eldiario.es

9

Ordenadores de hasta 20 años gracias al software libre

La Universidad de Granada recoge equipos obsoletos de facultades y particulares con los que monta nuevos para donarlos a diferentes colectivos.

Una de sus últimas iniciativas ha sido equipar parte del Instituto de Matemáticas universitario y realiza una campaña aproximadamente cada dos meses.

Un técnico de la Oficina de Software Libre arregla un equipo. Foto cedida por Manuel Cogolludo

Un técnico de la Oficina de Software Libre arregla un equipo. Foto cedida por Manuel Cogolludo

Los dueños piensan que no sirven, pero la vida de los ordenadores es mucho más larga de lo que les gustaría a las grandes compañías. "Hasta 15 e incluso 20 años si se sabe mantener ", afirma Juan Julián Melero, director de la Oficina de Software Libre de la Universidad de Granada (UGR). El profesor del departamento de Arquitectura y Tecnología de Computadores asegura que "lo que para una empresa se queda obsoleto en cuatro o cinco años, para un usuario medio puede durar hasta tres veces más". El secreto está en contar con un software libre y mantener sus componentes.

La Universidad de Granada se ha convertido desde hace un par de años en el modelo a seguir para reducir costes en material informático. Lo que comenzó siendo una pequeña campaña basada en el eslogan  "Portátiles por camisetas" es actualmente uno de los centros de reciclaje de material informático más importantes de Andalucía. Cada año este centro recoge aproximadamente 300 ordenadores, más otros cien objetos entre impresoras y proyectores. La mayoría de sus donantes son las facultades, que ven como su material se queda antiguo en despachos y oficinas, pero que puede tener aún utilidad para otros menesteres. "Ahora mismo", dice Melero, "tenemos en el almacén unos 200 ordenadores, de los cuales 80 son aprovechables".

Así, siguiendo esta filosofía, la Universidad de Granada ha estrenado este curso su Instituto de Matemáticas, un referente en la materia a nivel europeo, que está equipado con 25 ordenadores reciclados y de software libre. "Necesitaban herramientas y la orden es reducir costes por lo que era la solución perfecta", explica el profesor. En total, en dos años, esta oficina universitaria ha entregado gratuitamente a diferentes colectivos  230 ordenadores de sobremesa, 25 portátiles, 20 proyectores y 113 impresoras.

Cada dos meses aproximadamente la Oficina de Software libre abre una campaña de donación en la que pueden participar todo tipo de asociaciones. "Con el entorno Linux puedes tener acceso a aplicaciones de ofimática, navegadores, dibujo… Hemos preparado equipos con programas para estimulación cognitiva para gente con Alzheimer, clases de ofimática para parados, temas de accesibilidad… Se pueden cubrir todas las necesidades y no estás encadenado a entornos como Windows, que te obligan a comprarlos y actualizarlos cada cierto tiempo con el coste que ello supone". El software libre además evita, según el experto, "el problema de los virus y permite arranques más rápidos". La Universidad completa la entrega de material con un taller de sobre este sistema, cómo hacer tareas básicas o instalar programas.

Mantenimiento gratuito

La asociación Pides está encantada. "Hemos recibido 10 ordenadores, un proyector y un portátil que se están usando en la prisión de Albolote para dar apoyo a talleres de inserción laboral, en la biblioteca, para la elaboración de la revista de los presos…", explica Antonio Pérez, coordinador de los proyectos. "Consideramos", continúa, "que es un material básico al que de otra forma no hubiéramos podido acceder y que funciona perfectamente". María Jesús García, trabajadora social de Aldaima, entidad que gestiona los Programas de Acogimiento Familiar de Menores de la Junta de Andalucía en Granada, explica como con los ordenadores que recibieron abrieron las puertas a la informática a los niños y a los entornos con los que trabajan. Al igual que en Calor y Café, que calculan que, de los dos ordenadores y las dos impresoras que han recibido, se beneficiarán los cien usuarios que semanalmente atienden en sus instalaciones.

"Nunca sabes exactamente cuánto va a durar el material que entregamos, pero entre cuatro o cinco años con un uso normal", apunta Manuel Cogolludo, uno de los técnicos de esta oficina universitaria, que también ofrece un servicio de reparación y mantenimiento gratuito. "La verdad es que es muy ilustrativo ver como con las piezas de elementos, que supuestamente no sirven, construimos ordenadores perfectamente utilizables durante años".  La próxima convocatoria será en abril.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha