eldiario.es

9

La Iglesia registró hace un año como marca comercial el nuevo nombre que da a la Mezquita-Catedral

El Cabildo registró en enero de 2015 la marca Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba, nombre que empleará a partir de ahora para designar al monumento

Tras varios años denominándolo solo como Catedral en todos los folletos y documentos de difusión turística, el Cabildo ha recuperado el nombre de la Mezquita tras un requerimiento de la Junta de Andalucía

Sobre la gestión y la titularidad del monumento, el Cabildo es claro: "¿Quién gestiona su casa? El que es dueño de su casa. El dueño y titular es el Cabildo, por lo tanto, la Iglesia de Córdoba"

Presentación de la nueva denominación del Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba.

Presentación de la nueva denominación del Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba.

El Cabildo Catedral ha presentado este jueves su nueva imagen corporativa, con los folletos y otros soportes de difusión turística de la Mezquita Catedral donde aparece ya la nueva denominación que le dará al monumento: Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba. Después de varios años nombrando al templo sólo con el término Catedral y abierto el debate en la ciudadanía y en instituciones sobre el nombre, la gestión y titularidad del monumento, el Cabildo rectifica ahora y vuelve a incluir el término Mezquita por el que el monumento es mundialmente reconocido.

No obstante, la Iglesia ya registró como marca comercial hace un año esa nueva denominación del monumento. En enero de 2015, el Cabildo solicitó el registro en la Oficina de Patentes y Marcas de la denominación Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba, y en mayo de 2015 quedó registrada a su nombre como marca.

No fue la única denominación que el Cabildo registró como marca comercial del monumento. Hizo lo mismo en 2012 con ‘Mezquita de Córdoba’ y en 2015 con ‘Mezquita Catedral de Córdoba’, ‘Conjunto Monumental Catedral, antigua Mezquita de Córdoba’ y ‘Catedral antigua Mezquita de Córdoba’.

Con esos registros en la Oficina de Patentes y Marcas, la Iglesia se hizo así con los derechos de explotación de todos los nombres que se utilizan para referirse al emblemático edificio cordobés Patrimonio de la Humanidad, el segundo monumento más visitado de Andalucía -con 1,6 millones de turistas recibidos en 2015- que la Iglesia inmatriculó a su nombre en el Registro de la Propiedad hace ahora una década por 30 euros gracias a la anterior Ley Hipotecaria.

La modificación del término Catedral por el de Conjunto Monumental Mezquita-Catedral llega ahora después de que el pasado mes de febrero la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía requiriera al Cabildo que devolviera su nombre al monumento en todos los documentos de difusión del mismo: las señales informativas en el edificio, los folletos informativos y en su página web. No obstante, el portavoz del Cabildo, José Juan Jiménez, mantiene que “el nombre no es el problema” y reivindica que “no podemos obviar bajo ningún concepto que es la Catedral de Córdoba”.

Valor del pasado islámico del monumento

En ese sentido, el Cabildo ya ha anunciado que también la nueva web del monumento –aún en proceso de cambio- incorporará el cambio de nombre en su dirección URL: www.mezquitacatedraldecordoba.es aunque también se mantendrá la actual www.catedraldecordoba.es

Además, el nuevo folleto informativo para los turistas sobre el monumento recupera en sus textos “la arquitectura islámica” del edificio, valorando “la que fue gran mezquita omeya de Occidente” y su “esplendor califal”, un pasado histórico que había sido borrado en los anteriores folletos.

No obstante, el mensaje del Cabildo sobre la gestión y la titularidad del monumento que se reclama pública desde sectores de la sociedad, algunos partidos políticos y la Plataforma por una Mezquita-Catedral Patrimonio de Todos, es tajante: “¿Quién gestiona su casa? El que es dueño de su casa. El dueño y titular de la Catedral de Córdoba y del Conjunto Monumental de la Mezquita-Catedral es el Cabildo de la Catedral de Córdoba, por lo tanto, la Iglesia de Córdoba. Quien es el dueño es quien gestiona”.

Y dentro del debate abierto, el portavoz del Cabildo ha querido enviar un mensaje a los defensores de la titularidad pública: “Animo al que quiera que coja la vía jurídica y punto. Y dejemos de dar ya titulares para perder el tiempo y desviar la atención. Pónganse en serio y vayan ustedes, pero dejen ya de confundir a la ciudadanía”.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha