eldiario.es

TVE, la televisión de todos pero de unos más que de otros

33 Comentarios

TVE, la televisión de todos pero de unos más que de otros, en su empeño por mantener un canal lo más plural posible, ha decidido incluir en varios de sus telediarios reportajes tan necesarios para esta sociedad en decadencia como " ¿Va mi hija provocando?" o " Acercarse a un altar da paz". Porque, dejemos de hacernos los modernos, la lucha contra el sexismo está sobrevalorada y la aconfesionalidad del Estado ni está ni se la espera.



A pesar de lo que pueda parecer, Julio Somoano, director de los servicios informativos de TVE, está a favor de la pluralidad como el que más y así lo hizo constar en su cuenta de Twitter el mismo día que asumió el cargo.



Tanta objetividad, pluralidad y claridad no han sentado bien a la presentadora de informativos, Ana Blanco, que después de dos décadas sin cambiar su tono, expresión o peinado, ha estallado y criticado a su propio telediario por manipulación.



Así mismo, TVE, para conmemorar el segundo aniversario del movimiento social más importante de la historia de la democracia en España, el 15M, no dudó en llevar a su programa matutino, Los desayunos de TVE, a la persona que más ha luchado por los derechos de los millones de ciudadanos que conformamos dicho movimiento: la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes.

Cristina, además de ser conocida por vulnerar el derecho a reunión de los españoles, es famosa también por sus certeros análisis sobre movimientos sociales y/o manifestaciones, que le han valido el respeto de la mayoría.

En su aparición en Los desayunos de TVE, se atrevió esta vez con el 15M.

Un análisis bastante desconcertante teniendo en cuenta que en las encuestas sobre la intención de voto, la izquierda ha subido como si no hubiera un mañana y la derecha continúa hundiéndose a la misma velocidad.

Sobre estas encuestas, también Cristina quiso opinar en otro medio igual de plural que TVE:

Curiosísimo. Completamente inesperado. Nadie lo hubiera imaginado.

Izquierda Unida se posicionaría como segunda fuerza más votada, por encima del PSOE. Y esto sí que fue inesperado: por primera vez, gente que votaba al PSOE aseguró que daría esta vez su voto a un partido de izquierdas en vez de continuar el bucle PP-PSOE-PP-PSOE. Es decir, de celebrarse ahora unas elecciones, habría un montón de gente de izquierdas votando a un partido de izquierdas. Y este, básicamente, podría ser el titular de la noticia.

Realmente nadie puede asegurar qué pasará en las próximas elecciones, ni siquiera si habrá próximas elecciones, ni siquiera si España seguirá siendo un país o Alemania lo convertirá en un spa.

De momento, la incredulidad y la abstención siguen siendo los grandes vencedores de todas las encuestas. Pero a nadie parece importarle demasiado. Ni a los de un bando ni a los de otro, ni a los minoritarios ni a los propios abstencionistas.


Tampoco los grandes medios hacen hincapié en que el mayor porcentaje de todos es el de la abstención, dato que sólo nombran de pasada o sitúan al final de las tablas, como si de un NS/NC minoritario de una encuesta trivial se tratara.

Cada medio está sumido en su propia realidad y "cocina" los datos con su propio sesgo.

Y no tiene pinta de que nada vaya a cambiar.



 

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

sobre este blog

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -