eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Adolescente, sola y refugiada

Hiba, de 16 años, charla con un trabajador de ACNUR. Foto: ACNUR/T.Irwin

Cuando llegaron a Sudán del Sur, se dirigieron al asentamiento de refugiados de Yida, que se creó en 2011 por parte de las personas que huían de la violencia en Sudán. En aquel recinto lleno de menores no acompañados encontraron un refugio.

Esto ocurrió hace un año. El mes pasado, Hiba y otras niñas volvieron a verse obligadas a huir para salvar sus vidas tras un tiroteo en Yida, que acabó con la vida de un policía. La causa del tiroteo aún no está clara y, aunque la vida ha vuelto a la normalidad en el asentamiento, el incidente provocó que las 60 niñas que aún seguían en el recinto buscaran seguridad.

“Durante el tiroteo, un hombre, creo que policía, nos dijo que nos tumbáramos y nos pusiéramos a cubierto,” recordaba Hiba. “En cuanto se acabaron los disparos, todas las chicas corrieron en distintas direcciones para tratar de encontrar una familia que pudiera ayudarlas”.

Seguir leyendo »

La aterradora situación humanitaria en Siria

ACNUR entrega tiendas y mantas en el norte de Siria. Foto: ACNUR/A.Solumsmoen

“La situación no es solo alarmante sino que corre el riesgo de convertirse en insostenible. Las agencias humanitarias no pueden responder adecuadamente a las enormes necesidades humanitarias y es difícil imaginar cómo una nación puede soportar tanto sufrimiento” ha asegurado Guterres.

Los retos de ACNUR tanto dentro de Siria como en los países vecinos son enormes. Cerca de 4 millones de personas están desplazadas internamente en Siria (han huido a otras zonas dentro del país) y necesitan urgentemente ayuda ya que cuentan que no hay hospitales, escuelas, comida, combustible…

“Los militares llegaron a mi pueblo y torturaban y mataban a cualquier persona que intentara huir. No podíamos ir al hospital y los niños no podían ir a la escuela, y lo peor de todo, era muy difícil conseguir pan, no había harina. Comíamos tan solo hierbas”, me contaba Mohammed, refugiado sirio que vivía en Dara junto a su mujer y 6 hijos.

Seguir leyendo »

Los refugiados sirios ya no pueden esperar más

Niños refugiados sirios en el campo de Zaatari. Foto: ACNUR/A. Celorrio

Acabo de volver de Jordania, de visitar y conocer la realidad de los refugiados sirios, y miles de sentimientos e ideas siguen cruzando mi mente. La violencia descomunal e indiscriminada que han vivido y que siguen viviendo cientos de miles de personas; las peligrosas historias de huida que más de 1,3 millones de refugiados que han cruzado a países vecinos han sufrido; la precaria situación en la que todas estas personas viven tanto en campos de refugiados como en habitaciones alquiladas, chabolas y refugios improvisados...

No puedo olvidar que ésta es una crisis de niños y niñas. Las cifras hablan por sí mismas. Más del 50% de los refugiados sirios son niños y el 18% son menores de cuatro años. Esto significa que cerca de 1 de cada 5 refugiados son bebés y niños de corta edad, los más vulnerables.

Ésta es la primera emergencia que he vivido y la sensación es de enorme desolación por lo dramático de la situación pero también de enorme orgullo y motivación por el increíble esfuerzo de los trabajadores humanitarios y por todo lo que nos queda por hacer.

Seguir leyendo »

Un millón de vidas interrumpidas. La crisis siria en cifras.

La crisis siria en cifras

La crisis siria en cifras

Seguir leyendo »

Mujeres embarazadas huyen de Siria

Iman, de 16 años, sujeta a su futuro bebe. Foto: ACNUR/G.Beals

Iman*, refugiada siria de 16 años, acaba de recibir la mejor noticia: su bebé, que va a nacer dentro de dos semanas, está vivo. Esta madre adolescente huyó de su casa en Dimniyet El Cham hace tres meses cuando los bombardeos en su barrio se volvieron más intensos y ya no podía conseguir comida.

Ahora, ya en Líbano, tanto Iman como su pequeña (que va a ser niña) se encuentran bien. “El doctor me enseñó una imagen de ultrasonido”, dice sentada en la consulta de un hospital en Beirut. “Podía ver su corazón latiendo. La quiero llamar Katr el Nada (rocío de la mañana)”.

El estrés de la guerra es un factor que dificulta de manera particular la situación de aquellos que han cruzado la frontera hacia el Líbano. “Tenemos muchas complicaciones obstétricas”, dice Zulfikar Hashash, jefe del departamento de ginecología y obstetricia del Hospital Rafic Hariri. “Un buen número de estos casos se deben al conflicto, al desplazamiento y al cambio de entorno”.

Seguir leyendo »

Protegiendo los derechos de las mujeres

Mujer desplazada congoleña en Kivu Sur. Foto: ACNUR/F.Noy

Una mujer se ve forzada a abandonar su hogar para salvar su vida en medio de un conflicto. Deja atrás sus pertenencias y sus medios de vida; pero principalmente a su comunidad y, muchas veces, incluso a su familia.

Las leyes que la protegían son ahora más difíciles de aplicar y reclamar. Su familia, sus amigas y su comunidad han sido reemplazadas por un grupo de personas desconocidas. Es difícil saber en quién puede confiar ahora.

Además, por el hecho de ser mujer está en situación de especial vulnerabilidad frente a algunos peligros como las agresiones sexuales. Puede que sea una niña separada de su familia, una anciana que no puede desplazarse o una mujer que no ha tenido la posibilidad de estudiar y no conoce sus derechos.

Seguir leyendo »

Ya hay más de 1.000.000 de refugiados sirios y la mayoría son niños

Niño recibe mantas de ACNUR en el norte de Irak. Foto: ACNUR

Según ACNUR, la agencia de la ONU para los Refugiados, el número de sirios registrados como refugiados o que están recibiendo ayuda ha llegado hoy a la cifra récord de un millón.

Con un millón de personas en el exilio, millones de desplazados internos y miles de personas cruzando la frontera a diario, Siria va camino de convertirse en un auténtico desastre” dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres. “Estamos haciendo todo lo que podemos para ayudar, pero la capacidad internacional de respuesta humanitaria se está reduciendo peligrosamente. Hay que frenar esta tragedia”.

El número de refugiados sirios que huyen de su país se ha incrementado drásticamente desde el comienzo del año. Más de 400.000 personas se han convertido en refugiadas desde el 1 de enero de 2013. Llegan traumatizados, con lo puesto y habiendo perdido a familiares.

Seguir leyendo »

Miles de afectados y más de 100 muertos por hepatitis E en Sudán del Sur

Anciana refugiada sudanesa recibe tratamiento. Foto: ACNUR/B. Sokol

El mayor número de casos y posibles contagios por hepatitis E se está produciendo en el campo de Yusuf Batil, en el estado de Alto Nilo, donde se han registrado ya 3.937 casos (casi un 70% del total de los campos), y 77 muertes. El campo acoge actualmente a 37.229 refugiados.

En el campo de Jamam, también en el estado de Alto Nilo, se han registrado 1.320 casos y 25 muertes, y el de Gendrassa, 577 casos y tres fallecimientos. En el caso del campo de Doro, se han producido 58 casos hasta ahora y dos muertes.

Más al oeste, en el estado de Unity, la situación es menos dramática. En el asentamiento de Yida se han registrado 125 casos o posibles contagios, así como 4 muertes entre una población de 65.541 personas, la mayor concentración de refugiados en Sudán del Sur.

Seguir leyendo »

Comenzar la vida siendo huérfano y refugiado

Emmanuel junto a su abuela y sus hermanas. Foto: ACNUR/F.Noy

El niño nació días después de que su madre cruzara al distrito de Kisoro, en Uganda, huyendo de las últimas luchas en la vecina provincia de Kivu Norte en la República Democrática del Congo. Pero la agotada mujer, de 39 años, falleció mientras daba a luz y Emmanuel fue enviado de inmediato a Potter´s Village, una iglesia que es el centro de referencia en Kisoro ante crisis relacionadas con menores.

Muchos de los más de 40.000 refugiados que han huido en oleadas desde abril a raíz de la renovación de los combates en la provincia de Kivu Norte son niños. Pero pocos son tan jóvenes y están en una situación tan trágica como Emmanuel, cuyo padre y hermano de cinco años fueron separados de la familia durante el conflicto y a quienes no se les ha visto desde entonces.

Emmanuel tiene al menos dos hermanas, una de 10 años y la otra de 18 meses, y una abuela, Madarina, pero la anciana mujer no puede cuidar al niño y por eso se le ha clasificado como una persona de especial interés para la Agencia de la ONU para los Refugiados. " Perdió a sus dos padres y ACNUR tiene que cuidarle. Somos de alguna forma sus padres" dice Gabriel Katende, un oficial de campo de ACNUR en Kisoro.

Seguir leyendo »

Cultura o religión no pueden justificar la ablación

Foto: ACNUR - Somalia, Galkayo. Actividades de formación y generación de ingresos para mujeres desplazadas víctimas de la violencia de género.

Quién iba a decirme que unos años más tarde empezaría a trabajar en el departamento de refugiados de la Cruz Roja y posteriormente en ACNUR, ayudando, entre otras, a mujeres que habían pedido asilo por temor a ser mutiladas; que habían conseguido escapar de sus familias, de sus comunidades y lo que es más difícil, de sus países; que habían llegado a España donde la legislación las protege y pueden llegar a ser reconocidas como refugiadas si tienen fundados temores de ser perseguidas por motivos de género. Y, bajo estos motivos, además de la ablación, se podrían incluir los crímenes de honor, los relacionados con la dote, los matrimonios forzosos, algunos casos de trata y muchas otras violaciones de derechos humanos que afectan especialmente a las mujeres.

Pero en realidad son muy pocas las mujeres que logran llegar a países seguros y escapar del férreo cerco y del control social que ejercen sus propias familias y sus comunidades. Las mismas que las repudian y marginan cuando son violadas; que las estigmatizan cuando transgreden las normas sociales o se oponen a someterse a prácticas tradicionales vejatorias, que atentan contra su integridad física y psicológica, como lo es la ablación, que no es ni más ni menos que la extirpación total o parcial de los genitales externos.

ACNUR/ María Jesús Vega. Campo de refugiados de Dagahaley, Kenia.  Las niñas somalíes que no han sido mutiladas sufren discriminación en las escuelas.

ACNUR/ María Jesús Vega. Campo de refugiados de Dagahaley, Kenia. Las niñas somalíes que no han sido mutiladas sufren discriminación en las escuelas.

Seguir leyendo »