eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

No hay ingenuidad, es política

¿Una moción de censura que no puede prosperar es demagógica? Si lo es también lo era la del PSOE contra Suárez en los 80, pero es un arma parlamentaria legal e Iglesias la va a utilizar

29 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Hace poco más de una semana vivíamos en la normalidad. La normalidad era que el Gobierno de Rajoy estuviese negociando los presupuestos con Ciudadanos, el PNV y, tras las cortinas, el PSOE. El PNV, preparado para firmar y el PSOE, pidiendo tiempo, un aplazamiento de su tramitación. Mariano Rajoy en pantalón corto correteaba por algún camino bucólico.

Fue entonces cuando de repente reapareció el pasado, fue citado a declarar como principal responsable durante décadas de un partido financiado con dinero negro y se conocieron las conspiraciones de su Gobierno para ocultar pruebas y apartar jueces y fiscales. Resulta que Rajoy es el presidente de un partido completamente corrupto y de un Gobierno con políticas antisociales y antidemocráticas y que se sostiene destruyendo a las mismas instituciones del Estado, como la Justicia. Mecachis. A ver qué hacemos ahora con los presupuestos.

Al hacerse públicas estas cosas que todos sabíamos ya, Podemos anuncia que va a presentar una moción de censura. Lo anuncia antes de hablarlo con los demás partidos que no están en el Gobierno, aunque no parece que estén tampoco en la oposición, y el PP y esos otros partidos que no están en el Gobierno pero que tampoco parecen estar en la oposición le critican a los de Iglesias su iniciativa y sus modos.

La crítica se basa en argumentos razonables. Es verdad que son los mismos modos que tuvieron tras las elecciones cuando existía la posibilidad de formar un gobierno que lógicamente le correspondía presidir al candidato del PSOE, entonces, Pedro Sánchez. Aquella iniciativa de Iglesias más parecía un ataque a Sánchez que una propuesta de alianza y así fue visto por todo el mundo menos ellos.

Nuevamente, la súbita y brusca propuesta puede ser vista como un empujón para apartar al PSOE antes que una maniobra para derribar verdaderamente al Gobierno actual. Tengo mi opinión, pero que cada cual tenga la suya sobre las intenciones últimas de la maniobra. Lo cierto es que Podemos tiene la iniciativa política y al PSOE le pilla en el peor momento, la ambigua reacción de Pedro Sánchez parece la más inteligente pero la del aparato, con Antonio Hernando y Susana Díaz, demostró que habían acusado el golpe.

Falta la reacción de Felipe González aunque Rubalcaba y Guerra salieron inmediatamente de la trastienda para defender al partido de un ataque que parecen entender casi blasfemo. No aceptan que el suyo hoy es un partido más que lucha por vivir con dificultades y que los años ochenta, cuando el PSOE era "la realidad" nunca volverán. Y, cuando señalan la brusquedad y la voracidad de poder de Podemos, no recuerdan cómo eran ellos cuando presentaron la moción de censura contra Suárez. "La democracia no soporta al señor Suárez. Cualquier avance democrático pasa por la desaparición del señor Suárez", argumentó Guerra en el Parlamento. Eso en un momento en el que los militares amenazaban con sus armas. No recuerdan cuando dialogaron y consideraron todas las posibilidades con Armada. La política es lucha por el poder y eso hicieron ellos, con todas las armas, en su momento y eso hace ahora Podemos. No hay ingenuidad ni entonces ni ahora, hay política.

Pero si el PSOE no reacciona lo va a pagar muy caro porque lo que Podemos está utilizando es lo que todos los políticos en lucha democrática, las necesidades y angustias de la ciudadanía. Y una parte de la ciudadanía española, la que tiene un mínimo de dignidad, está superada por el espectáculo de podredumbre del PP y su Gobierno. La mayor parte de la ciudadanía desea que Rajoy y su Gobierno caigan. ¿Una moción de censura que no puede prosperar es demagógica? Si lo es también lo era contra Suárez, pero es un arma parlamentaria legal e Iglesias la va a utilizar. Y en ese escenario, ¿qué va a hacer el PSOE? ¿Va a cerrar filas con el Gobierno y con Ciudadanos contra Podemos? Eso no se lo perdonarían otro tercio de sus votantes.

¿Y qué hará el PNV que actúa en una dimensión paralela donde no parece tener problemas de ética política? ¿Aprobará los presupuestos que está negociando con Rajoy?

Habrá la escena de la moción de censura, tendrá consecuencias electorales para unos y otros, de eso se trata. Y Rajoy seguirá corriendo por algún sendero mañanero y el PSOE tendrá a final del mes que viene un candidato al fin. Entonces, cuando el Parlamento catalán haya convocado o esté a punto de convocar un referéndum que el Estado le niega, habrá que disolver las Cortes y convocar elecciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha