Opinión y blogs

eldiario.es

Laura Mintegi: el reto de ser la primera lehendakari de la izquierda abertzale

- PUBLICIDAD -

Laura Mintegi en 2010 (Fuente: Flickr de David Martínez)

La izquierda abertzale ya tiene cabeza de lista para afrontar las elecciones más importantes de su historia. Tras la irrupción de Bildu como segunda fuerza en las últimas municipales, la vuelta de la mano de Amaiur al Congreso y Senado y la legalización de Sortu como partido, EH Bildu afronta las autonómicas de este otoño como la oportunidad para disputar la lehendakaritza de tú a tú al PNV. Laura Mintegi, una desconocida en la vida política nacional, buscará ser la primera mujer lehendakari para intentar ser, a la vez, la última: lo que querrían es que fuera la primera presidenta de una Euskadi independiente.

¿Quién es Laura Mintegi y por qué la eligen a ella? Mintegi encaja a la perfección en el perfil que la izquierda abertzale suele preferir desde que entró en vigor la Ley de Partidos: candidatos de perfil técnico e intelectual que no hayan estado sobreexpuestos a la opinión pública. Nada de grandes nombres que puedan levantar suspicacias, mejor gente de base que, además, no tiene problema legal alguno para figurar en unas listas que la Justicia ha diezmado.

El nombre que todos decían era el de Arnaldo Otegi, que ya fue cabeza de lista en 1998. Fuera una posibilidad real o no, la Justicia confirmó su pena de cárcel, lo que le eliminaba de la ecuación y rentabilizara políticamente su salida de prisión.

Mintegi, vecina de Getxo y nacida en Lizarra (Navarra) hace 56 años, es doctora en Psicología y licenciada en Historia, autora de varios ensayos y obras literarias, académica de la lengua vasca y  directora del departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad del País Vasco. Con su designación se busca un perfil como el de Iñaki Antigüedad, diputado electo de Amaiur que  tuvo que renunciar a su escaño para poder seguir con su carrera académica como catedrático en la misma universidad.

Es una desconocida fuera de Euskadi, pero no dentro: habitual de los medios de comunicación, dista de ser una novata en política, ya que fue la número dos por Vizcaya en las listas de Amaiur para el Senado en las últimas generales. De hecho, será la candidata de mayor edad en el momento de las elecciones, con 57 años, por los 53 de Patxi López, los 51 de Íñigo Urkullu y los 43 de Antonio Basagoiti. La edad no es un impedimento para que la candidata se haya asomado a las redes sociales antes de su proclamación: se pueden encontrar perfiles suyos en Twitter,  Facebook o  LinkedIn.

No es la primera mujer que aspira a conseguirlo, pero sí la mejor colocada. Las encuestas sitúan a la coalición soberanista que forman la antigua Batasuna, Eusko Alkartasuna, Alternatiba y Aralar como segunda fuerza por detrás del PNV. Hasta que se celebren los comicios la mujer que mejor resultado ha obtenido en unas autonómicas seguirá siendo María San Gil, del Partido Popular, que logró el 17,4% de los votos en 2005. Junto a ella en esos comicios compitieron otras dos mujeres, ambas de la izquierda abertzale: Maite Aranburu, que sumó un 12,4% de los votos con EHAK, y Aintzane Ezenarro, de Aralar, que se quedó entonces en el 2,3% y subió hasta el 6% en los siguientes, los últimos celebrados hasta ahora.

¿Será una candidata estable de ahora en adelante, una nueva cara de la izquierda abertzale o cabe esperar que sea flor de un día? Dependerá de los resultados, como en cualquier partido. Lo que no está claro que cambie será la forma en la que ha sido elegida, es decir, por designación directa.

La legalización de Sortu, primer partido heredero de la antigua Batasuna con estatutos al uso como cualquier partido político, estipula que el proceso de elección de candidatos recaerá en una Comisión Ejecutiva Nacional que designará una Comisión Nacional de Listas con reglamentación por definir. Habrá que esperar a ver si en las primeras elecciones que celebre la izquierda abertzale con un partido propio tras muchos años tienen un candidato o candidata elegido de forma democrática por sus bases o si hacen lo que la mayoría de formaciones y designan a dedo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha