eldiario.es

9

Exportar aceite de oliva importando turistas

José Antonio JIménez (a la derecha) y su hermano Manuel, gerente y maestro de almazara, respectivamente, de Oleícola San Francisco.

"No podíamos coger la maleta e irnos a vender nuestro producto, así que empezamos a pensar en actividades atractivas para fomentar el turismo y que vinieran a vernos". Esa es la decisión que hace unos cuatro años adoptaron José Antonio Jiménez y su hermano Manuel al hacerse cargo de la almazara familiar, Oleícola San Francisco en Begíjar (Jaén). Tenían claro que buscaban un producto "de excelencia" y que gran parte de su mercado potencial se localizaba fuera de España.

En lugar de explorar mercados cantando las virtudes del aceite, han hecho campaña en su propio terreno, convirtiendo su fábrica de aceite en un espacio en el que producción y turismo conviven durante todo el año. Eso les llevó a adaptar la fábrica para que fuera visitable con comodidad y sin interferir en el trabajo de los operarios en época de producción, adaptada además para hacerla visitable a personas con cualquier tipo de discapacidad.

La afluencia de público ha ido en aumento. Desde que comenzara el proyecto de oleoturismo, hace tres años, han recibido más de 7.500 visitas, la mitad de turistas extranjeros procedentes de 42 países. Para 2015 ya tienen más de 1.800 reservas de touroperadores que incluyen este punto en el itinerario por España. Lo que ofrecen es una visión global de todo el proceso de producción aceitera, desde el árbol al envase con una cata dirigida para que aprecien mejor las cualidades del producto. El tour se hace en español, francés e inglés y son los dos propietarios -gerente y maestro de almara respectivamente- quienes explican todo el proceso. En plena campaña pueden ver cómo se trabaja en la fábrica, en primavera la floración u otras tareas agrícolas.

Todo eso ha ido generando interés entre los visitantes hasta el punto que algunos de sus distribuidores en Bélgica, Francia o Alemania son turistas que un día recalaron en la fábrica para conocer algo más sobre la producción de aceite. La experiencia más reciente ha sido un grupo de japoneses que, tras visitar la almazara, han establecido un canal de distribución para vender aceite en ese país. Lo que más valoran es esta ante "algo excepcional" porque conocer el recorrido completo del producto, la trazabilidad, desde el origen hasta el envase.

Lo primero que les ha garantizado este sistema es que la mayor parte de su producción se vende envasada –el objetivo es llegar al 100%- en sus versiones de aceite ecológico, virgen y virgen extra. Se trata de una almazara pequeña que moltura unos tres millones de kilos de aceituna, por lo que su producción no llega al millón de kilos de aceite. Eso sí, han logrado que el 40% pueda considerarse virgen extra –la media está en un 20%-, al anticipar al máximo la recogida. De hecho ahora, cuando la campaña acaba de empezar en buena parte de la provincia, ellos ya han finalizado ese proceso.

A los agricultores a los que le compran la producción les piden que anticipen al recogida para asegurar "un aceite de alta gama" el que comercializan bajo sus marcas o la de los agricultores que deseen envasar por separado su propia cosecha. José Antonio Jiménez señala que en su entorno son cada vez más quienes comprenden que "la calidad se puede defender bien" porque "tiene su precio y su mercado".

Este año saben que les faltará aceite, en parte por la baja cosecha y en parte porque este mecanismo de difusión les ha ido garantizando clientes que encargan el producto por teléfono o internet. Han establecido mecanismos de distribución y han aprovechado que, desde el comienzo, crearon una tienda on line para distribuir el producto allí donde lo demandaran.

El esfuerzo –la inversión para hacer visitable la almazara, mantener el doble esfuerzo de comercialización en el sector agroalimentario y el turístico- está dando resultados. Darse a conocer ha situado la producción de Oleícola San Francisco de forma estable en nueve mercados distintos del español en poco más de tres años. Entre ellos se cuentan paises como Estados Unidos, Japón, Nueva Zelanda, Australia o Alemania.

Además, la excelencia por la que apostaron desde el origen les está aportando reconocimientos internacionales para afianzar su producto. Dentro de dos semanas recibe en Roma el reconocimiento como Almazara revelación de 2014, en Los Ángeles EE UU) su aceite Esencial Olive ha logrado la medalla de oro en una competición internacional de vírgenes extra y es uno de los aceites finalistas en Jaén Selección. Son las credenciales de una fábrica con casi 30 años de historia que, en poco más de 3, ha cambiado el rumbo de su producción con una fórmula sencilla: si no puedes ir a la montaña, que ella venga a tí.

Seguir leyendo »

Sobre la "burbuja emprendedora" y la ausencia de lecciones de fracaso

"Antes nuestras abuelas nos querían ver de funcionarios. Si seguimos así, nos querrán ver de emprendedores". Así se presenta Juan Luis Hortelano, experto en aceleradoras de empresas. Porque emprender está de moda. Como puede ser un deporte de alto riesgo, Hortelano se ha acercado este fin de semana al Evento Blog para contarle a los futuros empresarios qué significa enfrentarse a la ‘¿cruda? realidad’ de emprender en España.

"Ni emprender es para todos ni es tan fácil, sencillo o bonito como se cuenta. Se está empujando a mucha gente por el precipicio", asegura Juan Luis, quien ha ayudado a medio centenar de empresas relacionadas con las tecnologías a salir adelante. "Con tantos premios, concursos y subvenciones solo se ven historias de éxito. Veo que hay gente que no está capacitada para emprender y a la que se incita a hacerlo. No se está hablando del ratio de mortalidad de empresas y de los costes que tiene liquidarlas", subraya.

Para Hortelano, "hay una burbuja del emprendimiento, que interesa promover, porque es una salida al paro y porque tiene menos cobertura social y menos costes para el Estado. Al gobierno le encantaría que hubiera tres millones de emprendedores, porque así no habría paro y no habría que pagar los subsidios". El empresario recuerda que se vende sólo lo positivo y no se dan lecciones reales de fracaso. Nos gusta hablar de Mercadona y Juan Roig, pero no de los fracasos y lo que cuesta liquidar una empresa. Por otro lado, me hace gracia la apología del fracaso: es muy fácil cuando eres millonario y tienes los gastos cubiertos".

Seguir leyendo »

Google y su "sala boquerón"

El equipo de VirusTotal, en la oficina de Málaga

Google tiene una "sala boquerón". De cómo esto ha llegado a ocurrir sabe mucho el malagueño Bernardo Quintero. Él y otros cinco informáticos trabajan en un chalet a las afueras de la capital de la Costa del Sol (otro lo hace desde Bilbao). Hay en ese chalet una máquina de videojuegos, una espaciosa cocina americana, un jardín con piscina y, sí, un futbolín. También una decena de potentes ordenadores desde los que se analizan decenas de miles de archivos que pueden estar infectados por un virus informático. Quintero fundó VirusTotal, y su idea funcionó tan bien que Google le echó el lazo. Sin embargo, Quintero logró que el gigante americano alterara su política habitual, y VirusTotal no se marchó a Mountain View. Y por eso, Google tiene una sala llamada oficialmente "boquerón".

VirusTotal ya ha cumplido diez años, aunque la idea, aclara Quintero, sea cinco años más vieja. En 1999, cuando estaba al frente de Hispasec, avanzó su proyecto en una entrevista con Ciberpaís: un portal de Internet al que los usuarios pudieran enviar ficheros sospechosos de estar infectados, y que devolviera un informe con el análisis de todos los antivirus disponibles. VirusTotal analiza más de 500.000 ficheros al día y dispone de una base de datos de 750 millones de archivos. El usuario particular utiliza un servicio gratuito, pero la información recopilada se utiliza luego por las firmas de antivirus y por analistas de seguridad informática.

Bernardo Quintero forma parte de la primera generación que tuvo acceso a la informática: empezó con un Spectrum a los diez años, le marcó Juegos de Guerra, se compró un Amstrad CPC y el primer virus que sufrió fue el Ping Pong, aquel programa que lanzaba una pelota a rebotar por la pantalla. "Me resultó curioso y empecé a investigar cómo funcionaba". Pudo caer entonces, según explica, del "lado oscuro", pero en lugar de eso, comenzó a escribir un artículo mensual para la revista PcActual, "la Biblia en pasta". Cuando alguien le dijo que no ocurrían suficientes cosas en el mundo de la seguridad informática para publicar una noticia diaria creó, junto a tres socios, Hispasec, un portal que se convirtió en referencia y acumuló más de 20.000 suscriptores en apenas un año. Es 1999.

Una cosa llevó a la otra. Las empresas comenzaron a requerir sus servicios de seguridad. "Hacíamos hacking ético: intentas penetrar en los sistemas, y luego haces un informe diciendo por dónde has podido entrar", relata. El primer cliente nacional, una caja de ahorros, llegó porque Quintero había desarrollado una aplicación que impedía los desvíos de llamadas a números de tarificación internacional: "Lo saqué gratuito, porque no me gustaba sacar dinero de un fraude, pero montamos una pasarela de pago para donaciones para una ONG. Montándola encontré un fallo, lo reportamos a la caja, y nos contrataron". "Cuando consigues crear masa, al final el modelo de negocio surge y encuentras tu nicho", resume Quintero.

VirusTotal recogió esa filosofía: crear un producto que aporta una utilidad social, y encontrar el nicho de mercado a partir de la masa. Lo presentó en 2004 y empezó a recoger los frutos: reconocimiento (premios del CNI, de Microsoft), popularidad (apariciones en medios) y, como si fuera la consecuencia ineludible, dinero: cada año doblaban la facturación. Se hizo imprescindible para los antivirus de los que se servían porque se convirtió en su principal fuente de muestras: "Tú me dejas tu motor para analizar, y a cambio yo te doy los resultados".

"En 2009 decidí que Google tenía que comprarnos", recuerda Quintero. Podían haber seguido así, creciendo, hasta que algún competidor con el apoyo del gran capital se los llevara por delante; o, quién sabe, hasta acabar convirtiéndose en una gran empresa tecnológica con sede y capital malagueños. El caso es que la compra por Google puede interpretarse como el fracaso del tejido empresarial español, incapaz tantas veces de retener al talento por sí solo, o como la constatación de una realidad: los negocios globales tienden a la concentración. Quintero tenía razones personales que decantaron la balanza: "Como ingenieros informáticos, nos gusta acceder al conocimiento interno de Google y la repercusión que alcanza tu trabajo". Diseñaron una estrategia: copiarían la interfaz y hasta los términos de uso y servicio, desarrollarían extensiones y aplicaciones para Android, migrarían sus servidores a Google, y, cuando todo estuviese hecho, se ofrecerían.

 

Seguir leyendo »

Vídeo | Un negocio para comeflores

Ensalada de brotes, pétalos y tallos

El comeflor es, en algunas zonas de Latinoamérica, una persona que evita afrontar los problemas, como si comer una flor fuese algo que solo pudiera ocurrírsele a quien adopta en su vida la actitud de una avestruz. Pero resulta que las flores se huelen, se miran, se tocan y también se comen.

En Algarrobo (Málaga) hay un empresario que un día vio un negocio: cultivar y comercializar flores, hierbas silvestres y plantas aromáticas, para que otros se las coman. Sabor y Salud recolecta 60 variedades de flores, cada una con su sabor, que luego distribuye a algunos de los restaurantes más exclusivos del país. El Celler de Can Roca, Arzak, Akelarre, El Bulli (antes de su cierre), Calima o Café de París, todos con estrellas Michelin, son algunos de sus clientes, comeflores en el sentido literal de la palabra.

Admitámoslo: comer flores no es un acto común. No se ve, en las calles, a los muchachos masticando begonias, ni a los mayores paladeando la flor de la buganvilla, que tiene ese tacto a papel de fumar. ¿Por qué comerse lo que tanto placer proporciona a la vista, al olfato? "Vendemos algo sabroso e innovador para la alta cocina. Pero los productos que vendemos también son saludables. Las hierbas silvestres a veces llevan más proteínas o vitaminas o minerales que lo cultivado", explica Peter Knacke, fundador y gerente de Sabor y Salud.

Seguir leyendo »

Hacer volar el emprendimiento a ambos lados del Atlántico

Miguel Ángel Tamarit, actual presidente de la empresa aeronáutica / Foto: Faasa

En 1966, el veterano aviador Sebastián Almagro ya había sido proclamado dos veces campeón del mundo de acrobacia aérea en vuelo sin motor. Pero fue en ese año cuando quiso aplicar su pasión por el vuelo a su futuro profesional y fundó entonces Fumigación Aérea Andaluza S.A. (Faasa), una empresa familiar dedicada a prestar servicios fitosanitarios a través de su flota de aviones.

Cuando ahora se cumplen 48 años de vida de aquella empresa familiar, Faasa se ha convertido en un grupo empresarial que además de la fumigación y otros servicios fitosanitarios, lleva a cabo labores de extinción de incendios, vuelos sanitarios y desarrolla un programa de formación aeronáutica no sólo en España sino también al otro lado del Atlántico.

"En nuestro orígenes, Faasa se fundó para dar respuesta a la fuerte demanda de servicios fitosanitarios que hay en Andalucía", relata para eldiario andalucia el actual presidente de la compañía, Miguel Ángel Tamarit. Pero ya en los años 90, con su propia flota de aviones, la firma amplió su actividad a todo el estado y fue la primera empresa de España que comenzó a realizar trabajos de extinción de incendios forestales, vigilancia aérea y también evacuaciones sanitarias, introduciendo para ello el uso de helicópteros como novedad en aquél entonces.

Seguir leyendo »

El rey de las pajaritas

A finales de 2012, Pablo Cerdán buscaba una pajarita para Nochevieja y, como no le gustaba nada de lo que veía, decidió hacerse una él mismo. No imaginaba este joven albaceteño que unos meses después esta prenda masculina iba a convertirse en un negocio de éxito. La gran acogida que tuvo esa pajarita en Fin de Año hizo que empezara a recibir peticiones por parte de amigos y conocidos. Aficionado a la moda y diseñador autodidacta, Cerdán ha diseñado y confeccionado cientos de modelos distintos. 

“Quería hacer un producto distinto, marcar la diferencia, hacer pajaritas que no se encuentren en otros sitios y que sean exclusivas”, dice el diseñador. Las pajaritas de Pablo Cerdán, que no están disponibles de momento en tiendas físicas, destacan por su originalidad tanto en los estampados, como en los materiales que emplea: cremalleras, dados, tachuelas, imperdibles… En tejidos, predomina el algodón, pero ha diseñado pajaritas de neopreno, terciopelo, piel sintética... “No hay límites”, asegura. La empresa Solán de Cabras le pidió recientemente que diseñara las pajaritas de los camareros que servían su agua en un encuentro de moda y las hizo con PVC azul.

En un año y medio, Pablo, que acaba de terminar el máster de Comunicación y Moda de la Universidad de Sevilla, ha pasado de diseñarse sus propias pajaritas a que sus diseños los lleven presentadores como Ángel Llacer (Tu cara me suena), Nacho Montes (Supervivientes) o Sergio Morante (Andalucía Directo). Un éxito que incluso le ha sorprendido a él mismo: “Da vértigo”, reconoce. Y es que hace nada estaba pateándose los mercadillos de moda y showrooms para dar a conocer sus creaciones. En su página web muestra las distintas colecciones que ha lanzado hasta el momento.

Seguir leyendo »

La unión de empresas también hace la fuerza: la sandía fashion

Reunir a 18 empresas en un único proyecto para ofrecer al mercado un producto novedoso y homogéneo no es una cuestión común. El Grupo AGF se dedica a las sandías negras sin pepitas y su principal labor se centra en la estandarización de criterios para garantizar un producto uniforme en calidad e identificación.

El consorcio comercializa bajo la marca sandía fashion unas 70.000 toneladas de esta fruta, exportando casi el 40% de la producción, principalmente a países europeos, destacando su presencia en Alemania y abriéndose a nuevos mercados como Dubai. Esta evolución hacia la internacionalización, desde el mediterráneo español, le llevó hace unos meses a conseguir el Premio Alas 2013 en la modalidad de Iniciación a la Exportación, concedido por la agencia andaluza Extenda. También está diversificando su procucto con iniciativas como el zumo de sandía fashion. La sandía se cultiva incluso en Senegal y lidera el mercado de las sin pepitas de Europa.

Hasta llegar hasta aquí ha habido un largo recorrido. En 2002 nació el proyecto con el propósito de crear un amplio calendario de sandía de máxima calidad, ajustado a las necesidades de los clientes y consumidores, y estableciendo como principal objetivo recuperar la confianza en el consumo de esta fruta. La agrupación (que reúne a 18 entidades de Almería, Granada, Sevilla, Murcia, Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona, Huesca, Ciudad Real y Baleares) promociona su sandía a partir de una marca única con unas normas de obligado cumplimiento, avaladas por todas las empresas asociadas. Además, el Grupo AGF cuenta con la colaboración en I+D de Nunhems, creadora de la semilla que ha dado lugar a este producto premium.

Seguir leyendo »

'Arturus', el camarero virtual que agiliza la atención al cliente

Enrique Sánchez González es un emprendedor autodidacta. Con 50 años y desempleado, se lanzó a la informática por su cuenta hasta que ha logrado diseñar una novedosa aplicación. Su invento sirve para que los camareros de bares, cafeterías, restaurantes, puedan trasladar inmediatamente a la cocina y a la barra del establecimiento los pedidos de los clientes a través del móvil.

"Yo nunca me había dedicado a la informática. Siempre he estado ligado a trabajos relacionados con el comercio internacional. He vendido artículos de China o frutas, verduras y fresas españolas en Inglaterra, y trabajado como camarero, barman y en la plancha de un kiosko, etc. La informática se inició como un hobby y hace unos años me apunté a un curso de diseño de páginas web y administrador de servidores para desempleados. Me gustó y luego me apunté a un módulo de aplicaciones informáticas en un instituto público. Fue trabajando en el kiosko donde nació la idea de crear Arturus", explica este emprendedor, cuyo principal objetivo fue diseñar un programa que facilitara la gestión diaria de un establecimiento hostelero. En el kiosko que regentó, y que la crisis se llevó por delante, conoció los problemas del sector y gestó la idea de poner en marcha Arturus para solucionarlos.

Enrique con el móvil 'Arturus'

Seguir leyendo »

Propuestas locales para soluciones internacionales en algo tan cotidiano como los envases

La internacionalización como motor de crecimiento. Hacer crecer la facturación de la entidad al ritmo que aumenta su presencia en mercados internacionales. Convertir la exportación la base de un éxito empresarial. Aquello de consecuencias lógicas tiene detrás mucho esfuerzo y una vocación exportadora que ha hecho que las ventas de And&Or en el exterior pasen del 30% al 90% de su producción.

Después de 28 años aportando soluciones tecnológicas a medida para la industria de los transformadores plásticos y el envasado, lo que empezó con el desarrollo de las primeras máquinas automáticas de colocación de asas y tapas ha pasado a ofrecer soluciones tecnológicas innovadoras para el sector del envasado y el embalaje a más de 60 países.

Galardonada por Extenda (la Agencia Andauza de Promoción Exterior) con uno de los premios Alas 2013 a la 'Empresa Exportadora', la actividad exterior representa el 85% de las ventas de And&Or, con presencia en los cinco continentes. Su actividad, hace ya más de veinte años, se enfocó a la creación de nuevos equipos, invirtiendo en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) y expandiendo de forma global las tecnologías con más potencial.

Seguir leyendo »

Silos Córdoba, de empresa familiar a almacenar el éxito en mercados internacionales

De empresa local a operar en 45 mercados internacionales. Una facturación multiplicada por 45 en 20 años, tiempo en el que ha sumado un centenar de trabajadores. Nacida en 1975 para facilitar el almacenaje en el sector ganadero nacional, Silos Córdoba lleva su seña de identidad hasta su nueva sede, cuyo principal elemento arquitectónico tomará forma de silo en el parque científico-tecnológico de Rabanales 21. Una seña de identidad que ha sabido exportar con la fabricación y montaje de silos metálicos para miles de proyectos agrícolas y ganaderos de medio mundo.

De trabajar el mercado local o regional a extenderse por varios países desde mediados de los 90 con decenas de oficinas comerciales. Galardón 'Cordobeses del Año' por su trayectoria empresarial, a sumar al 'Premio Alas' de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda) a la internacionalización de la empresa, la entidad carga con todas las fases del proceso de desarrollo, fabricación y montaje de silos, si así lo requiere el cliente. Y si no, facilita la labor hasta explicar con detalle 'Cómo diseñar una planta de silos'. Soluciones personalizadas para el almacenaje de grano y el material ganadero.

No podía imaginar Juan López Liétor, fundador de aquella pequeña empresa en los 70, que Silos Córdoba alcanzaría con trabajo, innovación y competitividad toda una suerte de productos específicos dirigidos a satisfacer las necesidades de almacenamiento de clientes de decenas de países. Ahora es su hijo pequeño, Juan López Regalón, actual director general, quien lleva las riendas del negocio. Ingeniería propia para el montaje de silos e instalaciones, con los medios de fabricación más modernos del sector.

Seguir leyendo »