eldiario.es

9

Medio Ambiente permite a una cementera incinerar plásticos en el casco urbano de Córdoba

La Junta revoca su propia decisión de 2013 por la que paralizó la quema de neumáticos y plásticos en la cementera Cosmos, situada junto a viviendas de la capital cordobesa.

Medio Ambiente no renovó hace dos años la autorización para que la empresa siguiera su actividad incineradora pero ahora la propia Consejería ha atendido las alegaciones de la cementera y le da luz verde para la quema.

La plataforma Aire Limpio, compuesta por una treintena de colectivos vecinales, ampas y ecologistas, que consiguieron entonces la paralización de la actividad incineradora, retoma sus protestas.

La plataforma Aire Limpio se manifiesta contra la incineración de plásticos en la cementera Cosmos de Córdoba.

La plataforma 'Aire Limpio' se manifiesta contra la incineración de plásticos en la cementera Cosmos.

A escasos dos kilómetros de la céntrica Plaza de las Tendillas de Córdoba, a 150 metros de uno de los colegios del distrito de Levante, se encuentra la empresa cementera Cosmos, que hasta el año 2013 tenía actividad como incineradora de plásticos y residuos urbanos. En esa fecha, la presión ciudadana contra esas prácticas y la consiguiente emisión de dioxinas al aire de la ciudad hizo que la Junta de Andalucía no renovara a Cosmos la autorización medioambiental para dicha actividad. Pero este pasado mes de febrero, la propia administración autonómica ha atendido favorablemente las alegaciones hechas por la empresa, dando luz verde de nuevo a la incineración de los materiales.

Fue en 2007 cuando la Consejería de Medio Ambiente otorgó a Cosmos una licencia que le daba cinco años de plazo a la empresa para adaptar sus instalaciones y, de esta forma, cumplir con los protocolos para incinerar residuos, pudiendo proceder a la quema de plásticos en ese tiempo. Cuando ese plazo cumplió, las protestas ciudadanas contra la actividad incineradora provocaron que la Delegación Provincial de Medio Ambiente en Córdoba declarara caducada la licencia. Pero ahora ese permiso, que había quedado inhábil para la quema de plásticos, neumáticos y lodos como combustible para la fábrica, ha sido revocado de facto por una resolución de febrero desde la Viceconsejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Tras esta decisión, la treintena de colectivos vecinales, asociaciones de madres y padres de alumnos de los colegios de los barrios afectados y grupos ecologistas que integran la plataforma Aire Limpio, que en su momento consiguieron la paralización de la actividad de la incineradora, ha vuelto a retomar las protestas en la calle para dar la voz de alarma sobre este asunto y oponerse a la quema de plásticos y neumáticos en pleno casco urbano de Córdoba.

Aire Limpio argumenta su oposición a la incineración de residuos en los hornos de Cosmos por "los riesgos de contaminación ambiental provocados por la quema en dichos hornos de residuos sólidos urbanos, plásticos agrícolas, lodos de depuradora y neumáticos usados, que la cementera quiere utilizar en sustitución del coque de petróleo que se utiliza en la actualidad". Y, en ese sentido, advierten que "la combustión de estos residuos daría lugar a emisiones imposibles de controlar de partículas, metales pesados y elementos químicos organoclorados (derivados de la combustión de compuestos plásticos con presencia de cloro), que son persistentes (no se degradan con facilidad) y bioacumulativos (quedan retenidos en nuestro cuerpo acumulándose), con el consiguiente alto riesgo para nuestra salud".

Los vecinos consiguen una reunión con la Junta para reconsiderar la decisión

Por ello, la decisión que ahora ha tomado la Viceconsejería de Medio Ambiente en contra de la propia decisión de la Delegación en Córdoba en 2013, ha causado "una tremenda sorpresa para Córdoba Aire Limpio sobre todo habida cuenta de la debilidad de los argumentos esgrimidos por el viceconsejero, debilidad que contrasta notablemente con la fuerza de los argumentos utilizados por la delegación provincial para anular la autorización en diciembre de 2013", sostienen. 

Las protestas ante la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba no se han hecho esperar y, de momento, Aire Limpio ha conseguido reunirse con la delegada del Ejecutivo andaluz en la provincia, Rafaela Crespín, quien se ha comprometido a abrir el diálogo entre la plataforma ciudadana y la Consejería de Medio Ambiente. De momento, Crespín ha facilitado que la próxima semana se produzca una reunión entre ambas partes en Sevilla para reconsiderar si se mantiene la autorización de la Junta de Andalucía a la cementera.

En ese sentido, Aire Limpio ha denunciado "el doble lenguaje jurídico y técnico que tiene la Junta en Córdoba y en Sevilla" sobre este asunto y piden que la administración autonómica "se posicione claramente", por lo que también han dirigido un escrito al viceconsejero de Medio Ambiente para solicitar la revisión de la licencia como incineradora de Cosmos.

De la misma manera, y abriendo otro frente para resolver este asunto, la plataforma ciudadana tiene previsto solicitar próximamente al Ayuntamiento de Córdoba que, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, "se declare el emplazamiento de la fábrica fuera de ordenación y se reconozca que allí no se pueden quemar plásticos, neumáticos ni residuos".

La empresa cementera Cosmos se encuentra junto al polígono industrial de Chinales, sobre el cual el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Córdoba ya hace años que no permite el desarrollo de actividades molestas, nocivas o peligrosas, por su cercanía con varios barrios de la ciudad.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha