eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lo mejor y lo peor de la campaña en Madrid

Madrileños: la campaña ha muerto, que viva la campaña que empieza el lunes

- PUBLICIDAD -
Telemadrid se volcará el domingo con la jornada electoral desde las 19.20

Los candidatos a la alcaldía de Madrid en el debate de Telemadrid

La campaña electoral en Madrid ha estado dirigida, aunque no se haya contado en los medios de comunicación, porque estas intimidades políticas nunca se cuentan, por dos directores de cine de culto. Por un lado la carrera del ayuntamiento, escrita y dirigida por Quentin Tarantino. Frenética y sangrienta. Sucesión de escenas espectaculares de baile de chotis, carreras en taxi, batallas navales en el retiro, filtraciones, acusaciones y vertiginosas conversaciones protagonizadas, la mayor parte de ellas, por la superestrella de la gran, mediana y pequeña pantalla, Esperanza Aguirre a la que han acompañado secundarios de lujo como Antonio Miguel Carmona y la estrella revelación Manuela Carmena.

Por otro lado la pugna por la Comunidad de Madrid, tranquila, música ambiental de piano, escenas extremadamente lentas con carga dramática sobre Sanidad o Educación, siempre desde el respeto y la cordialidad con la progre del PP Cristina Cifuentes, el filósofo Ángel Gabilondo, el poeta Luis García Montero y el experto en asuntos sociales José Manuel López como reparto coral. Soporífero, vamos. Tal campaña ha sido posible gracias a la adaptación de un guion perdido de Ingmar Bergman sobre campañas electorales.

Momentos estelares de la campaña

Mirar las fotos de una campaña electoral es como mirar las fotos de aquel Interrail salvaje que hiciste a los 20 años. Hay de todo. El perro de Aguirre. Los autobuses de HazteOír contra Cifuentes. La propuesta de Carmona de organizar batallas navales en El Retiro. Los mil memes de Carmena que inundan las redes sociales. La guerra de los taxis en campaña. El cara a cara entre Aguirre y Carmena. La desesperación de Cifuentes con los ritmos sosegados de Gabilondo. La misteriosa filtración de la declaración de la renta de Aguirre... Estos han sido algunos de los muchos momentos estelares que nos ha dejado esta campaña electoral y detallamos a continuación.

Debate Carmena-Aguirre

Esperanza Aguirre y Manuela Carmena en el debate de Telemadrid.

Juntar en un debate a Manuela Carmena y Esperanza Aguirre era un experimento parecido a juntar en un debate a Batman y el malo de Batman. No habían pasado ni cinco minutos desde que la presentadora de Telemadrid encargada de "moderar" el debate entre Carmena y Aguirre había dado el pistoletazo de salida cuando de la boca de la candidata y eterna lideresa del PP salían las tres letritas mágicas: E-T-A. Carmena, acostumbrada a otros ambientes menos parecidos a Vietnam que un debate en la tele con Aguirre miraba ojiplática cuando se encontraba con un es usted un poquito ETA señora, como respuesta a su pregunta sobre la situación del distrito de Villaverde. Welcome to the jungle , parecía decirle Aguirre con aristocrática sonrisa.

Los barcos de Carmona

Antonio Miguel Carmona, candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid.

Antonio Miguel Carmona, el hombre que se reúne con personas y pim pam propuesta, se reunió en algún momento de la campaña que desconocemos con el Almirante Nelson. No hay otra explicación posible para que la mañana del 4 de mayo se plantara Carmona en el lago de la Casa de Campo y anunciase su pim pam Naumaquias. ¿Naumaquias?, teclearon en Google los plumillas asistentes a la presentación de Carmona. Sí: recreación de batallas navales. Eso sí, con respeto al medioambiente, subrayaba Carmona, para evitar imágenes mentales de chapapote en los estanques y balas de cañón a lo largo y ancho del parque del Retiro. Las barcas que vayan con una bandera blanca correctamente señalizada no serán atacadas, le faltó añadir.

Los autobuses de Cifuentes

La imagen de Cristina Cifuentes, candidata a la presidencia de Madrid, en un autobús

En casa del herrero, si defiendes las cucharas de palo lo mismo te sueltan un hierrazo en la cabeza. Es lo que le pasó a Cristina Cifuentes, que durante la campaña pagó su sinceridad de meses atrás cuando defendió públicamente una ley de plazos en mitad del debate sobre el aborto abierto por su ex compañero, el ex moderado Alberto Ruiz Gallardón. El hierrazo en la cabeza vino en forma de autobús gigante pagado por los chicos de centro moderado de HazteOír. En el autobús, la cara la candidata del PP a la Comunidad y un lema lleno de matices: "si votas Cifuentes votas aborto". No proponía el autobús una alternativa cristiana a Cifuentes, error por parte de los organizadores de la propuesta, porque tal y como están las cosas en VOX no hubiera venido mal un empujoncito.

Los taxis de Aguirre

Esperanza Aguirre

Siguiendo la saga de vehículos, tras el barco de guerra y el autobús también de guerra llega el taxi. ¡Taxi!, gritaba un tipo por la Gran Vía el otro día y al pararse el taxi ante él PUM, la cara de Aguirre en la toda puerta. Aguirre haciendo de las suyas en la Gran Vía de nuevo. Casi le da una lipotimia al hombre, que por suerte no iba en moto como aquellos agentes. El PP de Madrid había aprovechado la recuperación económica que disfruta España para rascarse el bolsillo y pagar la friolera de 60 euros a los taxistas que se animaran a poner la cara de la Condesa de Bornos durante dos semanas, las dos que dura la campaña, en su coche. Los taxistas más partidarios de ETA, Venezuela e Irán reaccionaron rápido poniendo en sus coches la cara de Manuela Carmena a coste cero, provocando en Madrid escenas del tipo. ¡Taxi! No, tú no, el de mi candidata.

Lo mejor y lo peor de la campaña: los memes de Carmena y las patadas de Aguirre

La campaña de Manuela Carmena ha tenido un apoyo especial en las venezolanas redes sociales, que se han volcado con la candidata de Ahora Madrid para contrarrestar la falta de presupuesto para la campaña con memes como estos:

Ilustración de Manuela Carmena

Un dibujo de la candidata Manuela Carmena.

Lo peor de la campaña ha sido, como suele pasar en las campañas electorales, el juego sucio. Y era de esperar que hubiera patadas cuando uno de los candidatos al ayuntamiento es el expeditivo defensa central Esperanza Aguirre: Los mendigos molestan a la vista, mis rivales son ETA, no presento mi programa electoral porque Wyoming no ha presentado el suyo, a ver si enseñas tu declaración de la renta, pero si sale la mía monto un cristo de Medinaceli que dejo tiritando al propio Montoro.

Madrileños: la campaña ha muerto, que viva la campaña que empieza el lunes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha