La portada de mañana
Acceder
El Gobierno ocultó a la ONU la venta de armas a Arabia Saudí en 2018
La agónica lucha de las células contra el coronavirus en los que murieron
Opinión - La directora, por María Ramírez
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

PNV, PSE y Podemos-IU condenan los ataques a partidos "consecuencia de los discursos de odio de la extrema derecha"

PNV, PSE y Podemos-IU condenan en Vitoria los ataques a partidos "consecuencia de los discursos de odio de la extrema derecha"

ANC/MGB

BILBAO —

0

EH Bildu acusa a PNV y PSE de "desviar el foco" de la declaración y PP cree que los firmantes han "forzado el procedimiento"

VITORIA, 13 (EUROPA PRESS)

Los grupos de PNV, PSE y Elkarrekin Podemos-IU han suscrito una declaración en la Cámara vasca contra el uso de la violencia, en la que expresan su repulsa y condena ante ataques como el sucedido el pasado día 2 de abril en Cartagena (Murcia) contra la sede de la formación morada, y denuncian que estos hechos se producen "como consecuencia del discurso de odio fomentado desde la extrema derecha o cualquier otro extremismo intolerante, y suponen un desafío para la convivencia democrática".

En el manifiesto, que no ha sido suscrito por EH Bildu, PP y Vox, sus firmantes ratifican su compromiso con la defensa de la libertad, la tolerancia, la igualdad y el pluralismo político" frente al "permanente cuestionamiento de los valores fundamentales del sistema democrático por determinados partidos políticos".

"El uso de la violencia como instrumento de la acción política no tiene ni debe tener cabida en la Europa del siglo XXI, en la que el uso exclusivo de las vías pacíficas y democráticas es un imperativo ético y social inexcusable", subrayan.

Asimismo, en el texto reiteran su "rechazo al uso de la violencia, las amenazas o la extorsión como herramientas de defensa de proyecto alguno", recoge el texto.

Los firmantes han destacado que fuera de este acuerdo se sitúan los grupos parlamentarios de EH Bildu, PP y Vox, que han rechazado sumarse al manifiesto.

En un comunicado, los jeltzales han reprochado a EH Bildu que se haya quedado "con estos compañeros de viaje en su negativa a rechazar el uso de la violencia y condenar los ataques a sedes de formaciones políticas".

"Aunque a Arnaldo Otegi no le gusten las comparaciones, los hechos y las actitudes suyas tienen puntos de coincidencia con las de la derecha y la extrema derecha. Podríamos convenir que, en intento más por apartarse de la convivencia, los extremos de nuevo se tocan", ha afirmado.

Para el PNV, "unos y otros, con posicionamientos que sólo generan crispación, hacen más difícil el entendimiento" y "no aportan racionalidad al debate político".

"La izquierda abertzale podía haber dicho que estos ataques son injustificados, podía haber dicho que la violencia forma parte del pasado, pero no lo han hecho. Vuelven a incumplir el suelo ético y su relato es de nuevo selectivo, como lo es el de otras formaciones", ha insistido antes de afirmar que "su compromiso con el juego democrático no se hace creíble".

POSICIONAMIENTO DE EH BILDU Y PP

En otro comunicado, EH Bildu ha destacado que "ha mostrado siempre su claro rechazo de los ataques a personas, asociaciones o sedes de organizaciones políticas" y ha subrayado que "así lo ha manifestado en cada caso en las instituciones correspondientes, también en el caso de la agresión a la sede de Podemos en Cartagena".

Aunque considera "cuestionable" que el Parlamento Vasco tenga que hacer una "lectura política del ataque ocurrido hace casi dos semanas", EH Bildu ha afirmado que "ha estado dispuesta a hacer ese ejercicio porque al fascismo hay que combatirlo siempre y en todos los sitios".

"EH Bildu ha mostrado en más de una ocasión su clara voluntad de parar al fascismo y ha advertido más de una vez de que al fascismo no se le puede dar aire porque su ideario político se fundamenta en atacar las bases de la convivencia", ha señalado.

En este sentido, ha defendido que "la herramienta más eficaz para detener al fascismo es avanzar en la democracia, la igualdad y la justicia social".

Según ha explicado, la propuesta inicial de Elkarrekin Podemos-IU tenía como objetivo denunciar el "auge de la violencia" de la ultraderecha y rechazar los intentos de "blanquear el fascismo".

No obstante, ha criticado que la iniciativa original de la formación morada ha quedado "distorsionada" en la declaración que Elkarrekin Podemos-IU ha acordado finalmente con PNV y PSE, ya que considera que la intervención de jeltzales y socialistas "ha tenido como resultado difuminar la responsabilidad de la ultraderecha y ampliar y desviar el foco a otro tipo de responsabilidades que han evitado concretar".

Por todo ello, el grupo parlamentario de EH Bildu ha explicado que ha decidido no sumarse a la declaración al entender que "no responde a su objetivo original".

Fuentes parlamentarias del PP, por su parte, han destacado que su formación "ha condenado y condenan, todos y cada uno de los ataques perpetrados en toda España contra las sedes de los partidos políticos".

Sin embargo, consideran que debido a que los hechos se han registrado en Murcia, la declaración "debe residenciarse en la Asamblea de Murcia" y en el Parlamento Vasco "las que se produzcan en nuestra tierra". "No es posible forzar el procedimiento y las formas según las circunstancias", han defendido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats