eldiario.es

9
Menú

La consejera de Educación promete mejorar este año la climatización en más de 200 centros escolares públicos

La consejera de Educación plantea la eliminación de las aulas prefabricadas que se han convertido en "parte del centro" de aquí a tres o cuatro años

Gaya defiende el papel del profesorado y el "esfuerzo" que ha hecho la administración andaluza pese a "los recortes del Gobierno central y de la Lomce"

- PUBLICIDAD -
Gaya

Gaya, durante su intervención este lunes

Después de que el pasado verano la Consejería de Educación tuviera que acometer un plan de choque para climatizar de forma urgente medio centenar actuaciones en diversos centros escolares públicos de Andalucía, al titular del departamento, Sonia Gaya, ha anunciado este lunes que el Gobierno andaluz llevará a cabo durante este año más de 200 actuaciones urgentes en igual número de colegios para mejorar la climatización.

Las protestas vividas en determinados centros ante las "cada vez más extremas temperaturas", la Consejería asegura que va a ejecutar un plan "de más calado" en aquellos lugares donde sea más necesario acometer actuaciones. "Es un tema que no vamos a dejar", ha dicho Gaya, que ha repasado durante el desayuno informativo del Forum Europa las políticas de su departamento por la modernización y calidad de la educación, sin renunciar a la igualdad de oportunidades, según ha asegurado.

Gaya ha explicado que, tras una primera inversión de diez millones de euros para para resolver el pasado verano lo urgente e inaplazable, junto a otros 15 de la Agencia de la Energía de la Consejería de Empleo, las actuaciones se volverán a dirigir a más de 200 centros después de una auditoria en los centros andaluces en los que se han puesto de manifiesto las carencias más urgentes, que es donde la Junta va a ir desarrollando el nuevo plan previsto para 2018, principalmente para edificios más antiguos y poblaciones más calurosas o frías.

También en el sentido de mejorar las infraestructuras educativas, la consejera, a preguntas de los presentes, ha considerado que la eliminación de aulas prefabricadas entra dentro de los objetivos de la Junta pero diferenciando las que se instalan de manera temporal por obras o reformas de las que se han convertido en parte del centro a lo largo de los años. "Esas no se pueden permitir", dibujando un horizonte de tres o cuatro años para su eliminación defitiva, al menos en el segundo sentido.

Una vuelta al PISA

En un ámbito más genérico, Gaya ha hecho referencia a los sucesivos informes PISA que no dejan en buen lugar a la educación andaluza, señalando al respecto que no sólo se debe atender al rendimiento académico sino al trabajo de socialización, entre otras cuestiones. "Me preocupa más la tasa de abandono escolar o fracaso escolar", ha dicho, apostando en su discurso que en dicho informe debería incluir otras variables además de evaluar al alumnado, como se está planteando la OCDE, según ha remarcado.

La consejera, en esa línea, ha afirmado que hay que seguir avanzando en educación porque "nos urge dar más y mejores respuestas y soluciones a las nuevas necesidades del siglo XXI". En este sentido, ha subrayado que la modernización de la educación es necesaria pero sin olvidar la equidad e igualdad de oportunidades, "principios irrenunciables que se han convertido en las señas de identidad del sistema educativo andaluz, tal y como lo avalan los propios informes internacionales", según ha remarcado.

Gaya ha defendido el papel de los docentes y el esfuerzo que ha hecho Andalucía, pese a "los recortes del Gobierno central y de la Lomce", por querer afianzar un modelo educativo que favorece tanto la igualdad de oportunidades como la conciliación familiar. En ese punto se ha referido al programa de gratuidad de libros de texto, que desde que se implantó ha beneficiado a más de 8'5 millones de alumnos con una inversión que supera los 800 millones de euros, el transporte escolar gratuito para más de 97.000 estudiantes de enseñanzas obligatorias y postobligatorias o el comedor escolar que beneficia a  más de 195.000 usuarios de los cuales más del 50% lo hacen de manera gratuita, según ha cifrado.

Gaya ha destacado también el sistema autonómico de becas, "el más potente y completo del país, que desde el Gobierno andaluz ha seguido potenciando a pesar de los años de crisis". Estas son la Beca 6000, que facilita la permanencia en el sistema educativo al alumnado que ha finalizado la ESO y que desde que comenzó a concederse ha contribuido a que alrededor de 65.000 estudiantes hayan conseguido realizar sus estudios postobligatorios; la Beca Andalucía Segunda Oportunidad específicamente dirigida al sector de población afectado por el abandono educativo temprano y que desde su implantación ha sido concedida a cerca de 2.000 jóvenes y la Beca Adriano destinada a atender al alumnado que quede excluido de la convocatoria de becas de carácter general del Ministerio por no haber alcanzado la calificación de 5,5. Desde su implantación ha sido concedida a cerca de 3.500 alumnos y alumnas.

'Repensar la Primaria'

En cuanto a la escolarización temprana, Gaya ha dicho que Andalucía es una de las comunidades que mantiene un índice de cobertura del Primer Ciclo de Infantil más alto, superando incluso el fijado por la UE. Este curso se han ofertado más de 113.000 plazas para menores de tres años y destina un presupuesto de 184,7 millones de euros para bonificaciones a las familias. Para Sonia Gaya, también Andalucía es un referente de escuela inclusiva por la atención que ofrece al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo y está a la vanguardia en el modelo de educación intercultural, con casi 94.000 alumnos de origen extranjero en nuestras aulas.

Entre los proyectos a los que más ha hecho referencia se ha situado, también a preguntas del foro, la iniciativa 'Repensar la Primaria' que va a permitir debatir primero para después mejorar aspectos fundamentales tanto en Infantil como Primaria y se está preparando un portal de buenas prácticas educativas, en el que se podrán encontrar centros que son referentes para que puedan servir de guía en los nuevos retos que hay que afrontar.

En el caso de la competencia tecnológica, la consejera ha explicado que estos elementos están dejando de ser de apoyo para convertirse en parte nuclear de los procesos educativos y que serán un elemento clave para que el alumnado pueda afrontar los retos del futuro. Por ello, además de dotar a los centros de acceso a redes de banda ancha ultrarápida, de reforzar en el currículo la competencia tecnológica y de definir un modelo de aulas digitales eficientes y sostenibles, continúa la formación a los docentes en los diferentes usos de las TIC. Además, también se cuenta con el "inmenso talento" de la plantilla de profesorado para generar contenidos de calidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha