eldiario.es

9

Felipe Benjumea está desaparecido (judicialmente)

El expresidente de Abengoa ha incomparecido hasta en tres ocasiones en los últimos 15 días ante el Juzgado de lo Mercantil de Sevilla que le había llamado como testigo

Se trata de la demanda de un grupo de bonistas que pide la revisión de determinados aspectos del acuerdo de refinanciación de la multinacional

Las acusaciones particulares de la querella por las indemnizaciones millonarias que investiga la Audiencia Nacional podrían aprovechar para solicitar su inmediato ingreso en prisión por incumplir con sus obligaciones ante la Justicia

La Audiencia inadmite como fianza las pólizas de seguro de Benjumea y Ortega

EFE

Felipe Benjumea, expresidente del consejo de administración de Abengoa, está desaparecido, al menos judicialmente. En los últimos 15 días ha incomparecido hasta por tres veces ante un juzgado de lo Mercantil de Sevilla que le había llamado como testigo para aclarar los pormenores de su salida de la compañía y el acuerdo de refinanciación presentado por la multinacional.

Abengoa cerró el pasado agosto un acuerdo de rescate con sus bancos acreedores y los fondos para la reestructuración de su deuda financiera y su recapitalización, que supondrá una inyección de dinero nuevo al grupo de casi 655 millones de euros. Fue el pasado mes de mayo cuando un grupo de bonistas de Abengoa había solicitado al Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla la revisión de determinados aspectos del acuerdo de refinanciación de la empresa.

Los bonistas, propietarios de más de tres millones de euros de títulos de Abengoa, pusieron de manifesto en su demanda la existencia de aparentes irregularidades en el proceso de refinanciación de la deuda de la empresa, en el que están comprometidos cerca de 9.500 millones de euros.

El caso es que Benjumea había sido llamado para comparecer como testigo en este incidente de impugnacion del acuerdo de refinanciacion planteado por algunos bonistas. La primera vista celebrada al resepcto, en ausencia de Benjumea, fue el 26 de septiembre, la segunda el día 30 y la tercera este lunes 10 de octubre. La próxima cita está prevista a las 16h este viernes día 14 y también está llamado Benjumea como testigo.

Fuentes de los bonistas consideran que "esta falta de colaboración con la justicia de Benjumea choca frontalmente con el compromiso mostrado ante el Juzgado Central de Instrucción de Madrid", que acordó la retirada de su pasaporte y la obligación de comparecer cada 15 días en los juzgados. La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ordenó también hace meses el embargo de varias viviendas, vehículos y el ciclomotor de Benjumea para cubrir la fianza de 11,5 millones de euros que le impuso.

Según apuntan las fuentes, las ausencias judiciales del que también fuera consejero de Iberia o Santander podría llevar a las acusaciones particulares, compuestas también por accionistas de Abengoa que se sumaron a la querella inicial como perjudicados por las actuaciones de los exdirectivos de la multinacional, a solicitar su inmediato ingreso en prisión por incumplir con sus obligaciones ante la Justicia.

El acuerdo de refinanciación

Los demandantes, algunos de los cuales operan desde hace años en el sector de las renovables, consideran que el citado acuerdo no garantiza la viabilidad de Abengoa sino que permite a la empresa, "monitorizada" desde hace meses por las principales entidades financieras acreedoras lideradas por Banco Santander, deprenderse a bajo precio de los principales activos y evitar la intervención de la actividad que ya hubiera supuesto la declaración del concurso de acreedores.

La demanda de los bonistas argumentaba que, según su criterio, la situación de Abengoa se debe no sólo a una posiblemente errónea estrategia de negocio de la compañía sino también al intervencionismo de las entidades financieras que han impuesto a la empresa las líneas de actuación en los últimos años, asumiendo la posición de verdaderos administradores de hecho de la sociedad andaluza.

Indemnizaciones millonarias

En este sentido, está a punto de cumplirse el plazo dado por el titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla que en abril homologó el acuerdo de refinanciación que presentado por Abengoa. El juez, el mismo que está viendo el incidente de impugnación planteado por los bonistas y que entendió que dicho acuerdo era necesario para la continuidad de la empresa, prorrogó hasta el 28 de octubre de 2016 el vencimiento de las obligaciones que afectaban a los acreedores de pasivos financieros que no suscribieron el acuerdo de refinanciación o que mostraron su disconformidad con el mismo.

Benjumea, paralelamente, está siendo investigado desde diciembre en la Audiencia Nacional por las millonarias indemnizaciones que percibieron tanto él como el exconsejero delegado Manuel Sánchez Ortega tan solo unos días antes de que la multinacional sevillana presentara el preconcurso de acreedores. La querella de dos titulares de bonos atribuye a ambos un delito de administración desleal y en el caso de Sánchez Ortega suma otro de uso de información privilegiada.

Por otro lado, la semana pasada, la jueza Lamela retrasó hasta el próximo 21 de octubre la declaración en calidad de investigado, inicialmente prevista para el día 6, del actual presidente de Abengoa, Antonio Fornieles, por su papel en la aprobación de las mencionadas indemnizaciones. La defensa de Benjumea había solicitado la suspensión de su declaración y las de la expresidenta de la Comisión de Nombramientos de la empresa, Mercedes Gracia Díez, y de la vocal Alicia Velarde Valiente.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha