eldiario.es

9

Libreros piden ser los vendedores exclusivos de libros de texto o establecer idénticas condiciones para distribuidores

"No hay ni pleamar ni bajamar, estamos en un sinvivir, pues cuesta muchísimo mantener las persianas abierta"

El presidente de la Federación Andaluza de Libreros (FAL), Juan García Villadeamigo, ha apuntado que actualmente el sector "está repuntando un poco pero sigue en un sinvivir" y ha pedido medidas en Andalucía para favorecer a las librerías, que podían pasar por que estos establecimientos sean los vendedores exclusivos de libros de texto o que se establecezcan las mismas condiciones para todos los que los vendan.

En declaraciones a Europa Press con motivo del Día del Libro, Villadeamigo ha indicado que el sector "está repuntando", algo "lógico" tras el "descalabro tan gordo que sufrimos años atrás", aunque ha indicado que "la velocidad de crecimiento es muy corta y lenta el sector sigue sufriendo".

"Este es el tiempo que nos ha tocado vivir"!, se ha lamentado el presidente de los libreros andaluces, quien ha pedido que al sector de las librerías "se le tenga más cariño".

Considera que "aún se está en el tiempo de que alguna librería pueda cerrar, pero empezamos a repuntar seriamente y en algo se está amortiguando la caída de años atrás", gracias en parte a la reconversión efectuada en muchas librerías "que se reconvirtieron en otro tipo de negocio".

No obstante, ha lamentado que no se observa un ritmo de crecimiento "fuerte, ni asentado ni seguro, que nos haga ver que esté cambiando de trayectoria". "No hay ni pleamar ni bajamar, estamos en un sinvivir, pues cuesta muchísimo mantener las persianas abiertas y hay un miedo atroz a no poder abrir a la mañana siguiente", ha apuntado.

En ese sentido, García Villadeamigo ha precisado que el daño al sector no es el libro electrónico "que tuvo su pequeño auge", sino la lectura pirateada de Internet. "Cualquiera puede piratear y descargarse un libro, y quien es capaz de cuantificar ese daño", se ha preguntado el presidente de los libreros. Considera que "el verdadero lector no utiliza ese formato, sino que están enganchados al papel".

Sobre la petición a las administraciones de medidas de apoyo, García Villadeamigo ha puesto el ejemplo de Francia "donde llegó un momento en que se sentaron todos los grupos políticos e hicieron una Ley de Protección hacia las Librerías que hoy sigue funcionando, pues hicieron una encuesta y vieron que las ciudades y pueblos con mayores niveles de desarrollo económico y social eran las que tenían mayor número de librerías", por lo que hicieron un plan específico "con apadrinamientos, ayudas a fondo perdido y leyes para favorecer a las librerías".

En ese sentido, ha explicado que en España "se planteó una iniciativa de un grupo de izquierdas de Aragón, a los que se sumaron los grupos, encaminado a que había que cuidar, alentar y patrocinar las librerías, pero se ha quedado en eso, en propuestas varias, sin dinero y sin presupuesto".

Por ello, ha planteado una propuesta "algo más modesta", de forma que pide que en Andalucía "la venta de libros de texto que es el plato de garbanzos de las librerías, se venda en librerías y no pase por otros agentes externos".

"Son nuestros garbanzos y se trata de que seamos las librerías las que vendamos los libros de texto, pues en Andalucía el sistema de gratuidad de 'cheques libros' lo paga la Junta con el dinero de todos los andaluces, y permite que cualquiera tiene facultad para vender libros de texto", ha añadido.

Por ello, ha pedido que los libreros sean "los vendedores exclusivos de esos libros, o al menos que el que los venda, lo haga bajo las mismas condiciones que tenemos nosotros".

Asimismo, la FAL tiene previsto llevar a cabo en la próxima Feria del libro de Sevilla un acto reivindicativo, similar al que tubo lugar el pasado año.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha