eldiario.es

9

Susana Díaz despeja el camino para un adelanto electoral: "No hay estabilidad"

"Es evidente que esa estabilidad no es la que tenemos en estos momentos", apunta la presidenta cuando se han disparado las especulaciones sobre un posible adelanto electoral. 

IU intenta que no sean usados como excusa para la convocatoria: "Lo tendrá que explicar quien ha empezado este debate, y no hemos sido nosotros", dice Antonio Maíllo.

El PSOE-A cree que falla la confianza para garantizar la estabilidad

El camino para un posible adelanto electoral en Andalucía –se baraja el mes de marzo para que las autonómicas no coincidan ni con las municipales, ni con las catalanas y con las posibles generales que tienen copado el resto del año– se ha despejado todavía más este lunes, después de que el PSOE-A haya exhibido su pérdida de confianza en IU y haya culpado a sus socios de contribuir a la inestabilidad. "Si esa estabilidad existe, no tendrá por qué haber adelanto electoral [...]. Es evidente que esa estabilidad no es la que tenemos en estos momentos", ha dicho la secretaria general del PSOE-A y presidenta de Andalucía, Susana Díaz, que es quien tiene la potestad para convocarlas. Hasta el 27 de enero le salen estos plazos. 

Es la primera vez que Susana Díaz se pronuncia de manera tan tajante reconociendo que, en su opinión, la relación con IU en el seno del Gobierno de Andalucía no marcha bien, y pese a haber insistido en que su voluntad continúa siendo agotar la legislatura, que en plazo acabaría en 2016. Lo ha dicho durante una visita que ha realizado a Jerez de la Frontera (Cádiz), en declaraciones recogidas por la agencia Europa Press.

En términos parecidos se ha pronunciado el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, quien cree que IU ha introducido ingredientes que desestabilizan. Textualmente ha dicho que "se han abierto una serie de elementos que ponen en duda si los dos partidos pueden dar, en igualdad de condiciones, estabilidad al Gobierno de Andalucía", en referencia a la asamblea que celebró IU en diciembre de 2014 para hacer balance del pacto con el PSOE-A y donde se resolvió convocar un referéndum entre sus militantes si en junio no se habían cumplido cinco compromisos legislativos muy concretos: leyes de agricultura, banca pública, renta básica y violencia de género, y garantía de suministros básicos (luz y agua) para las familias sin recursos, este último no incluido en las medidas ratificadas por los dos partidos. Pero el PSOE-A no quiere condiciones extra más allá de cumplir el pacto.

Este lunes por la tarde está prevista la reunión del comité de enlace entre los dos partidos para abordar esta crisis. Lo que han dejado claro en el PSOE-A es que no están dispuestos a mantener este escenario porque, reconocen fuentes del partido, la situación será todavía peor cuando sean las elecciones municipales de mayo. Las mismas fuentes han insistido en que no van a permitir lo que han calificado de "show", por entender que IU está jugando a dos bandas: en el Gobierno y haciendo oposición de cara a evitar perder su espacio electoral, básicamente por la irrupción de Podemos. 

Sin embargo, IU tampoco quiere que la presidenta los use como excusa para construir el relato que justifique ante los andaluces la necesidad del adelanto electoral. En opinión de su coordinador regional, Antonio Maíllo, "los andaluces no entenderían" que hubiera un adelanto electoral porque "no hay razones" para ello, especialmente porque la Junta de Andalucía ya tiene aprobado el trámite más complejo, que son los presupuestos autonómicos para este año, perfectamente prorrogables por unos meses hasta que llegue la fecha prevista en 2016.  "Lo tendrá que explicar quien ha empezado este debate, y no hemos sido nosotros", ha insistido el líder de IU.

No obstante, en el PSOE-A no comparten que no haya sido IU la que ha empezado, y la acusan de poner puntualmente en jaque el Gobierno de Andalucía propiciando estos debates, y donde la cuestión del referéndum ha sido la gota que ha colmado el vaso. En el comité de enlace se le va a pedir a IU que solucione esa cuestión o no habrá manera de garantizar que continúen de la mano. Pero ¿va IU a renunciar a una decisión ratificada en su asamblea?

Reunión del martes

En este contexto, el número dos del PSOE-A ha querido recalcar que no es una estrategia de su partido para romper a toda costa, intentando con ello desvincular de este debate el hecho de que la presidenta haya convocado para este martes a los ocho secretarios provinciales de la formación. En este sentido, Juan Cornejo se ha mostrado "sorprendido por el nivel de foco que se ha puesto encima de la reunión ordinaria y fijada hace unos 10 días". Ha recordado que están convocados los secretarios generales y sus números dos en las ocho provincias para preparar todo el trabajo de cara a las municipales, "igual que el sábado 24 habrá un encuentro en Sevilla" en un hotel con los candidatos para esos comicios. "Lo están haciendo otros partidos y no ocurre absolutamente nada", ha remarcado.

"El adelanto electoral no tiene por qué abordarse", ha dicho sobre el contenido de la cita, si bien no lo ha descartado. Ha reiterado que la competencia es de la presidenta. "Le compete a ella. Ningún órgano del partido va a decidir eso", ha continuado cuando se le ha preguntado sobre la agenda de dicha reunión, igual que se ha reservado para sí lo que haya podido hablar con la presidenta sobre este asunto.

"Como partido que es, el PSOE-A tiene que estar analizando la situación política siempre, ha dicho Juan Cornejo, en referencia a las últimas palabras de Susana Díaz, sobre un posible adelanto electoral. En opinión del número dos del PSOE-A, la estabilidad no puede quedarse en palabras, por lo que ha reprochado a IU que no esté contribuyendo a ello. "Una cosa es dar estabilidad y otra cosa es quererla", ha reflexionado.

De todas maneras, ha evitado pronunciarse sobre las declaraciones de Antonio Maíllo instando a dejarse de discrepancias y ponerse a trabajar, intentando aligerar con ello la carga de responsabilidad sobre la coalición de izquierdas en una posible ruptura del pacto. Cree que el PSOE-A no ha hecho ninguna declaración que vaya en contra de la estabilidad, cosa que sí le ha reprochado a sus socios, poniendo el ejemplo del viaje a los campamentos de refugiados saharauis promovido por el vicepresidente Diego Valderas (IU) y vetado por la presidenta, igual que previamente se había referido a la cuestión del referéndum.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha