eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Ni contrición ni propósito de enmienda

Una militar norteamericana proporciona agua a detenidos a su llegada al Campo X, en Guántanamo. © US DoD

Una militar norteamericana proporciona agua a detenidos a su llegada al Campo X, en Guántanamo. © US DoD

El pasado 8 de septiembre Adnan Latif se suicidó en Guantánamo, después de 11 años de detención sin cargos ni juicio. Su muerte pasó lamentablemente bastante desapercibida.

De hecho diría mas... es como si Guantánamo ya no existiese. ¿Quien se acuerda de las 167 personas que siguen allí detenidas? ¿y de sus familias? ¿o acaso nos hemos acostumbrado ya a la deleznable existencia de uno de los mayores limbos de derechos?

Con Adnan ya son nueve los presos de Guantánamo que han muerto bajo custodia en los últimos diez años, desde que las fuerzas militares estadounidenses comenzaran sus operaciones de detención en la base. ¿Cuántos mas se suicidarán? ¿a quién le preocupa?

El año 2001 lo recordaremos no solo por las terribles muertes en las torres gemelas, sino también porque el mundo se sumó al "terror global" con consecuencias que perduran hasta nuestros días. La administración Bush montó Guantánamo, todo el sistema de entregas extraordinarias, legitimó la tortura, las desapariciones forzadas y otras lindezas. Nunca lo olvidaremos, pero tampoco podemos perder de vista que Bush no lo hizo solo, lo hizo con la aquiescencia, el consentimiento e incluso colaboración de muchos otros estados, incluido el español.

Existen evidencias suficientes para afirmar que las autoridades españolas no hicieron nada para impedir que el territorio español fuera utilizado para facilitar entregas extraordinarias y detenciones secretas planeadas por la CIA.

En Amnistía Internacional seguimos empeñados en que las autoridades españolas contribuyan a esclarecer las graves violaciones de derechos humanos cometidas durante la "guerra contra el terror", garantizando también que nunca más las bases militares y otras instalaciones volverán a ser utilizadas para facilitar o cometer violaciones de derechos humanos.

Lamentablemente la semana pasada España y EEUU decidieron echar a perder la oportunidad y no se comprometieron siquiera a establecer medidas y garantías de no repetición. Firmaron un nuevo protocolo de enmienda al Convenio sobre cooperación para la Defensa entre los dos países pero no consideraron necesario incorporar nuestra solicitud tantas veces repetida. En el acuerdo sigue sin hacerse una mención expresa al pleno respeto a los Convenios de Ginebra y a la Convención contra la Tortura de la ONU para reforzar la protección de los derechos humanos en los aeropuertos y bases de uso compartido.

Está claro que en este tema no solo nadie pide perdón ni hay justicia ni reparación para las víctimas, sino que tampoco parece haber voluntad de regular claramente que todas esas prácticas no volverán a repetirse.

Lamentablemente, ni contrición, ni propósito de enmienda.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha