eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La tibieza de Rubalcaba con el 'caso Bankia' calienta el PSOE

- PUBLICIDAD -

Vuelve a llover en el PSOE. Y, como es habitual, no llueve a gusto de todos. El 'caso Bankia' amenaza la estabilidad de las finanzas patrias, pero también la apariencia de unidad conseguida tras el 38 Congreso de los socialistas. La habitual reunión de esta mañana del grupo socialista puso de manifiesto que la forma con la que Rubalcaba quiere afrontar el hundimiento de la cuarta entidad financiera española no es compartida por varios parlamentarios socialistas. Carme Chacón eligió este asunto para 'reaparecer' ante los diputados y senadores socialistas. Tomó la palabra y llamó a su secretario general a exigir una comisión de investigación que ayude a desvelar la "verdad". Hubo muchas intervenciones, "muchas más de lo que es habitual", relatan fuentes presentes en la reunión.

El secretario general no quiere una comisión de investigación "por ahora", precisa un miembro de la dirección del grupo. Y no es porque tenga nada que ocultar ni porque tema que se le vuelva en contra. Es por puro sentido práctico.

Una comisión de investigación, recuerdan fuentes parlamentarias, requiere al menos dos semanas para constituirse, y otra más para establecer un plan de trabajo y aprobar las comparecencias solicitadas. Los comparecientes deben ser citados con 15 días de antelación (reglamento del congreso, articulo 52), lo que unido al hecho de que la semana viene no es hábil, "situaría la primera comparecencia a finales de junio o principios de julio", explican fuentes parlamentarias. Es mejor pues, a juicio de Rubalcaba, empezar a escuchar a los responsables de la debacle de Bankia en la subcomisión del FROB, como ha establecido el PP. Aunque no estén todos los que son. Después, será el momento de tomar nuevas decisiones "si fuera necesario", advierten fuentes próximas a Rubalcaba.

Los partidarios de aprovechar este desfalco para que el PSOE saque pecho no se paran a mirar el reglamento. Quieren aparecer públicamente exigiendo claridad con la misma fuerza con la que la reclaman los ciudadanos. "Este es un caso en el que el PP tiene mucho más que perder que el PSOE", sostiene uno de ellos, "y no puede parecer lo contrario".

En esa tesis está Chacón, pero también ex ministras como Leire Pajín o Rosa Aguilar, ex alcaldes como Odón Elorza, buena parte de los parlamentarios valencianos (a los que Bancaja pilla muy cerca), otros de diversas circunscripciones, el líder del PSM, Tomás Gómez (que ni siquiera tiene claro que el PSOE deba apoyar la reforma financiera del Gobierno el próximo jueves) o Cristina Narbona, que hoy advirtió al PP desde la tribuna del Congreso que el PSOE no le consentirá que obstruya la labor de control del Parlamento para saber toda la verdad sobre Bankia.

Pero la actualidad es mucho más rápida que los debates internos de los partidos. Mientras los diputados cruzaban mensajes y explicaban sus puntos de vista sobre cómo actuar en el caso Bankia, el gobernador del Banco de España (estigmatizado por el Gobierno y el PP como el máximo responsable del hundimiento) presentaba su dimisión ante el presidente Rajoy para el 10 de junio, un mes antes de la fecha oficial de su cese. Una vez fuera del Banco de España, el PP no consentirá que dé su versión de los hechos en sede parlamentaria.... aunque siempre puede dar una rueda de prensa en Ferraz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha