eldiario.es

9

Patronal y sindicatos de hostelería de Málaga llegan a acuerdo a dos días del inicio de las movilizaciones

Los salarios subirán el 4,5% hasta el final de 2017, en cuatro tramos anuales.

El nuevo convenio contempla la jornada irregular de nueve horas diarias durante los meses de temporada alta para trabajadores fijos o fijos discontinuos.

Patronal y sindicatos de hostelería alcanzan un preacuerdo y garantizan la paz social hasta 2017

Apenas dos días antes de que los trabajadores comenzaran las movilizaciones, los sindicatos y la patronal de hostelería llegaron este miércoles a un acuerdo que disipa los nubarrones de huelga que amenazaban la provincia de Málaga en plena temporada de verano. El acuerdo desbloquea unas negociaciones encalladas durante un mes, aunque todavía debe ser ratificado en una asamblea sindical conjunta que se celebrará el viernes. El salario de los trabajadores se incrementará un 4,5% al cabo de cuatro años, una cifra cercana a lo que demandaban inicialmente. También los sindicatos han cedido, y el nuevo convenio recogerá una vieja reivindicación de la patronal: la posibilidad de ampliar el número de horas de trabajo diario durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, bajo ciertos requisitos.

Representantes de Comisiones Obreras y UGT, por parte de los trabajadores, y de AEHMA y AEHCOS, por parte de la patronal, retomaron el martes las negociaciones rotas hace dos semanas. Negociaron durante todo el día, sin acuerdo, y durante toda la mañana del miércoles. A media tarde, Lola Villalba (CCOO) y Mónica Palomo (UGT) informaron del preacuerdo. La actualización salarial, el principal escollo que los sindicatos se levantaran de la mesa a comienzos el 2 de julio, ha quedado fijada en el 4,5%, en cuatro fracciones anuales (0,75% este año, 1% en 2015, 1,25% en 2016 y 1,5% en 2017). Los sindicatos exigían que parte de la mejora que ha experimentado el sector turístico durante el último año se viese reflejada en su salario, y comenzaron exigiendo el 5% de subida en tres años. "Por lo menos, que los trabajadores vean que se han sacrificado por algo durante estos años; están los hoteles llenos hasta la bandera y las cargas de trabajo son excesivas.  Pedimos parte de la mejora, no parte del pastel", explicaba Villalba a comienzos de julio. La patronal ofrecía ofrecía inicialmente un convenio de tres años de duración, con subidas del 0,75% (a partir de julio de este año), 0,85% (desde abril de 2015) y 0,95% (desde abril de 2016). Esta propuesta fue calificada como "ofensiva" por los sindicatos.

La jornada laboral ascenderá a 1.800 horas anuales, que los empresarios podrán distribuir de una forma más flexible de la que lo hacían hasta ahora: habitualmente se trabajará 40 horas semanales, con dos días ininterrumpidos de descanso, pero el nuevo convenio recogerá la jornada irregular, en contra de las posiciones iniciales de los sindicatos, que veían en esta figura una puerta de entrada a los abusos laborales. La jornada irregular permite la distribución de las horas de trabajo a lo largo del año en función de las necesidades de la empresa. El acuerdo contempla esa opción, pero marca límites taxativos: nueve horas de trabajo diario únicamente durante los meses de temporada alta (junio, julio, agosto y septiembre) y con un preaviso mínimo al empleado de cinco días. La jornada irregular solo podrá aplicarse a trabajadores fijos o fijos discontinuos a jornada completa, de modo que quedan excluidos los eventuales. Tampoco será aplicable a los departamentos de limpieza.  "Imagina hacer 60 baños, 60 terrazas… Donde se pueda llegar a acuerdos, que se llegue, pero no queremos que los excesos del sector los plasmemos en un papel y los hagamos legales", comentaba Villalba cuando se rompieron las negociaciones.

La tercera gran pata del acuerdo es la posibilidad de que los ayudantes de cocina y sala asciendan de categoría a cocinero y camarero con una fórmula en la que se contempla su experiencia. Para todos ellos, el acuerdo prevé una subida salarial progresiva de aplicación inmediata y una actualización de su categoría a partir de 2015, en 15 meses o tres temporadas.

El nuevo convenio colectivo de la hostelería de la provincia de Málaga afecta a unos 70.000 trabajadores, y será aplicable retroactivamente desde el 1 de enero, hasta el 31 de diciembre de 2017. La protesta frente a la sede de AEHCOS (la patronal hotelera que ha llevado el peso de la negociación), convocada para este mismo viernes, ha sido cancelada. No hay acuerdo aún en la negociación de los convenios de Huelva, Granada y Jaén.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha