La portada de mañana
Acceder
Investigación - Los pagos en metálico a inspectores del Banco de España
Entrevista - Isabel Rodríguez: "El Gobierno no es un coro donde pueda haber solistas"
Opinión - Ginebra y filosofía, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El Gobierno Vasco incorpora a su nuevo plan de convivencia un rechazo a los 'ongietorris' porque "exaltan la violencia"

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal

EP

VITORIA —

0

Las aportaciones añadidas al texto inicial incluyen la exigencia de una reflexión crítica a quienes ejercieron o ampararon el terrorismo

VITORIA, 21 (EUROPA PRESS)

El Gobierno Vasco ha incorporado a su 'Plan Udaberri 2024' para la convivencia, los derechos humanos y la diversidad un conjunto de aportaciones de víctimas del terrorismo, colectivos sociales y partidos políticos, entre las que se incluye un rechazo a los 'ongi etorris' o recibimientos públicos a presos de ETA, por considerarlos "una exaltación simbólica de la cultura política de la violencia y un agravio y revictimización de las víctimas".

Esta reflexión, así como otras aportaciones como la exigencia de una "reflexión crítica" que interpele de forma prioritaria a "quienes han tenido responsabilidad directa o indirecta en medio siglo de terrorismo y violencia", se recoge en el 'Plan Udaberri 2024', del que el Ejecutivo presentó un borrador en mayo y cuya versión definitiva ha sido aprobada este martes por el Consejo de Gobierno.

El texto definitivo de este nuevo plan para la convivencia, los derechos humanos y la diversidad ha sido presentado por la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno. La consejera ha subrayado que las aportaciones realizadas por víctimas, colectivos sociales, instituciones y partidos políticos han "enriquecido" el documento.

Entre las novedades de la versión definitiva se encuentra la inclusión, al principio del documento, de un nuevo capítulo titulado 'Contexto próximo. Euskadi 2021: una ventana de oportunidad que presenta el diagnóstico'.

"ASIGNATURAS PENDIENTES"

En este apartado se indica que "el diagnóstico de la sociedad vasca de 2021 ha de ser un diagnóstico en términos de realidad y esperanza". De esa forma, se reconoce la existencia de "asignaturas pendientes y en curso", aunque se constata que "caminamos en la buena dirección".

El documento señala que "el fin de ETA abrió un nuevo tiempo y un nuevo un nuevo reto: la convivencia en la pluralidad y en la diversidad".

Además, se indica que "esta mirada esperanzada se torna en mirada preocupada ante diversas expresiones de violencia, intolerancia y sectarismo que todavía emergen en nuestro entorno". El texto subraya que se trata de "expresiones de una cultura de la violencia que subyace todavía en determinados sectores y resulta incompatible con la convivencia democrática".

"AGRAVIO Y REVICTIMIZACIÓN"

En este sentido, manifiesta la necesidad de una "mirada crítica" hacia "los ongietorris' públicos a expresos de ETA", unos actos de los que se afirma que "suponen de facto una exaltación simbólica de la cultura política de la violencia y un agravio y revictimización de las víctimas".

Por otra parte, la consejera ha señalado que en 'Udaberri 2024' se advierte de que "la reflexión crítica sobre el pasado debe interpelar especialmente y en primera instancia a quienes han ejercido, justificado o contextualizado el terrorismo de ETA y la violencia".

El documento indica que es necesaria una "nueva actitud" por parte, en primer lugar, "de quienes han tenido responsabilidad directa o indirecta en medio siglo de terrorismo y violencia".

Asimismo, se reclama una "autocrítica sincera y real" por parte de "quienes han ejercido la violencia y las culturas políticas que han amparado ese ejercicio", a los que se reclama "un reconocimiento en términos éticos, políticos y democráticos" de que el sufrimiento causado "fue injusto".

(Habrá ampliación)

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats