eldiario.es

9

Manuel Chaves Nogales, una historia de cine con aroma a imprenta

'El hombre que estaba allí', el documental sobre el periodista sevillano de principios de siglo XX, da el salto de las pantallas a las librerías con un libro a partir de las entrevistas hechas en el rodaje.

Más de 300 personas, entre ellas personalidades de la literatura, han apoyado su publicación mediante crowdfunding o micromecenazgo, en una época de escasez de financiación para la cultura.

Antonio Muñoz Molina sobre él: "En España está Manuel Chaves Nogales, en Inglaterra está George Orwell, y en la Unión Soviética está Vasily Grossman. No hay muchos más".

Chaves Nogales 2

Tras el documental, llega un libro único sobre Manuel Chaves Nogales.

Si todo sale bien, el codiciado busto de Goya reposará en algún lugar de honor de Alma Films, la productora de Luis Felipe Torrente y Daniel Suberviola. La obra completa de Manuel Chaves Nogales (el periodista sevillano de principios de siglo XX que vivió la II República, la Guerra Civil y la II Guerra Mundial), opta a llevarse este tardío homenaje con el documental El hombre que estaba allí. Hasta entonces, todavía le quedan varias citas pendientes, como la presentación, el 18 de diciembre en Madrid, del libro basado en las entrevistas de la película y otros documentos históricos.

Financiado por micromecenazgo, personalidades del mundo de la cultura como Mario Vargas Llosa, Javier Marías, Rosa Montero han decidido mostrarle su apoyo junto a más de 300 personas más a través de libros.com . Olmo Figueredo, coproductor de la película a través de La Claqueta, asegura que "en un momento de recortes en España, el crowdfunding es una buena manera de financiar pequeños proyectos al 100% o poner la primera piedra para que grandes proyectos echen a andar".

Luis Felipe Torrente, codirector de la película, explica que la idea del libro empezó por miedo a perder las entrevistas que habían llevado a cabo durante el rodaje de la película: "Como teníamos un material muy interesante, decidimos pasarlo a limpio y editarlo para que quedara negro sobre blanco". Y es que, según el correalizador de la cinta, "el audiovisual es un medio que impone un estilo condensado y rápido para que cada minuto sea entretenido, pero en cuestiones históricas y biográficas siempre hay gente que demanda una profundidad mayor". El libro era la opción perfecta.

La obra escrita consigue así adentrarse con mayor hondura en las palabras de las personas que trazan el retrato robot de Chaves Nogales. Su hija hace un "esbozo íntimo de la persona y las circunstancias familiares"; Maribel Cintas, su biógrafa, "habla mucho del periodista sevillano"; el escritor Trapiello "lo enmarca en su tiempo"; el periodista Jorge Reverte se centra en el reportero; y el escritor Antonio Muñoz Molina habla del "hombre libre y fiel a sus criterios morales en un momento en el que las circunstancias exigían tomar partido por fascistas o por comunistas".

Precisamente en el libro se hace hincapié en algo que queda fuera de la película, un impactante comentario de Antonio Muñoz Molina: "En España está Manuel Chaves Nogales, en Inglaterra está George Orwell, y en la Unión Soviética está Vasily Grossman. No hay muchos más". Se erige así en un modelo para el periodismo y la sociedad actual.

"Él consideraba básico viajar al sitio, hablar con los protagonistas y contar después lo que había visto y escuchado", describe Torrente. "La postura política puede servir como referente en este momento de decepción con la clase dirigente. Él era partidario del sentido común, la palabra y el diálogo. Sabía que el camino de convertir al prójimo en el enemigo no lleva a ningún sitio", agrega.

En ese sentido, Figueredo destaca, "por un lado, su grandísima capacidad para hacer de la escritura algo aparentemente muy sencillo y, por otro, esa capacidad para no mancharse de esas ideologías de principio del siglo XX a las que sucumbió Europa. Fue una persona razonable y demócrata".

La nominación al Goya sería, por tanto, un homenaje a todo lo que representa o, como dice el propio Torrente, "el Goya sería para Chaves Nogales". Por su parte, Figueredo asegura que le encantaría que "ganara porque sería una manera de que haya más gente que lo escuche, sepa de él y tenga interés en conocerlo".

Tanto Torrente como Figueredo están seguros de que la historia de Chaves Nogales no va a terminar en un documental de 30 minutos. "Su vida da para una película o para una serie entretenida y apasionante. Hay más argumento en cualquiera de sus libros que en muchas de las películas en cartelera", asegura Torrente. Figueredo confirma que están barajando varios proyectos alrededor de su obra: "Queremos hacer algo de largo formato. Su obra es tan rica que el problema es decidir con qué idea te quedas. No sabemos bien con qué empezar. Ficción, documental, híbrido, libro, transmedia. Queremos seguir buceando en su vida y obra".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha