eldiario.es

9

Andalucía Andalucía

El día a día de PROEM-AID

El 2 de septiembre de 2015 los medios de comunicación mostraron una imagen que dio la vuelta al mundo

El día a día de PROEM-AID

Proemaid Lesbos 2016 Foto Oscar Vifer.

Nuestro día a día transcurre entre sirenas atendiendo a las emergencias que ocurren a lo largo y ancho de nuestro país. Nuestros camiones rojos precedidos del sonido de las sirenas y el relampaguear de las luces prioritarias son nuestras señas de identidad. La gente reconoce y valora el trabajo de los bomberos y nos sentimos realizados y orgullosos de hacer nuestro trabajo. El día 2 de septiembre de 2015 los medios de comunicación mostraron una imagen que dio la vuelta al mundo. La imagen de un pequeño de tres años que apareció ahogado en una playa turca. La fotografía impactaba por su crudeza, el niño con camiseta roja y pantalones cortos, boca abajo, conservaba aún sus dos zapatos. La cara sobre la arena, vuelta en dirección al mar y las olas sobre su cabeza. Sin chaleco salvavidas. Se llamaba Alan Kurdi. El pequeño de tres años murió ahogado cuando intentaba alcanzar las costas de la isla griega de Kos con su familia huyendo de la guerra en su país. Junto a Alan, murieron su hermano y su madre también. El mar devolvió su cuerpo para despertar a mucha gente, para remover conciencias adormecidas y para poner encima de la mesa el gran problema de lo que se llamaría crisis de los refugiados. Como respuesta a esta situación de emergencia humanitaria nace PROEM-AID (Professional Emergency Aid), un asociación española sin ánimo de lucro formada por profesionales en activo de las emergencias como bomberos, sanitarios, etc. que prestamos nuestra ayuda profesional de manera voluntaria y altruista. Utilizamos nuestros días de vacaciones o realizamos cambios de guardia para tener los días necesarios que dura cada misión.

Proyecto Lesbos

Nuestros equipos se trasladaron a finales del año 2015 a la isla griega de Lesbos y allí en coordinación con los guarda costas y el resto de ONG en la zona participamos en el rescate de cientos de personas todos los días. Hombres, mujeres y niños de todas las edades, ancianos personas con discapacidad venían hacinados en aquellas precarias embarcaciones. A mediados de enero de 2016, Manuel, Quique y Julio, tres de los bomberos que componían el equipo que trabajaba en la isla fueron detenidos cuando acudían junto a una ONG danesa a una llamada de rescate. Puestos en libertad, fueron acusados de tráfico de personas en grado de tentativa. En 2018, se celebró el juicio y salieron absueltos y libres de todo cargo. Fueron años muy duros para ellos y sus familias. Hay que decir que desde la detención los equipos de PROEM-AID siguieron trabajando en la isla sin ningún tipo de incidente hasta el verano de 2017 en el que se cerró el proyecto de rescate en Lesbos. Conviene recordar que desde el acuerdo UE-Turquía el flujo de llegadas a las islas se redujo.

Proyecto Agua

En verano de 2016, en una vista al centro de acogida de Pikpa gestionado por la ONG griega Lesvos-Solidarity, uno lo de los voluntarios de Proem-aid descubrió con asombro unos dibujos que estaban colgados en las paredes. En ellos los niños representaban su experiencia con el mar. Lo dibujaban oscuro, con náufragos y en algunas ocasiones con cuerpos flotando. La filosofía del proyecto agua es la de la reconciliación de los niños y niñas con el mar. Todos los veranos desde 2016 hasta ahora el proyecto agua se viene desarrollando en las playas de Lesbos. Al principio, las clases iban dirigidas a los niños y niñas de Pikpa, pero después estas se fueron ampliando debido a la excelente acogida que tuvieron. Mujeres solas o con sus hijos, adolescentes, adultos con discapacidad y personas pertenecientes al colectivo LGTBI+ se han ido sumando al proyecto agua. Empezamos con 16 niños en 2016 y ahora, en 2019, atendimos a 256.

Proyecto Life

Se trata del nuevo Proyecto de PROEM-AID. Para ello el viejo Seafuchs (barco donado por la organización alemana Sea-Eye) se rebautizará como LIFE y dejará de ser un barco de rescate para tener otros usos más acordes con los tiempos que corren. 

En este sentido, el LIFE se convertirá en buque escuela para la formación en emergencias, en lugar de concienciación y en espacio expositivo fundamentalmente.

No solo será cambiar el nombre del barco sino que será una transformación en el uso del mismo manteniendo el espíritu y la memoria de las personas que fueron salvadas en él y aquellas que perdieron su vida en el mar.

Proyecto Mediterráneo

Existen tres rutas en el Mediterráneo por las que las personas inmigrantes intentan alcanzar las costas europeas y que utilizan los traficantes: la oriental, desde la costa de Turquía hasta algunas de las islas griegas más cercanas; la del Mediterráneo central desde las costas libias y la denominada frontera sur desde el norte de Marruecos hacia la península ibérica. La ruta del Mediterráneo central es especialmente peligrosa por las grandes distancias que hay desde las costas Libias hasta Lampedusa o Malta. En esta zona también estuvimos trabajando en el proyecto Lifeline y efectuando rescates, actualmente coloboramos con un ONG alemana y participamos como tripulación y como apoyo logístico en tierra del barco Alan Kurdi. Paradojas del destino, Proemaid nació como consecuencia y respuesta a la imagen del pequeño Alan y actualmente navegamos en un barco que lleva su nombre y cuya misión es salvar vidas en el mar.

Actualmente, la situación en el Mediterráneo es complicada ya que oficialmente no hay ninguna misión de rescate. Son las organizaciones no gubernamentales las que están asumiendo este papel, con las consecuencias que ello supone para las propias organizaciones y para las personas rescatadas. La protección internacional de los Derechos Humanos y el deber del rescate en el mar contemplado en el Derecho del Mal están en entredicho en las aguas del Mediterráneo.  Como bombero puedo decir que si no apagamos un conato de incendio en una casa, el fuego se propagará sin remisión por la misma y se convertirá en un incendio que destruirá la vivienda por completo y causará quemaduras o incluso la muerte a sus ocupantes si estos no son rescatados a tiempo. Lo mismo ocurre con las personas que nos encontramos en el mar en esas precarias embarcaciones, abarrotadas de personas, sin apena agua ni víveres y con escaso combustible. En esas condiciones son náufragos potenciales, y si nadie lo remedia desaparecerán como tantos otros en las aguas del Mediterráneo. 

Manuel Blanco, mando provincial de bomberos y cofundador y vicepresidente de PROEMaid

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha