eldiario.es

9

Andalucía Andalucía

Camila Ferraro, la primera mujer chef revelación que volvió a Sevilla a "complicarse la vida"

La sevillana pone por vez primera nombre femenino al galardón del prestigioso congreso Madrid Fusión

"El compromiso, para mí, es con Sevilla y con Andalucía, para representar más que nunca dónde estoy y hacer una cocina en consecuencia"

Camila Ferraro

La lista de ganadores del Premio Cocinero Revelación de Madrid Fusión tiene por primera vez nombre de mujer: Camila. Desde 2003, el prestigioso galardón había recaído en manos de hombres. Pero esta sevillana de 32 años, que en 2018 ejerció de hija pródiga y decidió abrir en la capital hispalense el restaurante Sobretablas después de varios años en El Celler de Can Roca, ha entrado en la historia de la gastronomía española por la puerta grande, por méritos propios y porque hace de su pasión su trabajo: cocinar para los demás.

A Camila Ferraro le entusiasma la cocina, en la que se encierra diariamente y durante muchas horas para elaborar deliciosos platos junto a su equipo. "Mi ilusión siempre ha sido tener un restaurante", confiesa sin tapujos, aunque a sus más cercanos no le ha debido pillar muy de sorpresa que lo consiguiera cuando, en lugar de construir castillos de arena en la playa, se afanaba en preparar huevos fritos con alguna particular técnica culinaria que sólo ella era capaz de imaginar.

Pero bastante lejos de la orilla del mar, en su ciudad natal, llegó una oportunidad que así se fraguó. "Creo que para muchos cocineros llega un momento, o sobre todo una edad, en la que quieres enseñar platos que para ti representan algo o productos que has ido conociendo en tu trayectoria laboral, más inusuales por aquí, o técnicas nuevas que quieres combinar con recetas que tienes en tu memoria. Y así, llegó la hora y el día de vernos con fuerzas y con capacidad organizativa de poder llevarlo a cabo y que habíamos adquirido durante varios años. Aprendemos día a día". La familia, constantemente presente, también le dio su cariñoso empujón para plasmar su vocación no tan lejos de los que siempre están ahí: "Camila, ya es hora de volver a casa", recuerda que le decía su padre.

Cocina y sala, complementarios

Quien haya tenido la suerte de acudir a Sobretablas, ubicado en un precioso edificio del barrio del Porvenir construido en 1929 para la Exposición Iberoamericana, sabe que se disfruta de un ambiente relajado, de un entorno excelente y, sobre todo, de unos alimentos cuidados y trabajados por manos que saben lo que hacen, tomando como base una materia prima de calidad y donde la tradición no se pelea con la vanguardia. Se complementan. Igual pasa con la cocinera y el sumiller del restaurante, Robert Tetas.

Son pareja desde que se conocieron en Girona. No sin las dudas y dificultades propias de un nuevo proyecto, en un momento en que se habían consolidado con los Roca ("¿estabilidad pura o complicarnos la vida?", se preguntaron), apostaron por un lugar propio, por un espacio levantado a su manera. Su pasado les avalaba hacia un buen futuro, que ahora empieza a vislumbrarse y que arrancó verdaderamente cuando, tras muchas vueltas a la cabeza, verbalizaron su idea a "los jefes" para "hacer más real" su propósito. Camila, tras formarse en La Cónsula de Málaga, se había curtido en las cocinas de diversos restaurantes con estrellas Michelín (El Lago, Aponiente, Moments) y Robert había sido premiado como segundo mejor sumiller de Andalucía y Catalunya. Los conocimientos de ambos, el mimo de la sevillana en la cocina con los productos, el saber estar del gerundense en la sala con los comensales y, sobre todo, el boca a boca de sus visitantes, hicieron el resto.

Cocina "trans", restaurante milenial y la primera mujer Cocinero Revelación

Ferraro, tras recoger el premio el pasado miércoles EFE

"Para mí, el premio significa compromiso y motivación, para mí y para todo el equipo. Estamos encantados y más motivados que nunca. Después de unas navidades duras nos ha venido muy bien y supone un respiro y un subidón a la vez. El compromiso, para mí, es con Sevilla y con Andalucía, para representar más que nunca dónde estoy y hacer una cocina en consecuencia, trabajando el entorno y con base en las recetas tradicionales andaluzas", indica la cocinera.

Un montadito de pringá que aúna el sabor de los bares tradicionales de Sevilla con una original presentación, un peculiar langostino con chicharrones o una pintoresca urta a la roteña son sólo algunos de los entrantes y platos que se pueden degustar en Sobretablas. Cocina de siempre, nuevos sabores y elaboraciones singulares en una carta que se renueva cada temporada y que puede ser maridada con cualquiera de las más de 160 referencias de vinos españoles y europeos, tanto los clásicos y grandes marcas como de pequeños productores, que descansan en la bodega de la que se encarga el catalán. Otra vez, la integración de Camila y Robert.

Montar un negocio, aplazar lo demás

17 hombres le precedieron en el premio que acaba de recibir pero ella no le da especial importancia a esa cuestión. "Lo único que no me he parado a pensar quizás sea eso, el ser la primera mujer. Veo la cocina un lugar unisex, porque sé que hombres y mujeres tenemos las mismas capacidades, al menos dentro de una cocina. No le doy tanta importancia. Yo sé que la tiene y que es un punto de inflexión, que rompe los moldes y me siento encantada de haber sido yo... pero será que no soy muy femenina", bromea a eldiario.es Andalucía.

"En cualquier profesión en la que te metas y tengas tu propio negocio a esta edad es difícil, para todos. Dentro de cada uno está la decisión de apostar por esto unos años, con piñón fijo, levantarlo y aplazar lo demás por las circunstancias que supone montar un negocio en sí. Sé que la conciliación con la vida familiar será mucho más dura estando en una cocina que en cualquier otro trabajo, pero es algo que ya asumí hace muchos años cuando me metí en esta profesión. A día de hoy, no es algo frustrante, no sé si más adelante lo será", explica al respecto.

El premio a la chef revelación, uno de los galardones más importantes del panorama gastronómico español, no ha sido el único reconocimiento reciente que ha cosechado el proyecto. El Teatro Lope de Vega de Sevilla acogió hace unos días la gala de entrega de las estrellas Michelín y Sobretablas recibió el distintivo Bib Gourmand que, para seguir creciendo, acerca a Sobretablas a las estrellas de la restauración.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha