eldiario.es

9

Debajo de la alfombra del Gobierno andaluz

El nuevo Gobierno andaluz delante de la fachada de San Telmo

Con el paso del tiempo, los gobiernos que en campaña electoral prometieron a su parroquia una Arcadia feliz suelen ir desdiciéndose de algunos de sus anuncios, al darse de bruces con la realidad de la falta de recursos y la maraña del universo administrativo. Incluso existe cierto margen de tolerancia por parte de la ciudadanía para este tipo de incumplimientos: sabemos que los políticos en su pelea por el voto suelen recurrir a mensajes simplones y, a menudo fantasiosos, sobre su capacidad de gestión y las infinitas virtudes de sus respectivas varitas mágicas.

Lo que no es tan habitual o, por lo menos, no lo era (que cada día nos desayunamos con un nuevo ismo político), es que a los electores se les apee de la nube de los compromisos adquiridos de un zarpazo, y prácticamente a pie de urna.

Nada más llegar, el flamante Gobierno andaluz ha aclarado que ni bajada masiva de impuestos, ni creación de 600.000 empleos. Ni -por citar ejemplos menores- va a cerrar el grifo del pago de los alquileres para altos cargos, que suscitó tantos vituperios; o se deshará de los supuestos miles de enchufados que, según nos han martilleado durante lustros, habían devorado cual carcoma el armazón de la Junta hasta dejarlo en cuatro mondadientes.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Perplejo ante la perplejidad

Pablo Casado y Juanma Moreno, este sábado, en Granada.

No les voy a recomendar que se lean la obra filosófica cumbre de Maimónides. Es dura. Pero me gusta su nombre, “Guía de Perplejos”. El sabio andalusí nació en Córdoba pero murió en el exilio, como tanto andaluz  ante la intolerancia. Hoy, para el rabino judío cordobés,  la vida se le habría puesto difícil; al menos, se libró de la reconquista, cosa que parece que los andaluces de hoy tenemos difícil, entre la extrema derecha a caballo y la derecha extrema en el AVE de Pablo Casado, que empezará por Granada, dice. 

Me gusta el título porque me considero un perplejo ante la perplejidad. En estos tiempos de postureo de hashtag, la grey, incluida la periodística, está perpleja porque la extrema derecha exige listas de trabajadores contra la violencia de género; también, antes, hubo un postureo, algo menor, ante el estreno del senador de extrema derecha, por designación del Parlamento andaluz, ellos dirían por el tercio regional, por la fallida declaración contra la fobia en el deporte contra los deportistas LGTBI, y las letras que nos quedan por añadir. 

Nuestro paisano Moshe, Musa en árabe, que era su lengua, y Moisés en la nuestra, estaría hoy igual de perplejo. Lo que nos perdimos con la expulsión de nuestros compatriotas judíos. Pero esa es la historia de este país, expulsar a los disidentes. Pero, ¿cómo se puede estar perplejo? De verdad que los periodistas, opinadores, sabios en general, políticos,  no se han leído el programa de la extrema derecha . Resultaba patético oír las declaraciones de “perplejidad” de senadores, diputados, y congéneres institucionales, incluidos presidente y vicepresidente. Qué le han contando los negociadores madrileños del PP a Juan Manuel Moreno Bonilla, y por cierto, a Elías Bendodo, que debería saber algo de esto, de las listas, entre otras cosas. 

Seguir leyendo »

La lista de Vox

Vivimos un 'machismo voxiferante' que necesita del eco de sus palabras para reconocerse, como quien necesita de un espejo para saberse. Su ideología es la "anti-ideología", sólo saben ir en contra de alguien o de algo: de la Igualdad, de las mujeres, a quienes acusan de denunciar falsamente para "quedarse con la casa, los niños y la paga", de los extranjeros, de los independentistas, de los "partidos traidores"… y así una lista interminable para identificarse en el "no ser" sin saber muy bien lo que son ni quiénes son, tal y como indican los perfiles publicados de sus votantes.

Por eso necesitan agarrarse a algo sólido, y lo único que aparece de forma estructural y mantenida en el tiempo, y lo único que realmente amenaza su construcción machista de poder sustentada sobre la desigualdad es la Igualdad. Este es el motivo por el que el eco de sus palabras es el mismo aquí en España que en los Estados Unidos de Trump, en el Brasil de Bolsonaro, en la Francia de Le Pen, en la Italia de Salvini o en la Hungría de Orbán. Ninguno de esos países tiene el problema del independentismo, tampoco el de la memoria histórica, pero en todos ellos se vive el avance de las mujeres, del feminismo y de la Igualdad como una amenaza.

Esa es la razón que lleva a hacer del ataque a la Igualdad uno de los elementos principales de su identidad política. El problema que tiene es que las consecuencias de la desigualdad son objetivas y manifiestas en todos los ámbitos (discriminación, precariedad laboral, brecha salarial, abusos, acoso, agresiones sexuales, maltrato, femicidios…) por eso necesitan crear una realidad paralela para retener la mirada de sus seguidores y seguidoras, y generar la confusión necesaria para que sus propuestas tengan también algo de eco.

Seguir leyendo »

La petición de Vox en el Parlamento andaluz o su primera factura

Vox enmarca la petición de información sobre trabajadores de Violencia de Género en "fiscalizar destino de fondos públicos"

A veces, respecto a los derechos adquiridos, nos comportamos como Juan sin miedo, el niño del cuento. Una vez avanzado, es difícil volver atrás. Por eso no hay esa sensación de que, por un viraje de la historia, esos derechos se puedan perder. Viene al caso de la petición de Vox en el registro del Parlamento de Andalucía solicitando una lista del personal que se dedica a la valoración de la violencia de género. Quien pensara que el acuerdo "rebajado" con Vox –como explicaron entonces y ahora fuentes del PP– iba a conformar al partido de extrema derecha y a dejarlo al margen o "pacificado" durante esta legislatura, descubrió este viernes que pecaba de ingenuidad.

El partido liderado en Andalucía por Francisco Serrano ha pedido a través del Parlamento al Gobierno "una relación detallada con nombres, apellidos, número de colegiados en sus respectivos colegios profesionales, si estuvieren dados de alta en ellos con la reseña de dichos colegios profesionales, y si no también, de todos los psicólogos, trabajadores sociales y médicos forenses que han integrado las Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género; Equipos Psicosociales de los juzgados de Familia y equipos de menores en las ocho provincias de Andalucía, entre el año 2012 y 2019 completos". Esta es la solicitud literal.

Y al leerla me surgen, cuando menos, un buen puñado de preguntas:

Seguir leyendo »

Elecciones de pasión

La mejor réplica de Albert Rivera a la gestión de Pedro Sánchez no se produjo durante la sesión de control a la que el presidente del Gobierno se sometió este miércoles en el Congreso de los DiputadosEl líder de Ciudadanos, es de suponer que involuntariamente, respondió de buenas a primeras con un idilio en papel cuché a la campaña socialista que girará en torno a la armonía de conocidas canciones de amor. Los gurús mediáticos del PSOE pretendían contrarrestar con baladas y cantables la propensión al bakalao faltón que caracteriza los insultos de Pablo Casado, presidente del Partido Popular, contra el actual inquilino de La Moncloa. Pero malhaya, se encontraron vencidos por un cotilleo, algo más contundente que una fake new en el pais de la vieja del visillo. 

Claro que el electorado puede confundirse entre la foto de Rivera con Vox en la plaza de Colón y la que ilustra las portadas del corazón, con la más célebre coacher del programa concurso "La Voz"  y una de las mejores voces de lo que antaño se llamaba la música melódica. La vida misma es, sin duda, el mejor gurú mediático: la realidad escribe derecho con los renglones torcidos, una frase que podría por otra parte ser un excelente ejemplo de la deriva ideológica de Ciudadanos.

Pedro Sánchez presentó las líneas maestras de su precampaña justo el mismo día que salió a librerías el Manual de resistencia, la obra que ha escrito con la rigurosa y pedagógica Irene Lozano y en la que los cazadores de errores y de erratas han celebrado que atribuyan a San Juan de la Cruz una frase célebre de Fray Luis de León. Nunca los periodistas leímos tanto en un solo día. Todo parece celebratorio en el mes de San Valentín: quizá por ello, la campaña del PSOE tenga más que ver con un manual de buenas costumbres. Si van a ser tan educados como proponen en los boxes de salida hacia las próximas elecciones, pueden tener menos suerte que un pagafantas en un guateque de los 70. En las elecciones andaluzas, el mensaje de felicidad al estilo Luis Aguilé les llevó directamente a la desdicha.  

Seguir leyendo »

Hora de elegir: ¿Amenaza o convivencia?

Santiago Abascal, Pablo Casado y Albert Rivera, en la manifestación en Colón contra Pedro Sánchez.

El 28 de abril se elegirá gobierno de España, un mes antes de municipales, autonómicas y europeas. Bochornoso cómo se desencadenó todo: el modo en que PP y Ciudadanos crearon, por el relator, un paralelismo con Venezuela llamando al presidente Sánchez "ilegítimo" y lanzando el órdago de Colón, la irresponsable manera en que los independentistas catalanes tumbaron los presupuestos por el arranque del juicio a sus políticos, la guinda del insulto de la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, "Aquí no se habla como en las Tres Mil Viviendas, esto es el Congreso" que era una enmienda a toda Andalucía. Como si ella hablara neutro. Como si alguien lo hiciera.

Ofensa inadmisible, pero menor que el "descubrimiento por Madrid" de Montero. Abochorna que asombre la profesionalidad por periférica o por mujer -Irene Montero fue "revelación" en la moción de censura de Podemos a Rajoy en 2017-. Mucho prejuicio capitalino notamos desde la España no vacía, sino llena de subestimadas provincias.

El 28 estamos todos convocados y, por si sirve de aviso a los 36,5 millones de españoles con derecho a voto, la experiencia del 2 de diciembre, de los 6,5 millones del censo andaluz, hay que tomarse en serio la amenaza de ascenso del neofascismo de Vox. Poco antes de los comicios autonómicos, cuando salió su vídeo, chapucero, reivindicando la reconquista de Al-Andalus a caballo, yo quería creer, y así lo publiqué, que los demócratas les pararíamos los pies. Sin embargo, del único parlamentario que le daban las encuestas más favorables, pasaron a tener acta de diputados doce nostálgicos de la dictadura de Franco.

Seguir leyendo »

Defina normalidad democrática

Ya se sabe que las palabras las carga el diablo o más bien, la mente de quien dispara. Por eso el lenguaje tiene estas cosas, esta riqueza: un concepto puede tener varios significados dependiendo del contexto y de las circunstancias. Sin embargo, reconozco que algunas veces me resulta muy difícil encajar este asunto y ver todos los matices. Y en el contexto político actual el tema de las diferencias se está complicando.

Es el caso de la "normalidad democrática", un concepto que se empuña cual espada en los últimos meses en todo mitin de altura. Desde que llegara Juan Manuel Moreno Bonilla (PP) al Gobierno andaluz, con el apoyo de Ciudadanos y Vox, no se ha cansado de repetir que el acuerdo con el partido de extrema derecha Vox entra dentro de la "normalidad democrática" porque, efectivamente, ha sido elegido por cientos de miles de votantes en la comunidad autónoma. Sin embargo, y aquí empieza el conflicto, para PP, Cs y Vox negociar con partidos independentistas que también han sido elegidos por los votantes y tienen representación en cámaras como el Congreso no es normalidad democrática.

Normalidad es gobernar con 26 diputados de 109, un 23 por ciento del Parlamento andaluz (como en el caso del PP), pero por lo visto no lo es gobernar con 87 escaños de 350 (casi un 25%), como está haciendo Pedro Sánchez.

Seguir leyendo »

Juego de traidores

45 Comentarios

Pablo Casado saluda a los asistentes a la manifestación de Plaza de Colón

Por mucho que se estruje la palabra, y se suelen estrujar a veces como la caña de azúcar, hasta que rezumen, "relator" no es lo mismo que mediador, y mucho menos que  intermediario ni comisionista. Lo deja claro el diccionario de la RAE pero, por si fuera que algún académico hubiera dado un golpe lingüístico (madera hay)  y despertare desconfianza, me he transportado al Tesoro de la Lengua Castellana de Sebastián de Covarrubias. Dice: "Oficio de los consejos y audiencias, el que refiere una causa bien y fielmente, sin daño de ninguna de las partes". ¿Entonces? Daba igual.

De una parte, era la excusa perfecta de los temerosos profesionales de la ruptura de España, temor  que ocurre cada quince minutos, más o menos. De otra, de los intermediarios profesionales, no es cuestión de perder mercado; temor en los que encargaron alguna mediación alguna vez a obispos, empresarios, periodistas, compañeros dispuestos a la exposición, mientras ellos acechaban acobardados tras la cortina. Los que estaban al otro lado del teléfono de Jesús Eguiguren en cada  descanso de las conversaciones con Arnaldo Otegui en un  caserío, sí, no en ninguna institución; y bien que las había, y mesas antiterroristas y otras. Mereció la pena. Llegó la paz y la derrota del terrorismo.

Los intermediarios de bienes políticos, según Bourdieu, se han sentido amenazados, alarmados, perdían clientela, la exclusividad, y poder de negociación profesional desde luego; también perdían valor, como las licencias de los taxis. Sus promesas -mercancía negociadora-  quedaban en entredicho. Pero  promesas, ¿cuáles y a quién

Seguir leyendo »

Prohibido salvar vidas

Estamos tan preocupados por la vulneración de los derechos humanos y las muertes en Venezuela, que nos olvidamos de las de la frontera sur, las que siguen produciéndose frente a las costas andaluzas, en Canarias o junto a las ciudades autónomas de Melilla y de Ceuta, justo cuando se cumplen cinco años de la impune mortandad de El Tarajal, cuya causa hemos resuelto con un solemne carpetazo judicial y una sobredosis de la metadona del olvido.

Este martes, la activista Helena Maleno recordaba a aquellos 15 cuerpos sin vida y tantos otros que no llegaron a aparecer, con un twitter bien explícito: “Solo en 2018 contabilizamos 843 víctimas en las fronteras. El 6 de febrero debe de ser un día para recordarlas a todas”. 

De aquel estimulante Bienvenido Mr. Marshall que precedió a la llegada del Acquarius al puerto de Valencia hemos pasado a la consigna de prohibido salvar vidas que el Gobierno entona cuando, a la salud de lo que queda de la Unión Europea, prohíbe salir de puertos españoles, bajo diferentes argucias, a los barcos de Open Arms y de otras ONGs que se dedican a rescatar en aguas del Mediterráneo a las almadías que Europa entrega como sacrificios humanos al viejo dios de la falta de derechos civiles.

Seguir leyendo »

Mucho más que graneles, señor Garicano

Luis Garicano

El profesor de Economía Luis Garicano Gabilondo se presentará, previsiblemente, a las elecciones europeas del mes de mayo como número uno de la lista de Ciudadanos, partido de cuya ejecutiva es miembro, además de ser su máximo responsable para temas económicos. Pasó por Sevilla la semana pasada, en lo que en realidad no es sino su lanzamiento de campaña para presentar su nuevo libro, “El contrataque liberal”, en el que expone la filosofía política que pretende llevar a Estrasburgo y Bruselas.

Desgraciadamente, en su mochila carga con algunos conceptos sobre la economía andaluza que están más anclados en falsos tópicos que sustentados por la realidad de lo que de verdad ocurre. Y es grave, pues a él corresponderá defender y liderar los intereses españoles, y andaluces, desde la representación de Ciudadanos en las sedes del Parlamento Europeo de Bruselas y Estrasburgo.

Garicano, como si nada hubiera cambiado desde 1980, afirma que en Andalucía “tenemos muchísimas más aceitunas que Francia, que Italia … y no tenemos la industria agroalimentaria que tienen Francia e Italia a pesar de que tenemos más olivas. En Andalucía hay que desmontar bastante administración paralela y red clientelar, y hay que enfatizar bastante el sector privado. Sí ves la desproporción entre la producción española de aceite de oliva y la de Italia y Francia estamos en otra liga. Exportamos mucho en granel”.

Seguir leyendo »