juez o contra los periodistas

41 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Cuando el Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, anda tan preocupado por la invasión del "imperio gay", resulta que se abre juicio por el saqueo de la Gürtel en la visita del Papa a la capital del Turia. Quedamos a la espera de que, Cañizares, máxima autoridad de la iglesia valenciana, diga algo sobre este particular. Nos han robado en su tierra. Haga usted una homilía, una carta pastoral… Algo que nos recuerde el séptimo mandamiento. Manifiéstese, cardenal, o pensaremos que el poder gay ya le atrapó y le tiene amordazado. "Desátame o apriétame más fuerte (pero no quiero que me dejes así)".

El Arzobispo nos alerta sobre nuestros invasores y nos llama la atención. Como cuando se envuelve en su larga capa de cola roja para que le miremos. Como cuando, en estos días de precampaña, otros intentan envolvernos en banderas esteladas y venezolanas para captar nuestra preocupación. Cataluña, Maduro, Cataluña, Maduro… Seguro que la cercanía de las elecciones no tiene nada que ver. Es la conquista de la opinión pública. Una guerra soterrada de invasores e invadidos, como la que teme el cardenal con el "imperio gay".

Claro que, andaba España estos días en un bucle entre esteladas y Venezuela, y en estas nos enteramos por la prensa de que Rajoy promete a Bruselas que hará más recortes cuando pasen las elecciones. De estas cosas del comer apenas se habla. ¿Por qué no dejan claro los partidos qué responderán cuando el imperio de Merkel vuelva a exigirnos más sacrificios? ¿Qué harán nuestros queridos candidatos contra el paro, la desigualdad, el recorte de libertades o la corrupción? Las cortinas de humo nos invaden, cardenal.

Porque, entre catalanismo y chavismo, va un juez y le dice al Partido Popular que lo embargará si no paga 1,2 millones de euros por la investigación de su caja B. En el gobierno de Maduro no sé, pero en otros países de nuestro entorno rodarían cabezas y no se habrían vuelto a presentar a unas elecciones aquellos que dirigían un partido investigado por organización criminal, asociación ilícita, blanqueo de capitales, falsedad contable, tráfico de influencias o delitos contra la Hacienda Pública y electorales… ¡Un imperio de delitos!

El juez acredita que el PP se financió ilegalmente, "de manera sistemática", durante "al menos" 18 años. Hablamos de 1990 a 2008, un periodo en el que Mariano Rajoy ya presidió el partido. Eso sí, ojo porque no hay tanta novedad. La prensa y otros jueces ya señalaron estos chanchullos. Por desgracia, la reacción del PP fue ir contra el juez o contra los periodistas. Pero nada, ¡Volvamos a conectar con Venezuela! (Por cierto, mi apoyo al pueblo venezolano. También cuando pasen las elecciones…).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha