eldiario.es

9

La tímida relajación del déficit da cierto margen a Andalucía para mantener sus políticas y presupuesto

El tope para 2013 se ha fijado finalmente en 1,58%, tres décimas por encima de lo inicialmente marcado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

No supondrá más dinero para la comunidad autónoma, pero sí que ofrece cierto margen de desvío a la hora de ejecutar el presente presupuesto autonómico y preparar el próximo.

Andalucía defenderá un reparto del déficit entre el 1,7 por ciento y el 2,2% para las comunidades

Andalucía defenderá un reparto del déficit entre el 1,7 por ciento y el 2,2% para las comunidades

Andalucía ha ganado cierto margen de endeudamiento y de déficit -diferencia entre lo que se gasta e ingresa- para este año, lo que a su vez le permitirá mantener sus políticas en materia de salud y educación públicas y programas de lucha contra el desempleo y la exclusión social, pero con matices. El déficit con el que Andalucía está obligada a cerrar el ejercicio de 2013 se ha fijado finalmente en el 1,58% del Producto Interior Bruto (PIB), casi tres décimas por encima de lo marcado el pasado mes de junio para el conjunto de las comunidades autónomas (1,30%). La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, se ha abstenido en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de este miércoles cuando se ha establecido este déficit, que es asimétrico, como quería Andalucía, porque no todas las regiones tendrán las mismas obligaciones.

También se ha fijado en dicha reunión entre el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y las comunidades autónomas el déficit para 2014, que será igual para todas: 1%. En este caso, Andalucía ha votado en contra, entre otras cosas, porque considera que no todas son iguales cuando, por ejemplo, recibe menos financiación por habitante que la mayoría de las comunidades autónomas, y por tanto, cree que no se le deberían imponer las mismas condiciones a la hora de cuadrar sus cuentas.

La primera lectura, según han apuntado desde la Junta de Andalucía, es que el respiro concedido para el cierre del presente ejercicio permitirá mantener sus políticas de lucha contra la crisis en los presupuestos autonómicos de 2014, lo que a su vez rebaja la tensión del PSOE con sus socios de IU, pero sin poder hacer ningún alarde porque los topes de austeridad son muy duros. Los presupuestos autonómicos actualmente en vigor se elaboraron con una previsión de déficit del 0,7%, pero la Junta de Andalucía sabe que está lejos de cumplirlo -tampoco lo consiguió en 2012 cuando se desvío más de medio punto sobre el 1,5% fijado- por lo que reclamaba un margen mayor para 2013. No ha revelado la consejera qué tope de déficit pedía Andalucía para 2013, pero el hecho de que se haya mostrado "moderadamente satisfecha" deja claro que pedía un techo más alto porque sabe que también en este ejercicio es difícil que cumpla con ese 1,58%.

De hecho, aunque los presupuestos autonómicos de 2013 se hayan elaborado con una previsión del 0,7% de déficit, a mitad de ejercicio ya se sabe que no se va a cumplir y eso obligará al endeudamiento, que también en el CPFF ha quedado fijado en un 16,6%, es decir, por encima del establecido para 2012 (15,1%). Por eso, gracias a los casi tres puntos conquistados en el déficit, que se traducen en algo más de 400 millones que podrán desviarse este año en el cumplimiento de sus cuentas (gastar sin haberlo ingresado), y también al aumento de la capacidad de endeudamiento, la Junta de Andalucía tendrá cierto nivel de maniobra, aunque mínimo.

Desde antes de esta reunión, la Consejería de Hacienda y Administración Pública había dejado claro que quería que el objetivo de déficit no fuera igual para todas las comunidades autónomas, igual que tampoco es la misma la financiación por habitante, donde Andalucía es la penúltima región. Lo ha expresado así la propia consejera, que entiende que haya comunidades autónomas -las que cumplieron los objetivos fijados para el pasado ejercicio- que quisieran que el déficit sea igual para todas, pero no lo ve razonable. En este sentido, ha dicho que sería justo "si la financiación por habitante fuera igual para todas las comunidades autónomas, y podríamos entender que discutiéramos de objetivos iguales para todos".

Ya el año pasado, Andalucía incumplió el objetivo de déficit porque cerró el ejercicio de 2012 con el 2,02%, cuando se había fijado en el 1,50%. Con este dato, Andalucía se situó, además, por encima de la media de desvío presupuestario, cuantificada en el 1,73% en el conjunto de comunidades autónomas, algunas de las cuales cumplieron, y otras se pasaron. Esto la había obligado precisamente a presentar un plan de ajuste que este miércoles ha sido aprobado por unanimidad en el CPFF. De todas maneras, desde la Junta de Andalucía han insistido en que la comunidad autónoma está por debajo de la media en endeudamiento actualmente y por eso reclamaba un trato diferencial y que el techo de déficit se estableciera en función de este y otros parámetros y que no fuera igual para todas las regiones. Entre otras cosas, reclama que se tenga en cuenta la población y la mencionada financiación por habitante.


Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha