eldiario.es

9

‘Al sur de Guernica’ recrea los bombardeos en los refugios de la guerra civil

Álvaro de Luna, Luisa Gavasa y Elena Furiase ruedan el ‘teaser’ para la ‘ópera prima’ de Silvia G. Argente.

Su objetivo, captar la atención de los inversores.

Rodaje de 'Al sur de Guernica' en los Refugios de la Guerra Civil de Almería

Rodaje de 'Al sur de Guernica' en los Refugios de la Guerra Civil de Almería

Los Refugios de la Guerra Civil de Almería acaban de ser testigos, más de 75 años después, de las mismas tragedias, grandezas y miserias humanas  que se vivieron en aquellas húmedas, terroríficas y  estrechas paredes durante la fratricida contienda, ya que acaban de rodarse las primeras escenas de la película ‘Al sur de Guernica’, que recrea  los bombardeos que sufrió la capital en mayo de 1937 por parte de la flota alemana. Almería fue la última capital de la España republicana en caer en manos del bando franquista. Entre los actores, Álvaro de Luna, el popular ‘Algarrobo’, que vuelve así a las tierras donde rodó varios capítulos de la serie ‘Curro Jiménez’ junto al desaparecido Sancho Gracia.

Hoy en día, los guías de estos túneles subterráneos que circulan paralelos a las principales arterias de la ciudad -con una longitud de más de cuatro kilómetros, por lo que están considerados los refugios más largos de Europa abiertos al público, y entre los más importantes por su magnífica conservación- recalcan a los visitantes en sus explicaciones los dramas que se vivieron especialmente en las escaleras, en las que hubo muertos al ser aplastados por la masa que intentaba salvar su vida entre los estallidos. Los guías también recuerdan anécdotas reales como las protagonizadas por visitantes que en aquellos tiempos eran solo niños y han querido volver, ya abuelos, al lugar que les protegió durante los bombardeos.

Pero sin duda entre las historias más impactantes están las de los visitantes malagueños que sobrevivieron a la huida y la masacre de  la carretera de Málaga -la desbandá- y utilizaron los refugios almerienses. Algunos han querido volver a notar aquel escalofrío tantos años después. Pero también se han emocionado sus familiares, que cuando han sentido realmente lo que es estar bajo tierra, no han podido evitar estremecerse recordando los relatos de sus allegados sobre el terror que sintieron.

Precisamente, escenas similares son las que se han rodado recientemente ya que, según el argumento, Ramón (Álvaro de Luna) y Fina (Luisa Gavasa) eran niños entonces y vivieron la tragedia en primera persona. Ella tenía sólo nueve años y perdió a su madre la noche del bombardeo alemán, cuando ambas huían de las bombas. Como ahora recuerdan los guías, muere aplastada en los tapones humanos que se formaban para escapar. Ramón, que también era un niño, ayudó a Fina a no morir aplastada como su madre y finalmente ambos se casan teniendo dos hijos. Otro de los personajes centrales es Rudolph, un joven que entró con 17 años en el ejército alemán y viajaba como telegrafista del barco que les bombardeaba. Al hacerse viejo, siente la necesidad de visitar los refugios para limpiar su conciencia.

Actores como Elena Furiase, Mario Marzo, Francesc  Pages o Belén Fabra arropan el film. Complicado fue por ejemplo el rodaje del parto casi en la oscuridad de Elena Furiase, debido a la estrechez del espacio. Hoy en día se mantiene a la vista de los visitantes un quirófano que recrea el original utilizado en la época, que se construyó a raíz de la llegada de los refugiados de la carretera de Málaga.

Reclamo

Pero la crisis económica hace que peligre el propio proyecto, ya que las escenas que se han rodado en los primeros días de abril tienen como objetivo servir de reclamo para completar la financiación de la película. Se trata del ‘teaser’, un corto anticipo de dos o tres minutos para demostrar a los posibles inversores que  esta ‘ópera prima’ de la debutante Silvia G. Argente tiene cuerpo, entereza, viabilidad histórica y cinematográfica, aunque el guión no sólo es guerra civil. Hay intriga en el argumento, que arranca en 2007, cuando los niños que vivieron aquellos momentos ya son viejos y el marido intenta cuidar lo mejor posible a su esposa, la misma que vio morir delante de ella aplastada a su madre.

La capital almeriense sufrió 52 bombardeos por mar y aire durante la contienda nacional, con 754 bombas contabilizadas. Los refugios tenían capacidad para albergar a unas 40.000 personas y actualmente forman parte de la Red de Lugares de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía. En las paredes se pueden ver dibujos infantiles grabados en el cemento, como aviones bombardeando,  o nombres de personas que tantos años después han sido reconocidos por familiares. Bancos corridos recorren las galerías, de las que sólo hay abiertas al público menos de un kilómetro. Los refugios se sellaron tras la guerra y se olvidaron, siendo descubiertos casualmente en 2001 durante las excavaciones para construir un aparcamiento subterráneo. Efectos de sonido y audiovisuales del conflicto bélico incrementan la sensación de realismo en algunas zonas a unos nueve metros de profundidad, incluso por debajo del nivel del mar. En otoño, si la financiación se hace realidad, la claqueta sonará realmente para ‘Al sur de Guernica’.



Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha