eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

17.000 personas refugiadas

Durante estos días, hay alguien observando todos los movimientos en la oficina de Amnistía Internacional. Las personas que pasan por delante se paran frente a ella. Algunas se sorprenden, otras la miran y continúan caminando, o sonríen sin saber muy bien qué significa. Y todas preguntan: “¿Por qué hay un mural con Soraya Sáenz de Santamaría?”

El #PuzzleDeSoraya en la sede de Amnistía Internacional

El #PuzzleDeSoraya en la sede de Amnistía Internacional

Amnistía Internacional está montando un puzzle para la Vicepresidenta del Gobierno. Uno gigante, del tamaño de nuestra preocupación por la pasividad que está mostrando el gobierno ante la grave crisis de personas refugiadas. Una crisis humanitaria que tiene el rostro de miles de hombres, mujeres, niños y niñas que se han jugado la vida para llegar a Europa buscando un lugar seguro donde poder, simplemente, vivir.

Con este puzzle, la idea es representar la cantidad de personas que quieren que España sea un lugar acogedor. Para ello se coloca una pieza por cada 1.000 firmas que se suman a la petición a Soraya Sáenz de Santamaría. Y con cada firma, se le envía una carta con un mensaje: que cumpla con su palabra.

En 2015, el gobierno se comprometió con la Unión Europea a acoger a 17.337 personas refugiadas. Y en diciembre de 2016, el Ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, afirmó públicamente su intención de cumplirlo.

Activistas de Amnistía Internacional con #ElPuzzleDeSoraya

Activistas de Amnistía Internacional con #ElPuzzleDeSoraya

Son muchas las promesas que han girado en torno a la crisis de refugiados más grave desde la Segunda Guerra Mundial. Desde enero de 2015, más de 400.000 personas, la mayoría refugiadas, se han embarcado en peligrosas travesías en busca de refugio en Europa. Más de 2.900 han muerto en el intento, muchas de ellas, niños y niñas. Y las promesas no se han cumplido.

Y desde el mismo lugar desde donde me estremecen estas cifras, veo las fichas que faltan por colocar. Amontonadas, esperando a ser colocadas en el lugar donde deberían estar.

El contador suma 1.000 nuevas firmas. Una pieza más en el puzzle, que quema en nuestras manos.

Quema, porque el tiempo se acaba. Se acaba para las personas refugiadas, víctimas de esta crisis humanitaria que podría acabar hoy si los gobiernos europeos compartieran un poco de responsabilidad y abrieran un poco los ojos para ver que sus decisiones no son una cuestión de cifras. Que es el futuro de miles de personas lo que tienen en sus manos y que tienen el poder y la capacidad de protegerlas y que no lo están haciendo.



Otras 1.000 firmas más: una nueva pieza que vuelve a arder en nuestras manos. Porque la razón de este puzzle es un compromiso del gobierno que no va por el camino de cumplirse.

Y cada día que pasa sin que lleguen a España, es un día más que pierden.  

Y mientras el compromiso del gobierno no avanza, el tiempo sí lo hace.

Allí siguen las piezas que faltan para completar #ElPuzzleDeSoraya. Cada vez quedan menos, porque cada vez somos más. Y sigue abierta la petición a Soraya Sáenz de Santamaría recogiendo firma tras firma, ganando fuerza para que quienes huyen de la guerra y la persecución encuentren solidaridad y refugio en España.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha